Nuevo Clase C Cabrio de Mercedes-Benz

portada_mercedes

Mercedes-Benz inaugura la temporada de conducción a cielo abierto con el primer descapotable de la Clase C, completando así la gama de modelos con capota textil clásica.

Este deportivo modelo de cuatro plazas se basa en la acreditada versión con carrocería de coupé. El cabrio destaca por su presencia expresiva y un carácter autónomo, tanto con la capota abierta como cerrada. Opcionalmente es posible equiparlo con el paravientos eléctrico AIRCAP y con la calefacción integrada en el reposacabezas AIRSCARF, que hacen posible disfrutar de un confort excepcional a cielo abierto los 365 días del año. Los motores potentes y eficientes disponibles en una gama de potencia de 115 a 375 kW (156 a 510 CV), así como un tren de rodaje de configuración dinámica ?opcionalmente con suspensión neumática AIRMATIC?, aseguran prestaciones ágiles y deportivas. El cambio automático 9G-TRONIC se encuentra disponible para todas las variantes de motor. Tampoco faltan a bordo acreditados sistemas de asistencia a la conducción y un moderno sistema de infoentretenimiento.  La nueva Clase C Cabrio saldrá al mercado en verano de 2016.

La Clase C Cabrio es el nuevo modelo de acceso al universo de los descapotables Mercedes-Benz. Sus formas encarnan la esencia de la filosofía de diseño de Mercedes-Benz, basada en la claridad sensual, como definición del lujo: sugestivo y al mismo tiempo relajante.  El nuevo modelo ostenta al mismo tiempo un carácter propio, marcadamente deportivo, con un carisma juvenil y desenfadado.

La capota tersa con luneta de cristal se integra armoniosamente en la zaga del vehículo, con un diseño autónomo y deportivo gracias a los hombros anchos y a los pilotos traseros planos de diodos luminosos. El maletero tiene una capacidad de 360 litros (285 litros con la capota abierta), un valor excepcional en el segmento de los descapotables y que subraya la idoneidad del vehículo para el uso diario.

En la vista lateral destaca la dropping line, que se prolonga hasta más allá del pasarruedas trasero y traza un perfil perfectamente definido y característico de Mercedes-Benz. Se ha rebajado de serie la altura del tren de rodaje en 15 milímetros en comparación con la berlina; de ese modo, el vehículo se halla a un nivel deportivo, incluso con los neumáticos de serie de 17 pulgadas. Además de acentuar el carácter dinámico del cabrio, la baja altura contribuye al excelente coeficiente de resistencia aerodinámica cx de 0,28.

Comenta o Pregúntanos