Volkswagen Golf 2017

volkswagen-golf-2017-gti-frontal-lateral-328229

Volkswagen renueva la séptima generación del Golf. Su aspecto es ligeramente diferente, hay novedades y mejoras en el equipamiento y cambios en los motores y una nueva caja de cambios. Se podrá adquirir a partir de noviembre pero no llegará a los concesionarios hasta marzo de 2017.

El Golf 2017 tiene nuevos paragolpes, aletas delanteras y sistemas de alumbrado. Los faros de xenón (opcionales o de serie según versiones) son reemplazados por unos de ledes, tecnología que se emplea para los pilotos en todos los niveles de equipamiento si bien existen dos variantes: la básica y una en la que hay animaciones para el intermitente —se ilumina progresivamente en el sentido del giro— y para la luz de marcha atrás —Volkswagen dice que hay «una llamativa dinámica visual entre las luces de retroceso LED y la luz de freno LED». También hay llantas de diseño diferente y nuevos colores para la carrocería.

La principal novedad en la gama de motores es la aparición de uno de gasolina de 1,5 litros de cilindrada y 131 o 150 CV que Volkswagen llama 1.5 TSI EVO para reemplazar al 1.4 TSI. Como éste, tiene inyección directa y el sistema de desconexión de dos de sus cilindros cuando la demanda de par es baja (información de este sistema), pero funciona bajo un ciclo «derivado» del Miller (no el Otto del 1.4 TSI) y tiene un turbocompresor con álabes de posición variable, una solución que actualmente sólo utiliza Porsche en algunos de sus modelos.

La variante de 131 CV corresponde a la versión Bluemotion, orientada a lograr un consumo más bajo de combustible. Además de su menor potencia, se distingue porque durante el avance por inercia (una función que hace que el coche se desplace en punto muerto al levantar el pie del acelerador) se produce también el apagado del motor. Según Volkswagen es el primer no-híbrido en el que esto es así, dado que la dirección y el servofreno requieren energía para seguir funcionando (en un híbrido la obtienen de la batería de alta capacidad); lo que Volkswagen no aclara es qué solución técnica ha empleado para solventar este obstáculo. También hay modificaciones en los motores del Golf GTI, que ahora dan 230 y 245 CV en vez de 220 y 230 CV (GTI normal y GTI Performance).

Otra novedad técnica es la sustitución de la caja de cambios automática de doble embrague DSG de seis velocidades por una de siete. Hasta ahora, la DSG de siete marchas (información técnica del cambio DSG 7 velocidades) se empleaba únicamente en las versiones con par motor máximo de 250 Nm, por lo que no se podía combinar con los motores de gasolina de más de 180 CV y los Diesel de más de 150 CV. La caja DSG de seis relaciones era de embragues multidisco bañados en aceite y la de siete de embragues monodisco secos; el funcionamiento de la primera es más suave que el de la segunda; de esta nueva caja no tenemos información salvo que reduce el consumo un 10 % (por lo que posiblemente sea también seca).

El tercer campo en el que hay novedades, tras el diseño y la parte mecánica, es el de los asistentes a la conducción. El Golf 2017 podrá tener frenada de emergencia con detección de peatones; un sistema de conducción automática en atascos —funciona a menos de 60 km/h en vías tipo autopista y maneja acelerador, freno y dirección para centrar el coche en el carril y mantiene la distancia de seguridad con el vehículo precedente; solo está disponible en combinación con el cambio automático—; la función «Emergency Assist» que detecta si el conductor desatiende su tarea, en cuyo caso da diversas señales de aviso para alertarlo. Si no responde, puede llegar a detener el coche automáticamente avisando al resto de conductores mediante la conexión de las luces de emergencia y pequeños cambios de dirección; otro elemento nuevo es la ayuda a la conducción marcha atrás con remolque: el conductor selecciona con el mando giratorio de los retrovisores la dirección en la que quiere retroceder (se muestra en la pantalla) y el coche acciona automáticamente la dirección para seguirla; por último, hay una nueva versión del sistema de aparcamiento semiautomático: ahora es capaz de aparcar en espacios más pequeños, salir automáticamente del hueco o aparcar de frente en plazas perpendiculares al sentido de la calle.

Los sistemas multimedia tienen pantallas más grandes que en el Golf 2013 (las que antes eran de 5” ahora son 6,5”, las de 6,5” son de 8,0” y la de 8” tiene 9,2” y una resolución de 1280 x 640 píxeles en vez de 800 x 480 del resto). En el caso del sistema más evolucionado —llamado «Discover Pro»— es posible manejarlo también por gestos (algo que por ahora solo ofrece BMW en su Serie 7 2015 y próximamente en el Serie 5 2017 ). Además puede haber dos zonas de recarga inalámbrica para móviles con conexión a la antena exterior del coche para mejorar la recepción y transmisión.

El cuadro de instrumentos puede ser una pantalla de 12,3 “ (imagen; la misma que tiene el Passat 2015). Y el mando a distancia memoriza distintas configuraciones —asientos (si son eléctricos), retrovisores, climatizador, radio, asistentes o luz ambiental entre otros—, lo que hace más cómodo el uso del coche por dos personas distintas (el mando de cada una almacena sus preferencias).

[Fuente: KM77.com]

Comenta o Pregúntanos