Ya puedes comprar un Tesla en España: ¿merece la pena pasarse al coche eléctrico?

imagen-sin-titulo

Se terminó la espera. Comprar un Tesla en España ya no es un galimatías como el de antaño, que obligaba a hacer el pedido fuera de nuestro país y desplazarse al extranjero para recogerlo. No. Desde ayer, ya puedes efectuar un pedido desde nuestro país para conducir un Model S o un Model X, los dos modelos del fabricante que ya están en el mercado. Una vez aterrizados en España, una nueva pregunta asoma en el horizonte. ¿De verdad merece la pena hacerse con uno?

“En función del contexto, los vehículos eléctricos son muy limitados”, opina Rubén Fidalgo, experto del sector de la automoción, a Teknautas. Fidalgo identifica diferentes escenarios en los que el coche eléctrico actual tiene sentido en España. Fidalgo cree que, ahora mismo, el eléctrico es interesante “si la distancia de tus trayectos no superan la autonomía del vehículo”. En el caso de los Tesla, el modelo más básico del S cuenta con 408 kilómetros mientras que el P100D se va hasta los 613 kilómetros.

No todo es autonomía a la hora de hablar de un Tesla o de cualquier otro vehículo eléctrico: las estaciones de recarga en España todavía escasean en la península aunque poco a poco proliferan los puntos, con preferencia en las grandes ciudades. “Si quieres hacer viajes frecuentes de unos 400 kilómetros, todavía estás un poco limitado porque la red de supercargadores no cubre toda España”, argumenta Fidalgo. Pero, vayamos por partes para tratar de responder las dudas más comunes sobre los coches eléctricos de la firma que lidera Elon Musk.

¿Cuánto cuestan?

Los Tesla no son baratos y, como sucede en la industria del automóvil, su precio depende de un buen número de complementos adicionales que se sumen al acabado que hayamos escogido. El modelo más económico del Model S se puede conseguir desde 80.550 euros, tasas incluidas. El Model X todavía se va más arriba: 103.550, tasas incluidas.

En el precio no entran las baterías de mayor capacidad (en el caso del Model S el precio final sería de 154.940 por 158.990 del Model X) así como otros añadidos que el conductor debe añadir para refinar la experiencia. No, el piloto automático no viene incluido en el precio base sino que hay que añadirlo. Otras opciones incluyen la posibilidad de añadir asientos en el maletero para aumentar la capacidad a siete plazas o mejoras en el confort y el sonido.

¿Se pilotan solos?

De serie, no. Ni el Model S ni el Model X vienen con el piloto automático incluido, que es un extra que el conductor deberá añadir mientras configura el vehículo. Por el momento, Tesla ofrece dos pilotos automáticos diferentes. El primero cuesta 5.600 euros adicionales y es el que Teknautas probó hace unos meses. Incluye un conjunto de cámaras y radares para que el vehículo circule solo, especialmente en carretera.

El segundo cuesta 3.400 euros adicionales y es el que Tesla anunció hace unas pocas semanas, que convierte al coche en completamente autónomo. Aumenta el número de cámaras hasta el extremo de que el vehículo puede aparcar solo o recoger al conductor. Ojo, porque Tesla ya avisa de que la legislación vigente en cada país puede suponer alguna traba para esta mejora.

¿Puedo viajar de Madrid a Cádiz?

Por los pelos, pero no. El vehículo de mayor autonomía, el Model S P100D, te permite cubrir hasta 610 kilómetros, por lo que no podrías recorrer los 650 que separan, aproximadamente, ambas ciudades. La autonomía depende del tamaño de las baterías que contratemos y, de nuevo, las diferencias de precio son notables. En el Model S se comienza por 408 kilómetros y se pueden conseguir hasta 613 de autonomía. Otros modelos intermedios ofrecen 490 o 557 kilómetros.

En el caso del Model X, la respuesta es negativa. Del todo. El modelo de mayor autonomía permite recorrer 542 kilómetros mientras que el más ‘apañado’ puede circular hasta 417 kilómetros sin repostar. Existe un modelo intermedio que llega hasta los 489 kilómetros.

¿Cuántos cargadores hay repartidos en España?

Por el momento, los cargadores de Tesla solo cubren el corredor mediterráneo. Si nos atenemos a los datos que el fabricante ofrece en su web, solo hay siete cargadores en todo el país. El más septentrional se encuentra en Girona mientras que uno situado en Venta del Peral, en la provincia de Granada, marca el límite hasta el que pueden conducir los usuarios de uno de estos vehículos.

La firma siempre ha seguido una política similar a la hora de establecer su red de cargadores: situarla de manera que se pueda viajar de uno a otro sin que la batería se agote. Por ello, lo lógico es que, ahora que la expansión ha llegado hasta el sur de España, se inicie una lenta pero imparable ‘conquista del oeste’ hasta llegar a Portugal y Galicia.

¿Es un coche para viajar por ciudad?

Como explica Fidalgo, es complicado comparar un Tesla con otros vehículos eléctricos en el mercado porque su concepción dista mucho de la mayoría. Mientras los Nissan Leaf, Volkswagen eGolf, BMW i3 o Renault Zoe son opciones relativamente asequibles, ninguno ofrece el kilometraje de un Tesla. “Los fabricantes aseguran que pueden conseguir 300 kilómetros de autonomía pero se suelen mover entre los 150 y 200 kilómetros”, señala Fidalgo.

El punto que tienen en común los vehículos citados en el punto anterior es el tamaño y su manejabilidad. Hablamos de vehículos compactos, de utilitarios especialmente pensados para moverse en entornos urbanos donde los desplazamientos son cortos y donde no debería existir el riesgo de quedarse sin carga en las baterías.

¿Puedo acogerme al plan Movea?

No, y ese es uno de los puntos que preocupan a los fabricantes de vehículos eléctricos en España. El plan mantiene un tope de 30.000 euros para la adquisición del vehículo, por lo que cualquier coche que supere ese precio no está incluido en la ayuda.

“Se está negociando su eliminación. No va a ser fácil pero es una limitación que no tiene mucho sentido”, explican fuentes del sector a Teknautas. La postura de los fabricantes parece clara: si se quiere promover el vehículo eléctrico no se deberían poner restricciones a las ayudas. Si el precio del Model 3 se mantiene en los 35.000 dólares anunciados por Musk hace unos meses, y con la legislación en la mano, es probable que muchos conductores españoles no puedan recibir los 5.000 euros de ayuda estatal.

¿Es verdad que acumulan malas notas?

Sí y no. Consumer Reports, el equivalente de la OCU en Estados Unidos, puso una malísima nota a Tesla en su clasificación de fabricantes de vehículos de este 2015. Lo hizo, en gran medida, por el Model X, un coche que, según la asociación de consumidores estaba plagado de errores. Entre los más destacados se encontraban las alas de gaviota de las puertas traseras, que han sido un quebradero de cabeza para la firma y que incluso Elon Musk ha reconocido. Otros problemas de fiabilidad también lastraron la puntuación del vehículo más caro del catálogo.

Pero la misma Consumer Reports le dio una recomendación al Model S en 2016. Jake Fisher, director del área de automoción de la publicación, ha señalado los rápidos cambios introducidos por el fabricante para mejorar la fiabilidad del vehículo. Según Fisher, esa velocidad es de agradecer en una marca tan joven: “Cuando ves que nombres como Fiat Chrysler son incapaces de hacer fiables coches muy convencionales te das cuenta del logro que ha conseguido Tesla con el Model S”.

Fidalgo opina que el fabricante todavía está en la transición de ser un fabricante cuasi artesanal a convertirse en un gigante de la automoción: “Cuando te fijas en los acabados interiores, te das cuenta de que es una empresa que fabrica sus coches de manera artesanal. Cuando quieres fabricar un coche de manera masiva, no puedes detenerte durante horas a pulir todos los detalles”.

¿Qué alternativas hay a Tesla?

Salvo Tesla, el vehículo eléctrico todavía apuesta por la vía del utilitario y del consumo urbano. El Nissan Leaf, el Volkswagen e-Up!, el Mitsubishi i-MiEV, el Peugeot iOn, el Citroen C-Zero, el BMW i3, el Renault Zoe o el futuro Chevrolet Bolt son solo algunos ejemplos de vehículos ya presentes en el mercado y que se amoldan a esa concepción de vehículos compactos pensados para desplazamientos cortos.

Como explica Fidalgo, los Tesla no son coches muy cómodos para la gran ciudad. “Normalmente, no te mueves en una gran berlina y para viajes largos tiene el problema de la autonomía. Pero hablamos de un coche muy exclusivo. Si tu alternativa para moverte por la ciudad es un Porsche Cayenne, con el Model X tienes más exclusividad, llamas más la atención y, además, es más cómodo”. Estos son algunos de los modelos más destacados del momento:

Nissan Leaf

Es uno de los vehículos más populares del mercado dentro de su categoría. Se puede comprar desde 22.150 euros aunque en función de los añadidos el precio se puede ir hasta los 31.200 euros.

Coches y características
Modelo y Características Precio Autonomía Velocidad máxima
Tesla Model S Desde 80.540€ Entre 408 y 613 kilómetros 250 km/h
Tesla Model X Desde 103.540€ Entre 417 y 542 kilómetros 250 km/h
Renault Zoe Desde 19.375€ Entre 240 y 400 kilómetros 135 km/h
Nissan Leaf Desde 22.150€ Entre 199 y 250 kilómetros 144 km/h
BMW i3 Desde 35.500€ Entre 130 y 300 kilómetros 150 km/h

El Leaf tiene una autonomía de 250 kilómetros y su palmarés (coche del año en Europa y el mundo en 2011) habla por sí mismo. No en vano, es el coche eléctrico más vendido de la historia hasta la fecha con cerca de 240.000 unidades desde que entró en funcionamiento, a partir de 2010.

Renault Zoe

El fabricante francés acaba de incluir una nueva versión del vehículo con baterías de mayor capacidad. El Zoe, un utilitario líder de ventas en Francia, es capaz de llegar hasta los 400 kilómetros con una sola carga.

La variante Societé del vehículo es el modelo más asequible, ya que se puede comprar por 19.375 euros. En función del modelo, el coste final se puede ir hasta los 29.225 euros. En junio de 2016, Renault ya había vendido 50.000 unidades del Zoe.

BMW i3

El pequeño coche eléctrico de BMW es uno de los más caros dentro de su sector y muy compacto, pensado especialmente para uso en ciudades. Hay dos modelos del i3, uno completamente eléctrico y un segundo que tiene un generador de electricidad que funciona com combustible.

Aunque en autonomía todavía pierde respecto al Zoe, el i3 puede presumir de ser uno de los vehículos pequeños capaces de conseguir una mayor velocidad punta: hasta 150 kilómetros por hora.

[Fuente: Elconfidencial.com]

Comenta o Pregúntanos