Alfa Romeo regresa a la F1

Sonaban cada vez con más fuerza, hoy especialmente, y Sauber ha hecho oficial los rumores por medio de un comunicado: en 2018 pasarán a llamarse Alfa Romeo Sauber F1 Team. Será así tras alcanzar un acuerdo técnico y comercial por varios años, sin concretar cuántos, con la marca del grupo Fiat, que regresa a la Fórmula 1 más de 30 años después de su última participación. El nuevo monoplaza del equipo de Hinwil llevará en su interior el motor de Ferrari, como ya se sabía, y en el exterior el logotipo de Alfa Romeo.

Sergio Marchionne, presidente de Ferrari y CEO del grupo Fiat, comenta así la noticia: “Este acuerdo es un paso significativo en la remodelación de Alfa Romeo, una marca legendaria que ha ayudado a hacer historia de este deporte. La marca también se beneficiará del intercambio de tecnología y conocimiento estratégico con un socio de experiencia indiscutible. Los fans de Alfa Romeo tendrán la oportunidad de apoyar a un fabricante que está decidido a escribir un capítulo nuevo y emocionante en su legendaria y única historia deportiva”.

“Estamos muy contentos de darle la bienvenida a Alfa Romeo al equipo Sauber. Tiene una larga historia de éxitos en los grandes premios y estamos muy orgullosos de que esta compañía de renombre internacional haya elegido trabajar con nosotros para su regreso a la cima del automovilismo. Confiamos en que juntos podamos lograr un gran éxito para el Alfa Romeo Sauber F1 Team y esperamos tener una asociación larga y exitosa”, dice por su parte Pascal Picci, presidente de Sauber Holding AG.

La relación de Alfa Romeo con la F1 es tan antigua como el propio deporte, ya que fue una de las marcas que estuvo en la temporada inaugural del Mundial en 1950 y además la ganó con Giuseppe Farina, como hizo también al año siguiente con Juan Manuel Fangio. En su segunda época, fue suministrador de motores durante 18 años (del 61 al 79) y en la siguiente, del 79 al 85, compitió como constructor obteniendo un sexto puesto como mejor resultado en el campeonato de constructores. Aquella vez ya no será la última.

Lo que queda por saber es quiénes serán los pilotos que representen a la marca de automóviles de lujo en los circuitos, porque nada ha dicho Sauber en su anuncio sobre el tema. La información que se maneja en el paddock es que serán Charles Leclerc, el campeón de la Fórmula 2 y mejor piloto joven de la factoría Ferrari, y Marcus Ericsson. El primero, para contentar las exigencias de la Scuderia y el segundo, para dar continuidad a sus patrocinadores. Lo que se da por hecho es que Pascal Wehrlein no tendrá sitio.

[Fuente: AS.com]

Comenta o Pregúntanos