Las generaciones anteriores del BMW M5

El BMW M5 lleva siendo el paradigma de la berlina deportiva desde hace más de 30 años.

Desde 1984, el BMW M5 se ha erigido como el clásico representante de las berlinas de altas prestaciones que prefieren no destacar por su potencial deportivo. Las distintas generaciones del BMW M5 siempre han poseído genes de carreras de pura raza y se han desenvuelto de una forma impresionante tanto en el circuito como en la carretera. El nuevo BMW M5 representa la sexta generación de la versión más poderosa de la Serie 5. Y, al igual que las versiones anteriores, este nuevo modelo promete seguir el récord de BMW M GmbH de fabricar vehículos deportivos característicos que de verdad se puedan utilizar en el día a día. A continuación echamos la vista atrás sobre las cinco generaciones anteriores del BMW M5.

1984: BMW M5 E28S

En 1979, BMW Motorsport GmbH ya había presentado el M535i, una versión especialmente deportiva del BMW Serie 5, y así continuó en 1984 con otro M535i basado en el sucesor del E12 (E28), antes de que llegara la primera generación del BMW M5 (el E28S) en otoño de ese mismo año. Estaba propulsado por el célebre motor de seis cilindros en línea de cuatro válvulas con una cilindrada de 3,5 litros y 213 kW (286 CV) de potencia, que también se había probado en carreras y que se asemejaba al M1, un vehículo deportivo con motor central. Equipado con válvulas de mariposa individuales, el motor impulsaba al M5 original de 0 a 100 km/h en tan solo 6,5 segundos y alcanzaba una velocidad máxima de 245 km/h. Así, el primer BMW M5 se convirtió en la berlina de cuatro puertas producida en serie más rápida de la historia.

1988: BMW M5 E34S/E34/5S

La introducción de la segunda generación del M5 (la E34S) en 1988 supuso el aumento de potencia por parte de BMW Motorsport GmbH. Con su motor de seis cilindros en línea, y una cilindrada aumentada hasta los 3,6 litros, el nuevo coche desarrollaba 235 kW (315 CV); suficiente para impulsar el M5 por primera vez hasta los 250 km/h. Una actualización de este vehículo en 1992 (conocido como el E34/5S) supuso el aumento de la cilindrada hasta los 3,8 litros y la potencia hasta los 254 kW (340 CV). Y, desde 1992, el BMW Serie 5 también estaba disponible en una versión Touring, cuya rareza (se produjeron poco menos de 900 unidades) lo ha convertido en un clásico muy apreciado.

1998: BMW M5 E39S

La filial deportiva de BMW AG, rebautizada como BMW M GmbH en 1993, se mantuvo fiel a su tradición con la tercera generación del M5, presentada en 1998. El BMW M5 E39S compartía todas las características de estilo de sus predecesores. Sin embargo, debajo del capó de este nuevo vehículo se encontraba un motor V8 de cuatro válvulas con cinco litros de cilindrada, que entregaba un máximo de 299 kW (400 CV) y 500 Nm de par máximo a las ruedas traseras a través de una caja de cambios manual de seis velocidades. La velocidad máxima de este nuevo BMW M5, que tardaba 5,3 segundos en pasar de 0 a 100 km/h, estaba una vez más limitada electrónicamente a 250 km/h.

2005: BMW M5 E60/E61

Para el cuarto BMW M5 (el E60), M GmbH confió en un motor V10 de nuevo desarrollo y alto régimen con cinco litros de cilindrada, que alcanzaba su potencia máxima de 378 kW (507 CV) a unas extraordinarias 7.750 rpm. Este motor de cuatro válvulas propulsaba la cuarta generación del BMW M5 de 0 a 100 km/h en tan solo 4,7 segundos. Por primera vez, los conductores del BMW M5 podrían desactivar el limitador de velocidad añadiéndole el paquete M Driver, lo que permitía al BMW M5 alcanzar una velocidad máxima de 305 km/h. Otro elemento añadido fue la caja de cambios automática secuencial M (SMG) con siete velocidades y el sistema Launch Control para lograr la máxima aceleración desde parado. Este BMW M5 también estuvo disponible en versión Touring (E61) a partir de 2007.

2011: BMW M5 F10M

La quinta generación del BMW M5 (el F10M) entró en escena en 2011. Como sustituto del motor V10, esta versión montaba un V8 de 4,4 litros bi-turbo que permitió al BMW M5 alcanzar nuevas cotas. El nuevo BMW M5 ahora desarrollaba casi el doble de potencia (517 kW – 560 CV) del BMW M5 original. Su par máximo de 680 Nm también era prácticamente el doble del que el ofrecía el E28S (340 Nm). La tecnología M TwinPower Turbo permitió al último BMW M5 con un cambio de doble embrague M de siete velocidades pasar de 0 a 100 km/h en apenas 4,3 segundos y alcanzar un máximo de 315 km/h. Las mejoras siguieron en 2013 gracias al Paquete de competición para el M5, que permitía alcanzar los 423 kW (575 CV) de potencia. Y en 2014 llegó el modelo para la edición especial “30 Jahre M5” (30 años de M5), limitada a 300 unidades, que generaba 441 kW (600 CV) y que rendía homenaje al BMW M5 E28S original.

En 2016 empezaron las ventas de la misma edición especial “M5 Competition Edition” limitada a 200 unidades, con 441 kW (600 CV) de potencia.

2017: BMW M5 F90

En el nuevo BMW M5 (el F90), BMW M GmbH escribe el siguiente capítulo en una historia de éxito que comenzó hace ya más de 30 años y que está basado en una receta aparentemente sencilla: rendimiento deportivo inigualable y usabilidad extraordinaria reunidos en un conjunto superior.

Comenta o Pregúntanos