El nuevo Audi A8, referencia en sistemas de iluminación

  • Por primera vez, Audi utiliza iluminación láser para la función de luces largas en sus faros HD Matrix LED
  • Tecnología OLED para los grupos ópticos traseros
  • Luz interior de lectura para las plazas posteriores con tecnología Matrix LED

La iluminación en Audi se vuelve inteligente y dinámica: el nuevo Audi A8 representa el liderazgo de la marca de los cuatro aros en diseño y tecnología de iluminación aplicada al automóvil, con sus faros HD Matrix LED dotados de luz láser, así como con las luces traseras OLED. En el interior, los pasajeros disfrutarán de la nueva dimensión que permite la luz ambiental Matrix LED.

 En la oscuridad de un estudio de fotografía, César Muntada, responsable de diseño de sistemas de iluminación en Audi, realiza un gesto para desbloquear el cierre con el mando a distancia del nuevo A8. Las funciones de iluminación dinámica cobran vida y dan al sedán de lujo una presencia excepcional. Primero un pequeño punto de luz se desplaza desde el exterior hacia el interior y vuelve a recuperar su posición. Inmediatamente después, un LED azul en el foco de luz láser comienza a brillar, justo antes de que los segmentos de diodos que forman los intermitentes se enciendan desde dentro hacia fuera.

En la parte posterior la luz también cobra vida mediante dos bucles que ejecutan la misma dinámica a través de las luces OLED que se encienden desde dentro hacia fuera de la carrocería, inicialmente de forma atenuada, para ir ganando brillo.

“¿No es fantástico? Es la iluminación dinámica que nos recibe al desbloquear el vehículo”, explica Muntada, nacido en Barcelona. “El ritmo es claro y elegante, muy estético. Y como  en Audi contemplamos la iluminación en el automóvil de una manera holística,  continuamos en el interior, cuando el conductor abre la puerta. Todo se reduce a la digitalización”. La puesta en escena continúa nada más abrir la puerta. Y cuando el conductor cierra el vehículo y se aleja, los faros delanteros y traseros ejecutan una secuencia opuesta a la de bienvenida.

En Audi, el diseño de la iluminación ha sido durante mucho tiempo la expresión estética de tecnología puntera. Y con el nuevo A8, la marca de los cuatro aros da una vez más un gran salto adelante: su sistema de iluminación es totalmente dinámico, y las tecnologías utilizadas interactúan de forma inteligente con el entorno.

Faros HD Matrix LED con luz larga láser

 Es el caso de las luces largas HD Matrix LED, en las que Audi utiliza por primera vez la luz láser. Cada unidad de las luces de carreta HD Matrix LED se compone de 32 pequeños diodos divididos en dos hileras, controlados electrónicamente de forma individual, de manera que  el haz de luz puede atenuarse según sea necesario para no deslumbrar al resto de usuarios de la vía. Junto con la luz de cruce de control variable, esta configuración permite al Audi A8 contar con una iluminación más dinámica y precisa.

La cámara frontal suministra la información necesaria para que el sistema decida cómo y cuánto atenuar el haz de luz, mientras que los datos del sistema de navegación permiten a la luz de curva anticiparse e iluminar en la dirección del giro antes incluso de que el conductor mueva el volante en tres etapas, de forma dinámica y con un ángulo máximo de 90 grados. Igualmente, la luz de intersección también se adelanta gracias a los datos de navegación para entrar en funcionamiento antes de que el vehículo llegue a un cruce. Con  un obturador en forma de X, el punto láser se activa a velocidades superiores a los 70 km/h, con un alcance que dobla el de las luces largas convencionales.

“La firma de los faros HD Matrix LED con luz láser brilla hacia los lados. Al conducir de noche por la ciudad la luz azul se refleja levemente en los escaparates. Es un reflejo muy característico, que pone de relieve la tecnología”, comenta Muntada. En total, con todas las funciones completas, incluyendo también los intermitentes dinámicos, cada unidad HD Matrix LED cuenta con 138 diodos LED, además del láser de altas prestaciones.

Luces traseras OLED y Matrix LED para el interior

 Junto con los faros delanteros de alta tecnología, Audi ofrece en el nuevo A8 la luces traseras OLED, que emiten una luz suave extremadamente homogénea y precisa. En el interior de cada unidad se encuentran cuatro OLED (diodos orgánicos emisores de luz) en forma de placas ultra planas con menos de un milímetro de espesor, divididas a su vez en cuatro segmentos cada una, controlables de forma individual. Las dos laterales cumplen las funciones de los faros de posición, mientras que las otras dos hacen las veces de luz de freno. Bajo los OLED, una tira de LED se adapta a la luz ambiental al pisar el freno, y por debajo de esta última se colocan los intermitentes dinámicos OLED. Cada grupo óptico trasero cuenta en total con 135 diodos emisores de luz. César Muntada es un apasionado de las posibilidades que ofrece la tecnología OLED: “Las unidades OLED son tan delgadas que parece que el aire en sí es brillante. Para los diseñadores es un sueño hecho realidad poder dar forma al espacio libre”.

Pero el nuevo Audi A8 no sólo cuenta con iluminación dinámica en el exterior, sino también en el interior. “Queríamos ofrecer una nueva funcionalidad que mejorase el confort para los pasajeros traseros, y para ello nos basamos en los faros exteriores y en la iluminación dinámica y variable”, explica Randolph Körber, diseñador de interiores. El resultado es la luz de lectura Matrix LED, una sistema de iluminación para el interior del automóvil que transfiere la precisión clásica de Audi al mundo digital. El módulo de luz interior Matrix LED consta de dos unidades situadas a los lados de un panel negro compuestas de siete LED  cada una, que proporcionan una iluminación totalmente configurable. Desde la unidad de control remota extraíble situada en los asientos posteriores, los pasajeros pueden controlar no sólo el brillo en tres diferentes niveles o atenuar la luz mediante un deslizador que apaga hasta ocho de los catorce diodos, sino que cada LED puede atenuarse de forma individual, lo que sirve de base para una tercera función: el haz puede agrandarse o reducirse, para focalizar la luz por ejemplo abarcando un libro o un periódico. De forma opcional, dos luces LED ubicadas en el túnel central, el panel de instrumentos y en las puertas crean una atmósfera especial en el interior, dibujando un contorno que puede regularse tanto en brillo como en color, y sirve para iluminar la zona delantera del habitáculo.

El nuevo Audi A8 expresa el liderazgo de Audi en tecnologías de iluminación, que se basa en gran medida en la cooperación entre diseñadores e ingenieros. César Muntada está convencido de que el nuevo sedán de lujo de la marca ampliará aún más este liderazgo. “Hay muy pocas funciones en todo el vehículo que no están animadas. Estamos entrando en una era de diseño de iluminación tan dinámica como la propia marca”.

Comenta o Pregúntanos