Porsche, a la vanguardia del mundo digital

Porsche ha completado un año 2016 de auténtica revolución digital, un proceso que inició a principios de 2015, a través de una evolución encaminada a la digitalización completa de la compañía.

Esta transformación hacia un ecosistema digital afecta ya a todas las áreas de la empresa: desde el producto, donde se cuenta con los sistemas de conectividad más avanzados en sus automóviles, a través del Porsche Communication Management (PCM); a las fábricas, incorporadas al proceso de digitalización denominado Industria 4.0; pasando por los empleados, que participan de forma activa en los procesos, a través de sugerencias y propuestas para la mejora continua.

Una de las piezas angulares de desarrollo digital es la comunicación. Por un lado, en la forma de relacionarse con los clientes. Por otro, en la manera de llegar al gran público, optimizando canales oficiales en redes sociales y campañas online. Por ejemplo, la cuenta oficial de Porsche Ibérica en Twitter, @PorscheEveryDay, aumenta el número de seguidores constantemente. Además, el pasado mes de noviembre Porsche Ibérica realizó el primer Encuentro Digital Porsche Connect, evento pionero en Europa donde los Directores Generales de Twitter (Pepe Ayala), Spotify (Javier Gayoso) y Porsche Ibérica (Tomás Villén – @tomas_villen) compartían impresiones sobre presente y futuro de la conectividad y de la vida digital en general ante un grupo de medios e influenciadores. El evento, de gran repercusión, es el primero de varias propuestas que se llevarán a cabo en los próximos meses. Iván Burgos, Connected Car Manager de Porsche Ibérica, resumía en encuentro: “Twitter y Spotify son plataformas que usamos a diario en casa o en la oficina y, gracias al nuevo Panamera, el coche más conectado de nuestra historia, ahora también se pueden disfrutar en un automóvil de forma habitual. Porsche es sinónimo de vanguardia tecnológica en todos sus aspectos: un Porsche conectado debe ser una extensión de la vida digital de las personas.”

En este contexto, cuando ni siquiera han pasado dos años desde que se iniciara esta importante transformación digital en la compañía, en 2016 Porsche se ha convertido ya en la marca más valorada por los internautas en el ranking elaborado por GEOM, consultora especializada en el sector del automóvil. Entre enero y diciembre del pasado año, su sofisticada herramienta GEOM Index ha procesado 883.125 textos extraídos de las principales páginas web españolas, blogs y foros dedicados al mundo del motor, así como de los perfiles que las marcas, los medios de comunicación y los periodistas tienen en las redes sociales. Esta herramienta no sólo contabiliza la notoriedad de cada una de las 51 marcas, y sus respectivos modelos, presentes en nuestro país, sino que también es capaz de discriminar entre valoraciones positivas y negativas, para ponderar adecuadamente los resultados.

Con una puntuación de 75,35, Porsche encabeza el ranking por delante de BMW y Ford, las firmas que ganaron en 2014 y 2015, respectivamente. Hay que destacar la importante labor desempeñada por la filial española de Porsche que, con un presupuesto muy inferior al de cualquiera de las otras empresas que ocupan el top 10 del GEOM Index, consigue que su mensaje llegue con fuerza y sea apreciado por el público.

Pero, como decíamos al principio, la comunicación es una parte más en el ambicioso proceso de digitalización de la empresa. El pasado verano Porsche abría en Berlín su nuevo Laboratorio Digital, destinado a identificar tendencias, a buscar ideas y a probar todo tipo de soluciones para implementar las últimas tecnologías digitales.

En ese mismo ámbito, y para trabajar de forma conjunta en proyectos de futuro, se creó unos meses antes Porsche Digital GmbH, con sede en Ludwigsburg y dirigida por Thilo Koslowski, una sociedad más enfocada hacia los productos, aplicaciones y servicios para el cliente.

Tomás Villén (@tomas_villen), Director General de Porsche Ibérica, resume y analiza esta frenética transformación: “Nuestra estrategia se basa en la cultura de la innovación. Vivimos una época de cambios exponenciales y somos muy conscientes de que en los próximos cinco años el mundo cambiará más que en los treinta últimos. Siempre hemos hablado de nuestra historia, del legado, de los triunfos en competición. Hoy, además, incorporamos otros conceptos a nuestra marca: hablamos de digitalización, de conectividad, de hibridación, de coches eléctricos, pero siempre al más puro estilo Porsche. El cliente ha sido, es y será nuestra razón de ser y sabemos que, además de buscar deportividad, exclusividad  y relación duradera, nuestro cliente vive conectado, por lo que sus necesidades nos hacen evolucionar cada vez más rápido. Para nosotros es siempre un reto apasionante”.

Para ello también se están cerrando acuerdos con los mejores socios en cada terreno, como Twitter o Spotify, aplicaciones que ya se pueden integrar en el sistema de información y entretenimiento de cualquier Porsche. Además, hay una estrecha vinculación con la comunidad emprendedora e, incluso, se está muy pendiente de las start-ups que van surgiendo. Por ejemplo, a través de la filial Porsche Digital GmbH se ha invertido una importante suma de dinero en Evopark, una app que revolucionará el aparcamiento en las zonas urbanas.

Desde 2010 hasta la actualidad Porsche ha duplicado su número de empleados, que hoy pasan de los 26.200. Ahora, gracias al enfoque hacia la electromovilidad y el ecosistema digital, Porsche ha contratado a más de 1.400 trabajadores adicionales para el desarrollo y la producción de su primer vehículo 100% eléctrico, que verá la luz a finales de esta década: el Mission E.

Comenta o Pregúntanos