Porsche se prepara para entrar en Fórmula E

Nueva estrategia de competición enfocada a la electromovilidad y a la categoría GT.

A partir de 2019, un equipo oficial de Porsche competirá en Fórmula E. En consecuencia, la compañía finalizará su implicación en la categoría LMP1 del Campeonato del Mundo de Resistencia FIA (WEC) al término de la temporada 2017. Porsche se mantendrá en las competiciones internacionales de GT y concentrará su estrategia automovilística en utilizar el 911 RSR en dicha categoría GT del Campeonato del Mundo de Resistencia FIA, con las 24 Horas de Le Mans como prueba más destacada, así como en el Campeonato Americano IMSA WeatherTech SportsCar y en otras carreras clásicas de larga distancia.

El reajuste en los planes de competición se deriva del rumbo establecido por la compañía en su Porsche Strategy 2025, donde se contempla un desarrollo que combine los vehículos GT puros y los deportivos completamente eléctricos, como es el caso del primer coche de carretera movido al 100% por baterías, el Mission E. La creciente libertad para el desarrollo tecnológico propio hace que la Fórmula E sea atractiva para nosotros”, comenta Michael Steiner, miembro del Consejo de Dirección de Porsche AG como responsable de Investigación y Desarrollo. “Porsche está trabajando en innovadores conceptos de propulsión alternativos. Para nosotros, la Fórmula E es el entorno competitivo más vanguardista de cara al desarrollo de vehículos de altas prestaciones que tengan en consideración aspectos como el respeto medioambiental, la eficiencia y la sostenibilidad”. Porsche ya ha dado este año los primeros pasos hacia el desarrollo de su monoplaza de Fórmula E.

Al mismo tiempo, Porsche aumenta su compromiso con la categoría GT. “La gran variedad de fabricantes y la calidad de los certámenes WEC e IMSA nos ha llevado a fortalecer nuestro compromiso y concentrar nuestra energía en la utilización del 911 RSR”, dice Steiner. “Queremos ser el número uno. Para conseguirlo, debemos invertir en consecuencia”.

Después de cuatro años de grandes éxitos, con tres victorias consecutivas en las 24 Horas de Le Mans y los títulos en Campeonato del Mundo de 2015 y 2016, tanto en el apartado de Fabricantes como en el de Pilotos, Porsche abandonará la categoría LMP1. Este año el equipo oficial de Weissach defenderá, una vez más, ambos certámenes. La temporada finalizará el 18 de noviembre en Baréin.

Fritz Enzinger, Vicepresidente del Proyecto LMP1 y una figura fundamental en el regreso de Porsche al máximo nivel del automovilismo en 2014, comenta: “Construir el equipo de Le Mans desde cero fue un gran reto. Durante estos años hemos desarrollado un equipo increíblemente profesional y exitoso. Esta será nuestra base de ahora en adelante. Estoy seguro de que mantendremos nuestro alto nivel en Fórmula E. La confianza es grande y estamos ansiosos por empezar”.

La Fórmula E es el primer campeonato del mundo completamente eléctrico, que se lanzó el 13 de septiembre de 2014. La Federación Internacional del Automóvil (FIA), que también es responsable de la Fórmula 1, ha organizado el certamen como compromiso a favor de la electromovilidad y para atraer a más gente joven hacia el automovilismo. A diferencia de la mayoría de los campeonatos, la temporada comienza en otoño y finaliza en verano. Las carreras se disputan en  circuitos urbanos diseñados para ese fin en el corazón de las ciudades más importantes, lo que significa llevar el deporte hasta los espectadores, y no al revés. La electromovilidad jugará un papel clave en la forma desplazarse en el futuro, especialmente en los entornos urbanos.

Comenta o Pregúntanos