Range Rover Sport SVR: aceleración con agarre

  • Las pruebas de aceleración realizadas en todo tipo de terrenos confirman las prestaciones y capacidad de Land Rover en todo tipo de condiciones.
  • El Range Rover Sport SVR verifica sus credenciales como un SUV excepcional al lograr fantásticos tiempos de 0 a 100 km/h en diferentes superficies con baja fricción.
  • La innovadora tecnología Terrain Response 2 de Land Rover maximiza la aceleración incluso sobre hierba, gravilla, nieve o arena.
  • Todas las pruebas de aceleración se realizaron con neumáticos estándar Michelin 275/45 R21, válidos para todas las estaciones.
  • Lluvia o sol, hierba o gravilla, nieve o arena: nada detiene el ritmo del Range Rover Sport SVR.

Su legendaria capacidad todoterreno unida a la potencia del motor V8 de 550 CV y una avanzada tecnología de tracción logran que el vehículo más rápido de Land Rover disfrute de un rendimiento único en condiciones reales.

Desde su lanzamiento en la primavera de 2015, el Range Rover Sport SVR ha sido la mejor muestra del gran de trabajo realizado por la división Special Vehicle Operations (SVO) de Jaguar Land Rover, con 1.000 vehículos vendidos en todo el mundo. Muchos de los clientes se sintieron atraídos por sus 4,7 segundos de 0 a 100 km/h, pero esta cifra es tan solo un pequeño detalle si tenemos en cuenta todo de lo que es capaz el Range Rover Sport.

Cuando no se disponen de una tracción perfecta en asfalto seco y limpio, la mayoría de los deportivos pierden agarre, estabilidad y rendimiento. Esos deportivos no tienen la suerte de contar con los legendarios conocimientos todoterreno de los Land Rover.

En estas exclusivas pruebas, el SVR pasó de 0 a 100 km/h con neumáticos estándar Michelin 275/45 R21, válidos para cualquier estación del año, sobre asfalto, hierba, nieve y arena gracias a la innovadora tecnología Terrain Response 2 de Land Rover.

El sistema inteligente selecciona de forma automática el modo de conducción adecuado para las condiciones de tracción: conducción general, Dynamic Mode, hierba/gravilla/nieve, barro y surcos, arena y roca. El conductor también puede realizar un simple giro en el selector rotatorio de cambio de marchas en la consola central para elegir el modo que prefiere.

Los tiempos obtenidos demuestran la capacidad inherente del Range Rover Sport. Sobre una resbaladiza superficie de hierba mojada, los tiempos de 0 a 100 km/h aumentaron tan sólo 0,8 segundos, mientras que sobre la arena la referencia fue de tan sólo 5,5 segundos.

Superficie

Modo

0-100 km/h (seg.)

Asfalto

Dynamic Mode

en 4,7 segundos

Hierba

Hierba, gravilla y nieve

en 5,5 segundos

Gravilla

Hierba, gravilla y nieve

en 5,3 segundos

Nieve

Hierba, gravilla y nieve

en 11,3 segundos

Barro

Barro y surcos

en 6,5 segundos

Arena

Arena

en 5,5 segundos

Detalles de las pruebas.

El primer reto del Range Rover Sport SVR fue la recta de salida del circuito más rápido de Europa, el Rockingham Motor Speedway de Corby (Reino Unido). Con el modo de conducción “Dynamic Mode”, del Terrain Response 2, se optimiza la respuesta del acelerador y se cambia de marcha al alcanzar unas revoluciones elevadas. Además para reducir el balanceo de la carrocería, el Modo Dynamic refuerza la barra estabilizadora, mediante la función “Continual Variable Damping” del “Anti-Roll Contro” y al optimizar todos estos factores, el Range Rover Sport SVR logró pasar de 0 a 100 km/h en unos vertiginosos 4,7 segundos.

En la segunda prueba, el SUV de alto rendimiento se enfrentó a una de las superficies más complicadas que pueden encontrarse los conductores: la hierba mojada. En el modo Hierba/Gravilla/Nieve, la respuesta del acelerador se suaviza para evitar la pérdida de tracción y los cambios de marcha son más fluidos y rápidos. Además, el sistema de control de tracción se activa antes para evitar que las ruedas patinen, mientras que el diferencial central se configura previamente para optimizar el rendimiento en la salida. Para esta prueba el centro Land Rover Experience del este de Inglaterra demostró ser el lugar perfecto, en el que el Range Rover Sport SVR consiguió pasar de 0 a 100 km/h en un tiempo impresionante de 5,5 segundos.

Y que mejor sitio para probar el agarre y aceleración sobre gravilla que una cantera. El suelo no estaba nada firme, así que los sistemas del vehículo se optimizaron según las condiciones del terreno y se logró un tiempo de 5,3 segundos.

El Range Rover Sport SVR también fue en busca de la nieve a las instalaciones de pruebas de invierno de Jaguar Land Rover en Arjeplog, al norte de Suecia. Aquí, la configuración optimizada y el sistema de tracción a las cuatro ruedas ayudaron al SVR a completar la aceleración sobre una mezcla de hielo y nieve en 11,3 segundos.

La siguiente opción del selector Terrain Response 2 es el modo “Barro y Surcos”, donde la suspensión neumática se eleva y el sistema de control de tracción permite que las ruedas patinen de forma controlada para ofrecer una mejor tracción en condiciones resbaladizas. En el entorno típicamente británico de una de las instalaciones de pruebas todoterreno de Land Rover, el SUV de alto rendimiento registró un tiempo de 6,5 segundos de 0 a 100 km/h al sacar el máximo partido de su tecnología inteligente de tracción a las cuatro ruedas.

Pendine Sands, la inmensa playa de la bahía de Carmarthen, al sur de Gales, es sinónimo de velocidad desde que se estableciera aquí el primer récord mundial de velocidad sobre tierra en 1924. Por tanto, es el enclave perfecto para probar la siguiente opción del selector Terrain Response 2: Arena.

Al elegir el modo “Arena”, la respuesta del acelerador se optimiza al máximo para permitir un rápido aumento del par motor. Además, el vehículo mantiene más tiempo las marchas y bloquea el diferencial central para mantener el impulso. El resultado de esta maravilla de la técnica fue un tiempo de 5,5 segundos en la aceleración de 0 a 100 km/h.

La última opción del selector Terrain Response 2 pedía algo diferente. El modo “Roca” se ha diseñado para ayudar a los conductores a enfrentarse a las zonas rocosas y, junto a la transmisión de bajo rango, permite mantener la baja velocidad necesaria para sortear grandes rocas y piedras.

En este modo, la respuesta del acelerador se suaviza para atenuar los movimientos repentinos y ofrecer el control máximo al conductor. También se aumenta la suspensión neumática para optimizar la altura de la parte inferior. Gracias a Terrain Response 2, el Range Rover Sport SVR subió con facilidad la pendiente rocosa con una inclinación del 32 % de las instalaciones de pruebas.

El piloto Darren Jones, Stability Applications Leader de Jaguar Land Rover, declaró: “El Range Rover Sport SVR es famoso por su rendimiento en carretera, pero esos resultados no se han conseguido sacrificando las habituales capacidades de Land Rover. Nuestra tecnología Terrain Response 2 elimina el estrés en conducción sean cuales sean las situaciones”.

Prueba 1: Circuito de Rockingham, Inglaterra – Dynamic Mode – 4,7 segundos

Prueba 2: Centro Land Rover Experience, este de Inglaterra – Hierba – 5,5 segundos

Prueba 3: Cantera, sur de Gales – Gravilla – 5,3 segundos

Prueba 4: Instalaciones de pruebas de invierno, Arjeplog, Suecia – Nieve – 11,3 segundos

Prueba 5: Instalaciones de pruebas todoterreno, sur de Gales – Barro – 6,5 segundos

Prueba 6: Pendine Sands – Arena – 5,5 segundos

Comenta o Pregúntanos