Se abre el plazo de pedidos para el nuevo Audi A8

  • Arranca la comercialización para las versiones con motor V6, tanto de gasolina como diésel, que llegarán a los concesionarios a finales de noviembre.
  • Ambos están disponibles con la carrocería estándar y la de batalla larga A8 L.
  • El precio parte de los 97.460 euros para el A8 50 TDI, y de los 104.560 euros para el A8 55 TFSI.

Audi inicia la comercialización del nuevo Audi A8, del que ya se admiten pedidos. El nuevo buque insignia de la marca llega a finales de noviembre con dos motorizaciones V6, una diésel y otra de gasolina, con potencias respectivas de 210 kW (286 CV) para el A8 50 TDI, y de 250 kW (340 CV) en el caso del A8 55 TFSI. La cuarta generación del Audi A8 se caracteriza por un diseño elegante y un chasis con soluciones vanguardistas, así como por un concepto de manejo en el que cobran protagonismo las pantallas táctiles. El precio de partida en España es de 97.460 euros.

Las ventas en España del nuevo Audi A8 comienzan con los motores V6 turbo de 3.0 litros, tanto en variante diésel como en gasolina. En ambos casos disponen de la tracción integral quattro, de una caja de cambios tiptronic de ocho velocidades y de una alternativa de carrocería con batalla larga, el Audi A8 L, que aumenta la distancia entre ejes en 13 centímetros respecto a la versión estándar. El precio para el A8 50 TDI parte desde 97.460 euros, y de 104.560 euros para el A8 55 TFSI. En el caso de las versiones de batalla larga, el precio del A8 L 50 TDI es de 100.360 euros, y de 107.580 euros en el caso del A8 L 55 TFSI.

El Audi A8 50 TDI cuenta con una cilindrada de 2.967 cc y desarrolla una potencia de 210 kW (286 CV), con un par máximo de 600 Nm. Este propulsor permite que el nuevo modelo, con sus 5,17 metros de longitud en la configuración de carrocería normal, pueda pasar de 0 a 100 km/h en 5,9 segundos y alcanzar una velocidad de 250 km/h, limitada de forma electrónica. A pesar de esas excelentes cifras, su consumo medio de combustible en el ciclo de homologación europeo NEDC es de sólo 5,6 l/100 km, lo que equivale a unas emisiones de CO2 de 145 g/km.

Por su parte, el Audi A8 equipado con el motor turbo de 3.0 litros con inyección directa de gasolina tiene una potencia de 250 kW (340 CV), mientras que su par máximo se sitúa en los 500 Nm. Esto permite a dicha versión acelerar desde parado hasta los 100 km/h en 5,6 segundos, una cifra que en este caso es una décima superior para la carrocería A8 L. El consumo medio de combustible se mantiene en 7,7 litros por cada 100 kilómetros recorridos en cualquiera de las dos carrocerías, con unas emisiones de C02 de 176 g/km.

Ambos motores utilizan un alternador de arranque con correa, ligado al sistema eléctrico principal de 48 voltios. Esta tecnología, conocida como mild-hybrid, permite la marcha por inercia con el propulsor apagado y su arranque se realiza con la mayor suavidad cuando es necesario. También cuentan con una función start/stop ampliada y un sistema de recuperación de energía que puede llegar a recargar hasta 12 kW en las fases de frenada. Además, esta tecnología posibilita alimentar novedosos sistemas electromecánicos, como la suspensión activa. Todo ello tiene un efecto combinado muy positivo para la eficiencia de los motores, que pueden conseguir un ahorro de combustible de en torno a los 0,7 l/100 km en conducción real.

El diseño del nuevo Audi A8 marca el inicio de una nueva era para la firma de los cuatro aros. Sus líneas transmiten una elegancia deportiva, a la vez que realzan su estatus y toda la sofisticación que encierran. El frontal está dominado por la amplia parrilla Singleframe, los laterales muestran un aspecto musculoso y fluido, mientras en la parte posterior encontramos una tira continua que une los pilotos y transmite una sensación de fortaleza. En el interior se ha optado por un estilo minimalista. Audi mantiene sus elevados estándares de calidad, pero transportándolos hacia la era digital con un concepto de manejo revolucionario. Se eliminan los habituales botones giratorios y los pulsadores del modelo anterior, por lo que en el salpicadero apenas encontramos mandos e interruptores. En el centro del mismo hay una pantalla táctil de 25,7 cm (10,1 pulgadas) que, cuando está apagada, parece casi invisible dentro de un entorno negro muy brillante denominado black-panel.

La interfaz de usuario aparece al abrir el coche. El conductor puede manejar el sistema de Infotainment con un dedo sobre esa gran pantalla. También puede usar una pantalla táctil secundaria en el centro de la consola para acceder al climatizador, para las funciones de confort o para introducir texto mediante escritura manual. Cuando se activa una función en cualquiera de las dos pantallas, se oye y se siente un clic a modo de confirmación. Los botones con apariencia de cristal responden de la misma manera. Esta combinación de respuesta acústica y táctil, junto con el uso natural de gestos como el barrido, hacen al nuevo MMI touch response especialmente seguro, intuitivo y fácil de usar.

Completo equipamiento de serie
Con más de 40 sistemas de asistencia al conductor, el nuevo Audi A8 se convierte en la auténtica referencia de su segmento. Las dos versiones V6 disponibles en el lanzamiento ofrecen idéntico equipamiento de serie, salvo el tamaño de las llantas. Entre los múltiples elementos de confort y seguridad caben destacar la columna de dirección regulable eléctricamente y con un volante multifunción de cuero que incorpora las levas del cambio; la iluminación interior con LEDs; el climatizador de dos zonas; el Audi parking system plus delantero y trasero con cámara de marcha atrás; los asientos delanteros calefactados con regulación eléctrica; el Audi connect Safety & Service; el MMI navegación plus, junto a las dos pantallas táctiles de la consola central; el cuadro de instrumentos digital Audi virtual cockpit de 12,3 pulgadas; el sistema Audi pre sense city con protección de peatones; el indicador de pérdida de presión de neumáticos; los faros y pilotos de LED; una suspensión neumática adaptativa regulable… y así, hasta un largo etcétera que se completa con una completa lista de opciones.

La cuarta generación del Audi A8 se irá completando con nuevas versiones. A mediados del próximo año, le tocará el turno al híbrido A8 L e-tron, que sumará una potencia conjunta de 330 kW (449 CV) y podrá recorrer en modo eléctrico una distancia aproximada de 50 kilómetros, además de incorporar un sistema de carga inductiva a 3,6 kW mediante la tecnología Audi Wireless Charging (AWC). Junto a él llegará también el A8 L W12 de 430 kW (585 CV), mientras que para más adelante está prevista la llegada de los motores V8: el 4.0 TFSI, con 338 kW (460 CV); y el 4.0 TDI, con 320 kW (430 CV).

Consumo de combustible de los modelos mencionados:

Audi A8 55 TFSI
Consumo combinado en l/100 km: 7,7 – 7,8
Emisiones combinadas de CO2 en g/km: 176 – 178

Audi A8 50 TDI
Consumo combinado en l/100 km: 5,6 – 5,8
Emisiones combinadas de CO2 en g/km: 145 – 152

Las cifras dependen de la combinación neumático/llanta seleccionada y de la variante de motor y transmisión

Comenta o Pregúntanos