Škoda Octavia RS y RS 245 2017

Los Octavia RS son los modelos más potentes de la gama  y estarán a la venta en primavera de 2017. Las diferencias con respecto al modelo que reemplaza son poco significativas (prueba del Octavia RS 2013). Estará disponible con un motor de gasolina de 230 CV y con uno Diesel de 184, tanto en carrocería de tipo berlina (de 5 puertas) como familiar (o Combi según la llama Škoda). El cambio de marchas puede ser manual o automático, ambos de seis relaciones.

Recientemente, Skoda ha presentado el RS 245, donde esta cifra hace referencia a la potencia de su motor de gasolina. Al igual que el RS, puede llevar cambio de marchas manual o automático. El manual es igual que el del RS; el automático es uno nuevo y tiene siete relaciones.

El motor de gasolina que tienen tanto el Octavia RS (230 CV) como el Octavia RS 245 es turboalimentado, con cuatro cilindros y 2,0 litros de cilindrada. Con este motor, el Octavia RS de 230 CV puede acelerar de 0 a 100 km/h en 6,7 segundos (con cambio de marchas manual) y alcanzar una velocidad máxima de 250 km/h. En el Octavia RS 245 los datos de prestaciones son ligeramente mejores, completando la aceleración desde parado hasta 100 km/h en un mínimo de 6,6 segundos con el cambio de marchas manual. La velocidad máxima es igualmente 250 km/h. Con estos dos motores de gasolina, la tracción es en las ruedas delanteras.
El motor Diesel es el mismo del Octavia RS reemplazado. Tiene cuatro cilindros, un turbocompresor, 2,0 litros de cilindrada y da una potencia máxima de 184 CV. El cambio de marchas puede ser manual o automático, ambos de seis relaciones. La cifra de aceleración de 0 a 100 km/h y velocidad máxima no cambian: 7,9 segundos y 232 km/h. El consumo, sin embargo, sube una décima y ahora es 4,5 l/100 km. Un Audi A4 2.0 TDI 190 CV, un BMW Serie 3 320d y un Volvo S60 D4 aceleran más rápido y consumen menos carburante. De serie, la tracción es en las ruedas delanteras. Opcionalmente, con el motor Diesel es posible pedir un sistema de tracción a las cuatro ruedas (ligado obligatoriamente al cambio DSG).

El Octavia RS tiene de serie el sistema XDS+ (es una función del control electrónico de estabilidad que emula el funcionamiento de un diferencial autoblocante utilizando los frenos). La suspensión tiene amortiguadores de dureza variable (DCC) y la carrocería va 15 milímetros más cerca del suelo que en el resto de Octavia. El conductor puede elegir entre tres modos de funcionamiento de esta suspensión: Comfort, Normal y Sport. La vía o anchura del eje trasero es 30 mm más grande que la del anterior Octavia RS. Las llantas de serie miden 17 pulgadas de diámetro; en opción se pueden pedir de 18 y de 19. El Octavia RS 245 tiene, como elemento diferenciador, un diferencial de deslizamiento limitado de discos.

El Octavia RS y RS 245 tienen elementos en su exterior e interior que lo diferencian del resto de la gama. En el exterior, por ejemplo, están el parachoques delantero, que tiene unas entradas de aire más grandes, y el alerón posterior. En el interior, los asientos tienen el reposacabezas integrado con el respaldo, unos soportes laterales más prominentes y una tapicería exclusiva para las versiones RS.

Los mismos sistemas de ayuda a la conducción disponibles para el Octavia 2017, están presentes en el Octavia RS. Algunos de ellos son el sistema de detección de peatones con frenada de emergencia, la alerta por presencia de vehículos en el ángulo muerto de los retrovisores y los nuevos sistemas multimedia que, en el caso del más avanzado (llamado Columbus) tiene una pantalla de 9,2 pulgadas.

[Fuente: Km77.com]

Comenta o Pregúntanos