PEDRO MARTÍNEZ DE LA ROSA

Conocí a Pedro, casi un chiquillo, en Silverstone, cuando participaba en una carrera de Fórmula Ford 1600 en el equipo “Racing for Spain” de la Federación Española de Automovilismo. Por entones ya contaba en su palmarés con lo que sería, andando los años, una de las carreras más dilatadas y completas de piloto alguno que yo haya conocido.

Su afición desde los primeros años, quedó bien patente cuando ya había sido dos veces capeón de Europa de coches dirigidos los años 1983 y 1987. Cuando se proclamó Campeón de España de la Fórmula FIAT en 1989 con el equipo Ofensiva Uno del preparador Meycon comenzó su carrera como piloto de monoplazas. Después de pasar por el karting en 1988, los escalones hasta llegar a ser piloto de la Fórmula 1 se han ido sucediendo con numerosos altibajos hasta convertirse en lo que es en la actualidad como probador del equipo Mclaren desde el año 2003.

image

Relatar su palmarés desde aquellos primeros años llevaría varios folios. Su paso por Japón, en donde sus victorias y sus títulos le hicieron merecedor del respeto y la admiración de aquella afición poco dada a las grandes manifestaciones de entusiasmo; su paso por los equipos Arrows, Jaguar, y más tarde su incorporación a Mclaren como probador desde el 2003, le sitúan como el piloto con más kilómetros recorridos al volante de un Fórmula 1 desde la creación del campeonato en el año 1950.

La encrucijada de este magnífico deportista y todo un caballero en lo personal, se produjo, en mi opinión, cuando en el principio de la temporada del 2007, Ron Dennis eligió a su compatriota y protegido Lewis Hamilton para formar pareja con Alonso.

Aquella decisión, como todo aficionado sabe, le costó a Mclaren el título mundial de pilotos y constructores y, aunque al año siguiente la decisión se mostró acertada porque Hamilton consiguió el de pilotos, si hubiese dejado a éste un año más en espera y hubiese completado el equipo con un experimentado bicampeón del mundo y otro piloto como de la Rosa, con su gran experiencia y conocimiento del monoplaza, estoy seguro de que a estas horas figurarían en las vitrinas que Mclaren tiene en Woking los dos trofeos correspondientes al 2007.

Acabo de enterarme de la última decepción del piloto catalán. Al parecer sus posibilidades de competir en el 2009 al volante de un Force India se han esfumado y serán Fisichella y Sutil los titulares de este equipo.

Será cierto que hay razones que la razón no comprende, pero en todo caso, Ron Dennis, que ha firmado un contrato con Force India en virtud del cual, la técnica y los motores serán Mercedes y los chasis Mclaren, no ha premiado en ningún momento la labor profesional y la lealtad demostrada hacia el equipo por el piloto español. Menos mal que, por lo menos, espero que le tengamos la temporada próxima a los micrófonos de la Sexta con sus explicaciones autorizadas y su gran modestia.

Paco Costas

Comenta o Pregúntanos