SALTAN LOS PRIMEROS CHISPAZOS ENTRE ALONSO Y LA FERRARI

¡Prohibido quejarse!

En la Ferrari está prohibido quejarse. En el día de hoy, Fernando Alonso cumple 32 años y, según la presa italiana, cuando esta mañana el presidente de la escudería Luca de Montezemo ha llamado al piloto español para felicitarle, ha aprovechado la ocasión para recordarle que: “los más grandes pilotos que han conducido a lo largo de la historia para el Caballino, siempre han antepuesto los intereses del equipo a los suyos personales”, en clara alusión a las declaraciones que hizo Alonso después de su frustrante quinto puesto al término del GP de Hungría.

Alonso, sin duda cansado de luchar contra lo imposible, pidió como regalo de cumpleaños un coche que le permita estar a la altura que se merece como gran piloto que ha demostrado ser, desde que inició sus primeros pasos en este deporte.

Todo tiene un límite, y me hubiese gustado conocer la reacción de Schumacher o del difunto Ayrton Senna, si un error monumental de su equipo, les hubiese privado de un tercer mundial que Alonso ya tenía en el bolsillo.

Pero Ferrari es Italia y, por tanto, en el equipo se hacen las cosas a italiana. En estos años que, al español se le beben estar haciendo interminables, jamás a formulado una queja, muy al contrario, no hace muchos días declaraba a un diario alemán: “que el sueño de cualquier piloto era estar en Ferrari”

image

En la escudería trasalpina, de glorioso pasado que nadie discute, hace tiempo que tenía que haber rodado cabezas. Alonso es el mejor piloto de la última década y el equipo no ha estado a su altura en ningún momento.

Felipe II lo dijo cuando le llegó la noticia del tremendo desastre de la Invencible: “yo no he mandado a mis barcos a luchar contra los elementos”. Alonso, contra los elementos, no ha dejado ni un solo instante de luchar para conseguir lo imposible.

Como aficionado y gran admirador de Alonso –no creo ser el único-, me preocupa la llamada de Montezemolo a la “omertá”, y malo será que la marcha anunciada del australiano Webber, no acabe por ver al español midiéndose en igualdad de condiciones con el actual campeó del mundo.

Paco Costas

Comenta o Pregúntanos