PODEMOS: ¡QUÉ TROPA!

NOCHE ELECTORAL EN PODEMOS

Me considero demócrata y no tengo nada en contra de que en el mapa político aparezcan otras fuerzas con la aspiración de llegar algún día a gobernarnos.

Entre los que tiene esa aspiración, aparece legítimamente PODEMOS, cuyo creador y líder, Pablo Iglesias, logró nada menos que cinco escaños en ese nido de burócratas bien alimentados del Parlamento Europeo gracias, sin duda, alguna a sus apariciones en televisión en donde su reiteración y su discurso calaron en la decisión de más de un millón de votantes.

Sus propuestas cambiantes según se va acercando un año de importantes elecciones, me preocupan menos que la estética que rodea a él y a su grupo.

¿Puede imaginar el lector, en el caso – improbable espero – de que alcancen el poder, a Pablo rodeado de sus más estrechos colaboradores, probables ministros de su gobierno, abrazados por la cintura tal como los vemos ahora, en las escaleras del palacio de la Moncloa?

Confieso que por mucho que me esfuerzo me resulta imposible ni siquiera imaginar a su presidente en mangas de camisa, con el pantalón caído hasta las nalgas; a su joven adjunto con cara de seminarista vestido de la misma forma, y para completar al cuadro, a la señora que aparece siempre en las fotos a su derecha, con cara de abadesa.

No temo ni tengo nada especial contra PODEMOS ya que para mí, con los años que tengo, las utopías me parecen sueños imposibles, pero creo que la política en los países accidentales y los políticos, exigen cierta estética a no ser que los gustos cambien y acabemos todos en camisa como en el país del que se muestra tan amigo Pablo Iglesias.

Paco Costas

3 comentarios en “PODEMOS: ¡QUÉ TROPA!

  1. Este comentario tiene un tufo impresentable y rancio. Amigo Costas tú a lo tuyo, que son las máquinas con cuatro ruedas, de lo demás guardatelo para ti y tus amigos en el bar tomando un café o unos vinos, como has hecho antes de escribir esto. Sin acritud.

  2. Con todos los respetos, esperaba algo mas de usted que una crítica a la ropa o “la pinta” que tenga Iglesias o quien sea… me parece de una superficialidad que no esperaba de usted. Dice usted que le preocupan menos los cambios en sus propuestas que la ropa que visten. Sorprendente. ¿Prefiere usted a un ladrón vestido de armani que a un honrado (yo no estoy diciendo que lo sean) mal vestido? Yo personalemte no tengo dudas al respecto.

    Ya puestos debería criticar la barba de Fernando, o los cortes de pelo de Lewis en lugar de escribir sobre su talento y sus logros/fracasos

    Reciba un saludo

    • Hay que tener en cuenta la edad de Paco Costas, pero no por que no sepa lo que dice si no mas bien por que puede costarle alguno entenderlo. Su mano izquierda se mueve por Madrid en un ciclomotor decimononico cobrando del gobierno de Venezuela un pastizal

Comenta o Pregúntanos