Por

Prueba Opel Astra OPC

Opel Astra OPC

El Opel Astra OPC no destaca por su espacio interior, pero si por un puesto de conducción cómodo y sobretodo deportivo. Denota calidad y espíritu racing por los poros de su piel. Los asientos son muy ergonómicos u sujetan el cuerpo a la perfección en zonas de curvas. El salpicadero es sencillo y de un simple vistazo se encuentra lo que se busca. El cuadro de mandos es casi idéntico al de sus hermanos OPC, lastima no tener temperatura ni de agua ni de aceite, en un vehículo así se echa en falta más información.

Visibilidad
Visibilidad muy escasa en el Opel Astra OPC, al ser un compacto con una línea muy aerodinámica Opel ha tenido que recortar en una de las partes más importantes, las zonas acristaladas. En la parte trasera el cristal es exageradamente pequeño, pero el problema es la visión que tenemos a través del mismo desde el interior, “no se ve nada” eso es lo primero que pensaremos. Opel a visto este problema y en apoyo a dotado al Opel Asta de unos retrovisores exteriores de dimensiones sustanciosas que nos ayudan bastante a intentar solventar la falta de visión trasera, además el Opel Astra OPC viene dotado con un sistema de ayuda al aparcamiento y en cuanto nos aproximamos mas de lo debido a un obstáculo nos avisa con pitidos acústicos discontinuos, cuanto mas cerca estemos mas rápido pitara.

Impresiones de Conducción
Se podría definir con dos palabras. “Simplemente brutal” este Astra OPC. ¡Que manera de entregar la potencia!, es un gasolina de los de la vieja usanza un todo o nada. El motor de 2 litros pone en serios apuros al tren delantero en cuestión de tracción. En cuanto pisamos a fondo se desboca la caballería bajo el capo y aun en buen firme y con ruedas en un estado óptimo el tren delantero le costara digerir tanto par en tan pocas revoluciones. Es un vehículo que hay tener “manos” para llevarlo afondo, en las carreteras Españolas es imposible llevar a limite a este vehículo, tanto por los limites de velocidad vigentes, como por el pésimo estado de algunas carreteras.

Frenada
¿Unos frenos acorde con la potencia que tiene? Pues se podría decir que si… pero con algunas reservas. La frenada es potente incluso algunas veces extremadamente potente, pero ese no es el problema que acusan los frenos del Asta OPC, su problema que por suerte solo pasa si les damos mucha caña, es el temible “fadding” el calentamiento extremos de los discos, pastillas… etc. Que ocasiona una gran perdida de eficacia de los frenos llegando incluso a no poder frenar casi. En el caso del Astra OPC se llega a producir este fenómeno si le damos mucha caña a los frenos. En ningún momento dejó de frenar ni fue peligroso para la circularon.

Tracción
Como todos los OPC hasta la fecha, acusa de unas perdidas de tracción bastante grandes. Aun llevando unas ruedas mas grandes que las de serie (235/35/19) perdía tracción con suma facilidad, y sin pedirle la máxima aceleración al propulsor. Se echa en falta un buen autoblocante para mitigar las perdidas de tracción. En curvas debemos mimar mucho el pedal del acelerador si no queremos salir de la curva antes de lo esperado.

Estabilidad
10 puntos! Esa es la puntuación que debería obtener el Astra OPC en este apartado, pero no llega por muy poco. Su estabilidad es muy buena en curvas, la suspensión eléctrica es una delicia en el modo normal, si utilizamos el modo Sport, se endurece considerablemente para evitar balanceos de la carrocería, pero a la vez se vuelve muy sensible a cualquier irregularidad en la calzada o movimiento del volante. También al montar un perfil tan bajo 235/35 se acusa aun más el radicalismo de este vehículo en curvas.

Reposacabezas
El Opel Astra OPC equipa cinco reposacabezas estándar, los delanteros son regulables solo en altura, no son activos. Los traseros son también solo regulables en altura, tampoco son activos.

Cinturones
Equipa cinco cinturones del tipo estándar, son de tres puntos de anclaje. Los delanteros vienen provistos de sistemas pirotécnicos de retención en caso de accidente.

Bebes y Niños
El Opel Astra OPC trae de serie el sistema ISOFIX para el anclaje de sillitas para bebes, como ya dije con el Seat León Cupra, no es un vehículo indicado para el transporte de niños su suspensión es muy dura y el acceso a las plazas traseras es muy complicado para introducir una sillita de bebe diariamente. Aun así es perfectamente valido para este cometido.

Airbags
El Opel Astra OPC monta de serie 8 Airbags, que son: Airbag de conductor, acompañante (desconectable), laterales, de cortina.

Euroncap
En las pruebas EuroNCAP el Opel Astra obtiene: 5 estrellas para la protección de ocupantes y 4 estrellas para la protección infantil un total de 34 puntos sobre 39.

Recuperaciones
En materia de recuperaciones es una maravilla este vehículo. En 4ª marcha las recuperaciones son increíbles, gana velocidad muy rápidamente, evitando tener que estar más de lo debido en carril contrario. Con el Opel Astra OPC notamos que tiene potencia de sobra para afrontar un adelantamiento rápido y sin complicaciones.

Caja de Cambios
El cambio del Opel Astra OPC esta acorde con su carácter deportivo, monta una caja de seis velocidades perfectamente escalonadas, la sexta un poco mas larga que las demás para bajar consumos y aumentar el confort de marcha. La palanca es cortita y de un tacto inmejorable, las marchas entran con suavidad no se detecto ningún ruido anómalo en el uso de la misma.

Circulando por Carretera
La carretera es para el Opel Astra OPC el pasillo de su casa… Es su terreno, en el es imbatible. Además el propulsor gasolina nos deleitara con el bonito sonido que emana. Opel a hecho un muy buen trabajo en el escape del Opel Astra OPC si pisamos suave el pedal del acelerador el sonido es suave como si de un vehículo normal se tratara, pero si pisamos a fondo el sonido cambia radicalmente, se hace muy ronco y fuerte, desde el exterior del vehículo el sonido es increíble y por donde pasa hace girar la cabeza de mas de uno para ver que fue eso.

Circulando por Autopista
Es un vehículo también valido para un uso tranquilo y racional, su consumo una vez lanzado en autopista no es tan elevado como se espera de el, se contiene bastante a velocidades legales. Eso si en cuanto le demos unos cuantos achuchones bajara mucho la media. En autopista puede resultar molesta la suspensión, su tarado es mas bien duro orientado a conducción deportiva. Quien se compra un vehículo como este no busca confort de marcha, busca sensaciones y el Opel Astra OPC esta cargado de ellas.

Circulando por Ciudad
Con el Opel Astra OPC no pasaras desapercibido en ciudad, es un vehículo muy llamativo, ya sea por el color en este caso azul eléctrico, o por sus aditamentos de la versión OPC, sus enormes llantas de 19″. Un conjunto que la gente mirara. En lo demás el Opel Astra OPC es un poco cansado de conducir por ciudad, sobre todo si esta llena de resaltos y badenes, debemos extremar la atención en ellos ya que el Astra OPC es muy bajito y de suspensión dura y si nos tomamos la licencia de no frenar lo suficiente podemos dañar seriamente los bajos del OPC. Los consumos son bastante altos en ciudad unos 12/13 Litros a los 100Km.

Calidad de Acabados
Acabados excelentes, las piezas encajan perfectamente entre si, solo pudimos apreciar un leve crujido en la puerta derecha, pero lo achacamos a la suspensión dura y las pruebas realizadas a este vehículo en circuito, con una unidad nueva seguramente no padezcamos ruidos de esta índole.

Calidad de Materiales
Los materiales son de calidad, los plásticos son vistosos y de buen tacto. Los asientos están forrados en piel y tela, un acierto sin duda.

Conclusiones
En conclusión el Opel Astra OPC es un vehículo para un uso más bien destinado al fin de semana, sobre todo para soltar adrenalina. Su uso diario puede llegar a ser cansino y sobre todo costoso, pero no por ello no es valido para ese uso.
Resaltamos del Opel Astra OPC:
A favor: Su propulsor potente, enérgico y tan lleno de buenas virtudes. Su estabilidad, gran pasó por curva. El interior perfectamente acorde con la versión OPC.
En contra: Calentamiento en los frenos si les damos caña en un puerto. Mala visibilidad trasera.

Redactor y probador: Daniel Galdeano Martnez


                      

Comenta o Pregúntanos