Por

Prueba BMW Z4 M Coupe

BMW Z4 M Coupe

Tras probar unos cuantos BMW´s ya, conociendo el buen hacer de la marca, tanto en la mecánica de los mismos como en sus acabados. Nuevamente nos vemos sorprendidos por uno de sus modelos, que actualmente está a la venta. Hablamos sin lugar a dudas del pequeño Coupé de BMW, el Z4. Pero en una versión especial, la versión M. Está versión es diferente a las demás, ¿qué la diferencia? Pues principalmente que ha sido “retocada” por Motosport, la sección deportiva de BMW. Este retoque trae consecuencias al pequeño Z4. El Z4 M a sido provisto de un nuevo motor para su versión M, tanto en la versión Coupé o Roadster. Este propulsor deriva del M3 E46 que ya finalizo su producción viéndose sustituido por el actual M3 E90. Este propulsor también se monto en otra versión más antiguas del BMW M3, con menos potencia 321. En el Z4 eroga 343 CV a 7900 revoluciones. Pero no solo el Z4 M Coupé tiene un motor envidiable, su bastidor es exquisito, la suspensión una delicia. Los frenos con capacidad de frenada inimaginable, pero… todo tiene un limite. El habitáculo es pequeño, como buen Coupé, el salpicadero hace gala de la seriedad a la que BMW nos tiene acostumbrados, pero no solo es un salpicadero serio, se nota la calidad que presenta con solo tocarlo. Los asientos, tanto el del conductor como el del acompañante son de tintes deportivos, un agarre excepcional en zonas de curvas, no nos moveremos en el asiento ni un ápice. Estos asientos vienen forrados en piel, al igual que el grueso y pequeño volante.

Visibilidad
Desde fuera el Z4 Coupé sin ser M, nos da una imagen de ser un coche con deficiencias en la visibilidad. Pero una vez dentro pensamos si nos hemos sentado en el mismo coche que desde fuera veíamos. No vamos a engañar la visibilidad trasera no es estupenda, es bastante reducida, por que la luna trasera lo es. Se ve con dificultad pero se ve. Los retrovisores exteriores de línea angulosas, y perfectamente ubicados nos proporcionas esa visión trasera que nos falta a través de la luna trasera. Los pilares A en esta ocasión al estar sumamente cerca del conductor no interfieren en nuestro campo de visión.

Impresiones de Conducción
Los “M” de BMW siempre han sido conocidos por deportivos potentes de calle, en teoría asequibles a casi todo el mundo. Veamos que es lo que el Z4 M nos puede ofrecer si desembolsamos los más de 60.000 euros que vale. Al adquirir un vehículo de estas características es que estamos seguros que el gasto de combustible, ruedas, aceite, pastillas, etc… No es indiferente, sólo queremos escuchar su motor de 6 cilindros en línea rugir una y otra vez. Porque cada vez que aceleremos se nos pondrán los pelos de punta y querremos más y más. Este motor tiene por definirlo de alguna manera tres tipos de sonido, a bajas vueltas es ronco muy ronco, si superamos las 2000 revoluciones pisando lentamente se va a finado el sonido, cada vez se vuelve mas agudo perdiendo poco a poco ese ronquido que da entre 1500 y 2000 revoluciones. Y por ultimo el “aullido” este sonido es ya en la parte alta del tacómetro, en cuanto la aguja se acerca al corte de inyección el sonido es embriagador, indescriptible, simplemente enamora. En los apartados correspondientes a cada tipo de vía relataremos como se mueve el Z4 M.

Frenada
El Z4 M no es solo un Coupé bonito y potente, es seguro, y la imagen de sus frenos sobredimensionados y perforados nos dan ya de por si seguridad de que las frenadas serán potentes, acorde a la potencia del motor. El Z4 M lleva discos perforados y ventilados en ambos ejes, los delanteros son de 345 Mm., los traseros por su parte son de 328mm. El Z4 M es capaz de detenerse de 100 Km. /h a 0 en 34m. Los frenos ya montados anteriormente en versiones como el M3 CSL E46, son correctos en un uso normal, en un uso mas radical, exprimiendo las capacidades del M, los frenos se quedan cortos, se calientan y pierden algo de eficacia. Se hecha de menos un kit de frenos adicional más potentes como opción. Aun que los de serie dan la talla.

Tracción
Como todo BMW el Z4 es propulsion trasera, este Z4 viene provisto de sistemas electricos de tracción, estabilidad, etc… Estos sistemas son desconectables por el conductor mediante un botón. Una vez desconectados no quedan latentes y no se activaran en el momento que los necesitemos. Recomendamos desde aquí no desconectar estos sistemas sin ser un profesional. Con los sistemas conectados el Z4 M es docil, manejable, su culo en tranquilo no da ninguna perdida de tracción ni latigazos en las curvas. En mojado si puede presentar alguna pequeña revelación pero minima. Sin estos sistemas tenermos que ser muy cautelosos con el acelerador, pisarle con mesura si no queremos dejar medio kilo de rueda en el asfalto, o salir “perdiendo culo”.

Estabilidad
En el Z4 M gozamos de una alta estabilidad en curvas, su bajo centro de gravedad, suspensión más enérgica, un recorrido de muelles corto, medidas de neumáticos descomunales. Todo junto da una alta estabilidad, podemos pasar por curvas sin tan siquiera movernos en el asiento del coche, el limite de adherencia en curva es muy alto. Nos entrara miedo antes de encontrarlo. No solo es estable en zonas reviradas, en cualquier tipo de vía nos demuestra su estabilidad, eso si, su entorno natural sin lugar a dudas son las carreteras nacionales y a poder ser bien cargaditas de curvas.

Reposacabezas
Al ser un Coupé solo dispone de dos plazas, los asientos tipo baquet no disponen de regulación de ningún tipo en el reposacabezas, este va incluido en el asiento.

Cinturones
El Z4 M tiene dos cinturones de tipo estándar de tres puntos de anclaje, equipan pretensores pirotécnicos.

Bebes y Niños
El BMW Z4 M no es un vehículo apto para el transporte de niños, su dura suspensión, el mal acceso a las plazas da demasiados problemas como plantearselo, y no dispone de ISOFIX.

Airbags
El Z4 trae de seria 4 airbag.

Euroncap
En las pruebas EuroNCAP el BMW Z4 obtiene: 4 estrellas para la protección de ocupantes y 2 estrellas para la protección infantil un total de 31 puntos sobre 39.

Recuperaciones
En aceleraciones y recuperaciones en un vehículo imbatible. Experto en adelantamientos rápidos, es increíble ver como podemos rebasar a un vehículo en una carretera nacional en un abrir y cerrar de ojos, esta sensación de potencia nos da una alta seguridad en adelantamientos. Somos conscientes que al pisar el acelerador a fondo los 343 CV harán acto de presencia inmediatamente. El Z4 M acelera de 0 a 100 en tan sólo 5 segundos, el 0 1000m lo hace en 23,7 segundos. Y recupera en cuarta marcha de 80 a 120 Km. /h en 5 segundos.

Caja de Cambios
El Z4 M coupé o roadster no puede usar cambio automático, no esta ni como opción, suponemos que es por un mayor peso de la caja de cambios y tamaño. BMW se ha decantado por utilizar un cambio manual de seis relaciones. El tacto del cambio es áspero, duro, pero rápido. Si la caja de cambios esta fría, es algo imprecisa entre cambios, cuesta trabajar las marchas, y algo parecido pasa si la caja de cambios alcanza mas de su temperatura de uso, por ejemplo en trafico urbano que nos vemos obligados a realizar muchos cambios. El escalonamiento de las marchas es correcto, la sexta muy utilizable, desahoga al motor, y baja consumos.

Circulando por Carretera
La carretera es donde mas se disfruta de un vehículo así, le podemos sacar el mejor partido y exprimir al máximo su mecánica, dentro de unos limites por supuesto. En este tipo de trazado el BMW nos sorprende con su alta estabilidad, reacciones bruscas si vamos sin sistemas electrónicos conectados, notamos que se necesitan muchas manos para llevar el Z4 M rápido sin estas ayudas. Con ellas conectadas parece más fácil de domesticar, notaremos que el control de tracción y el de estabilidad nos frenaran en algunas curvas si vamos mas deprisa de lo que debemos. Aun que no es un vehículo para mirar sus consumos, sólo decir que en una conducción relajada no consume en exceso para el caballaje que hay bajo su capó. Nuestro consumo en este tipo de vías fue de 11,2 litros a los 100, yendo tranquilo. La marca homologa en este tipo de vías un consumo mas bajo, 8.6 litros a los 100.

Circulando por Autopista
No es un vehiculo hecho para autopista/autovías, y menos las de nuestro país. Si el asfalto es malo, esta picado, bacheado, sufriremos lo indecible en nuestro Z4 M, las suspensión filtra todo lo que sucede bajo las ruedas, cualquier bache, línea, o rotura. Todo se filtra a sus ocupantes. Debemos prestar atención extra a las roturas del asfalto o líneas, por que si las pisamos con las ruedas, estas tienden a seguirlas con brusquedad.

Circulando por Ciudad
Tampoco es un entorno perfecto para el Z4 M, no para los demás Z4. El Z4 M en ciudad se vuelve muy cansado de conducir, sus pedales de un tacto duro, el embrague es muy duro, y por ciudad nos cansaremos pronto de el. La dirección también es bastante dura, poco asistida. La caja de cambios como ya mencionamos en su sección, una vez caliente se vuelve intratable. Y por no hablar del alto consumo si estamos en atasco.

Calidad de Acabados
Acabados correctos, abundan los buenos materiales, encajes perfectos, ningún ruido extraño.

Calidad de Materiales
Materiales de alta calida, en los asientos, en el salpicadero, puertas, guarnecidos, etc…

Conclusiones
En general el BMW Z4 M Coupé es un capricho de coche de fin de semana, su uso diario se hace demasiado pesado, y poco económico para nuestro bolsillo. El Z4 M es un coche para soltar adrenalina en zonas reviradas, puertos de montaña y deleitarse con el sonido de su propulsor.

A favor: Propulsor excelente, estabilidad, acabados y presencia.
En contra: Consumos, ruido de rodadura, frenos.

Redactor y probador: Daniel Galdeano Martnez
V�­deo de la prueba: http://es.youtube.com/watch?v=etIITogJEQE


                    

Comenta o Pregúntanos