Por

Prueba Citröen C2 HDI VTS

Citröen C2 HDI VTS

El puesto de conducción del Citröen C2 VTS es sin duda muy cómodo, amplio aun sabiendo que el vehículo es pequeño. Los asientos sujetan perfectamente el cuerpo, son cómodos, la banqueta puede resultar un poco blanda al cabo de las horas. El salpicadero es sencillo no destaca por su gran numero de botones, cosa que lo hace mas simple y sencillo, y que, con un simple vistazo encontramos lo que buscábamos. Tanto el velocímetro como demás instrumentos en el C2 son digitales.

Visibilidad
Aun siendo un “pequen” de ciudad, su visibilidad es excelente, no le vimos ninguna pega. La visi᭳n delantera excelente, la lateral más de lo mismo. Los pilares A, son estrechos y no dificultan en absoluta la visión lateral. Si miramos hacia atrás desde dentro o por el retrovisor interior, obtenemos una visión más que clara de lo que tenemos detrás del Citröen C2. Los retrovisores exteriores tienen un tamaño un poco reducido, lógicamente van acorde al tamaño del vehículo, pero se hecha de menos unos retrovisores mas grandes.

Impresiones de Conducción
Muy gratificante de conducir el Citröen C2 VTS, y mas aun con el nuevo propulsor Diesel de 110 CV que mueven al Citröen de manera espectacular, en conjunto con unos consumos homologados de 4,4 litros a los 100 Km. El propulsor empuja desde muy bajas revoluciones hasta pasadas las 4000 revoluciones, es un motor muy progresivo pero con mucha fuerza en todo el abanico de revoluciones utilizables. Pasar de las 4000 revoluciones es simplemente perder el tiempo y forzar de mas este magnifico motor, solo obtendremos ruido y pocas prestaciones, al igual que pasa en los demás propulsores Diesel.

Frenada
El Citröen C2 VTS tiene un peso en vació de cerca de los 1100 KG, nos pueden parecer muchos kilos para lo pequen que es, pero para nada le lastran tanto en prestaciones como en frenada. El Citr᭶en C2 VTS equipa frenos de disco ventilados alante y frenos de disco macizos atrás. ABS de segunda generación y ayuda en la frenada de emergencia. Los frenos del C2 cumplen su función a las mil maravillas, no se les puede acusar de nada, ya que en las pruebas efectuadas no desfallecieron en ningún momento.

Tracción
El Citröen C2 trae de serie en el acabado VTS unas llantas de 16″ que montan unos neumáticos de 195 de anchura 45 de perfil. Son suficientes para este tipo de vehículo, suficiente anchura como para permitirnos más de un lujo en zonas de curvas, y también relativamente poco al lado de sus contrincantes, pero así consigue menos resistencia al asfalto y por lo tanto mas desahogo para el motor y mejor respuesta del mismo. El C2 tiene leves perdidas de tracción, aun teniendo el control de tracción activado, solo ocurren en pavimentos muy deslizantes, zonas viradas de curvan en las que los apoyos no son buenos y en arrancadas fuertes.

Estabilidad
Una estabilidad buena, muy buena. Aun siendo un vehículo pequeño y tener poca batalla, distancia entre ejes. No por ello es un vehículo poco estable, si es cierto que es más propenso a cualquier movimiento brusco en el volante, más sensible se podría decir. Pero en este caso el Citröen C2 VTS lleva una suspensión rebajada y endurecida que merma mucho esa sensación de flotación que dan por ejemplo otros vehículos de características parecidas. El Citröen C2 VTS trae de serie ESP de última generación, el ESP montado en el Citröen C2 es demasiado intrusivo, no es desconectable.

Reposacabezas
Este Citröen solo cuenta con cuatro plazas homologadas, por lo tanto solo cuenta con cuatro reposacabezas en total. Los delanteros son solo regulables en altura. Los traseros al igual que los delanteros carecen de regulación de inclinación, son solo regulables en altura.

Cinturones
Al igual que en caso de los reposacabezas, es un vehículo homologado para solo cuatro ocupantes, por lo tanto solo trae cuatro cinturones de seguridad. Los delanteros del tipo estándar, de tres puntos de anclaje, van equipados pretensores pirotécnicos, los trasero al igual que los delanteros son del tipo estándar, de tres puntos de anclaje.

Bebes y Niños
El Citröen C2 viene dotado de serie con el sistema de anclaje de sillitas de bebes ISOFIX, solo en los asientos traseros. El acceso a los mismos es bastante precario, al ser un vehículo de dimensiones reducidas intentar introducir una sillita de bebe en las plazas trasera nos puede resultar un calvario. Pero con paciencia se puede hacer y además esta perfectamente preparado para albergar la sillita sin problemas.

Airbags
En el acabado VTS el Citröen C2 trae 4 airbags de serie, por desgracia ni como opción se pueden solicitar más. Los cuatro que vienen de serie son: de conductor, acompañante (desconectable) laterales…

Euroncap
En las pruebas EuroNCAP el Citröen C2 obtiene: 4 estrellas para la protección de ocupantes y 4 estrellas para la protección infantil un total de 28 puntos sobre 39.

Recuperaciones
El Citröen C2 tiene unas recuperaciones muy buenas, en cuarta marcha de 80 Km. /h a 120 Km. /h lo hizo en 8,4 segundos. En quinta marcha de 80 Km. /h a 120 Km. /h lo hizo en tan solo dos segundos (10,4) mas que en cuarta marcha. El 0 a 100 Km. /h de este vehículo tiene homologado un tiempo de 9,5 segundos a nosotros la unidad de prueba nos dio 9,6 segundos, la diferencia es inapreciable.

Caja de Cambios
El cambio montado en el Citröen VTS es de “solo” cinco relaciones, pero la verdad es que en ningún momento se le echa en falta una sexta relación. El tacto tanto de la palanca de cambios como de la caja en general es muy bueno y gratificante, los recorridos entre marchas son muy cortos. El pomo de la palanca de cambios al ser en aluminio, en invierno es un poco insufrible tocarlo y en verano te achicharras al tocarlo, eso si una vez esta en su temperatura justa su tacto es inmejorable.

Circulando por Carretera
El C2 de Citröen es un vehículo mas bien destinado a la urbe, pero no por ello no se puede hacer uso de el en carretera. Pero en esta versión VTS el Citröen C2 da la talla en carretera y autopista sin mayores problemas. Es un poco ruidoso a velocidades legales pero el bajo consumo contrarresta cualquier anomalía que pueda tener, es un vehículo con un depósito de 41 litros que consigue una autonomía superior a los 700 Kilómetros.

Circulando por Autopista
En autopista al igual que en carretera el Citröen C2 se comporta estupendamente, permite hacer cruceros a velocidades muy elevadas sin inconvenientes. Su consumo al igual que en carretera es muy bajo, el confort en marcha es bastante bueno, la suspensión no resulta para nada dura o seca en este tipo de carreteras.

Circulando por Ciudad
Como pez en el agua, así se encuentra el Citröen C2 en la ciudad, es una maravilla conducir este vehículo por ciudad, gracias a su alta potencia a bajas vueltas en ciudad serás el “rey”. Al ser pequeño podemos aparcarlo en cualquier sitio y además es sencillísimo gracias a su buena visión desde dentro.

Calidad de Acabados
Los acabados en este Citröen son correctos. Los plásticos encajan bien entre si, y de un tacto un poco duro.

Calidad de Materiales
Los materiales utilizados en el C2 son de una calidad media. Los plásticos son duros al tacto y en algunas partes poco vistosos.

Conclusiones
En conclusión el Citröen C2 en acabado VTS con el nuevo propulsor Diesel de 110 CV, se consigue un conjunto muy bueno para ciudad. Los consumos son muy bajos y a partir de enero del 2008 esta exento del impuesto de matriculación.
A favor: Propulsor Diesel muy agradable de conducir, consumos bajísimos, buen comportamiento en todo tipo de carreteras.
En contra: Poco equipamiento en materia de seguridad pasiva, colocación de los pulsadores de los elevalunas, cuatro plazas.

Redactor y probador: Daniel Galdeano Martnez


                        

Comenta o Pregúntanos