Por

Prueba Fiat Sedici

Fiat Sedici

El Fiat Sedici es idéntico al Suzuki SX4 comparten casi todo pero, ¿Cuales son sus diferencias? A simple vista por parte del Suzuki unos parachoques más llamativos, mas orientados a la ciudad, por dentro las diferencias son mínimas o directamente nulas. Los acabados son identicos, ajustes, materiales etc… Los motores diesel utilizados en ambas marcas son proporcionados por FIat. En el caso del Sedici, que es el probado sacaremos lo mejor y lo pero de el. Lo primero, su interior, su puesto de conducción. Una vez sentados en el, veremos que es relativamente fácil encontrar una posición cómoda para conducirlo. Las regulaciones del asiento ayudan junto con el volante, sólo regulable en altura. El asiento es cómodo no cansa el cuerpo está tapizado en piel (Opción no viene de serie), recoge bien el cuerpo pero no lo suficiente si vamos algo rápidos por el campo o carretera, sus pétalos son demasiado suaves y junto con el cuero podemos resbalar en la banqueta. El salpicadero es muy simple y sencillo a primera vista, pocos botones bien hubicados y organizados. Nuestra unidad equipaba navegador GPS como opción muy útil en casos puntuales.

Visibilidad
Aun siendo un vehículo de no mas de 4,11 metros destaca la amplitud interna del mismo, está muy trabajado el interior en este aspecto, ya que tanto en las plazas delanteras como en las traseras el espacio para sus ocupantes es muy correcto, y además goza de un buen maletero 270 l. Por lo tanto están muy bien exprimidos esos poco más de 4 metros. En visibilidad destacar el pilar A, el montante es extremadamente grueso, nos resta mucha visión lateral. En cualquier glorieta tendremos que adivinar donde esta el bordillo para no comérnoslo, y no solo sucede con los bordillos, se puede dar el caso de que en esa zona muerta que nos da el pilar A se encuentre un coche, niño, animal, y no lo veamos hasta que sea demasiado tarde.

Impresiones de Conducción
Nuestra unidad equipada con la motorización diesel de 120 CV, ya más que probada a lo largo de los años que lleva vendiéndose. Nos demostró que aún es un motor joven, y que para el Sedici la viene que ni anillo al dedo. Consigue unos consumos muy ajustados, y un alto nivel de confort en cuanto a nivel de uso del propulsor se refiere. Su buen par a bajas vueltas nos ayuda tanto en el campo, como en la ciudad. En el campo en pistas en buen y mal estado el Sedici se comporta excelentemente, esta claro que no es un todoterreno nativo, pero se defiende a la perfección ante cuestas empinadas, zonas arenosas, con barro, con piedras y un largo etc… Nuestra unidad es la versión con el acabado más alto y 4 x 4, conectable mediante un botón al lado del freno de mano (para mas información ver sección caja de cambios). En un uso diario se recomienda hacer uso de la tracción delantera, que será más que suficiente. Por el campo si la cosa se complica con activar la tracción total, o dejarlo en “auto” ya podremos subir pendientes (máximo a 60km/h), y poder pasar esa zona arenosa que se nos resistía.

Frenada
Por desgracia las pruebas de frenado se vieron mermadas por un mal uso de otros probadores hacia este vehículo. Al llegar esta unidad a nuetras manos notamos rápidamente a los pocos kilómetros que el coche tenia las pastillas casi sin ferodo, estaban ya en los testigos. Una lastima por que aun con las pastillas en malas condiciones el sistema de frenado nos dejó un buen sabor de boca, prometía mucho. Lo que aun no logro entender es como se han podido “zampar” unas pastillas en menos de 15.000 Km y para más inri en un vehículo de este tipo, que no es para abusar de sus frenos precisamente. En fin, que mas adelante realizaremos otra prueba al Fiat Sedici. Además encantados de volver a probarlo.

Tracción
Vamos a intentar orientar esta sección de la prueba a los dos terrenos que el Sedici pude pisar, tanto carretera como el campo. En carretera el Sedici no es un coche con fines deportivos, eso destaca a simple vista, el que busca este coche, quiere un pequeño SUV, que en ciudad se desenvuelva bien y en campo también. Esto el Sedici lo cumple con creces. En carretera abierta si ponemos al Sedici en aprietos en curvas, nos sorprenderá aún teniendo una suspensión con mucho recorrido destinada más bien al campo. No presenta problemas en carretera. Aguanta perfectamente entrar fuerte en una curva. La medida de sus neumáticos ayuda a esta buena estabilidad 205/60/16″. En campo su buen comportamiento en cualquier situación nos hará que estemos disfrutando de el horas y horas por caminos. La suspensión se encarga de absorber cualquier agujero, piedra, desnivel, a la mayor brevedad y con un buen confort para sus ocupantes. El alto perfil de los neumáticos también hace la labor de amortiguador, absorbiendo muchas irregularidades. Nos sorprendió gratamente el bajo consumo del propulsor diesel por campo, con el depósito lleno, y tras unas cuantas horas de rutas, solo bajo una rayita y media del marcador. Menos de un cuarto de depósito.

Estabilidad
La estabilidad no es algo extremadamente importante en el Fiat Sedici, ya que cumple a la perfección en este apartado. Su estabilidad es buena, en curva da una pequeña sensación de balanceo, lógico si tenemos en cuenta una mayor altura para campo, unas suspensiones de mayor recorrido amen de que además no es una suspensión dura. Más bien blandita. El ESP viene como opción. El control de tracción es de serie.

Reposacabezas
Aun con un tamaño justo el Sedici homologa 5 plazas, que cuentan cada una de ellas con un reposacabezas. Ajustable en altura.

Cinturones
El Fiat Sedici monta cinco cinturones del tipo estándar, de tres puntos de anclaje. Los delanteros tienen además pretensores pirotécnicos, que en caso de accidente tensan el cinturón pegándolo al cuerpo, evitando mayores lesiones.

Bebes y Niños
Nuestra unidad tenía ISOFIX en los asientos traseros, no viene de serie, se debe solicitar como opción. El acceso a los asientos traseros es cómodo, rápido. No tendremos problemas en introducir la sillita del bebe en el Sedici.

Airbags
El Sedici monta 4 Airbag, 2 más se pueden solicitar como opción.

Euroncap
En la página web de EuronCAP no disponen de la información referente al Fiat Secidi.

Recuperaciones
El 0 a 100 km/h lo completa en 11,2 s. Las recuperaciones son correctas, de 80 a 120 km/h en 5ª / 6ª: 10 s / 13 s.

Caja de Cambios
El Fiat Sedici monta una caja de cambios de seis relaciones, el tacto de la palanca es bueno, pero no su utilización. La primera marcha y la segunda, cuesta que entren, una vez la valvulina del cambio se a calentado mejora bastante este fenómeno, pero sigue apreciándose bastante. Las marchas entran “rasposas” están bien guiadas y no permite equivocaciones. En las versiones 4 x 4 tienen tres modos distintos de funcionamiento, “2WD”, “Auto” y “Lock”. En el “2WD” sólo se utilizan las ruedas delanteras para impulsarse. En el modo “Auto” se reparte la fuerza entre el eje delantero y trasero, según la ocasión o si hace falta. Si seleccionamos el modo “Lock”, un embrague multidisco se encarga de acoplar los ejes delantero y trasero de forma solidaria. Solo sirve para circular por zonas lentas y complicadas; si se superan 60 km/h pasa a la modalidad “Auto”.

Circulando por Carretera
En carretera de doble sentido el Sedici es más un todoterreno que un utilitario/compacto. Sus 120Cv pueden parecer perfectos para efectuar adelantamientos, pero no es digamos un vehículo idoneo para ello, le cuesta coger fuerza para adelantar y una vez en el la operación nos quedaremos sin “fuelle” antes de los esperado. Lo mejor es ser paciente y anticiparse al adelantamiento. Por lo demás el Sedici es muy agradable de conducir por carretera.

Circulando por Autopista
En autopista resaltamos el bajo consumo de combustible que obtiene su propulsor diesel. También destacamos una alta rumorosidad, que viene de tres sitios diferentes, principalmente del motor diesel, aun yendo bajo de vueltas en sexta marcha se filtran demasiados ruidos residuales al habitáculo. El segundo foco, son los ruidos aerodinámicos, los típicos silbidos en las puertas del viento a velocidades de legales de la vía. El ultimo foco de ruido, y el menos importante ya que queda mitigado en parte por el sonido del motor, es el sonido de rodadura de los neumáticos. La suspensión es muy confortable en autopistas/autovias. Buena autonomía con un depósito de 50 litros.

Circulando por Ciudad
En este apartado vamos a introducir además de lo referente a ciudad, también algunas cualidades del Sedici por campo. En ciudad, el Sedici dado su “pequeño” tamaño se maneja como pez en el agua. Se aparca con facilidad donde queramos, su dirección es muy suave y blanda, nos filtra con facilidad todo lo que sucede en el suelo. El aislamiento del motor diesel es un poco precario ya qué se filtran demasiados ruidos, vibraciones ninguna. En el campo es sumamente cómodo de conducir, su motor responde muy bien en marchas largas y a bajas vueltas, no es un todo terreno al 100% pero se comporta como si lo fuera. No habrá pendiente que se nos resista, y si además lo calzamos con unos neumáticos de campo mejor aún. Las Bridgestone ER300 que llevaba nuestra unidad en algunas zonas perdían adherencia notablemente, sobre todo en terreno mojado, barro, agua y arena fina.

Calidad de Acabados
Nuestra unidad venia bastante cargada de extras, asientos en piel de buena calidad, paquete lujo, en definitiva. El acabado más alto. Y eso se hace notar.

Calidad de Materiales
Los materiales utilizados son correctos, no abundan los plásticos duros, pero algúno queda. Como en las partes bajas de las puertas o zonas no visibles del salpicadero.

Conclusiones
Resumiendo, el Fiat Sedici es un vehículo muy polivalente. Nos dará buenas alegrías por el campo, tambien nos servirá perfectamente para hacer viajes. Gracias en parte a su potente propulsor diesel, que tiene unos consumo muy ajustado y una alta autonomía. Por ultimo no llevara por la ciudad estupendamente, su pequeño tamaño en comparación con otros 4 x 4 mas grandes dejan al Sedici en un buen lugar en todo. Ya que aun siendo pequeño por dentro sobra espacio para que sus ocupantes vayan cómodos.

A favor: Buena habitabilidad interior, propulsor potente, manejo por campo.
En contra: Mala insonorización, pilar A resta visibilidad.

Redactor y probador: Daniel Galdeano Martnez
V�­deo de la Prueba: http://es.youtube.com/watch?v=6j1bzdQAJ08


                    

Comenta o Pregúntanos