Por

Prueba Honda Civic Type-R

Honda Civic Type-R

El acabado Type-R para muchos es la máxima expresión de deportividad en motores de gasolina. Y es sabido por todos que el propulsor que anima al Civic Type-R no es precisamente un motor corriente. Impresiona como se sacan de el los poco mas de 200cv. Al ser atmosférico la potencia se adquiere a base subir vueltas, este motor eroga los 200cv a mas de 8.000 revoluciones por minuto. Si si, has leído bien, mas de 8.000 revoluciones por minuto. El corte de inyección se encuentra en torno a las 8.250 revoluciones. Nuestra unidad superaba esas revoluciones levemente quedándose en 8.300 rpm. Como podéis observar el motor es una parte muy importante en el acabado Type-R, pero no solo el motor es digno de ser mencionado en esta prueba. El bastidor hará las delicias de cualquier conductor experimentado y no tan experimentado. Es tan facil poner al límite este vehículo que no hace falta muchas manos para ello. El interior del Civic Type-R es diferente a sus hermanos de modelo, directamente nada mas abrir la puerta nos encontramos con unos asientos tipo baquet con grandes pétalos y una banqueta muy mullida. Estos asientos además de sujetar a la perfección el cuerpo no lo castigan en absoluto algo de agradecer, ya que la suspensión del Type-R es muy enérgica y tiende a rebotar bastante. El salpicadero presenta cambios en el tablero de instrumentos, este esta retroiluminado en otro color, relojes delimitados a mayor velocidad y vueltas. Luces que nos marcan cuando estamos aprovechando el sistema V-TEC y un largo etcétera. Por el exterior el Civic Type-R también presenta diferencias. Alerón trasero de mayor tamaño, llantas de 18″ se serie, faldón delantero del color de la carrocería. Suspensión rebajada, etc…

Visibilidad
Ya lo comentamos cuando hicimos la prueba del Civic Type-S. El Civic no es un portento en cuanto a visibilidad se refiere. La luna trasera partida en dos por el alerón nos resta mucha visibilidad, en el caso del Type-R mas aun, por que el alerón es de mayor grosor y tamaño. La visibilidad lateral trasera también es reducida, las lunas son pequeñas y los montantes de los pilares C son demasiado grandes, dando lugar a una zona sin visión que podemos solventar medianamente con los retrovisores exteriores. La visibilidad lateral delantera es correcta, no presenta deficiencias de ningún tipo. La versión Type-R trae de serie faros de xenón, estos cumplen perfectamente su misión dotando al conductor de una iluminación perfecta por la noche.

Impresiones de Conducción
En muchos medios de comunicación del motor y amigos habíamos oído maravillas en referencia al Honda Civic Type-R. Y por supuesto teníamos que contrastar esa información. El equipo de PacoCostas.com puso a prueba el Civic Type-R y a lo largo de esta prueba descubriréis si de verdad esta fiera japonesa lo es tanto o se ha aburguesado con los años. La primera impresión que me lleve nada mas sacarlo de la concesión de Honda era de un puesto de conducción algo alto para un vehículo de estas características. Un embrague de largo recorrido que me obligaba a atrasar el asiento más de lo que me gustaría. Por lo demás el puesto de conducción es simplemente sublime. Una vez puesto en marcha a manos del Type-R nos dispusimos a empezar con la prueba. El motor tira muy bien desde bajas vueltas aprovechando este buen tirón a bajas vueltas podemos ir en quinta y sexta por ciudad, esto lógicamente tiene su explicación. En la sección caja de cambios lo explicamos mejor. En el momento de la primera frenada la sonrisa que salía de mi boca desapareció de golpe, note que los frenos no estaban para nada en concordancia con la potencia del Type-R, pensé que como el coche había sido lavado hacia unos minutos los discos estaban húmedos y no frenaban correctamente y lo deje pasar.

Frenada
Como hemos comentado en la sección anterior los frenos del Type-R no son lo que uno se espera de un vehículo, sabemos de buena tinta que nuestra unidad aun teniendo poco más de 4.000km en el marcador había sido castigada en circuito, sus neumáticos daban señales de ello. Y el color rojizo de los frenos de disco también. Esto nos indica que estos disco nuevos habían alcanzado unas altas temperaturas aproximándose al rojo vivo y luego un enfriamiento rápido, perdiendo así capacidad de frenada que en una conducción diaria no se notaba excesivamente, pero que aprovechando la caballería del motor no daban a basto para detener el vehículo. En cuanto se frenaba más de un par de veces bruscamente notábamos en el pedal como se endurecía y la frenada se alargaba. Una lastima por que nos mermo mucho la prueba de zonas reviradas. Por otra parte el tamaño de los discos es bastante moderado, los delanteros son de 300mm ventilados, los traseros macizos de 260mm. Abs. de ultima generación y repartidor de frenada electrónico. Achacamos el mal funcionamiento del sistema de frenado a un uso inapropiado en circuito por parte de otros probadores. Ya que el Honda Civic Type-S que probamos con el mismo sistema de frenado no dio ningún problema.

Tracción
El Type-R monta de serie neumáticos de 225/40/18″ que asociados al control de tracción es casi imposible tener perdidas de tracción. Con el control de tracción desactivado las perdidas de tracción se presentan en arrancadas, en el paso de curvas muy cerradas. El motor del Type-R dispone de unos buenos bajos para la utilización por ciudad pero al no ser turboalimentado el par a bajas vueltas no es muy alto. Con ello queremos decir que las perdidas de tracción en salidas rápidas son mínimas.

Estabilidad
El Civic Type-R en estabilidad juega en una liga diferente, sus competidores se verán en apuros para seguirle en zonas reviradas. La suspensión muy enérgica, rebajada de serie, con unos neumáticos de bajo perfil. Hacen del Type-R una verdadera lapa del asfalto, es sumamente estable en zonas de curvas, esta estabilidad proporciona al conductor una seguridad muy alta. Poniendo en apuros al bastidor del Civic Type-R no conseguimos ningún sobreviraje o subviraje a tener en cuenta, es muy noble en reacciones y hará lo que le pidamos en todo momento. El control de estabilidad (ESP) es poco intrusivo pudiendo tenerlo conectado en el momento de buscarle las cosquillas al civic, con el desconectado la conducción a de ser mas atenta a su eje trasero que tiende a deslizar un poco, pero de ahí no pasa.

Reposacabezas
El Honda Civic Type-R monta cuatro reposacabezas, los delanteros no son movibles van incorporados en los baquet. Los traseros son regulables en altura únicamente.

Cinturones
El Honda Civic en general solo homologa cuatro plazas, por lo tanto solo dispone de cuatro cinturones de seguridad, estos son de tipo estándar de tres puntos de anclaje. Los delanteros incorporan pretensores pirotécnicos.

Bebes y Niños
Aun siendo una versión deportiva hay cabida para un uso familiar a la vez. El asiento trasero viene preparado con anclajes ISOFIX para sillitas de bebes. El acceso a las plazas traseras es bastante deficiente, los baquet no facilitan la entrada. El maletero es de dimensiones correctas, al tener suspensión semi-independiente en el eje trasero, las torretas se comen un poco del mismo.

Airbags
El equipamiento de Airbag que el Civic tiene es bastante amplio, viene dotado de 8 Airbag de serie en todas sus versiones.

Euroncap
En las pruebas EuroNCAP el Honda Civic obtiene: 4 estrellas para la protección de ocupantes y 4 estrellas para la protección infantil un total de 32 puntos sobre 39.

Recuperaciones
El motor del civic Type-R aun siendo atmosférico de dos litros se presenta muy lleno en toda la franja utilizable del tacómetro. Desde bajas vueltas nos empuja con un par correcto que hace mas cómoda la conducción por ciudad pudiendo aprovechar un uso de marchas más largas, bajando consumos y ruidos. Que en esto ultimo no tendremos problemas a bajas vueltas el motor es inaudible desde el interior, la buena insonorización del Civic no deja filtrar nada. Eso si una vez encaminamos las altas vueltas la cosa cambia para bien, el sonido del motor se escucha y se aprecia. Las recuperaciones son rápidas pero si hacemos uso de la caja de cambios y bajamos marcha dejando el motor cercano de las 5000 revoluciones sentiremos el tirón del sistema i-VTEC que catapulta al Civic Type-R dando una respuesta contundente. Aceleración de 0 a 100km/h en 6,6 segundos.

Caja de Cambios
Para su versión más radical y deportiva Honda a escogido una caja de cambios de seis relaciones, perfectamente escalonadas y cortas muy cortas, dotando al Civic Type-R de aceleración en casi cualquier marcha y velocidad. El Type-R con esta caja es un vehículo óptimo para zonas reviradas que es donde de verdad le sacaremos todo su partido. El tacto de la palanca es correcto, pomo de aluminio que da un tacto mas deportivo y personal. El guiado es también correcto no detectando anomalías ni crujidos al accionar la palanca.

Circulando por Carretera
Como muchos de los vehículos con carácter deportivo, ajustados al milímetro para disfrutar, su zona es las carreteras de doble sentido plagadas de curvas y puertos de montaña. En el caso del Civic, no nos equivocamos en pensar esto, todo su conjunto esta pensado para disfrutar, es un vehículo para un uso de disfrute mas para fin de semana. El motor en este tipo de carreteras da lo mejor de si, pudiendo estirar hasta por encima de las 8000 revoluciones, algo que si hacemos en ciudad nos tildaran de locos aun yendo a velocidades legales. Por ello debemos escaparnos a estas carreteras para disfrutar del Civic, naturalmente respetando los límites de tráfico.

Circulando por Autopista
En autopista el Civic se nota algo desplazado de su terreno, lo notamos en que si vamos a la velocidad de los demás usuarios de la vía nuestro motor sobrepasa con facilidad las 4000 revoluciones emanando un ruido seco algo molesto al cabo de un rato. Los consumos también son mayores por el mismo fenómeno. Y la suspensión se hace algo cansina, pero no todo iba a ser bueno. El Civic es como ya hemos dicho un vehículo rutero de puertos de montaña y zonas reviradas, si lo sacamos de hay sufrirá tanto el conductor como el vehículo. Los consumos por autopista son muy contenidos para la potencia y las relaciones del cambio.

Circulando por Ciudad
Y por ultimo la ciudad, en la ciudad el Civic nos dejo un buen sabor de boca, como adelantamos anteriormente el propulsor gasolina para ciudad es muy cómodo dispone de un bajos muy notorios que nos dan la posibilidad de conducir en marchas largas sin mayores problemas. Ahorrando en gasolina y ruidos. Desde marchas largas la recuperación de velocidad también es buena y rápida. Lo único resaltable del Civic Type-R en ciudad es la suspensión dura, seca y de poco recorrido, si vivimos por una zona con resaltos deberemos prestar especial atención al paragolopes delantero ya que puede rozar con facilidad. Esta es la pequeña penitencia que debemos pagara por disfrutar de un vehículo deportivo domesticado para ciudad. Es un precio muy bajo para lo que se disfruta con el en carreteras reviradas.

Calidad de Acabados
Los acabados del Honda Civic están a la altura de sus competidores, que en ocasiones tienen un precio superior y peores acabados. Honda en el Civic ha realizado un trabajo excelente, la calidad de los plásticos, como de las telas es muy buena. Los ajustes también son correctos.

Calidad de Materiales
Los materiales utilizados en el Honda Civic Type-R son de buena calidad, son aparentes al tacto y convencen. Las zonas visibles son blandas al tacto. Y las telas utilizadas también son de un buen tacto y parecen resistentes al uso diario.

Conclusiones
En general el Civic Type-R es un vehículo que se compra más con el corazón que con la cabeza. Su comprador sabe lo que busca y lo que se lleva a casa. Y una vez ponga el marcha su motor no pensara en deshacerse de el jamás. En lo demás el Civic cumple con sobresaliente, tanto en carretera, autopista, como ciudad su uso es diferente y entretenido. Y es que es un coche para disfrutarlo conduciéndolo, cada kilómetro es un mundo, para ir de un punto a otro ya existen versiones diesel. Los acabados son correctos. Un vehículo recomendado para disfrutar de la conducción deportiva, eso si con pies de plomo y respetando los limites impuestos por trafico y los otros usuarios de la vía.

A favor: Motor, estabilidad, materiales y acabados.
En contra: suspensión en ciudad, rumorosidad del motor en autopista, acceso a las plazas traseras.

Redactor y probador: Daniel Galdeano Martnez
V�­deo: http://es.youtube.com/watch?v=XaV-4wwxA-4


                  

Comenta o Pregúntanos