Por

Prueba Mazda 2 Sportive

Mazda 2 Sportive

Pequeño pero matón, así es el nuevo Mazda 2, y sobretodo la versión mas deportiva, Sportive. Está versión viene dotada de un propulsor atmosférico de 1.5 litros de cilindrada. Este propulsor alimentado por gasolina es muy suave en todo su rango de revoluciones, solo apreciamos un tirón a partir de las 4000 en ascendente hasta casi el corte de inyección. A partir de estas 4000 revoluciones hace acto de presencia el afamado sistema de distribución variable S-VT, en otras marcas se le llama de maneras diferentes, pero en si el sistema es el mismo. El Mazda 2 Sportive es un vehículo ágil pero para sacarle todo el jugo al motor debemos llevarlo alto de vueltas. Todo lo contrario a un motor enturbado. Aun no disponiendo de alimentación forzada de aire a bajas vueltas responde muy bien y aguanta el tipo en marchas largas a punta de gas. El interior del nuevo Mazda 2 sufre un rejuvenecimiento de cara en comparación con su antecesor, también lo hace en la línea exterior. El interior es simple pero práctico, en un vehículo urbano como este se busca como una de las prioridades que sea práctico. Y el Mazda 2 lo es. El asiento del conductor sujeta correctamente el cuerpo, los pétalos laterales no son muy acusados pero no se necesita más. El volante forrado en piel y dotado con mandos en el volante es solo regulable en altura.

Visibilidad
Dado su condición de utilitario y su pequeño tamaño la visibilidad que tiene el conductor es muy buena. No hay ningún objeto que nos moleste, los reposacabezas traseros se ocultan lo suficiente como para no molestar visualmente. Los retrovisores exteriores como el interior son de un tamaño justo, y nos detallan de buena manera lo que acontece detrás de nuestro coche. La iluminación del Mazda 2 si se podría mejorar, no es que ilumine mal por la noche, pero podría ser mejor sin duda. No pedimos unos faros de Xenón, pero si le vendría bien tener unos faros que no compartan las luces de cruce y de carretera en la misma bombilla H4. En cuanto accionemos las luces de carretera se crea un vació luminoso en los metros mas cercanos al vehículo.

Impresiones de Conducción
El acabado Sportive es el mas alto del modelo 2 de Mazda, no solo en acabados y extras, también en la motorización más potente para este modelo. Antes de ponernos a los mandos del Mazda 2 nos informamos sobre el, como es habitual en cada prueba. Dichas Fuentes hacían referencia unos consumos no muy ajustados para este propulsor, y alguna que otra pega sobre el bastidor del Mazda 2. Después de realizar la prueba al Mazda no estoy de acuerdo en absoluto con estos medios del motor. Para conseguir que el Mazda 2 gaste lo que se comenta debemos ir pie a tabla mucho tiempo. En toda la prueba gozamos de unos consumos extremadamente ajustados. Tanto en ciudad como en carreteras reviradas. En cuanto al chasis, si es cierto que su corta batalla en curvas cerradas se nota, pero para notarlo debemos pasar un poco pasados por la curva.

Frenada
Nuestra unidad tenía relativamente pocos kilómetros 8.071. Y los frenos aun estaban en plenas facultades de funcionamiento, el uso por parte de otros probadores había sido correcto. Hay que tener en cuenta que en estos pocos kilómetros perfectamente los frenos podían estar ya muy castigados y darnos unos malos resultados. Pero no fue el caso del Mazda 2. Como es habitual hicimos unas tandas de frenadas diferentes. A diferentes velocidades hasta 0. Con menor o mayor presión en el pedal del freno. No buscábamos la fatiga de los frenos, pero tampoco la encontramos. Una de las cosas que no nos gusto del Mazda es que aun se usen tambores para el eje trasero. Estamos hablando de un vehículo que supera los 100 CV, y aun que los tambores de 200mm cumplen perfectamente su función ya va siendo hora de ir dejando paso definitivamente a los frenos de disco en el eje trasero. En el eje delantero monta discos ventilados de 258 mm.

Tracción
Al estar equipado con un propulsor atmosférico a bajas vueltas la entrega de par es bastante baja, y si además tenemos el control de traccíon conectado las pérdidas de tracción en arrancadas son mínimas. Donde si se aprecian pérdidas de tracción es en curvas enlazadas cerradas, pero esto le pasa a cualquier vehículo si forzamos la trazada. Las ruedas calzadas en el Mazda 2 son unas TOYO Proxes. Unas ruedas muy correctas para cualquier tipo de conducción. No limitaron en ningún momento las aptitudes deportivas de este modelo.

Estabilidad
El Mazda 2 Sportive trae control de estabilidad de serie. Este no es para nada intrusivo, es más, casi hay que pedirle que haga acto de presencia cuando se le solicita. Es desconectable mediante un botón, no se desconecta del todo, queda activado de manera latente y actúa cuando es necesario, dejando una buena libertada al conductor. La estabilidad que el Mazda 2 ofrece es correcta, su tarado de suspensión más enérgico y unos muelles algo duros ayudan a una buena estabilidad en curva sobretodo. El bajo perfil de los neumáticos y una mayor sección también es una ayuda a tener en cuenta. Calza unas ruedas Toyo Proxes de 195/46/16″. No lastran es absoluto las prestaciones del Mazda.

Reposacabezas
El Mazda 2 aun siendo pequeño homologa cinco plazas, de las cuales todas vienen equipadas con reposacabezas. Los delanteros son regulables en altura e inclinación. Los traseros sólo son regulables en altura.

Cinturones
Como sucede en el caso de los reposacabezas, el Mazda 2 homologa cinco plazas, por lo tanto monta cinco cinturones. Todos ellos son de tipo estándar, es decir de 3 puntos de anclaje. Los delanteros vienen dotados de pretensores pirotécnicos.

Bebes y Niños
El Mazda 2 puede ser un vehículo familiar. Sus plazas traseras incorporan el sistema ISOFIX para anclaje de sillitas de bebes. Este sistema debemos pedirlo como opción.

Airbags
En este apartado el Mazda 2 queda un poco anticuado en referencia a sus competidores cercanos. Sólo monta cuatro Airbag, no se pueden montar más ni como opción.

Euroncap
En las pruebas EuroNCAP el Mazda 2 obtiene: 5 estrellas para la protección de ocupantes y 4 estrellas para la protección infantil un total de 34 puntos sobre 39.

Recuperaciones
El Mazda 2 goza de unas buenas recuperaciones, para conseguir la máxima aceleración del propulsor debemos andar por la zona alta del tacómetro, en esta franja da lo mejor de si. El Mazda 2 realiza el 0 a 100km/h en 10,4 segundos.

Caja de Cambios
En esta versión deportiva del Mazda 2 se ha optado por un cambio manual de cinco relaciones. 1ª: 7, 59 km/h – 2ª: 14, 08 km/h – 3ª: 20, 11 km/h – 4ª: 26, 69 km/h – 5ª: 33, 47 km/h. (km/h a 1.000 rpm). Se hecha en falta una sexta relación. Bajaría consumo y reduciría notablemente el ruido del motor filtrado al interior del habitáculo. El tacto que presenta la caja de cambios es bueno, además la posición de la palanca es muy buena y cómoda para el conductor. Sólo penalizar el uso de la marcha atrás. Está en la misma línea que la quinta relación, y por equivocación podemos pensar que es la sexta relación e intentar introducirla. Por suerte en marcha no nos lo permite, pero si pasamos por punto muerto antes si nos dejara. En este caso Mazda debería poner algún tipo de gatillo o seguro.

Circulando por Carretera
En carretera el Mazda 2 es muy silencioso, extremadamente silencioso, su mecánica al ralentí es casi inaudible. Solo en marcha a partir de 100 Km. /h escucharemos levemente el sonido del viento que se filtra por el marco de la puerta. También se deja apreciar y mucho el sonido de rodadura de los neumáticos, se podría decir que esta es su principal fuente de sonido en marcha. El consumo es muy ajustado en carretera. La marca homologa un consumo de 5,9 litros en este terreno. Nosotros no estuvimos tan finos para llegar a ese consumo. Lo dejamos en 6.5 litros a los 100 km.

Circulando por Autopista
En autopista el Mazda 2 nos deja entre ver que es un vehículo ágil en carretera y perfecto para la ciudad, pero que en autopista/autovía se desenvuelve como si de una berlina se tratara. Sus más de 100 CV siempre están presentes para cualquier aceleración, incorporación, adelantamiento. La suspensión en este tipo de terrenos se comporta fabulosamente filtra zonas bacheadas y rizados, sin trasmitir casi nada al habitáculo. El consumo homologado en este tipo de carreteras es de: 4,9l a los 100Km. Nosotros no conseguimos ni por asomo este magnifico consumo, pero estuvimos rondando los 6 litros a los 100km un buen rato.

Circulando por Ciudad
En ciudad el Mazda 2 es, muy muy ágil, su pequeño tamaño, buen motor y comportamiento lo convierten en el ideal para ser un vehículo ratonero. Sus parcos consumos en ciudad nos dan una buena autonomía de uso. Su habitabilidad interior queda un poco justa si van más de 4 personas. El maletero es pequeño 250 litros, pero se le saca un buen partido. Los consumos obtenidos en la prueba por ciudad fueron de 8 litros a los 100km, el homologado no esta muy lejos, 7,6 litros a los 100km.

Calidad de Acabados
Los acabados han mejorado su presencia y tacto en cuanto al anterior Mazda 2.

Calidad de Materiales
Los materiales empleados en el Mazda son de una calidad correcta.

Conclusiones
Pequeño pero matón, así podríamos definir al nuevo Mazda 2. Sobretodo si hablamos de la versión Sportive. Esta versión cuenta con unos buenos acabados, línea atractiva a la vista. Un propulsor gasolina atmosférico muy agradable de usar y parco en consumos. No presenta grandes deficiencias en ninguno de los apartados de la prueba. Es una compra muy recomendable.

Lo mejor: Propulsor gasolina, suavidad de manejo y marcha, consumos.
Lo peor: Falta de una sexta marcha, volante sin reglaje de profundidad, movimientos del chasis acusados en zonas viradas.

Redactor y probador: Daniel Galdeano Martnez
V�­deo: http://es.youtube.com/watch?v=EbyfR7o_J5Q


                    

Comenta o Pregúntanos