Por

Prueba Saab 9-5 BioPower

Saab 9-5 BioPower

El Saab 9-5 BioPower destaca principalmente por el combustible que utiliza, por su baja contaminación. Ahora esta de moda que en todas las marcas salgan modelos con motorizaciones más eficientes que miran por consumos más bajos, bajas emisiones. Pero no todo son ventajas, en el caso del Saab 9-5 BioPower, dotado de un propulsor 2.0 Turbo gasolina de 150cv, sus consumos con etanol (E85) no son tan buenos como cabria esperar, a lo largo de toda la prueba con una conducción relajada no conseguimos bajar de una media 12,5 litros a los 100. El Saab también sorprende por su buen espacio interior, muy espacioso a la vista y en la práctica lo es. Los asientos son extremadamente cómodos, muy blandos se podría decir. El salpicadero da un aspecto un poco anticuado pocos botones y bien ubicados.

Visibilidad
El Saab 9-5 es la berlina más grande de Saab, su tamaño es cercano a los cinco metros de longitud. El tamaño del Saab no afecta para nada a la visibilidad que tiene el conductor, la visibilidad es francamente buena, por no decir más que correcta. No presenta problemas, tanto en maniobras como en conducción normal. Lo único hacerse a las medidas del vehículo para aparcar sin problemas al no ver el maletero, como en todos las demás berlinas.

Impresiones de Conducción
La primera impresión que nos llevamos es que el Saab 9-5 BioPower estaba “descafeinado”, que no andaba lo que la ficha técnica declaraba. Pero al hacer unos cuantos kilómetros rápidamente nos hicimos a el, es un vehiculo muy burgués pero con un motor muy bien escogido, en las primeras vueltas del tacómetro es un poco perezoso, pero al pasar de las 4.000 revoluciones da lo mejor de si, se nota el tirón del turbo con bastante facilidad si exigimos la máxima aceleración, sobretodo en relaciones cortas del cambio. La unidad probada traía el tanque de combustible lleno de E85, que no mas que un 85% de Etanol y un 15% de gasolina sin plomo 95, teóricamente según datos al llevar etanol el motor debería dar casi 180 CV, según las pruebas realizadas es mas que posible que los de y supere.

Frenada
El Saab 9-5 BioPower viene equipado con frenos de disco en el eje delantero y en el trasero. Los delanteros son ventilados y sobredimensionados. Los traseros son macizos. El vehículo viene con ABS de última generación, muy poco intrusivo. También equipa de serie ayuda a la frenada de emergencia. En la prueba realizada el Saab 9-5 no presento problemas, ni en capacidad de frenada, ni en calentamiento de los frenos por frenadas reiteradas.

Tracción
En la prueba de paso por curva rápido, curvas enlazadas, conducción decidida. Rápidamente notamos el comportamiento del chasis del Saab 9-5, aun siendo un berlina bastante burgués, sobretodo por su comportamiento por ciudad y autopista/autovía, en carreteras nacionales nos sorprendió gratamente, el balanceo del chasis no es tan acusado como cabía esperar, las suspensión tiene un recorrido justo que evita un balanceo excesivo de la caja, y una dureza muy bien estudiada, ya que no es una suspensión seca. Todo esto lógicamente repercute en la buena motricidad del Saab 9-5, no tiene perdidas de tracción, ni leves siquiera. Además el control de tracción asociado al ESP se encarga de mitigar las pocas pérdidas que haya.

Estabilidad
Como hemos comentado en el apartado de la tracción del Saab, su estabilidad es muy buena, el paso por curva es elevado para ser una berlina grande y de un peso a tener en cuenta. El buen compromiso alcanzado en el conjunto de suspensión montado en el Saab consigue proporcionar una gran comodidad a sus ocupantes y un buen agarre al vehículo en curvas importantes. El acabado Vector trae de serie el ESP.

Reposacabezas
El Saab 9-5 incorpora cinco reposacabezas, los delanteros son regulables tanto en altura como en inclinación. Los traseros por su parte son también regulables en altura e inclinación. Ninguno de los cinco es activo en caso de accidente.

Cinturones
El Saab 9-5 cuenta con cinco cinturones del tipo estándar, es decir de 3 puntos de anclaje, los delanteros además vienen equipados con pretensores pirotécnicos de retención en caso de accidente.

Bebes y Niños
El Saab viene preparado con el sistema ISOFIX de anclaje de sillitas de bebes, en los asientos traseros. El acceso a las plazas traseras en fácil, ya que el Saab 9-5 dispone de cinco puertas.

Airbags
En materia de seguridad el Saab 9-5 se queda ya un poco desfasado al lado de sus rivales. Solo equipa como máximo cuatro Airbag, cuando otras berlinas/compactos a estas alturas ya equipan nueve Airbag.

Euroncap
En las pruebas EuroNCAP el Saab 9-5 obtiene: 5 estrellas para la protección de ocupantes y 2 estrellas para la protección infantil un total de 33 puntos sobre 39.

Recuperaciones
El Saab trae una caja de cambios de solo cinco velocidades, aun que la quinta es bastante larga y podría valer como quinta y sexta juntas. Las recuperaciones del Saab son bastante correctas pero lentas, por su peso en vació, desarrollos del cambio largos y un motor perezoso a bajas vueltas.

Caja de Cambios
La caja de cambios montada en el Saab 9-5 BioPower consta de cinco relaciones, las ultimas un poco mas largas para desahogo del propulsor, bajar consumos y menor ruido del propulsor. El tacto de la palanca es muy curioso ya que las marchas entran a la perfección pero da la sensación como si la palanca tuviera algo de holgura, pero en verdad no es así, no la tiene. Por eso el tacto requiere un pequeño aprendizaje, además el pomo es de un tamaño un poco grande.

Circulando por Carretera
El Saab 9-5 presenta un comportamiento muy correcto por carreteras nacionales, aun siendo una berlina de conducción tranquila su aplomo es muy bueno y el paso por curva elevado. Todo gracias a una buena elaboración del sistema de suspensión empleado por Saab para el 9-5. El consumo en carreteras nacionales un poco alto aun pisándole de manera moderada.

Circulando por Autopista
En autopista el Saab tiene un excelente comportamiento, la suspensión absorbe a la perfección cualquier irregularidad del pavimento. El motor aun siendo un poco perezoso a bajas vueltas tiene suficiente fuerza como para poder utilizar la quinta sin problemas. El consumo por autopista es bastante ajustado, aun que con E85 (etanol) los consumos son mas altos que con G95.

Circulando por Ciudad
En ciudad el Saab goza de una suspensión muy buena, cómoda. El motor proporciona un buen confort de marcha ya que desde bajas vueltas recupera bien aun siendo un poco lento. El consumo por ciudad con E85 es alto, con G95 es bastante mas bajo, pero no tenemos los 30 CV de mas que otorga el E85.

Calidad de Acabados
Los acabados del Saab son correctos pero se ven un poco anticuados al lado de sus rivales, se echa en falta un buen lavado de cara a este modelo en un futuro no muy lejano.

Calidad de Materiales
Los materiales utilizados son correctos, abundan los plásticos de buena calidad y encajes perfectos.

Conclusiones
En resumen el Saab 9-5 se caracteriza principalmente por su innovación por el uso de etanol, la lastima es que en España el uso del etanol esta muy limitado ya que por ejemplo en Madrid no hay ninguna gasolinera que lo distribuya. El Saab nos lo dieron con E85 por que en la propia concesión de Opel/Saab tenían un tanque con E85. En España solo por la zona norte podemos adquirir E85. Por lo demás el Saab 9-5 es un gran coche, no tiene defectos grabes y si muchas virtudes que plantean su compra a un futuro propietario.
A favor: Motor potente, uso de etanol (combustibles no contaminantes), amplitud interior.
A mejorar: Tacto caja de cambios, interior un poco pobre.

Redactor y probador: Daniel Galdeano Martnez


                   

Comenta o Pregúntanos