Por

Prueba Skoda Superb 2.0 TDI 170cv DSG (2008)

Skoda Superb

El Superb goza de excelentes butacas. Accesorios como los asientos con regulación eléctrica son una maravilla. Cuenta con un reglaje lumbar que puede ser graduado tanto en profundidad como en altura. Sus asientos recogen a la perfección y pueden ser regalados en infinidad de posiciones. Además cuenta con memorias para los asientos, una comodidad extra cuando el coche es utilizado por más de una persona. Los botones, de fácil e intuitivo acceso, se caracterizan por ser muy específicos, y toda información, además de darla los mismos botones con LED´s, es repetida en la pantalla táctil que cuenta con innovaciones como el Audio Bluetooth, un disco duro interno para guardar música o vídeos y la posibilidad de reproducir películas en DVD. En el caso del asiento del conductor el reglaje perfecto es un poco difícil de conseguir si se tienen las piernas largas, ya que se tiende a chocar con la columna de la dirección.

Visibilidad
Una buena visibilidad es hoy en día un requisito indispensable a la hora de comprar un vehículo nuevo. El Skoda cuenta con grandes retrovisores exteriores que son la delicia de la conducción. Nuestra unidad cuenta con retrovisores -tanto exteriores como el interior- fotocrómicos, realmente cómoda a la hora de conducir por zonas oscuras teniendo un vehículo detrás con las luces mal regladas o faros de xenón. Los pilares delanteros no son un obstáculo a la vista ya que la distancia a ellos es lo suficientemente grande como para que no sean molestos.

Impresiones de Conducción
El nuevo modelo del Superb nos ha sorprendido mucho a toda la redacción. De grandes dimensiones -es mayor que la anterior versión- cuenta con un maletero de 565 litros, el más grande de su categoría. Además el Superb es el primer coche que incorpora un nuevo sistema de apertura del maletero denominado Twindoor. Este sistema permite abrir el maletero de dos maneras diferentes: como si fuera una berlina de cuatro puertas o como si fuera de cinco. La posibilidad de abrir el maletero mediante portón aumenta la accesibilidad, ya que de la otra manera la boca del maletero queda muy reducida y un tanto incómoda a la hora de meter una gran carga.

Frenada
El Skoda cuenta con un excelente sistema de frenos ventilados muy necesarios a la hora de detenerlo, ya que nos encontramos ante un gigante de peso elevado. La unidad probada contaba con cambio DSG muy recomendable, con levas en el volante que permitía en todo momento poder reducir de marcha con un solo movimiento de dedos. Por supuesto cuenta con todos los nuevos sistemas de ayuda al frenado como el ABS.

Tracción
La unidad probada contaba con tracción delantera, siendo posible también su adquisición con tracción a las cuatro ruedas. Gracias al generoso calzado con el que contaba nuestra unidad era bastante imposible encontrar situaciones en las que pudiésemos perder el control por culpa de la tracción.

Estabilidad
Nuestra unidad montaba unas ruedas 225/40 R18. De excelente estabilidad gracias a su perfil bajo y suspensiones intermedias, aunque su alto peso era notorio en curvas rápidas. No llegaba a producirse un balanceo incómodo, es más, se puede decir que detrás se va realmente cómodo, y salvo algún badén incómodo, la estancia en el Superb no pasará desapercibido por sus excelentes cualidades y calidades. Cuenta con ayudas en carretera como el ASR (control de tracción) y le ESP (control de estabilidad)de serie en todas las versiones y motorizaciones.

Reposacabezas
El Superb cuenta con cinco reposacabezas regulables en altura y los delanteros en inclinación. Se encuentran en una posición idónea y no resultan incómodos de ninguna de las maneras. El quinto reposacabezas reduce las lesiones en la cabeza o en el cuello del pasajero sentado en el asiento posterior intermedio.

Cinturones
Cinco cinturones de tres puntos de anclaje para la gran berlina de Skoda son los necesarios para que la seguridad sea uno de sus puntos fuertes. Combinados con los airbags son un sistema de seguridad infalible.

Bebes y Niños
plazas traseras cuentan con anclajes Iso-Fix cuyos enganches se encuentran escondidos para no hacer incómoda su estancia en el Superb. Además sus amplias plazas traseras ayudan a la colocación de sillitas portabebés sin ninguna limitación espacial.

Airbags
El Superb es un pionero en seguridad pasiva. Cuenta con hasta nueve airbags, entre ellos los de cabeza, los delanteros de conductor y acompañante, los laterales delanteros y traseros y el novedoso airbag de rodillas – éste último sólo para el conductor-.

Euroncap
Cinco estrellas EURONCAP para los adultos ocupantes del Superb y una puntuación de 35. En cuanto a niños hablamos de una puntuación de 40 con una valoración de 4 estrellas. Y por último, la protección a transeúntes es de 2 estrellas y 18 puntos.

Recuperaciones
Gracias al cambio DSG de 6 relaciones y a su motor 2.0 TDI de 170 cv y par a bajas revoluciones, las recuperaciones son magistrales. Como si de su peso se olvidara, el Superb acelera como un súper deportivo con poco más que hundir el pié en el pedal, y si nos encontramos en una situación de riesgo, no hay más que apretar el botón que se encuentra al final del acelerador y la caja de cambios escoge la marcha más corta que puede llevar a esa velocidad y aprovecha todo el rango de potencias del vehículo.

Caja de Cambios
El cambio DSG 6 marchas de doble embrague del grupo VAG es la delicia del Superb. Apenas se oye un ruido y cuenta con consumos realmente bajos, teniendo en cuenta el peso del vehículo y la potencia del motor. Cuenta con diferentes sistemas de marcha. Por un lado tiene el modo automático total, con la finalidad de rebajar los consumos. Por otro tenemos el sistema S (Sport) que mantiene más revolucionado el motor y el acelerador tiene mayor rapidez de respuesta. Por último tiene la posibilidad de llevarlo totalmente manual -con un sistema de protección que en caso de revolucionarlo demasiado cambia de marcha- y que puede ser cambiado mediante levas detrás del volante o con la palanca de cambios en modo secuencial.

Circulando por Carretera
Su elevado peso es notorio en carreteras de curvas pronunciadas y rápidas, pero debo reconocer que el Superb es una maravilla en prácticamente todo tipo de suelo. La sensación es de ir en un raíl pegado al suelo. Las inercias no son incómodas, ya que sus asientos delanteros recogían perfectamente el cuerpo sin llegar a agobiar. La desmultiplicación del volante tiene una relación muy útil a la hora de llevar al Superb por carreteras convencionales, y en todo momento sientes hasta la más mínima sensación del suelo.

Circulando por Autopista
En autopista, usuales hándicaps como el ruido exterior o el confort de marcha no son un problema para el Superb. Su capacidad para viajar a altas velocidades es asombrosa, y el problema de no notar la velocidad con los tiempos que corren se palia con avisos acústicos de limitación de velocidad y control de crucero (éste último un poco precario y con demasiadas similitudes con el Seat Ibiza, entre otros).

Circulando por Ciudad
Las grandes dimensiones del Superb hacen que sea un tanto torpe en ciudad, pero con su diámetro de giro y su cambio automático tanto en atascos como en circulación fluida es de fácil manejo y gran comodidad.

Calidad de Acabados
El Skoda Superb goza de unos acabados exquisitos. Cuenta con plásticos de buen tacto para el salpicadero que encajan perfectamente unos con otros y la elección de madera crea un ambiente muy señorial. Con respecto a la versión anterior, éste cuenta con 19mm más para el espacio de las rodillas en las plazas traseras para ofrecer un confort extra a sus ocupantes. La iluminación indirecta es una delicia en condiciones oscuras. Todo lo que alcanza la vista está iluminado perfectamente.

Calidad de Materiales
Plásticos de muy buena calidad, maderas nobles, cuero hasta en las puertas, son sus armas para competir con grandes del segmento como BMW o Mercedes. Llama la atención lo conseguidos que están muchos plásticos por tacto y color.

Conclusiones
El Skoda Superb 2.0 TDI 170 cv DSG es un gran competidor de grandes berlinas como BMW o Mercedes. Sus acabados son magníficos y la comodidad interior es extrema. Sistemas de seguridad como el control de presión de neumáticos o faros de xenón con sistema de alumbrado en curva son una gran elección y su amortización es prácticamente instantánea. Cuenta con un espacio trasero envidiable y digno de comparar con los más grandes. El nuevo y novedoso sistema de doble apertura del maletero hace de una berlina un coche muy práctico a la hora de introducir cualquier objeto de gran volumen en el maletero. La iluminación interior es excelente y la tapicería con calefacción auxiliar en las cuatro plazas principales es la delicia de ´´cualquier sibarita´´ que desee ser llevado por un chófer. En definitiva, el nuevo Superb es un coche totalmente reformado y con pocas similitudes con su predecesor. Su tamaño, por lo general, ha aumentado en prácticamente todas sus cotas interiores haciéndolo un coche más habitable y cómodo.

Probador: Miguel Morales Ruiz


                 

Comenta o Pregúntanos