Por

Prueba Toyota Auris D4-D 2.2 CAT

Toyota Auris D4-D 2.2 CAT

El Toyota Auris es el sustituto del antiguo Toyota Corolla, que aun teniendo un tamaño parecido el Auris le supera en todo, no solo en espacio interior para sus ocupantes, sino en unas motorizaciones mas enérgicas por parte de la gama Diesel. En la gama gasolina se espera la aparición de una versión mas deportiva que la equipada con 1.6 VVT-i de 124 CV que es ahora mismo el propulsor mas potente en gasolina. El Toyota Auris presenta un interior muy espacioso, y cómodo para los pasajeros, sobretodo para los traseros. El puesto del conductor es cómodo, bien resuelto a la hora de estar muchas horas seguidas conduciendo. El asientos tiene un termino medio entre dureza y comodidad, no cansa el cuerpo al cabo de las horas, algo que a la larga es de agradecer. Lo primero que nos llamara la atención del Auris, es la colocación de la palanca de cambios en el medio, casi podría decirse que forma parte del salpicadero. Al tener la palanca mas alta que otros vehículos, trabajamos menos el brazo, y por ello es mas cómodo, además los recorridos de la palanca son bastante cortos. El salpicadero es muy simple pero a la vez revolucionario, esta compuesto de varias zonas, el cuadro de mando, con varias partes digitales, la zona del climatizador, casi asociada a la palanca de cambios. Un salpicadero muy intuitivo.

Visibilidad
La unidad de prensa probada era cinco puertas, no por ello es un impedimento en la visión, al contrario. Según hemos podido investigar tanto la visibilidad interna que el conductor obtiene es la misma en la versión cinco puertas como en la 3 puertas. Si desde el puesto del conductor miramos hacia delante, lo único que nos merma un poco la visibilidad es el pilar A, peor en este caso es casi inapreciable. Mirando hacia atrás por el retrovisor interior, la visión que obtenemos es bastante clara, los reposacabezas no restan en demasía la visibilidad. Los retrovisores exteriores, además de ser bonitos nos proporcionan una clara visión de lo que acontece en la parte trasera de nuestro vehículo.

Impresiones de Conducción
El conjunto del Toyota Auris en su versión Sport asociado al propulsor Diesel 2.2 D4-D Cat, es simplemente un acierto en todos los aspectos. El propulsor es muy suave, tanto en la entrega de la potencia, como en el ruido que emana de el, ahí veces que parece que no es un Diesel. El acabado Sport dota al Auris, de unas ruedas de mayor tamaño, 225/45/17″, una suspensión algo mas enérgica, con un buen compromiso entre dureza y absorción de los defectos de la carretera. El Toyota Auris nos sorprendió, por que es un vehículo valido para todo, podemos hacer una conducción tranquila y tener una alta autonomía, o descargar adrenalina en puertos de montaña.

Frenada
La versión Sport del Toyota Auris viene dotada de un equipo de frenado acorde a las prestaciones del conjunto. Dado que el propulsor del Auris esta cercano a la cifra de los 200 CV, su sistema de frenado tiene que ser los suficientemente capaz de detener al vehículo en pocos metros. El Auris trae discos alante y atrás. Los delanteros son ventilados de unas dimensiones generosas. Los traseros también sobredimensionados son macizos. En las pruebas realizadas para comprobar el calentamiento de los discos, pudimos comprobar que el efecto fadding al Auris no le afecta en absoluto. Lógicamente si insistimos en una conducción decidida podremos conseguir que los discos se calienten.

Tracción
El Toyota Auris no presenta en conducción normal perdidas de tracción, los sistemas electrónicos como el control de tracción (TCS) y el control de estabilidad se encargan de mitigar las pocas perdidas de tracción que el Auris pueda tener. En una conducción mas decidida las perdidas de tracción son mayores, pero no en las arrancadas, sino en el paso de curvas enlazadas. Sin los controles electrónicos las perdidas de tracción son moderadas.

Estabilidad
La versión Sport viene dotada de una suspensión más enérgica y trabajada que las de sus hermanos de gama. En una conducción cotidiana, la suspensión es extraordinariamente cómoda, absorbe sin contemplaciones las imperfecciones del firme. Pero en conducción deportiva pudimos notar una suspensión un poco mas “burgués” de lo que nos hubiera gustado, en curvas de puerto de montaña la estabilidad es muy buena, pero la suspensión no acompaña mucho. La dureza de la misma debería ser mas elevada, y un menor recorrido del muelle. Por otra parte, en el interior del vehículo el conductor comprobara que los asientos de cuero, aun teniendo unos buenos pétalos laterales, no sujetan lo esperado.

Reposacabezas
El Toyota Auris se compone de cinco plazas, los reposacabezas delanteros son regulables en altura e inclinación. Los reposacabezas traseros, solo son regulables en altura. Ninguno es activo en caso de accidente.

Cinturones
Al igual que en el caso de los reposacabezas, el Toyota Auris cuenta con cinco cinturones del tipo estándar de tres puntos de anclaje. Los delanteros cuentan con un sistema pirotécnico de retención del mismo en caso de accidente.

Bebes y Niños
El Toyota Auris puede cumplir a las mil maravillas la labor de vehículo familiar, su buena disposición interior ayuda mucho. El buen acceso a las plazas traseras soluciona el tedioso problema de meter la sillita del bebe en el vehículo. El Auris incorpora un sistema de Anclaje de sillitas de bebe en los asientos traseros.

Airbags
En seguridad pasiva el Auris es de los compactos que mejor equipados están del mercado español, sus nada más y nada menos que nueve Airbag son una buena elección en seguridad para sus ocupantes. En la mayoría de compactos solemos ver solo 8 Airbag como máximo el noveno en este caso es para las rodillas del conductor, esperemos que las demás marcas tomen nota y lo incorporen a sus modelos.

Euroncap
En las pruebas EuroNCAP el Toyota Auris obtiene: 5 estrellas para la protección de ocupantes y 4 estrellas para la protección infantil un total de 35 puntos sobre 39.

Recuperaciones
Gracias al propulsor diesel de 177 CV montado en el Auris, las cifras tanto del 0 a 100 Km/h, como de las recuperaciones son muy correctas. En el caso del 0 a 100 Km/h, el Auris lo realiza en 8,5. En recuperaciones, probamos a realizar una recuperación en sexta marcha y le tiempo obtenido fue muy bueno, 8,2 segundos de 80 a 120 Km/h.

Caja de Cambios
La colocación de la palanca de cambios a la altura casi del salpicadero, es acierto por parte de Toyota. Le da un aspecto diferente al interior del vehículo, y sobretodo lo más importante, es más cómoda la utilización de la palanca. Cansa menos al conductor. Los recorridos de la palanca son cortos y bien guiados. El tacto de la palanca es agradable y blando. En el momento del uso de la palanca no se apreciaron ruidos ni holguras.

Circulando por Carretera
Al ser un vehículo dotado de un buen propulsor, económico, potente y poco ruidoso, acompaña a disfrutar de el en carreteras viradas. Lo único que se le puede reprochar al Toyota Auris por carretera es la falta de una suspensión más enérgica, ya que en conducción deportiva, las inercias pueden llegar a ser molestas. El control de estabilidad (ESP) hace un perfecto trabajo mitigando en lo posible el movimiento del Auris en curvas rápidas. El control de estabilidad en esta versión es muy intrusivo, a la mínima que el Toyota se salga de su trazada actuara para recolocar el vehículo en su sitio.

Circulando por Autopista
En autopista el Toyota Auris nos sorprendió por la estupenda calidad de rodadura que presenta. Muy bien insonorizado de los ruidos exteriores, tanto los emitidos por el propulsor Diesel, como los ruidos aerodinámicos. En autopista el uso de la sexta relación de la cambio de marchas se usa mas bien poco, su uso es principalmente para bajar consumos, ya que la sexta relación es muy larga y a velocidades legales de la vía el motor le cuesta coger vueltas.

Circulando por Ciudad
En ciudad el Toyota Auris es muy práctico, su tamaño 422,0 no es excesivo. Es el común entre los compactos que se pueden adquirir ahora. El propulsor diesel es muy agradable de utilizar en ciudad, su buen par a bajas vueltas ayuda a no tener que pisar de más o estirar las marchas en demasía. El consumo por ciudad es muy ajustado, a lo largo de toda la prueba y con varios kilómetros por circuito urbano el consumo medio a los 100 km no supero en ningún caso los 7,2 litros.

Calidad de Acabados
En el Toyota Auris se han utilizado un acabados excelentes, los plásticos encajan a la perfección entre si.

Calidad de Materiales
Lo materiales utilizados son de buena calidad, tanto los plásticos utilizados en el salpicadero, puertas. Como el cuero de los asientos.

Conclusiones
En general el Toyota Auris es un compacto muy polivalente, dotado de un gran propulsor, que es en definitiva una de las partes clave del vehículo. Sus bajos consumos, prestaciones, manera de entregar la potencia, invitan sin duda a utilizarlo a diario. Este propulsor viene asociado a un filtro de partículas y sus emisiones de Co2 son muy reducidas. Por otra parte se echa de menos un toque mas deportivo tanto en el aspecto exterior del vehículo, como en el interior, se diferencia poco de otros Auris.
A favor: Propulsor excelente, consumos, calidad de acabados.
A mejorar: Suspensión más enérgica, asientos más deportivos con mejor sujeción.

Redactor y probador: Daniel Galdeano Martnez


                   

Comenta o Pregúntanos