Por

Prueba Volkswagen Golf GT Sport

Volkswagen Golf GT Sport

El Vw Golf en acabado GT Sport goza de lo mejor del confort de marcha y de un buen paso por curva. Su suspensión más enérgica nos permite poder disfrutar de su propulsor gasolina en zonas reviradas. El aspecto de esta versión GT Sport no dista mucho de los otros acabados GT Sport, como por ejemplo el que equipa el propulsor TSI gasolina de 170cv. Las únicas diferencias visuales entre ellos son, unas llantas de mayor tamaño, salida de doble escapé cromada. En el interior esta versión GT Sport mantiene lo mejor de los acabados Golf, salpicadero sobrio y elegante, con todo a mano. Asientos de corte deportivo, con buena sujeción lateral y de una dureza no extrema para mayor confort en viajes largos. En esta versión tanto el volante como el freno de mano vienen forrados en piel.

Visibilidad
Nuestra unidad era la versión de cinco puertas, no se aprecian diferencias de visibilidad entre la versión de 5p o la de 3p. La visión que recibe el conductor es bastante correcta, la visón lateral y trasera son buenas, no hay obstáculos que nos dificulte la visión. Sólo los reposacabezas traseros nos reducen un poco el campo de visión trasero al mirar desde el retrovisor interior o directamente. La solución es sencilla, ajustamos a la mínima altura los reposacabezas y ganamos ese porcentaje de visón perdido. Ojo, los reposacabezas no bajan del todo y algo de visión se pierde aun bajándolos al máximo. Pero con acostumbrarse a que están ahí ni nos daremos cuenta de ellos. Nuestra unidad venia equipada con faros Bi-xenón, que por la noche en comparación con unos faros de bombilla halógena la diferencia es simplemente brutal. La cantidad y calidad de estos faros es correcta iluminan sin dejar espacios, y su anchura de iluminación es estupenda. Sólo resaltar que nuestra unidad era un poco generosa en cuanto a iluminación. La regulación eléctrica de los faros de xenón se basa en el peso del vehículo en el momento de encender las luces, dicho sensor se aloja en el eje trasero del coche. Nuestra unidad regulaba los faros correctamente pero los dejaba a una altura excesiva, demasiado generosa para los conductores con los que nos cruzamos.

Impresiones de Conducción
La motorización elegida para esta prueba es la potencia mas baja que el propulsor TSI gasolina de 1.400 de cilindrada nos da. Sus 122 CV son suficientes para moverlo con mucha soltura y si además asociamos este magnifico motor a la nueva caja de cambios automática DSG de 7 velocidades el conjunto es perfecto. El motor como buen gasolina que se precie al subirlo de vueltas nos envuelve con un sonido cada vez mas agudo, el escapé no ayuda con un sonido racing, pero tampoco le hace falta. Para eso están las versiones más deportivas.

Frenada
Esta versión GT Sport viene equipada con cuatro frenos de disco, los delanteros son ventilados de 280mm. Los traseros son discos macizos de 255mm. El conjunto de frenos cumple perfectamente con lo que le exigimos, aun abusando de su capacidad de frenada no presenta perdidas de eficacia. Esta versión incorpora ABS de ultima generación, ayuda a la frenada de emergencia, EBV y asistente dual de frenada.

Tracción
El motor 1.4 TSI da su mayor par de 1500 a 2000rpm. Más bajo que en algunos diesel. La cifra de para es de 200Nm, no es excesiva pero suficiente como para propiciar perdidas de tracción si requerimos la máxima potencia del motor en algún momento puntual. Nuestra unidad al incorporar cambio automático DSG, las pérdidas de tracción tanto en salidas como en marcha eran nulas, y las pocas que se presentaban en curvas lentas o zonas viradas eran mitigadas por el control de tracción ASR en conjunto con el ESP.

Estabilidad
El Volkswagen Golf en acabado GT Sport tiene un buen compromiso entre comodidad en marcha como en una estabilidad correcta. Una vez puesto a prueba el bastidor del Golf en zonas viradas nos demostró que se defiende en cualquier situación perfectamente. Lógicamente no es comparable al paso por curva que nos puede dar la versión GTI. La versión GT Sport es mas para un día a día sin salir con la espalda machacada en un viaje. En ciudad absorbe sin problemas baches, badenes e irregularidades del asfalto. A lo largo de la prueba no hizo falta hacer uso del control de estabilidad ESP, el Golf es muy neutral en sus movimientos y con saber en que momento soltar el acelerador o frenar levemente el vehículo volverá a su posición normal.

Reposacabezas
La versión GT Sport no presenta cambios en cuanto a los reposacabezas se refiere. Sigue manteniendo cinco reposacabezas, no activos. Los delanteros regulables en altura e inclinación. Los traseros solo se pueden regular en altura.

Cinturones
Como sucede en el caso de los reposacabezas, la versión GT Sport no presenta cambios en los elementos de seguridad como los cinturones. Cuenta con cinco, de tres puntos de anclaje. Los delanteros además incorporan pretensores pirotécnicos.

Bebes y Niños
Nuestra unidad era la versión de cinco puertas, mas indicada para una familia. El acceso a las plazas traseras siempre es mejor y más cómodo en esta versión. Por lo tanto el introducir un sillita de bebe en el Golf no es tarea complicada. La sujeción de la misma al vehículo es tarea de los anclajes ISOFIX que el Golf equipa de serie en esta versión en los asientos traseros.

Airbags
El modelo Golf de Volkswagen equipa en toda la gama ocho airbags, es indiferente si hablamos del GT Sport o por ejemplo de la versión GTI.

Euroncap
En las pruebas EuroNCAP el Volkswagen Golf obtiene: 5 estrellas para la protección de ocupantes y 4 estrellas para la protección infantil un total de 33 puntos sobre 39.

Recuperaciones
Nuestra unidad incorporaba la nueva variante del cambio automático DSG de Volkswagen. Con el cambio automático y el propulsor TSi hacen un perfecto equipo juntos y en recuperaciones se hace notar. En cuanto requerimos potencia al motor el cambio DSG baja las marchas necesarias para poner al motor en la franja de revoluciones de mayor potencia. La versión DSG tiene mejores recuperaciones y aceleraciones que la manual de 6 velocidades.

Caja de Cambios
Como hemos comentado en secciones anteriores, la unidad probada venia equipada de la ultima modificación realizada al cambio automático DSG de Volkswagen. Dicha modificación consiste en implementar una relación mas, una séptima marcha, y por su puesto el cambio mas importante, el cambio de los embragues en la caja de 6 velocidades los dos embragues están bañados en aceite, en esta nueva caja de 7 relaciones los embragues ya no van bañados en aceite ahora son en seco. Las diferencias entre una caja y otra son notorias a los pocos kilómetros de conducir el vehículo. Esta nueva variante del DSG de toda la vida peca de una mayor brusquedad entre cambios si apuramos las marchas, pierde algo de suavidad frente a la otra. Esta caja de cambios DSG por ahora solo esta asociada a esta motorización, sabemos que en un futuro se asociara a más motores. Pero, lo que no sabemos es si será en algún propulsor diesel. Ya que si en el gasolina da tirones en el diesel no sabemos como se comportara.

Circulando por Carretera
La principal idea de probar este modelo de Golf era por varias cuestiones, la primera por los bajos consumos del motor, intentamos en todo momento pisar lo mínimo el acelerador para obtener el mejor consumo, a lo largo de la prueba por carretera, obtuvimos unos consumos dignos del mejor diesel del mercado. La segunda cuestión era poner a prueba el nuevo DSG de 7 velocidades, la verdad es que nos a desencantado un poco en relación al DSG de 6 velocidades. Este tiene un tacto más brusco y seco. El Golf GT Sport se defiende muy correctamente por carretera, buena suspensión, confortable más que deportiva. Solo tener algo de ojo con el tren trasero del Golf, es algo vivo en zonas viradas y nos podemos llevar algún susto sino sabemos controlarlo.

Circulando por Autopista
En autopista con una marcha mas el silencio es absoluto, el motor parece ir mas cerca del ralentí de lo normal con este nuevo cambio DSG. Pero si hacemos cuentas con la caja manual, o la otra DSG de 6 velocidades la diferencia no es tan abismal. El consumo obtenido en autopista fue mas bajo de lo esperado, al igual que la respuesta del motor, no parece tener en ningún momento solo 122cv. Las sensaciones obtenidas son calcadas a la de la versión de 140cv.

Circulando por Ciudad
En ciudad se hace notar y mucho el cambio automático DSG, la comodidad que nos da a la hora de afrontar un atasco o una simple reatención es casi impagable. Es la mejor opción sin duda si se hace mucho uso de la ciudad. El consumo en ciudad subió más de lo esperado, también debemos decir que salíamos de un atasco y entrábamos en otro, malas fechas para andar por Madrid. Por lo demás el Golf es estupendo para la ciudad, muy cómodo a la hora de pasar baches o badenes. Silencioso. Y muy fácil de conducir.

Calidad de Acabados
Acabados buenos en todo el vehiculo, priman las buenas calidades y ajustes correctos.

Calidad de Materiales
Los materiales empleados en este Volkswagen son correctos, tanto las telas como los plásticos son aparentes y convencen.

Conclusiones
En resumen, la versión semi deportiva del Golf nombrada GT Sport es correcta en todos sus aspecto. Decir antes de nada que la versión probada estaba mas orientada al confort de marcha que la deportividad, las versiones con el propulsor TSI de 170 CV ya es otro tema aparte. Esta versión muy completa de extras de serie, y de sistemas de seguridad tanto activa como pasiva, es ideal para una familia que no viaja excesivamente, pero que si se plantea hacerlo no tendrá problemas con este Golf.

A favor: Propulsor gasolina, consumo, prestaciones.
En contra: Caja de cambios demasiado seca, espacio en plazas traseras.

Redactor y probador: Daniel Galdeano Martnez
V�­deo de la prueba: http://es.youtube.com/watch?v=6in8CtNxe0k


                   

Comenta o Pregúntanos