Por

Prueba Volkswagen Polo Bluemotion DPF

Volkswagen Polo Bluemotion DPF

El puesto de conducción del VW Polo BlueMotion es como el de cualquier Polo, agradable, cuidado y robusto, con algunos cambios en los revestimientos del interior con el objeto de restarle algunos kilos de peso, obtener la mejor postura de conducción es muy facil, asiento regulable y volante regulable en altura y profundidad, los mando caen muy a mano y son cómodos de usar.

Visibilidad
La visibilidad de este Polo BlueMotion es la misma que en toda la gama, la visibilidad delantera es buena, los montantes A no son excesivamente anchos, la visión trasera por lo espejos exteriores es muy buena, incluso por el espejo interior es aceptable.

Impresiones de Conducción
Conducir este Polo requiere un poco de digamos â��entrenamientoâ�� hay que acostumbrarse a su tacto de embrague y sobre todo al motor que en esta versión parece estar descafeinado en los primeros momentos, pero luego nos da un empujón mas que considerable, y a una caja de cambios con relaciones muy largas y abiertas entre si. Una vez acostumbrados la conducción se hace bastante cómoda y sencilla.

Frenada
Esta versión BlueMotion del Polo está diseñada económicamente por lo que monta discos delanteros y tambores traseros, que cumplen con su misión con un mas que notable, deteniendo el coche en poco espacio y dándonos esa sensación de control del automóvil. Para lo que se quiere conseguir con este modelo frena bastante bien.

Tracción
En este apartado nos hemos llevado mas de una sorpresa, pero debido a las ruedas, a su calidad ecológica y a su presión de hinchado, el coche pierde tracción bastante mas a menudo de lo que seria deseable, todo ello cambiaria con solo cambiarle la calidad de los neumáticos y ponerle una presión mas lógica, pero ya no seria un BlueMotión y contaminaría mas y subiría el consumo, pero seria mas seguro.

Estabilidad
Con una corta batalla el coche es bastante estable, lo que permiten las ruedas, que es mas bien poco, pero se nota que todo el trabajo de ellas lo hace el bastidor del coche que como es sabido esta muy bien reglado y gracia a el y a unas suspensiones acordes no tenemos mas sustos. La unidad probada venia dotada de ESP, que es una opción a comprar más que recomendable.

Reposacabezas
El Polo BlueMotion dispone de cinco reposacabezas ya que esta configurado como un cinco plazas, los cinco son regulables en altura, y los delanteros también en inclinación, pero no son activos.

Cinturones
El Coche dispone de cinco cinturones de tres puntos de anclaje, estando dotados los delanteros con dispositivo pirotécnico de retención.

Bebes y Niños
Viene equipado del sistema ISOFIX de anclaje de seguridad para sillitas de bebes en los asientos traseros. No viene de serie, a de pedirse como opción.

Airbags
Incorpora cuatro Airbags. Delanteros frontales y laterales

Euroncap
En las pruebas EuroNCAP, realizadas en 2002, el Volkswagen Polo obtuvo 4 estrellas con un total de 28 puntos sobre 39.

Recuperaciones
En este apartado el Polo no nos defrauda en absoluto, deberia de ser al contrario ya que viene dotado de una caja de cambios con marchas muy largas y muy abiertas entre si, pero el motor que aunque con solo 80 cv se porta de maravilla y salva la situación, eso si estirándole un poco mas de lo normal en un diesel, para que al subir de marcha nos caiga el motor en la zona de potencia y no por debajo, que seria lo normal cambiando a pocas vueltas.

Caja de Cambios
La caja de cambio es robusta y agradable de usar, las marchas entran con facilidad, pero como hemos comentado en apartados anteriores esta versión una de las cualidades de este Polo BlueMotion es la de ser ecológico y eso se consigue llevando el motor bajo de vueltas, y para ello que mejor que una caja de cambios de relaciones muy largas, pues ese es el resultado una caja de cinco relaciones en la que solamente podremos poner quinta en autopista y eso si ya con el coche lanzado. Pero los consumos son de risa 3,8 a los 100.

Circulando por Carretera
El Polo BlueMotion se comporta muy dignamente en esta terreno que no es el suyo, pero que gracias una vez mas a su magnifico motor que nos vuelve a salvar la papeleta su comportamiento es bueno, eso si no nos podemos confiar mucho de las ruedas que nos pueden dar mas de un susto. Su poca adherencia, y el sobre inflado que llevan las combierten en bastante inestables en curvas, rotondas, tienden a deslizar con bastante facilidad, pudiendo resultar peligroso.

Circulando por Autopista
En autopista este automóvil es un autentico “mechero”, una vez lanzado ponemos quinta y a disfrutar del paisaje, que puede ser mucho ya que con 51 litros de deposito y un consumo de 3,8 (Mixto) podemos hacer muchos, muchos kilómetros. En este terreno las ruedas tienen menos peso específico en la conducción y nos darán pocos sustos.

Circulando por Ciudad
En ciudad, el Polo se comporta honorablemente su motor que es agradable de usar y su caja de cambios de la que casi nunca llegaremos a meter mas de tercera, nos da como resultado un comportamiento en ciudad que aparte de economico es ecologico, con sus menos de 120gr de CO2, queda exento del impuesto de matriculación. El Polo resulta en definitiva muy comodo y agradable de usar.

Calidad de Acabados
En la versión Bluemotion se cuidan también los detalles interiores, aun siendo una versión “aligerada” sobre todo en pesó, que no en extras del coche. Sigue manteniendo unos acabados excelentes, y goza de unos buenos ajustes.

Calidad de Materiales
Los materiales empleados en el Volkswagen Polo convencen, son correctos. Blandos al tacto y de buena calidad.

Conclusiones
Ya habíamos probado hace unos meses el Seat Ibiza Ecomotive, con el que comparte muchos elementos además del motor y caja de cambios, los dos tienen una orientación ecologíca/económica, y un comportamiento parecido, siendo el Polo un poco mas agradable de conducir y con un comportamiento un poco mas peculiar, un motor tricilíndrico de 80 cv. Con retoques cómo el filtro de partículas en el escape y una caja de cambios con marchas mas largas de lo habitual, unido a unas ruedas ecológicas de poca fricción y con una presión de casi tres atmósferas, nos da como resultado unos consumos muy bajos y por tanto unas emisiones también muy bajas, tanto como para ahorrarnos el impuesto del Gobierno en este aspecto. El Polo BlueMotion tiene un carácter especial, pero no cuesta acostumbrarse a el, después la conducción se hace muy agradable, teniendo en cuenta que hay que jugar un poco mas con las inercias al adelantar o que hay que tener un cuidado especial con la adherencia de las ruedas, las cuales nos permiten mucho menos “lujos” que unas normales y nos pueden dar algún susto. El consumo es uno de los apartados mas conseguidos del coche, se pueden hacer muchos, muchos kilómetros con un solo deposito. En resumen un coche muy ecológico/económico tan de moda en estos tiempos, pero con un comportamiento muy conseguido, siendo totalmente recomendable la compra.

Probador: Eugenio Galdeano Vázquez / Daniel Galdeano Martínez
Redactor y probador: Daniel Galdeano Martnez
V�­deo de la prueba: http://es.youtube.com/watch?v=OWlAy9qEwzs


                   

Comenta o Pregúntanos