Por

Prueba Audi Q5 3.2 FSI V6 Quattro

Audi Q5 3.2 FSI V6 Quattro

Aun que el Audi Q5 ya no es una novedad en el mercado es un perfecto competidor por la plaza de los suv de medio tamaño. Competidor directo del Vw Tiguan, BMW X3, etc… El Audi presenta una completa gama de motores capaz de satisfacer las necesidades de su conductor. En motorizaciones de gasoil podemos optar por diferentes potencias bien escalonadas. La más baja se trata del motor 2.0 TDI Common Rail con 143 cv, seguida por la variante del mismo propulsor con 170cv, que a nuestro juicio es la más interesante. Como colofón y tope de potencia en gasoil podemos adquirir el motor 3.0 V6 CR con 240cv, un verdadera bestia en prestaciones y empuje con un consumo muy bajo. Los motores gasolina se componen por dos bloques diferentes, el 2.0 TSI con 180cv/211cv y el 3.2 FSI V6 con 270cv, este ultimo es el examinado en la prueba. El interior del Audi Q5 guarda similitudes con sus hermanos A3, A4, A5 etc… Salpicadero de aspecto sobrio, con alta calidad en materiales y ajustes. El uso de la multitud de opciones que puede equipar el Q5 se hace pesado si es desde el ordenador de abordo. Nuestra unidad contaba con casi todos los extras disponibles, alguno de ellos muy útiles para un uso diario, otros casi imprescindibles hoy día, ya que dan un plus de seguridad a la conducción. El exterior del Q5 sigue la línea marcada por los demás Audi, parrilla de grandes dimensiones, faros de tamaño justo, con leds diurnos (desconectables). El puesto del conductor es amplio, confortable y con unos asientos deportivos que nos hacen sentir bien sujetos en zonas reviradas. Los asientos cuentan con reglajes eléctricos, altura, inclinación, ajuste del respaldo, ajuste de los pétalos de sujeción, en definitiva, multitud de ajustes para una mayor comodidad.

Visibilidad
Como en casi todos los vehículos siempre hay algún punto donde no tenemos visión directa y debemos ayudarnos con los retrovisores. Actualmente los sistemas de ayuda al estacionamiento o diversas cámaras son un magnifico apoyo para evitar ángulos muertos. El Audi Q5 no se libra. La visibilidad frontal es excelente, pero no así la fronto/lateral que se ve mermada considerablemente por el tamaño de los retrovisores, impidiendo ver las líneas del carril que transitamos o algún vehículo viandante o el final de la curva. Este error no tiene solución regulando el asiento o haciendo malabares para ver si cambiando de posición vemos algo. Toca acostumbrarse a ello, no es difícil. La visibilidad trasera/lateral es correcta, no presenta problemas. Uno de los extras completamente recomendable son los faros bi-xenon autoadaptivos, que ademas de proporcionar una luz excelente, iluminan mas lejos y con mayor anchura, viendo las cunetas correctamente. Teniendo una conducción más relajada. Estos faros poseen la capacidad de girar en las curvas teniendo siempre iluminado la zona por la que transitamos. Otra opción recomendable para los viajeros nocturnos es al automatismo de las luces de carretera. Se encarga principalmente de hacer uso de las luces de largo alcance cuando es necesario y no molestamos a nadie, después de probar concienzudamente este sistema llegamos a la conclusión de que funciona correctamente y evita el estar pendiente de tener que quitar las luces de largo alcance si nos topamos con otro vehículo. Y por ultimo, y de reciente aparición, Audi incorpora leds de alta potencia para un uso diurno. Siendo vistos desde más distancia.

Impresiones de Conducción
Entre las motorizaciones disponibles las mas recomendables por precio prestaciones son el 2.0 TDI de 170 cv y el 2.0 TSI de 211 cv. Ambos gozan de potencia suficiente y consumos generalmente bajos. Si lo que queremos son prestaciones puras dejando de lado los consumos tenemos alternativas como el 3.0 TDI de 240cv, y el 3.2 FSI de 270cv. Este último es el motor escogido para la prueba. El 3.2 es atmosférico, da lo mejor de si en la parte alta del tacómetro. No por ello peca de pocos bajos, para nada. Este motor es ya conocido dentro del grupo VAG, usado en versiones como los R32 del Volkswagen Golf. Esta última variante le saca 20 cv más e incluye inyección directa, que logra bajar los consumos notablemente. Debemos plantearnos si hacemos un uso elevado del vehículo por campo es aconsejable una mecánica diesel, si no, el 3.2 FSI puede ser nuestro mejor aliado en carreteras de doble sentido, donde podremos experimentar de lo que es capaz. Este motor solo se combina con una caja automática S-Tronic de 6 velocidades. Que es capaz de sacarle todo el jugo. Y si ademas escogemos la opción de suspensión regulable electrónicamente tendremos un todocamino con aptitudes de un vehículo de corte deportivo, ya que los ajustes de la suspensión son capaces de minimizar al mínimo los balanceos de la carrocería, el cambio se sitúa en modo Sport, siendo menos conservador a la hora de cambiar de marcha. El volante por su parte se endurece notablemente, la respuesta del motor es mas llena, disponiendo de toda su potencia con mayor rapidez. Por caminos de tierra, podemos también hacer buen uso de la electrónica, el modo confort de la suspensión nos evitara ir pegando botes dentro del Q5 por zonas muy castigadas. El modo “Auto” es el más recomendable para todo uso, es capaz de adaptarse al tipo de vía rápidamente.

Frenada
En este tipo de vehículos el peso es determínate, ya que las inercias a la hora de frenar se dejan notar. El peso del Audi Q5 es francamente moderado, 1.795kg. El sistema de frenado del Audi solo puede recibir elogios por nuestra parte, su comportamiento fue intachable a lo largo de toda la prueba. Se compone por discos ventilados en el eje delantero y discos ventilados en el eje trasero. En ambos ejes los discos son de generosas dimensiones. A la hora de hacer sudar a los frenos del Q5 nos dimos cuenta rápidamente en que íbamos a perder el tiempo intentándolo son prácticamente infatigables y están muy por encima de las exigencias a las que lo podemos someter. A la hora de frenar repetidamente el sistema funciona con prontitud, con un mordiente correcto que consigue dejar clavado al Audi Q5 en pocos metros, haciendo uso de los sistemas de ayuda a la frenada de emergencia. El ABS hace aparición en el ultimo trayecto de la frenada siendo poco intrusivo dejando manejar al conductor en todo momento.

Tracción
El Audi Q5 solo se comercializa con tracción integral, en este caso Quattro de Audi. Este sistema se compone por un diferencia Torsen, que suministra siempre capacidad de tracción a ambos ejes. No es un embrague auto acoplable como sucede en el caso del Haldex. El sistema Torsen siempre esta enviando fuerza a ambos ejes, solo cuando es necesario un mayor porcentaje en alguno de los dos ejes se reajusta automáticamente. Todo de manera automática que el conductor no puede controlar. No disponemos de reductor ni ayudas para subir pendientes pronunciadas. En descensos pronunciados disponemos como opción de un freno eléctrico capaz de mantener la velocidad que escojamos, frenando con suavidad. Muy útil en zonas con piedras sueltas.

Estabilidad
Por la redacción de PacoCostas.con han pasado los principales competidores del Audi Q5, todos ellos con una estabilidad envidiable. Ahora después de probar a fondo nos damos cuenta que el Audi Q5 es el mas estable de los Suv, seguido muy de cerca por el BMW X3. La estabilidad del Q5 es en todo momento excelente, da igual en que tipo de vía nos encontremos, con la suspensión en modo automático el solo se encarga de endurecer la dirección, mayor dureza en la suspensión etc… El trabajo es muy rápido, no tenemos que esperar y además se deja notar muy mucho. Un extra totalmente recomendable. ESP de serie en todos los Audi Q5.

Reposacabezas
Los reposacabezas delanteros son regulables en altura e inclinación, no son activos. Los traseros solo son regulables en altura. Tampoco son activos.

Cinturones
El Audi Q5, cuenta con cinco cinturones del tipo estándar, 3 puntos de anclaje, van dotados con pretensores pirotécnicos. A la hora de emprender la marca si no nos ponemos el cinturón un aviso acústico y un símbolo en el cuadro de mandos nos advertirán de que no llevamos el cinturón abrochado, este sistema no se desconecta hasta que detecte el anclaje del cinturón.

Bebes y Niños
El Audi Q5 esta pensado para un uso familiar con mayor espacio de carga en el maletero. Se hace ideal para el transporte de nuestro hijos o bebe, podemos llevar todo los bártulos necesarios que el maletero cuenta espacio suficiente. Los asientos traseros vienen provistos de anclajes ISOFIX (Extra Opcional) que nos facilitan a la hora de anclar la silla de nuestro bebe.

Airbags
En seguridad activa el Audi Q5 esta muy completo, cuenta con 8 Airbags de serie, de conductor, acompañante (desconectable), de cortina delanteros y traseros, laterales también delanteros y traseros. Todo lo que sea por la seguridad de los ocupantes será bien recibido.

Euroncap
En las pruebas EuroNCAP el Audi Q5 obtiene: 5 estrellas para la protección de ocupantes y 5 estrellas para la protección infantil un total de 35 puntos sobre 39.

Recuperaciones
En la actualidad el uso de motores turbo alimentados con ambos combustibles esta eliminando poco a poco los atmosféricos de altos cubicajes. Un mayor par disponible a bajas vueltas con consumos mas bajos será en poco tiempo la muerte de motores como el 3.2 FSI del grupo VAG, ya esta pasando en menor medida lo comentado con las versiones S de Audi. El 3.2 tiene mucha potencia, 270cv, su entrega es muy lineal, demasiado. Gracias a la ayuda del cambio automático y a la reducción de marchas las recuperaciones son rápidas, disponiendo de los 270cv en un instante. El 0 a 100km/h lo realiza en 6,9 segundos. La velocidad máxima según ficha técnica es de 234km/las motorizaciones más pesadas del amplio abanico de posibilidades son las dos más potentes, por tratarse de motores de cilindradas más altas y con 6 cilindros en V. En el caso del 3.2 FSI V6 el peso en vacío es de 1.795 kg. La relación peso potencia es de: 6,64 kg. /cv

Caja de Cambios
La versión probada solo se vende con cambio automático S-Tronic, este cambio es idéntico al DSG empleado por VW, Seat y Skoda. La única diferencia se encuentra en el nombre. Con dicho cambio automático el manejo del Audi Q5 es suave, relajado, el motor apenas se deja notar al ralentí, las marchas pasan de manera rápida sin que nos enteremos. Solo notaremos un pequeño retardo entre marcha y marcha en las reducciones no programadas. Ya que tanto el S-Tronic como el DSG tienden a tener preparada una marcha superior siendo el cambio mas rápido, por eso se utiliza la tecnología de doble embrague, uno para marchas pares y otro para las impares. En el caso de las reducciones manualmente el retardo es notable. Ya que dicha marcha no estaba seleccionada. Como todos los cambios DSG o S-Tronic, dispone de modo Sport, y de levas para un uso semiautomático.

Circulando por Carretera
Como buen todocamino su uso es muy extenso, se encuentra a gusto en cualquier terreno y esa comodidad de marcha es trasladada a sus pasajeros. Por carretera podemos prestar mayor atención a los sistemas electrónicos con un toque más deportivo como es la regulación de dureza de la suspensión. Hacer uso del modo Sport del cambio automático, y darnos algún que otro lujo en zonas de curvas. Que aun que no sea el vehículo mas indicado para ello, no nos defraudara en ningún momento. A la hora de adelantar, gracias a los casi cerca de 300cv y el cambio automático, podemos arriesgarnos a adelantar casi desde parado a vehículo que van a una velocidad inferior a la nuestra. En incorporaciones debemos prestar especial atención al acelerador, ya que si pisamos con violencia hay pequeño retardo hasta que el cambio reacciona, y de repente viene la explosión de potencia donde podemos comernos al vehículo que va delante de nosotros. Es recomendable en los adelantamiento jugar con las inercias, así conseguimos un adelantamiento mas rápido y con mayor seguridad.

Circulando por Autopista
En autopista el modo “comfort” de la suspensión es una delicia, es capaz de tragarse obstáculos sin que dentro del habitáculo se note. Con el modo “Auto” las irregularidades de la vía se notan con mas virulencia, pero nada que se deba destacar. Recomendamos el uso del programa automático para un uso diario, ya que su funcionamiento es muy acertado, no obstante esto entra dentro del gusto de cada conductor. Otro extra, que es muy recomendable es el Audi side assist y el Audi lane assist. Estos dos sistemas asociados al MMI de Audi son un plus de seguridad. El primero se encarga de avisarnos de un cambio de carril involuntario, que si por ejemplo nos cambiamos de carril sin querer nos avisara mediante pitidos acústicos y corrigiendo la trazada. También nos avisa a la hora de adelantar si hay un vehículo cerca nuestra para no colisionar con el. El Audi control de crucero activo, nos advierte si estamos muy cerca del vehículo que va delante nuestra, nos avisara en el cuadro de instrumentos de una proximidad peligrosa y si en una deceleración rápida podemos impactar con el vehículo que va delante nuestra nos avisara mediante el cuadro de instrumentos, con pitidos y llegado el caso puede llegar a frenar el vehículo.

Circulando por Ciudad
En ciudad el Audi Q5 es facil de conducir y aparcar, con un tamaño de poco más de 4,6 metros y una dirección precisa podemos aparcar en sitios pequeños. Con la ayuda de los sistemas de aparcamiento. El consumo por ciudad es algo elevado, pero si tenemos en cuenta de que tenemos 270cv bajo el pedal derecho y que cada vez que emprendemos la marcha movemos cerca de 1.800kg es lógico, aun así nos parecen muy comedidos para las prestaciones del Audi Q5 con el 3.2 FSI V6. El consumo homologado en ciudad es de 12,3 litros a los 100km. Nuestro consumo fue cercano 13litros y en ocasiones mas bajo que el homologado. En campo, el Audi Q5 con este propulsor es bastante derrochador de combustible podemos tener medias superiores a los 25 litros a los 100km sin problemas, por ello para un uso reiterado es idóneo el uso de una mecánica diesel.

Calidad de Acabados
Los acabados del Audi Q5 siguen la regla general de la marca Audi, excelentes terminaciones, ajustes correctos que con el tiempo no tienden a sufrir problemas.

Calidad de Materiales
Los materiales utilizados en la confección del Audi Q5 gozan de los mejores sistemas de calidad, siendo de un buen nivel. Tanto los plásticos menos visibles como el cuero de los asientos.

Conclusiones
En resumen, la moda entre las marcas de tener un pequeño suv en sus filas esta a la orden del día. Audi empezó con el Q7, ahora tenemos un Q7 pero en una menor escala, el Q5. Que no tiene nada que envidiarle. El Audi Q5 se presento al mercado con un amplio abanico de motorizaciones, donde el comprador puede escoger la mas interesante para el uso que le de, las mas recomendables por prestaciones/precio son sin duda el 2.0 TDI de 170cv y el 2.0 TSI de 211cv. Ambos con unos consumos muy ajustados. Por lo demás el Audi Q5 es una estupenda compra, si esta pensando en comprarse un suv no dude en mirar el Audi Q5.

A favor: prestaciones, cambio automático, acabados
A mejorar: consumos, manejo ordenador de abordo.

Redactor y probador: Daniel Galdeano Martínez
Fotos: Daniel Galdeano Martínez
Vídeo: http://www.youtube.com/watch?v=wyaBUkQutqk


 

Comenta o Pregúntanos