Por

Prueba Jeep Compass CRD Limited

Jeep Compass CRD Limited

Esta semana toca probar una marca legendaria en cuanto a todoterrenos. El probado no es precisamente un todoterreno nato, pero sabe sacar los dientes en terrenos complicados y se comporta mejor de lo esperado. No se trata de un típico SUV como tan de moda están ahora. El Jeep Compass es un pequeño 4×4 con buenas aptitudes offroad. Su tracción integral es conectable y desconectable a nuestro antojo mediante una palanca situada cerca de la caja de cambios. Si la tracción total conectada solo dispondremos de tracción en el eje delantero, con el que un uso por ciudad es mas que suficiente, incluso para pasearnos por pistas en mal estado que no impliquen el uso de la tracción total. Si queremos meternos ya en harina lo mejor es tenerla activada desde un primer momento, mas vale prevenir que curar. En cuanto al interior, destacar el buen espacio disponible tanto en el puesto de mando, como el disponible para los acompañantes. El espacio para las piernas es correcto. Los asientos son cómodos y con un toque justo de dureza, los traseras con una banqueta mas dura resultan algo incómodos. El respaldo en estos es demasiado vertical, pudiéndose regular a la hora de abatirlos. El volante idéntico al empleado en casi todo el grupo Chrysler es de un tamaño grande, con un grosor comedido. En este caso venia forrado en piel, al tratarse del acabado más alto “Limited”. El cuadro de instrumentos se queda anticuado en comparación con la competencia, nos proporciona la información necesaria y poco más. No dispone de un ordenador de abordo de última generación.

Visibilidad
El chasis empleado para el Jeep Compass es idéntico al del Dodge Caliber, solo difiere en el nivel de acabado exterior, pero las medidas, e incluso el acabado interior son extremadamente parecidos. También acusa los mismos fallos que el Dodge posee. La visibilidad no es un problema en el Jeep Compass, el conductor dispone de buena visión fronto/lateral, contamos con unos espejos retrovisores de generoso tamaño que nos ayudan en las tareas de aparcamiento en incluso para cualquier otro tipo de uso. La visibilidad lateral/trasera si tiene alguna que otra pega, sobretodo los reposacabezas traseros, estos no son regulables ni en altura e inclinación aun siendo huecos por el centro y dejando ver entre ellos la molestia esta garantizada. La iluminación del Jeep es simplemente correcta, los faros se componen de una parábola de reflexión dotada de una bombilla halógena H4 con doble filamento, para la luz de cruce, como la de carretera. Las luces de cruce emiten un haz de luz potente, bastante ancho que pierde fuerza metro tras metro. Las luces de carretera al ser accionadas desconectan automáticamente las de cruce, dejando un vacío más que notorio en la proximidad del vehículo.

Impresiones de Conducción
El Jeep Compass esta disponible en motorizaciones de gasolina y diesel. En gasolina el motor es un 2.4 CVT de 170cv, potente pero también menos económico. En diesel el motor escogido es el 2.0 TDI del grupo VAG. Que con unos ajustes por parte del grupo Chrysler pasa a ser el 2.0 CRD de 140cv, que hasta ahora era bomba inyector, y que poco a poco esta migrando al nuevo common rail. El probado, por la rudeza de uso y la manera de entregar la potencia se trataba sin duda del BI. Que con 140 se muestra muy voluntarioso en todo tipo de uso, desde una incorporación rápida en autovía como subiendo pistas de tierra. Se muestra con fuerza desde poco antes de las 2000 revoluciones hasta pasadas las 4000 revoluciones, donde la aguja del tacómetro sube pausadamente con fuerza.

Frenada
Nuestra unidad montaba neumáticos de 215 mm de anchura 55 de perfil y en llanta de 18″. Los neumáticos de marca Continental ContiPremium2 trabajaron correctamente a lo largo de toda la prueba, solo limitaron la adherencia en zonas de curvas. Son un buen compromiso entre duración, consumo, adherencia. Con dichos neum&2225;ticos y el buen sistema de frenos del Jeep Compass frenar en pocos metros esta garantizado. Viene provisto de discos de freno en ambos ejes, los delanteros (292mm) para una mejor capacidad de frenada y refrigeración son ventilados y sobredimensionados. Los traseros son macizos de 262mm. Contamos con la ayuda del ABS de última generación y ayuda a la frenada de emergencia, que se encarga de dotar al circuito de una sobrepresión efectiva dando mayor fuerza a los frenos.

Tracción
El sistema de tracción en el Jeep Compass es integral, conectable o desconectable a nuestro gusto con solo accionar una palanca. Por nuestra parte conduciendo gran parte del tiempo por asfalto el uso de la tracción integral es nulo, mejor llevarla desconectada, se notara en los consumos y sufrirá menos el embrague en salidas. A la hora de entrar en caminos que requieran el uso de la tracción total una vez activa se hace notar desde el primer momento, el comportamiento del vehículo cambia, podemos pasar por zonas en las que con tracción delantera era un suplicio o directamente no podíamos. La altura libre de Jeep Compass no es excesiva y los ángulos de ataque (21º), ventral y salida (32º) son mas de un SUV que de un 4×4, cabe decir que el Jeep Compass no cuenta con reductoras, ni ningún sistema eléctrico para suelos deslizantes.

Estabilidad
El Jeep Compass con una estabilidad correcta para todo tipo de vías no destaca ni favorablemente ni con puntuación negativa en este aspecto. Simplemente cumple con lo exigido. Solo resaltar un paso por curva muy cercano al obtenido en suv, esto es por una altura mayor de la suspensión y, muelles más blandos. Parece como si el vehículo estuviera preparado para poder entrar en caminos de todo tipo, nos pico la curiosidad en mitad de la prueba y realizamos una pequeña ruta por pistas forestales en mal estado, solo tierra, el Compass nos sorprendió por el buen comportamiento, eso si no es un todoterreno nativo como si lo es su hermano el Wrangler. Más apto para un uso duro por todo tipo de pistas. El Jeep Compass nos vale para un uso diario y para hacernos rutas por el campo, pero con reservas en este ultimo aspecto.

Reposacabezas
El Jeep Compass homologa cinco plazas útiles, de las cuales todas ellas cuentan con reposacabezas. Los delanteros no son regulables en altura, pero si en inclinación aun que muy levemente. Los traseros solo el central es regulable en altura pero no en inclinación. Los traseros laterales no disponen de ningún tipo de regulación.

Cinturones
Al igual que en el caso de los reposacabezas, disponemos de cinco cinturones de tipo estándar de tres puntos de anclaje. Los delanteros vienen provistos de pretensores pirotécnicos. El Compass nos avisa mediante un pitido acústico y un testigo luminoso de que no llevamos puesto el cinturón, solo en el caso del conductor y acompañante

Bebes y Niños
Podríamos considerar al Jeep Compass como un vehículo perfecto para un uso familiar, su espacio interior es bueno, el maletero es espacioso y cuenta con buena capacidad, y si necesitamos más con abatir los asientos es suficiente. El acceso a las plazas traseras es cómodo y rápido, podemos introducir la sillita de nuestro bebe sin problemas, y con los anclajes ISOFIX podemos asegurarla de manera que no se mueva en el transcurso del viaje.

Airbags
La dotación de Airbag disponibles en el Compass es limitada si lo comparamos con sus competidores de comercialización actual, solo disponemos de Airbag de conductor, de acompañante, laterales y de cortina. Ni como opción podemos tener más.

Euroncap
En las pruebas EuroNCAP el Jeep Compass obtiene: No se dispone de datos.

Recuperaciones
La buena cifra de par que el motor otorga a 2500 revoluciones nos salva mas de una vez de tener que reducir marcha para realizar un adelantamiento o incorporación rápido. Con los 140 cv disponibles que además de suficientes para mover el Jeep Compass con soltura podemos adelantar con total seguridad. El 0 a 100 Km. /h lo realiza en 11 segundos. La velocidad máxima según ficha técnica es de 189 Km. /h.

Caja de Cambios
El cambio empleado en el Jeep Compass es manual de seis relaciones. El funcionamiento del cambio es bueno, las marchas entran con suma facilidad aun estando fría la caja de cambios. El guiado de las marchas es excelente, no da lugar a confusión a la hora de subir o bajar marchas. El escalonamiento de las marchas favorece las buenas prestaciones del motor diesel CRD de 140cv.

Circulando por Carretera
En carretera el comportamiento dinámico del Jeep Compass nos muestra un chasis escaso que no es capaz de soportar la potencia de su motor en algunas ocasiones. Sobretodo se aprecia este fenómeno en zonas reviradas donde los apoyos son más acusados y si hacemos un uso fuerte de la capacidad de aceleración del propulsor tanto el eje delantero como el propio chasis no son capaces de digerir tal embiste. En general es un vehículo de conducción tranquila con buenas prestaciones, hablamos de una aceleración 0 a 100 por debajo de los 11 segundos, pocos vehículos como el Compass bajan de esta cifra. Uno de los puntos a favor del Compass CRD son sus bajos consumos, aun que su mecánica ya sea anticuada ya que usa inyección por Bomba Inyector los consumos son muy ajustados. El homologado nos dice que por este tipo de vias el consumo es de: 5,4 litros a los 100km. Demasiado optimista, difícil nos pareció bajar le consumo de los 6,5 litros, con una conducción normal.

Circulando por Autopista
En autopista gracias a la sexta relación podemos minimizar notablemente la rumorosidad del motor dentro del habitáculo, aun así se filtrara la rodadura de los neumáticos, el aislamiento acústico es una tarea pendiente en el Compass. Con sexta marcha engranada podemos subir repechos sin vernos obligados a bajar a quinta marcha, hasta pisando con alegría en sexta tenemos una buena aceleración. El consumo homologado en este tipo de vías es de 6,5 litros a los 100km/h. Cifra que a nuestro parecer es muy conservadora, difícil es siquiera conseguir el consumo homologado. Nuestro consumo por este tipo de vías se situó cercano a laso 7,2 litros en todo momento.

Circulando por Ciudad
Y por ultimo en ciudad no encontramos con un Jeep Compass facil de conducir, con una estupenda respuesta a bajas/medias vueltas, eso si no muy contundente. Motor que nos permite ir con marchas largas aun no disponiendo de todo su potencial. Suspensión que nos hará ser el mas rápido en zonas de badenes, resaltos. En fin un vehículo muy preparado para la ciudad y que ademas cuenta con un consumo ajustado. Homologado de 8,3 litros a los 100km/h. Nuestro consumo sin ser tan optimista como el homologado nos pareció bajo, 9 litros a los 100km en ciudad, todo ciudad.

Calidad de Acabados
Los acabados del Jeep Compass en general son correctos, se abusa de los plásticos duros en la confección del salpicadero y puertas.

Calidad de Materiales
Los materiales empleados a simple vista son aparentes y convencen, al tacto podemos notar plásticos duros donde deberían ser gomosos y de mejor aspecto.

Conclusiones
En conclusión, el Jeep Compass es una buena compra si nos pasamos bastante tiempo por el campo y ademas transitamos por ciudad, carretera y autovia. Es valido para todo. Su buena capacidad interior por parte del maletero y para sus ocupantes es otro punto a favor. El motor probado se trata del 2.0 TDI del grupo VAG, que siendo retocado por el grupo Chrysler pasa a ser llamado CRD, con 140cv se muestra muy voluntarioso moviendo los mas de 1.500 Kg. de peso en vacío del Compass. En el interior el aspecto del salpicadero, algo anticuado no sigue el buen diseño del exterior. Como sucede en el caso del Dodge Caliber el Jeep sufrirá un restyling en poco tiempo para mejorar estos fallos.

A favor: motor, consumos, espacio, capacidades offroad
A mejorar: sonoridad, aislamientos, plásticos.

Redactor y probador: Daniel Galdeano Martínez
Fotos: Daniel Galdeano Martínez
Vídeo: http://www.youtube.com/watch?v=PLmjgsz0QA4


          

Comenta o Pregúntanos