Por

Prueba Saab 9-3 V6 Turbo Aero XWD

Saab 9-3 V6 Turbo Aero XWD

El actual Saab 9-3 con los años ha ido sufriendo lavados de cara, pero aun si el interior se nos hace un poco antiguo en comparación con otras berlinas de la competencia. Sin ir más lejos el salpicadero casi idéntico al del Saab 9-5 denota buena calidad pero también denota el paso del tiempo en sus formas poco perfiladas. El puesto de conducción no tiene nada que envidiar a las mejores berlinas de la actualidad, asiento cómodo y envolvente con multitud de reglajes. Cuadro de instrumentos con toda la información necesaria para el conductor que se ve de un simple vistazo gracias al buen tamaño de los números. Ordenador de abordo algo anticuado pero con las opciones básicas hoy día. El volante forrado en piel es demasiado grande, en estos tiempos que ya ningún vehículo o casi ninguno no monta dirección asistida, es una pérdida de tiempo hacer uso de un volante de gran diámetro, ya que molesta en las maniobras. Por otra parte el Saab 9-3 goza de un magnifico espacio interior, con muchos sitios donde dejar llaves, móvil, cartera, etc…

Visibilidad
La “pequeña” berlina de Saab mide cerca de 4,65 metros. Decimos pequeña por que el Saab 9-5 le supera en tamaño llegando hasta los 4,84 metros de longitud. En absoluto es un inconveniente visualmente el tamaño del vehículo. Lo que nos puede causar problemas de visibilidad casi siempre son los pilares frontolaterales A, o los pilares traseros C. También en el juego entran la colocación de los reposacabezas traseros, que en más de una ocasión no son regulables y nos merman considerablemente la visibilidad trasera. Y como ultimo en muchas berlinas actuales el montante trasero de la bandeja del maletero, siendo esta fija nos dificulta el poder ver a través de la luna trasera, ya que no vemos absolutamente nada. Teniéndonos que fiar de los retrovisores para maniobrar sin riesgos a rozar nuestro vehículo. En el caso del Saab 9-3 solo se cumple lo último mencionado. Nuestra unidad venia equipada con faros de xenon, ya sabéis que siempre que tenemos posibilidad abogamos por el uso de este tipo de faros, ya que su cantidad lumínica es muy superior a la de un halógeno convencional, y su duración mayor en horas de uso. Los faros del Saab ademas de proporcionar una magnifica cantidad de luz también eran capaces de iluminar correctamente la carretera en todo momento gracias a que giran en concordancia al giro de las ruedas directrices.

Impresiones de Conducción
Elegimos para esta prueba el Saab más potente que se comercializa en España. Ha excepción del 9-7x. Se trata de un motor de 2.8 litros de cilindrada en una disposición de seis cilindros en V a 60º turbo alimentado por una turbo compresor Mitsubishi TDO4-15TK de doble entrada y refrigerada por agua, que consigue una sobrepresión de 0,8 bar. Gracias al turbo este motor de gasolina es capaz de dar 280 cv cerca del régimen máximo de revoluciones. Saab a dotado al 9-3 de tracción total, y no es de extrañar el por que, con semejante caballería bajo el capo mejor asegurarse poder trasmitirla toda sin perdidas por el camino. Con este motor el Saab es un verdadero lobo con piel de cordero, sus aceleraciones son potentes y es capaz de adelantar en el tiempo que pestañeamos. Pero claro no todo iba a ser bueno. Mucho motor pero el tarado de la suspensión no acompaña en absoluto con la potencia de esta versión turbo. La suspensión es aburguesada acusando un alto balanceo en curvas que nos proporciona inseguridad y nos limita notablemente el poder exprimir las bondades de este buen motor.

Frenada
Otro de los puntos a reforzar en un vehiculo potente es sin duda sus frenos, que han de ser capaces de detener nuestros momentos de alegrías con el acelerador. Los frenos asociados al Saab 9-3 V6T son simplemente correctos, no podemos decir más de ellos. Cumplen con su cometido, pero no les saques de una conducción normal por que se fatigan perdiendo eficacia, sin dejar de frenar. Monta delante discos ventilados de 314mm y detrás discos ventilados de 292mm. ABS de última generación, ayuda a la frenada de emergencia.

Tracción
El Saab 9-3 V6T XWD es tracción total mediante un diferencial Haldex de cuarta generación, que desde el arranque del vehículo gracias a una bomba eléctrica ya dispone de tracción en el eje trasero. Llegando en ocasiones a tener una alta capacidad de tracción en el eje trasero. Gracias a la tracción total el Saab es capaz de sacarle jugo a los 280 cv de su motor gasolina. En condiciones de difícil adherencia el Saab XWD sale airoso, cuando otros vehículos las pasan canutas. Nuestra unidad montaba neumáticos de 225/50/17″, una medida conservadora por el perfil más alto de lo que cabe esperar en una versión deportiva y potente.

Estabilidad
La versión mas potente del Saab 9-3 se vende en tres acabados diferentes, en este caso el de nuestra unidad era el mas alto “Aero” que entre otras cosas monta una suspensión mas enérgica. Aun que la verdad a los largo de toda la prueba echamos en falta un tarado de suspensión mas dura, ya que a la entrada de curvas lentas el balanceo de la carrocería es acusado. En general el Saab una vez no hemos acostumbrado a su manera de abordar las curvas es un vehículo con muy buena estabilidad, sin problemas en sobrevirajes o subvirajes marcados, tiene unos limites muy altos de adherencia que difícilmente superaremos en nuestras carreteras Españolas si respetamos los limites de velocidad. Nuestra unidad montaba neumáticos Michelín Primacy que a nuestro juicio no estaban a la altura de las prestaciones del vehículo.

Reposacabezas
El Saab 9-3 en general a excepción del acabado homologa cinco plazas útiles, por lo tanto dispone de cinco reposcabezas. Los delanteros regulables en altura e inclinación. Los traseros regulables en altura solamente.

Cinturones
Al igual que en el caso de los reposacabezas el sedan Saab 9-3 homologa cinco plazas útiles, las cuales todas ellas disponen de cinturón de seguridad de tipo estándar con tres puntos de anclaje. Los delanteros incorporan pretensores pirotécnicos.

Bebes y Niños
El Saab 9-3 es una berlina con un magnifico tamaño interior, tanto para adultos como para la piernas. El acceso a las plazas traseras es bueno como el de cualquier otra berlina del segmento. Dispone de anclajes ISOFIX en los asientos traseros. El maletero tiene un buen tamaño, 425 litros.

Airbags
Dispone de seis airbag de serie, que son: conductor, acompañante (desconectable), laterales, de cortina.

Euroncap
En las pruebas EuroNCAP el Saab 9-3 obtiene: 5 estrellas para la protección de ocupantes y 1 estrella para la protección infantil un total de 33 puntos sobre 39.

Recuperaciones
Sin temor a equivocarnos el Saab es una mala bestia en recuperaciones, gracias al fuerte soplido del turbo desde poco mas de las 2000 revoluciones hasta cerca del corte de inyección, el Saab adelanta, recupera, se incorpora en un abrir y cerrar de ojos. El par disponible es de 400Nm también desde muy bajas vueltas el cual cuando hace aparición nos va dejando pegados al asiento poco a poco. Realiza el 0 a 100 Km. /h en 6,2 segundos. La velocidad máxima según ficha es de 250 Km. /h. El 60-100 Km. /h en cuarta (seg.): 6,2, 80-120 Km. /h en quinta (seg.): 7,9.

Caja de Cambios
Actualmente el modelo Saab 9-3 Sport Sedan se comercializa con cambio automático de 6 relaciones y cambio manual de también seis relaciones. Nuestra unidad montaba el cambio manual de seis relaciones. El tacto de la palanca de cambios es muy bueno, el pomo es de un tamaño justo para no causar molestias. A la hora de trabajar la caja las marchas entran sin dificultad, algo rasposas hasta que la caja adquiere su temperatura óptima de trabajo. El escalonado de las marchas esta bien pensado, las primeras marchas mas cortas para proporcionar mayor aceleración y a medida que subimos marcha son mas abiertas intentando cuidar los consumos.

Circulando por Carretera
El comportamiento dinámico del Saab por carretera es francamente bueno, pero con sus peros. El primero es la suspensión a falta de que sea mas dura nos vemos obligados a tomar un estilo de conducción más pausado del que este tipo de vehículo puede asumir. Esta claro que cambiando la suspensión de origen el Saab mejorara considerablemente. Por potencia no tendremos problemas los 280cv están siempre en el momento que los necesitamos, solo hace falta bajar marcha pisar a fondo y aferrarse fuerte al volante. Una de las pegas a los 280cv de este magnifico V6 enturbado son sus consumos, su talón de Aquiles. En carretera yendo a velocidades legales y sin aceleraciones bruscas es difícil bajas de los 8 litros a los 100 km. El consumo homologado por la marca nos dice que podemos llegar a gastar 7.5 litros en este tipo de vias, pero que quereis que os diga me parece bastante improbable.

Circulando por Autopista
En autopista/autovia se agradece el tarado de suspensión mas confortable, ya que para viajar es ideal, los baches no se notan casi y en asfaltos en mal estado disfrutamos de una comodidad que con una suspensión mas dura se harían notar las imperfecciones. En autopista el 90% del tiempo utilizaremos la sexta marcha, el motor es capaz de utilizarla hasta yendo muy bajo de vueltas. Y en cuanto nos demos cuenta que este motor se pirra por la gasolina de 95 octanos veremos a las sexta marcha como nuestra aliada en autopista/autovia. Los consumos en este tipo de vía son altos para su potencia, teniendo en cuenta que es tracción integral. El consumo homologado por la marca nos dice que transitando a velocidades legales gastaremos 10,6 litros. Una verdadera salvajada. Nuestro consumo ha sido curiosamente mas bajo que el homologado, 9 litros a los 100 km. Decir que hicimos algo de conducción económica.

Circulando por Ciudad
En la urbe el Saab no se desenvuelve tan bien como cabe esperar, el embrague tiene mucho recorrido pero la mayor parte de el es inútil soltando al final de forma brusca, el tacto del acelerador es lento y retardado, pensando a veces si lo hemos pisado lo suficiente, cuando de repente la potencia sale de la nada, esta claro que todo es acostumbrarse, pero en ciudad se hace un poco cansino el trabajar continuamente el embrague. A la hora de aparcar el Saab no presenta problemas, aun dado su tamaño podemos aparcarlo en pequeños sitios, gracias a la buena maniobrabilidad que posee. Los consumos en ciudad son simplemente insufribles, como hagamos mucha ciudad veremos consumos medios de 15 litros o mas. El homologado nos dice que para la ciudad el consumo es de 15,9 litros a los 100km. Por nuestra parte el consumo se situó en unos “bajos” 13 litros a los 100km.

Calidad de Acabados
Aun que la actual versión del Saab 9-3 es un mero restyling de la que ya se vendía por el 2002 los acabados siguen siendo buenos, algo desfasados en relación a sus competidores.

Calidad de Materiales
Los materiales empleados en el Saab 9-3 son de buena calidad, desde el cuero de los asientos a los plásticos menos visibles.

Conclusiones
En conclusión, el Saab 9-3 sigue siendo en España un vehículo poco vendido, pero es porque la gente no conoce sus virtudes. Nosotros una vez habiendo podido probar el Saab 9-3 le mirar con otros ojos y como posible candidato si tuviéramos que adquirir una berlina. Saab necesita renovar el interior de sus vehículos que si lo comparamos con otros acabados mas actuales se notan los años. Por lo demás el Saab 9-3 dotado del 2.8 V6 Turbo es un devorador de kilómetros con un sonido ronco proveniente de los dos escapes.

A favor: motor, tracción total, espacio interior
A mejorar: consumos, salpicadero anticuado, suspensión blanda.

Redactor y probador: Daniel Galdeano Martínez
Fotos: Daniel Galdeano Martínez
Vídeo: http://www.youtube.com/watch?v=6A0c4t1SHs4


                

Comenta o Pregúntanos