Por

Prueba Skoda Octavia RS TSI

Skoda Octavia RS TSI

Skoda reciente ha renovado toda la gama Octavia, y le RS no iba a ser menos, los cambios son sutiles, sacando lo mejor de la carrocería del Octavia. En el exterior podemos ver como las ópticas tanto delanteras como traseras son de diferente diseño, luces diurnas de leds en el propio paragolpes, retrovisores de mayor tamaño que no aseguran una perfecta visión. Pequeños detalles que hacen del Octavia RS un vehículo exclusivo. En el interior los cambios son más visibles, el volante de diferente aspecto sigue conservando su excelente grosor y agarre. La consola central con nuevo sistema de climatización y de conjunto multimedia queda más vistosa y es más facil de utilizar. El cuadro de instrumentos también es diferente, sigue proporcionando la misma información que el anterior gracias al extenso ordenador de abordo. Los asientos son idénticos, buena sujeción y alta comodidad. El puesto de conducción es muy parecido al de un actual VW Golf VI, esta claro que guardan similitudes, para eso son del mismo grupo. Las plazas traseras gozan de buen espacio para las piernas y si van dos adultos no tendrán problemas de espacio. La plaza central es la que mas acusa problemas de espacio.

Visibilidad
El nuevo Skoda Octavia se comercializa con faros bi-xenon como opción, nuestra unidad no contaba con ellos. Los halógenos dejan patente su clara inferioridad frente a los faros de xenon, teniendo menor cantidad lumínica, menor anchura iluminada y una duración más bien limitada en cuanto a las bombillas, pero decir que los faros del Octavia son de lo mejorcito del mercado en halógenos. La visibilidad del Octavia es a la fuerza correcta, no tenemos impedimentos que nos resten visibilidad, solo y como ya es costumbre los reposacabezas traseros, no obstante si los regulamos correctamente no tendremos mayor problema. La visibilidad fronto/lateral sigue siendo estupenda, no difiere del Octavia anterior, por que ante todo estamos ante un pequeño restyling que no afecta a las cotas del vehículo.

Impresiones de Conducción
Una vez ya metidos en harina, con el motor a su temperatura de servicio y antes que nada nos hemos hecho al vehículo, no queremos sorpresas de ultima hora, con todo bien revisado nos disponemos ha ir a esa carretera de curvas que también conocemos y que por suerte es poco transitada. Una vez poco a poco comprendemos el funcionamiento del Octavia RS nos disponemos a buscar los limites de la mecánica, bastidor, frenos, adherencia. Todo con calma, no hay prisa. El Octavia RS se muestra contundente los 200cv que deja notar su propulsor 2.0 TSI de inyección directa de gasolina se hacen patentes en aceleraciones fulgurantes que acompañado por el cambio automático DSG de 6 velocidades no hará ganar tiempo entre cambio y cambio de marcha sacando el máximo partido al conjunto. En conducción decidida el Octavia es un vehículo muy rápido, predecible y facil de conducir, no hace amago de sobrevirar o subvirar de forma clara, solo si le buscamos las cosquillas la zaga puede resultar mas juguetona de los esperado, el ESP se encarga de cortarle el royo a la zaga a la mínima, dicho ESP no es desconectable al 100%.

Frenada
Skoda ha optado por utilizar frenos de una tamaño acorde a las prestaciones del vehículo dotando de una buena capacidad de frenada. Montando frenos ventilados de 312mm en el eje delantero y macizos de 286mm en el trasero. Este equipo de frenos cumple con su función sin titubear, frena con contundencia y demuestra que en las frenadas de emergencia trabaja al 100% parando el Skoda en pocos metros con una eficacia envidiable. Dispone de ayudas electrónicas como ABS de última generación, ASR, ESP, EBD, MSR, ayuda a la frenada de emergencia.

Tracción
Skoda ha dotado a todos sus vehículos de tracción delantera. En el caso del RS se cumple el patrón. El Octavia cuenta con sistemas electrónicos para mitigar en la medida de lo posible las perdidas de tracción/adherencia. Sin estos sistemas conectados las perdidas de tracción son considerables dalo el alto par a bajas vueltas que proporciona el motor gasolina turboalimentado, aun que el cambio automático DSG por su parte también reduce la potencia de entrega a las ruedas. Por ello con los sistemas conectados en arrancadas es casi imposible sufrir perdidas de tracción. Una vez ya conduciendo si es más posible si andamos por carreteras reviradas, pero eso ya entre en el estilo de conducción de cada uno.

Estabilidad
El acabado RS no es solo una bonita apariencia y un motor potente, también se han trabajado además de los frenos la suspensión otorgando una mayor seguridad al Octavia RS. Amortiguadores más enérgicos con muelles de mayor dureza y de menor recorrido que acortan la altura libre del Octavia dejando el centro de gravedad mas bajo. Con esto se consigue mayor estabilidad, pero se reduce la comodidad de marcha. El RS no ha sido pensado para ser cómodo, el que lo compra sabe de antemano que la suspensión a de ser dura. El Octavia RS se porta y da la talla en carreteras de montaña, su buena batalla le proporciona mayor estabilidad que compactos de la misma potencia. Incorpora control de estabilidad ESP, que siempre esta activo aun desactivándolo mediante el botón del salpicadero.

Reposacabezas
El Skoda Octavia RS homologa cinco plazas disponibles con sus correspondientes reposacabezas. Los delanteros son regulables en altura e inclinación. Los traseros carecen de regulación de inclinación, solo son regulables en altura.

Cinturones
Al igual que en el caso de los reposacabezas el Skoda Octavia RS viene provisto de 5 cinturones de tres puntos de anclajes, es decir de tipo estándar. Los delanteros llevan pretensores pirotécnicos.

Bebes y Niños
El Octavia RS es ideal para un uso familiar, aun siendo la versión mas deportiva de la gama Octavia sigue teniendo un buen acceso a las plazas traseras, provistas de anclajes ISOFIX para las sillitas de bebes. Un maletero más que decente de 560 litros de capacidad. Que no presentara problemas para transportar todo lo necesario para nuestros hijos/bebe.

Airbags
En cuanto a seguridad el Skoda Octavia viene bien surtido, de serie trae 8 airbags.

Euroncap
En las pruebas EuroNCAP el Skoda Octavia obtiene: 4 estrellas para la protección de ocupantes y 4 estrellas para la protección infantil un total de 27 puntos sobre 39.

Recuperaciones
Nuestra unidad disponía del cambio automático DSG muy utilizado en el grupo VAG. Este cambio proporciona mejores prestaciones que un cambio manual, es indiferente el motor al que este asociado. Por ello las recuperaciones son muy buenas nos despreocupamos totalmente de en que marcha debemos ir para efectuar una adelantamiento o una incorporación rápida, de eso ya se ocupa el DSG que nos seleccionara la marcha mas adecuada en el momento para poder así realizar la maniobra lo antes posible. El 0 a 100km/h lo realiza en 7,2 segundos. Si queremos unas recuperaciones mas rápidas podemos hacer uso del modo Sport que viene con la caja de cambios DSG, este modo emplea la máxima potencia del motor en todo momento, también es cierto que en modo “D” al pisar a fondo el acelerador el cambio DSG interpreta que requerimos la máxima aceleración y bajara las marchas que sean necesarias.

Caja de Cambios
El cambio de nuestra unidad de pruebas es el ya conocido por todos DSG, por lo tanto no requiere presentación. Este cambio de doble embrague bañado en aceite es el mismo que el usado en Volkswagen, Seat y Audi bajo el nombre de S-Tronic en este ultimo. Cada marca los ajusta de manera diferente mediante la electrónica, pero por dentro el funcionamiento sigue siendo el mismo. El funcionamiento es sencillo, el cambio automático tiene varios programas disponibles, el “D” es el mas usado, el que hace una conducción normal tirando a económica, pero si pisamos el pedal con entusiasmo la potencia saldrá de debajo de las piedras estirando marchas como un poseso. Aun que para esto esta el programa “S” que ya de por si cambia mas alto de vueltas que el “D” estirando mas las marchas y no cambiando tan pronto para tener el motor “calentito” si necesitamos potencia rápidamente. Y por ultimo el “Secuencial” o manual, consiste en que podemos subir o bajar marcha libremente, pero dentro de unos límites, no podemos bajar marchas a nuestro antojo haciendo reducciones bestiales, pasaríamos el motor de vueltas, para ello el DSG tiene un sistema de protección que impide bajar marcha cuando el motor va alto de vueltas. Más de un motor seguirá vivo gracias a este sistema.

Circulando por Carretera
En carretera es el único sitio donde podemos permitirnos pequeños lujos de sacar todo el potencial del Skoda RS TSI, y solo en adelantamientos experimentaremos el potencial de nuestro vehículo, eso si, siempre respetando las normas y los limites de la vía. El motor 2.0 TSI empuja con fuerza desde muy bajas vueltas. Desde las 1800 hasta las 5000 tenemos disponibles 280Nm de Par. La potencia máxima la conseguimos entre las 5100 y las 6000. Pasar de las 6000 no quiere decir que perdamos los 200cv, se nota una leve bajada de potencia pero es casi imperceptible, donde si se nota bajada de potencia notable es a partir de las 6800 revoluciones. El comportamiento en carretera es elogiable, ya que la suspensión se comporta de manera eficaz mitigando los balanceos de la carrocería y en cambio en otros tipos de asfalto, mas castigados no nos resentimos por los baches o agujeros. El consumo del Octavia RS TSI es algo que particularmente me fascino, no me esperaba un consumo precisamente contenido, la autonomía esperada con un deposito lleno no superaría los 500km. Estaba equivocado, a lo largo de la prueba, realizando una conducción normal del día a día los consumos eran bajos para la potencia del motor llegando a hacer cerca de 700 Km. con un solo deposito algo inimaginable. El consumo homologado por la marca nos dice que en este tipo de vias consume 5,9 litros a los 100km. Y he de decir que con calma y paciencia y sin ser un estorbo en la carretera se puede ver esa cifra en el ordenador de abordo. Nuestro consumo por este tipo de vías rondo en casi todo el tiempo consumos por encima de los 6,3 litros.

Circulando por Autopista
En autopista/autovia nos encontramos con la otra cara del Octavia RS, la comodidad. Es difícil encontrar un vehículo con carácter deportivo que en las autovias/autopistas se comporte tan bien como este, la comodidad es pasmosa. La calidad de rodadura es sumamente alta, el silencio dentro del habitáculo notable, el motor es muy silencioso a los 120 Km. /h. Y ademas con consumo muy ajustados. Solo se escucha y más de lo que nos gustaría el sonido de rodadura de los neumáticos, pero esto puede ser por el modelo o marca del neumático. Con el cambio DSG y el motor TSI de 200cv tenemos potencia siempre disponible para cualquier eventualidad que nos precipite a tener que acelerar fogosamente. En este tipo de vías el consumo homologado es de unos 7,5 litros según la ficha técnica. Es facil bajarlo de este consumo si circulamos a velocidades de 100 Km./h. Nuestro consumo fue mas optimista por esto ultimo, yendo a 100km/h el consumo es notablemente mas bajo, 6,9/7 litros.

Circulando por Ciudad
En ciudad ya no debemos preocuparnos en tener un motor potente, o ser el más rápido en realizar un adelantamiento. Eso lo dejamos para otro tipo de vias. En ciudad hace falta un vehículo práctico, facil de aparcar y poco gastón de combustible. El Skoda Octavia RS reúne estas cualidades pero con reservas. Se aparca con suma facilidad ya que su longitud no supera los 4,6 metros. El motor proporciona unos consumos muy ajustados para ser gasolina, pero como en todo vehículo con pretensiones deportivas la suspensión es lo que les mata en ciudad. Nosotros no lo vamos a penalizar por ello, por que el acabado RS es así, y si lo queremos con este acabado sabemos a lo que vamos antes de comprarlo.

Calidad de Acabados
Los acabados del Skoda Octavia en general son muy buenos, casi a la par de los de Seat, no comparable aun a los de Volkswagen. Pero poco a poco Skoda va subiendo escalones sin que la gente se entere.

Calidad de Materiales
Los materiales empleados son correctos, abundan los plásticos blandos en partes que ni siquiera otras marcas de más renombre ponen.

Conclusiones
En resumen, Skoda a apostado fuerte por el nuevo Octavia y para ello siempre hay que disponer de una versión mas deportiva, en este caso podemos optar al Octavia RS con motorización diesel de 170cv con el 2.0 TDI CR o al probado aquí 2.0 TSI de inyección directa con 200cv. Cada unos es idóneo para un uso. El diesel dispone de mucha potencia y consumos ajustados, es valido para el uso diarios sin que el bolsillo se resienta. La versión gasolina se disfruta de otra manera, también es valida sin duda para el uso diario. El que busca un vehículo con 200cv no es para pasearse por la ciudad, es para sacarle el jugo de vez en cuando en carreteras de montaña que es donde de verdad se disfruta del Octavia RS TSI. Ninguna de las dos versiones defraudara a su conductor.

A favor: motor, DSG, prestaciones, consumo.
A mejorar: Boca carga maletero, visibilidad trasera.

Redactor y probador: Daniel Galdeano Martínez
Fotos: Daniel Galdeano Martínez
Vídeo: http://www.youtube.com/watch?v=_g0z1RY3s_E


        

Comenta o Pregúntanos