Por

Prueba Abarth Grande Punto

Abarth Grande Punto

La aparición del Abarth Grande Punto se esperaba para el año 2007, por ello no es una novedad como tal. Pero si un fuerte rival para vehículos como el Seat Ibiza FR, de reciente aparición. El Abarth aun usando tecnología no tan avanzada, inyección directa de combustible, turbo y compresor volumétrico, consigue unas cifras de aceleración, recuperación, consumos muy buenas. El motor usado para la base en los Abarth es el 1.4 Fire, que se utiliza en versiones mas corrientes en Fiat. Este propulsor sin turbo da un máximo de 100cv. En el Fiat Panda 100HP o 500 1.4 100 Sport. En ambos el motor mueve con soltura el vehículo, con suficiente potencia y consumos ajustados. Con la introducción de un turbo apareció la gama T-Jet, que desde hace pocos meses ha sufrido mejoras, llamándose MultiAir, un sistema por ahora solo usado en Alfa Romeo, y por supuesto dará mucho de que hablar. El motor del Abarth Grande Punto eroga 155cv a 5500 revoluciones con un par de 230 a 3000 revoluciones, que se puede aumentar si apretamos el botón “Sport Boost” situado en medio del salpicadero. Con la activación de dicho botón el par se incrementa notablemente a menores revoluciones, pero no es el único cambio. La dirección se endurece, y el tacto del acelerador cambia, la entrega de potencia es más rápida. El interior, como es natural es Abarth 100%, asientos tipo baquet, de excelente comodidad y sujeción. Volante, palanca de cambio y freno de mano forrados en piel. Detalles Abarth en el interior, como logos. Cuadro de instrumentos especifico, con connotaciones deportivas.

Visibilidad
Visibilidad deficiente lateral nos dejó como nota en esta parte de la prueba, es una lastima por que tanto por delante como por atrás la visibilidad que tiene el conductor es mas que correcta, en cambio los pilares A restan de manera más que notable visión lateral del conductor, en este caso por ejemplo el bordillo de una glorieta, entraremos casi a ciegas sin ver casi el bordillo en toda la maniobra, básicamente tenemos que intuir donde esta. Los retrovisores exteriores muy aerodinámicos y qué conjuntan perfectamente con el bello diseño de este Abarth, nos dan una visión excelente de la parte trasera del Grande Punto. Otra de las partes importantes de un vehículo son sus faros, el Grande Punto aun emplea faros de una sola óptica en la que gracias a las lámparas halógenas H4 tenemos las luces de cruce y carretera juntas, esto quiere decir que en el momento que pasemos a las luces de carretera las de cruce automáticamente dejaran de funcionar dejando un espacio bastante grande cerca del vehículo sin iluminar. Pero ya sabemos que en muchos vehículos el diseño manda y mas en los italianos.

Impresiones de Conducción
El mismo propulsor de 155cv tuvimos la oportunidad de probar en el Alfa Romeo MiTo, por aquel entonces nos decepciono bastante, unas prestaciones mas bien justitas y unos consumos que mas parecían de un motor de mayor cilindrada. Ahora y después de lidiar con el Abarth Grande Punto nos damos cuenta que probablemente seria un fallo aislado de nuestra unidad. Los 155cv proporcionados por el 1.4 T-Jet tienen muy mala baba y en cuanto salen todos de golpe el Abarth sale disparado. Pero no todo es potencia en un vehículo que se estima deportivo, Abarth ha sabido hacerlo muy bien, excelente comportamiento en curvas, paso por curva alto sin balanceos de ningún tipo, motor prestacional en todo tipo de vias, marchas bien cortas. Y como no un excelente equipo de frenos de la marca Brembo, que es capaz de aguantar lo que se le eche. Como es lógico probamos el Abarth G.P en zonas reviradas, donde pudimos percibir al poco tiempo que estamos hablando de un vehículo seguro, estable y prestacional. La entrada del turbo parecida a la de los turbo de antaño nos pone los pelos de punto. Haciendo uso del botón “Sport Boost” debemos ser cautelosos con el gas, sino patinara más de lo deseado.

Frenada
Ya con versiones más modestas del Fiat Grande Punto vimos que los frenos siempre cumplían a la perfección, aun haciendo un uso desmesurado de lo mismos. En este Abarth se han curado en salud, dotando al equipo de frenos de un sistema Brembo. Este sistema se compone por pinzas de doble pistón, y discos de 305mm con pastillas de alto rendimiento. Detrás discos macizos originales de la marca. Que también ayudan en la frenada. Como es sabido por todos, el eje y frenos que soportan la mayor parte del trabajo son los delanteros, en este caso unos Brembo de doble pistón, capaces de quitarnos el hipo si frenamos con decisión. De 100 a 0 Km. /h en poco mas de 35 metros. ABS de última generación y ayuda a la frenada de emergencia.

Tracción
El Abarth G.P no tiene especialmente perdidas de tracción. Solo desde parado con el “Sport Boost” activado podemos percibir si el suelo esta mojado como el eje delantero y ruedas se retuercen excavando en el suelo, pero ojo solo si el suelo esta muy mojado y somos exigentes con el acelerado. Inmediatamente el control de tracción pone todo en su sitio. Una vez en marcha las pérdidas de tracción son mínimas. Los 155 cv no son suficientes como para hacer perder rueda en marcha, otro cantar es perdida de adherencia si pasamos mas rápido en una curva, y aun así en el Abarth G.P es muy difícil de ver.

Estabilidad
La estabilidad del Abarth G.Punto es ejemplar, es estable y goza de un buen paso por curva, pero le falta mas aplomo, es bastante nervioso a la hora de afrontar las curvas dando inseguridad al conductor de que el vehículo puede irse, esta falta de aplomo para nada es grave, la estabilidad del Abarth Grande Punto es muy alta y aun buscándole las cosquillas su comportamiento es noble y sobretodo facil si tenemos que corregir. Con el control de estabilidad conectado (ESP) naturalmente el aplomo sigue siendo el mismo, el funcionamiento del ESP es rápido y efectivo, no pierde el tiempo. Pocas veces veremos hacer acto de presencia al ESP en el Abarth G. Punto.

Reposacabezas
El Grande Punto homologa cinco plazas útiles con cuatro reposacabezas, la trasera central no tiene reposacabezas. Los delanteros son regulables en altura e inclinación. Los traseros solo son regulables en altura. En el caso de la versión Abarth detrás solo pueden ir dos pasajeros.

Cinturones
Dispone de cuatro cinturones de tipo estándar de tres puntos de anclaje, los delanteros incorporan pretensores pirotécnicos. Y avisador acústico de cinturón no abrochado al superar los 20 Km. /h.

Bebes y Niños
El Abarth Grande Punto es un vehículo muy adecuado para una familia pequeña, la única pega es el acceso a las plazas trasera. Y su suspensión rígida, puede llegar a ser molesta. Cuanta con anclajes ISOFIX como opción para las plazas traseras. Capacidad del maletero de 275 litros.

Airbags
El Abarth Grande Punto trae de serie 6 airbag, como opción se pueden pedir dos mas. Los de serie son: de conductor, acompañante (desconectable), laterales…

Euroncap
En las pruebas EuroNCAP el Fiat/Abarth Grande Punto obtiene: 5 estrellas para la protección de ocupantes y 4 estrellas para la protección infantil un total de 33 puntos sobre 39.

Recuperaciones
En recuperaciones puras el Abarth da lo mejor de sí, acelerando de 0 a 100km en 8,2 segundos. De 0 a 1000 metros en poco mas de 30 segundos. Recupera de 60 a 100 Km. /h en 6,0 segundos en cuarta marcha. De 80 a 120 Km. /h en 10,2 en quinta. Son buena recuperaciones en las cifras, y en la practica es un vehículo rápido, que en el momento que hace aparición la patada del turbo aun lo parece mas, se deja envenenar en este caso por el fenómeno de los TDI Bomba inyector, salvando las distancias claro.

Caja de Cambios
El cambio seleccionado para el Abarth es de 6 relaciones. Bastante cortas todas ellas. Proporcionando fuerza al motor desde muy bajas vueltas, que luego en sexta marcha a 120km/h rozamos por encima las 3000 revoluciones, esto se traduce en ruido de rodadura, de mecánica, etc. El funcionamiento de la caja de cambios es muy bueno, las marchas entran con facilidad, el escalonado es bueno entre ellas. El tacto no es tan preciso en momentos de necesidad de cambiar rápido. El recorrido entre marchas es francamente un poco largo.

Circulando por Carretera
En carretera es donde el Abarth Grande Punto nos muestra todo su potencial, y donde podemos exprimir su mecánica dentro de unos limites con mayor soltura. El paso por curva de la versión normal del Abarth Grande Punto es bueno, a la espera de poder probar la versión “esseesse”. Que naturalmente superara con creces al Abarth normal, aun que seguramente por no mucho. Otra parte buena del Abarth y bueno en general en los motores de ultima hornada, baja cilindrada y potencias a tener en cuenta son sus contenidos consumos. El Abarth es más tragón que otros 1.4 de la competencia, como el 1.4 TSI del grupo VAG, también a nuestro juicio transmite más deportividad que el TSI aun que sea más lento. El consumo homologado para el Abarth en este tipo de vías es de 5,3 litros a los 100km. Demasiado optimista para un vehículo de este tipo. Nuestro consumo se situó por encima de los 6 litros en todo momento.

Circulando por Autopista
En autopista es un vehículo no muy silencioso, el aislamiento del habitáculo podría mejorar. Su consumo en autopista es relativamente bajo. La suspensión es un poco molesta a altas velocidad por autopista, su dureza hará notar pequeños botes en el coche, sobre todo si el asfalto es malo y esta bacheado. Es una lastima que con los silencioso que es el T-Jet al ralentí una vez a cogido temperatura, en autopista rodando a 120km/h nos amarga un poco por que no podemos remediar el tener que escucharlo. El consumo en autopista/autovia es bajo para ser un gasolina, si somos cautelosos en la forma de pisar el acelerador podemos ver consumo por debajo de los 7 litros a los 100km.

Circulando por Ciudad
En ciudad el Abarth Grande Punto tiene muy buen comportamiento. En ciudad el Punto gasta poco para la potencia y el combustible que utiliza, eso si, como nos veamos envueltos en atascos, retenciones será inevitable gastar gasolina. El homologado por la marca es de 9,6 litros a los 100 km. Un consumo francamente alto para la cilindrada del motor y que a poco que nos lo propongamos lo podemos bajar. La imagen Abarth del Grande Punto no pasara desapercibida entre los viandantes.

Calidad de Acabados
En el Grande Punto de Abarth se ve el buen progreso que esta teniendo Fiat en los últimos años, la calidad de acabados a aumentado notablemente. Los plásticos son de buen tacto y apariencia, y encajan bien entre si.

Calidad de Materiales
Los materiales utilizados en Abarth Grande Puntos son de buena calidad, tanto los plásticos duros como los blandos, al igual que las telas.

Conclusiones
En resumen, ¿el Abarth Grande Punto es un Fiat Grande Punto vitaminado?, o es eso lo que la gente se cree. Para nada. El Abarth Grande Punto monta suspensión diferente, estabilizadoras, frenos, gestión electrónica del motor, llantas, y un largo etc… No es un Grande Punto vitaminado, es un Abarth. El cual si estamos interesados en el nos puede salir a un precio muy competitivo, por debajo de los 18.000 euros (17.200 euros) con mucho equipamiento de serie. Con el Abarth tenemos ganado de antemano diversión para rato y un vehiculo muy versátil.

A favor: prestaciones, frenos, aspecto.
A mejorar: calidad de rodadura, acceso plazas traseras.

Probador y redactor: Daniel Galdeano Martínez
Fotos: Daniel Galdeano Martínez
Vídeo: http://www.youtube.com/watch?v=nBOSIWdBAHA


   

Comenta o Pregúntanos