Por

Prueba Audi A5 2.0 TFSI 211cv S-Tronic Quattro

Audi A5 2.0 TFSI 211cv S-Tronic Quattro

Dada la buena acogida por parte del público del Audi A5 Coupé Audi decidió convertirlo en una berlina llamada Sportback, que no es más que un A5 estirado y con cinco puertas. El comportamiento, interior, acabados, prestaciones son calcadas a las versiones Coupé y Cabrio, este ultimo pesa mas y flaquea un poco en prestaciones. El exterior del Audi A5 Sportback lo convierte sin duda en un coche con clase, con buenas maneras y de representación, vayamos donde vayamos con el siempre llevaremos un Audi. El interior idéntico al del A5 Coupé es amplio, para cuatro ocupantes que no tendrán problemas de espacio, sólo si somos demasiado altos podemos tocar con la cabeza en el techo en los asientos traseros. Y es que la línea tan bonita del Audi no perdona. El puesto de conducción como es ya costumbre por parte de Audi cuida y mima a su conductor, naturalmente los asientos deportivos en este caso disponen de multitud de reglajes electrónicos para ir más cómodo aun si cabe. El volante es regulable en altura y profundidad. El grosor y circunferencia del volante podríamos decir que son del tamaño justo. Desde el interior una vez puesto en marcha el motor mediante la propia llave de Audi el motor se vuelve inaudible una vez se estabiliza el ralentí, algo de agradecer sin duda. Esta tan bien aislado del vano motor que ni tan siquiera las vibraciones se perciben en el volante o pedales.

Visibilidad
En el Audi A5 coupé la visibilidad era correcta dentro de unos limites, todos o prácticamente todos los coupes siempre tiene algún problema de visión hacia detrás para el conductor. En el caso del A5 Sportback este no se ha resuelto del todo, ya que sigue manteniendo la línea de Coupé aun que sea una berlina al uso, por lo tanto si tenemos que aparcar o mirar hacia detrás directamente y los reposacabezas no lo impiden o los montantes de considerable grosor podemos apoyarnos en los retrovisores exteriores o en sistemas electrónicos como el montado en la unidad probada, que mediante pitidos y de forma interactiva nos muestra en la pantalla del navegador como nos acercamos a un obstáculo y por que zona del vehículo. Sin duda es un extra que estos vehículos de medidas ya considerables se vuelven imprescindibles para aparcar con total seguridad. La unidad probada venia equipada con faros bi- xenon autoadaptivos, que con asociado al giro del volante iluminan siempre la calzada por la que transitamos sea en recta o curva.

Impresiones de Conducción
El motor probado es el ya conocido bloque de 2 litros gasolina enturbado con inyección directa. Que en su última variante da una potencia de 211cv. Que asociado en el caso de la unidad probada a una tracción total Quattro y una caja de cambios automática/secuencial de doble embrague y 7 marchas S-Tronic convierten al Audi A5 en un vehículo sumamente facil de conducir, y con una comodidad y calidad de marcha pasmosa. La suspensión es enérgica y a la vez sabe mimar al pasaje en zonas muy bacheadas no perdiendo propiedades en zonas reviradas donde el A5 Sportback nos sorprende gratamente teniendo una adherencia y estabilidad inusitada para una berlina que al principio de la prueba parecía aburguesada y con poca pinta de aportar algo mas. El motor sin duda es el principal causante de que el Audi tenga carácter deportivo si le ponemos en apuros, la entrega de potencia es lineal en todo momento dando lo mejor de si en medios, en altos la presión del turbo baja considerablemente dejando un poco tirado en prestaciones al Audi. Pero para ello esta la magnifica caja de cambios S-Tronic, que en el momento idóneo sube una marcha y otra vez a disfrutar del empuje del propulsor y de un bonito sonido que por desgracia en el Audi esta más apagado de lo que nos gustaría.

Frenada
Pocas veces hemos tenido la suerte de encontrarnos con un vehículo que tiene el sistema de frenos acorde con las prestaciones del mismo, casi siempre o son más capaces que la potencia del mismo o son todo lo contrario y en cuanto se les pone en apuros empiezan a pedir clemencia antes de tiempo. En esto Audi sabe hacer muy bien su trabajo, el equipo de frenos compuesto por discos en ambos ejes se defiende a las mil maravillas, podemos abusar de frenadas largas, corta o simplemente un uso mas intensivo que no desfallecen, es mas, en la prueba de frenado el Audi no sorprendió gratamente sin perdida de eficacia en ningún momento. Monta discos ventilados en el eje delantero y discos macizos en el eje trasero con ABS de última generación y ESP.

Tracción
En este apartado el Audi A5 con su tracción Quattro lo tiene todo hecho, la seguridad que otorga el disponer de una tracción total es mas que apreciable en una conducción enérgica. En una conducción diaria podemos apreciar que en calles mojadas, con tierra, o simplemente con poca adherencia cómo el Audi pasa por ellas sin el mayor problema, donde otros coches pasarían si es que pasan con problemas el Audi se lo toma con calma y pasa por donde le digamos. Pero lógicamente no todo iba a ser bueno, disponer de una tracción total mediante diferencial Torsen, es decir, tracción permanente, tiene la pega de un aumento del consumo, mayor rozamiento con el asfalto es lo que tiene. A titulo personal y viendo que el aumento de consumo de combustible es mínimo en comparación con la seguridad que proporciona sin duda elegiría un Audi con tracción Quattro.

Estabilidad
La estabilidad en un vehículo de estas características compromete también el confort de marcha, y el confort de los ocupantes. Si queremos buena estabilidad lo suyo es una suspensión firme, seca que no haga balancear la caja. Pero seria demasiado incomodo para viajes e insufrible por ciudad con los dichosos badenes para reducir velocidad. En este aspecto Audi ha dotado al A5 con una suspensión más definida y orientada al confort. Sus recorridos son largos y no es nada seca, todo lo contrario es aburguesada. En ciudad es una maravilla absorbe a la perfección cualquier irregularidad. En carretera ya es donde nos demuestra que no es para darse grandes lujos por carreteras de montaña, pero aun así aguanta perfectamente el tipo. En nuestra unidad la suspensión era la básica, no tenía el kit S-line. La estabilidad es muy buena con esta suspensión, nos permite un alto paso por curva, pero acusa un poco de balanceo el coche. No por ello la estabilidad se ve reducida. ESP de serie.

Reposacabezas
El Audi A5 homologa solo 4 plazas, las cuatro cuentan con reposacabezas regulables en altura, en inclinación solo los delanteros (salvo excepciones de equipamiento). Ninguno es activo en caso de accidente.

Cinturones
Trae cuatro cinturones del tipo estándar, 3 puntos de anclaje. Los delanteros están equipados con pretensores pirotécnicos. Aviso de cinturón no abrochado al emprender la marcha mediante pitidos y testigo luminoso en el cuadro de instrumentos.

Bebes y Niños
El Audi A5 contempla el uso de sillitas de bebe, por ello tiene como opción el sistema de anclaje de sillitas de bebes ISOFIX, solo en las plazas trasera, y solo como opción, no viene de serie. El acceso a las plazas traseras es bastante bueno, ya que podemos introducir la sillita directamente por la puerta, sin el menor problema. El espacio interior detrás es muy bueno, tanto para adultos como para los más pequeños. El maletero es de buen tamaño y capaz de albergar todo los bártulos que llevemos.

Airbags
Como buen Audi, en seguridad esta al día. Goza de una suculosa cantidad de airbag distribuidos por todo el habitáculo, en total 8.

Euroncap
La página web no dispone aun información sobre el Audi A5.

Recuperaciones
Nuestra unidad dotada con cambio automático/secuencial. No fue en absoluto impedimento para poner a prueba las recuperaciones en el Audi. Haciendo uso de la caja en modo automático los adelantamientos y recuperaciones se hacían lentos, no bajaba marcha hasta que no era demasiado tarde, forzando el kick-down conseguimos unos resultados mas dignos de este Sportback, unas aceleraciones soberbias y eso que “solo” tiene 211 CV. En modo secuencial/manual es parecido a si pisamos a fondo con el modo D en automático. Solo que en secuencial cambiamos de marcha a nuestro antojo. El modo S apura las marchas hasta la zona roja sacando el mayor provecho a la potencia del motor.

Caja de Cambios
La unidad probada venia equipada con una caja de cambios automática/secuencial S-Tronic que es idéntica a la llamada DSG por Volkswagen, Seat, Skoda. Se compone de dos embragues en seco o en baño de aceite, que puede disponer de 6 o 7 marchas. La probada en esta unidad es la de 7 marchas. Que ademas de un mayor agrado en conducción sobretodo por ciudad logra unos consumos muy contenidos y unas mayores prestaciones, siendo naturalmente mas rápida cambiando que una persona no experimentada. La caja de cambios dispone de tres modos de uso, el mas normal es el D, que simplemente busca una conducción tranquila con bajos consumos y subiendo marchas muy pronto. El S, que como todos sabemos es el modo Sport, estira las marchas hasta el corte de inyección si así lo requiere el momento, manteniendo la misma marcha mas tiempo engranada. Y por ultimo el modo secuencial que nos permite cambiar de marcha a las revoluciones que nosotros veamos convenientes, nos obstante existen unos sistemas de seguridad a modo de protección que imposibilitan hacer reducciones fulgurantes o intentar pasar de régimen al motor.

Circulando por Carretera
La verdad es que el Audi A5 Sportback se desenvuelve con soltura en todo tipo de vías, pero es sin duda en este tipo, la carretera de doble sentido donde mas podemos sacarle jugo al motor de 2 litros y mas de 210cv. Siendo un vehículo rápido en reacciones y en adelantamientos con unos consumos para nada desorbitados. Si somos cautelosos con el pedal del acelerador podremos ver consumos cercanos e incluso inferiores a los 7 litros de media en este tipo de vias. Naturalmente si le damos “zapatilla” los consumos pueden subir a medias astronómicas que ningún bolsillo puede aguantar. En una conducción normal, con algún que otro achuchon la media sigue siendo francamente buena y disfrutaremos de las bondades del Audi sin arruinarnos.

Circulando por Autopista
Después de unas cuantas horas rodando por autopista/autovia te das cuenta que el Audi A5 en cualquiera de sus versiones es un vehículo extremadamente cómodo para viajar, aun teniendo un motor gasolina podemos hacer buenas kilometradas sin problemas, esta claro que con propulsor diesel la autonomía es mayor, eso si perdiendo en agrado de conducción, aun que los diesel hayan evolucionado mucho en las dos ultimas décadas nunca podrán estar a la altura del silencio, suavidad y sonido que un motor de gasolina proporciona. No por ello el motor diesel es malo, en absoluto, cada uno esta hecho para lo que es, diesel para buscar ahorrar con buenas prestaciones, y gasolina para disfrutar olvidándonos del consumo. Hoy día los diesel son motores muy potentes y con consumos ridículos, mas de una vez merece la pena elegir esta mecánica. Con esto queremos decir, que por que sea un Audi A5 gasolina es perfectamente valido para un uso diario y viajes largos.

Circulando por Ciudad
En ciudad el A5 Sportback y más con el color de la unidad tiene grandes similitudes con un vehículo de escolta o de ministro, y eso es que Audi sabe hacer bien las cosas, sin duda. Una de las desventajas del A5 con motor gasolina en ciudad es el consumo, que sube como la espuma, se sitúa en medias superiores a los 10 litros a los 100km a la mínima que pidamos prestaciones al motor, y es que es muy sensible en este tema, igual que es facil bajar consumos lo es para subirlos. Todo esto se olvida cuando lo conducimos, el silencio de marcha, el confort en zonas de baches nos hacen olvidad los litros de mas que gasta en comparación con una mecánica diesel.

Calidad de Acabados
Como ya nos tiene acostumbrados Audi, los acabados son excepcionales, ajustes perfectos, un salpicadero estupendo.

Calidad de Materiales
Los materiales utilizados en el Audi A5 son de buena calidad, tanto los plásticos como el cuero de nuestra unidad.

Conclusiones
En conclusión el Audi A5 Sportback es un Coupé cinco puertas, podemos disfrutar de lo bueno de una versión coupé con la practicidad en una berlina, al igual que hizo su hermano Volkswagen con el Passat CC. El A5 viene bien surtido en cuanto a motorizaciones a elegir. Con diversas potencias en ambos combustibles, teniendo como tope al S5 con mas de 300cv. A la espera de la versión RS5 que en breve hará aparición y que naturalmente el PacoCostas.com probaremos para vosotros.

A favor: motor, tracción S-Tronic
A mejorar: consumos, boca de maletero demasiado alta.

Redactor y probador: Daniel Galdeano Martínez
Fotos: Daniel Galdeano Martínez
Vídeo: http://www.youtube.com/watch?v=7NHBAv6GOFE


Comenta o Pregúntanos