Por

Prueba Audi TT Roadster 1.8 TFSI

Audi TT Roadster 1.8 TFSI

El tiempo pasa y el Audi TT necesitaba un pequeño lavado de cara, tan pequeño que es muy poco apreciable. Tan solo sabremos si estamos ante el Audi TT Facelift mirando los faros delanteros dotados ahora de luces diurnas con tecnología led o sus nuevas llantas. En lo demás el Audi TT presenta muy pocos cambios. La versión probada es la Roadster con motor 1.8 TFSI de 160cv gasolina. Este motor es el de acceso a la gama en gasolina, es un motor muy silencioso al ralentí y con una entrega de potencia muy lineal, la presencia del turbo es mínima, solo se deja notar en bajos/medios. En altos pierde fuerza con rapidez. Los 160cv son más que suficientes para convertir al TT en un vehículo muy prestacional con unos consumos de risa. Podremos disfrutar de un bonito sonido proveniente del escape y también en parte del motor y su admisión. No es un sonido muy trabajado pero si bonito de escuchar pasando las 4000 revoluciones, que nos incitara a volver a escucharlo. El puesto de conducción sigue siendo de los mejores del mercado en Roadster, cómodo, espacioso, con múltiples ajustes que nos facilitan encontrar la postura correcta lo antes posible. El Audi TT es de los pocos Roadster que hoy día conservan la capota de lona, por lo general es que sea rígida, que convierte al vehículo en un coche mas útil para el día a día despreocupándonos que los amigos de lo ajeno intenten rompernos algo. La capota de lona tiene varias ventajas y es que ocupa menos espacio, pesa menos y se descapota/capota en menor tiempo. Por otra parte es más endeble, filtra ruidos y frío. Pero quien busca un Roadster es para ir el máximo tiempo descapotado y para eso el Audi TT es ideal. Podemos ir a velocidades legales y mantener una charla con nuestro acompañante sin tener que levantar mucho la voz.

Visibilidad
En esta versión Roadster del TT hay dos calificaciones en cuanto a visibilidad se refiere. Con la capota puesta la visibilidad trasera es casi nula. Nos referimos a la trasera/lateral, que con la capota puesta no se ve nada. Solo podremos ver por los retrovisores exteriores o por el pequeño cristal trasero intentando averiguar que hay detrás de nuestro automóvil. Un sistema de ayuda para el parking es muy recomendable en un vehiculo como este. Sin ella cambia radicalmente la situación. Naturalmente al eliminar el obstáculo que nos impedía ver, ya no tenemos problemas. Se ve con claridad y sin pegas, pero no siempre vamos a ir descapotados. Por lo demás el Audi TT no presenta problemas de visibilidad delantera o lateral. Nuestra unidad incorporaba faros de xenón autoadaptivos. Que quiere decir que en las curvas se mueven con el giro del volante hacia la dirección que lo giremos, iluminando siempre la carretera. Nuestra unidad tenía incorporado en el propio faro luces diurnas con tecnología led, que gracias a su buena cantidad lumínica siempre seremos vistos desde lejos por otros usuarios de la carretera. Ademas, los leds gozan de miles de horas de uso, con lo que no tendremos que preocuparnos de su sustitución.

Impresiones de Conducción
Habiendo probado el 2.0 TFSI de 200cv en el Audi TT Roadster podemos hacer pequeñas comparaciones entre ellos, naturalmente la potencia juega a favor del 2.0 Turbo. Pero el 1.8 TFSI no se queda corto en este aspecto. Es un motor muy lineal en la entrega de su potencia pero no descansa hasta llegar al corte. Tiene unos excelentes bajos y medios. En altos a partir de las 6200 revoluciones se nota como la entrega de potencia va mermando. Estira hasta el corte de inyección sin problemas. Un motor que con los 160cv que ofrece podemos disfruta mucho del Audi TT, un sonido bonito, consumos bajos y sobretodo que en un descapotable siempre se agradece tener un motor gasolina bajo el capó.

Frenada
El sistema de frenado que el Audi TT monta es el mismo que el del 2.0 TFSI de 211cv. Los discos delanteros son ventilados de 312mm. Los traseros son macizos de 256mm. Nuestra unidad equipaba unas llantas increíblemente llamativas de 18″ con unos ” rodillos ” a tener en cuenta. 245/40/18″. Estas ruedas ayudan mucho a la hora de frenar el Audi TT en una frenada de emergencia.

Tracción
El Audi TT puede disponer de tracción total (Quattro), nuestra unidad era tracción delantera. Tampoco se echo de menos la tracción total. Naturalmente ayuda mucho en carreteras reviradas. Pero no es indispensable para poner al límite el bastidor del Audi TT con seguridad. El control de estabilidad y el de tracción velan por nosotros en todo momento. El Audi TT no presento perdidas de adherencia o de tracción en ningún momento de la prueba. El gran tamaño de sección de los neumáticos era mas que suficiente para digerir la caballería que el 1.8 TFSi envía al eje delantero. Pocas veces vimos hacer aparición al control de tracción o al de estabilidad, este ultimo en conducción deportiva es poco intrusivo y nos permite llevar al TT a limites muy altos, también hay que mencionar que el TT es un vehículo muy fácil de conducir y fácil también ponerlo al limite, no requiere manos para ello. Teniendo claro que no debemos confiarnos ya que aun que el Audi TT tenga un excelente bastidor y sea capaz de pasar como una tabla por las curvas las leyes de la física están ahí y eso no cambiara nunca.

Estabilidad
Solo con mirar al Audi TT por fuera podemos hacernos una pequeña idea de la estabilidad del automóvil. Llantas y neumáticos anchos, perfil bajo con una medida de sección grande. Recorrido de suspensión corto y enérgico. Poca altura, por lo tanto centro de gravedad mas bajo, más adherencia. Con ver esto pensamos, este vehículo promete en zonas reviradas. Y no se hizo esperar y lo pusimos a prueba. Y para nada nos defraudo todo lo que habíamos pensado sobre el. Es como ir sobre raíles. No se mueve ni un ápice de la trayectoria que le marcamos con el volante. Los balanceos de la carrocería son mínimos, aun a pesar de que lleva la suspensión de serie, con la deportiva de opción seguramente el comportamiento sea aun mejor. Es una maquina para disfrutar de este tipo de carreteras, con una alta seguridad.

Reposacabezas
El Audi TT Roadster cuenta con dos plazas, por lo tanto solo equipa dos reposacabezas. Estos van bien ubicados en el asiento, son regulables en altura e inclinación.

Cinturones
Como sucede en el caso de los reposacabezas, el Audi TT Roadster solo dispone de dos plazas. Monta cinturones de tipo estándar, de tres puntos de anclaje. Ambos llevan pretensores pirotécnicos y avisador acústico de cinturón no abrochado al emprender la marcha.

Bebes y Niños
El Audi TT Roadster no viene preparado para el anclaje de sillitas de bebes, algo que es totalmente comprensible, un vehículo así no esta concebido para el transporte de niños y menos bebes. Por lo tanto no vamos calificar al Audi en este aparatado.

Airbags
El Audi TT Roadster viene provisto de 5 airbag de serie. No hay disponible mas como opción. Dado su tamaño es comprensible que no haya más. Y al ser la versión Roadster los de cortina son imposibles de equipar.

Euroncap
La página web oficial de EuronCAP no dispone de los datos actualizados para Audi TT Roadster.

Recuperaciones
El se comercializa con cambio manual de 6 velocidades o automático de doble embrague (DSG). Con este ultimo las recuperaciones, aceleraciones son mejores y más rápidas. Con el manual siempre son un poco más lentas. La unidad probada venia con cambio manual de 6 velocidades. El 0 a 100 km/h lo realiza en 7,2 segundos y su velocidad máxima es de 226 km/h.

Caja de Cambios
El cambio de la unidad probada era manual de seis relaciones. El tacto de la caja y palanca es correcto. El funcionamiento en todo momento fue muy bueno, el escalonamiento entre marchas es excelente para poder sacarle jugo a los 160cv del 1.8 TFSI. La distancia entre marchas es pequeña facilitando la inserción de la palanca en una conducción más decidida.

Circulando por Carretera
En carretera el Audi TT 1.8 TFSI Roadster se encuentra como en casa, el buen par a bajas vueltas nos permite hacer buen uso de la sexta marcha, que incluso en subidas nos será útil. Ahora bien, si queremos prestaciones con bajar las marchas necesarias podremos obtener lo mejor de los 160cv, y es que una aceleración de 7,2 segundos en el 0 a 100km/h nos hace entender de que es un vehículo rápido, capaz de efectuar adelantamientos en pocos segundos, teniendo que estar el mínimo tiempo posible en el carril contrario. Otro punto a favor de este magnifico propulsor sustituto del 1.8 20VT es su bajo consumo, que siendo cautelosos con el pedal del acelerador nos sorprenderá gratamente. Nuestra media en este tipo de vía se situó en tan solo 6,2 litros respetando en todo momento los límites de la vía y anticipándonos a lo que sucedía en la carretera. Nos atrevemos a decir que es aun posible bajarlo aun más. El homologado por la marca es muy optimista (5,3 litros a los 100km) pero viendo lo bien que va este motor en el Audi TT no me parece tan descabellado.

Circulando por Autopista
En autopista el Audi TT Roadster es uno mas, no destaca en casi nada. La estabilidad es alta, pero en este tipo de vías no es tan importante con en carreteras viradas. El propulsor empuja con fuerza. El ruido dentro del habitáculo no es para nada alto aun siendo la versión Roadster no se filtra demasiados ruidos, solo el de rodadura de los neumáticos y el del motor si le exigimos potencia. Los consumos en autopista/autovia son algo mas altos que en carretera. Obtuvimos un consumo de 7 litros a los 100 km.

Circulando por Ciudad
En la gran urbe el Audi TT no pasa desapercibido a los ojos del viandante ni un solo momento y más aun si vamos descapotados. La conducción del TT por ciudad es francamente cómoda. La suspensión no es excesivamente seca, pero si de corto recorrido que solo se dejara notar en baches, resaltos, juntas de dilatación etc. Por lo demás el Audi TT perfectamente podría ser valido para nuestro vehiculo de uso diario, sus consumos así lo permiten y su comodidad de uso diario también. En ciudad obtuvimos un consumo cercano a los 10 litros, hay que recalcar que nos encontramos muchas retenciones, sino seguramente seria algo mas bajo.

Calidad de Acabados
Audi nos tiene acostumbrados a unos acabados de calidad, y el TT no iba a ser menos. Acabados correctos y ajustes perfectos.

Calidad de Materiales
Los materiales empleados son de buena calidad al tacto y a la vista, son aparentes y convencen.

Conclusiones
El actual Audi TT Roadster incorpora algunas mejorar que el anterior TT ya necesitaba. Preparado con leds diurnos no solo es mas seguro también queda más bonito y como ahora están de moda no tendremos que preocuparnos por ellos. El motor probado es el que da acceso a la gama en gasolina, un 1.8 TFSI de 160cv, que hará todo lo que le pidamos sin rechistar. Siendo 10cv menos potente que el 2.0 TDI parece andar prácticamente igual, con unos consumos ajustados y un sonido digno de un Roadster. Es un vehículo que puede ser perfectamente valido para un uso diario o como capricho para el fin de semana.

A favor: motor, prestaciones, consumos
A mejorar: maletero y acceso a el.

Redactor y probador: Daniel Galdeano Martínez
Fotos: Daniel Galdeano Martínez
Vídeo: http://www.youtube.com/watch?v=DuO7MpCLHvM


   

Comenta o Pregúntanos