Por

Prueba BMW M3 Cabrio

BMW M3 Cabrio

El último BMW M3 se comercializa en tres tipos de carrocería diferentes, coupé, berlina de 4p y por ultimo la aquí probada, cabrio. La carrocería cabrio guarda similitudes visuales con la Coupé, hablamos de un dos puertas en ambos casos. Solo que en la versión cabrio tenemos el lujo de poder descapotar el coche en el momento que nos plazca, y en poco mas de 20 segundos estaremos viendo el cielo. El cabrio paga un alto precio, mayor peso mermando las prestaciones que prácticamente ni se nota. Lo que si se deja notar es el aumento del peso en zonas de curvas si lo comparamos con sus hermanos coupé o berlina, ambos mas ligeros. El puesto de conducción del M3 esta perfectamente estudiado para una conducción de todo tipo. Podemos hacer una conducción relajada que no nos veremos resentidos por unos asientos extremadamente duros. El volante de un tamaño excelente, pequeño y con un aro gordo, nos proporciona muy buen agarre. La dirección es dura y nos trasmite todo lo que pasa debajo de las ruedas.

Visibilidad
En la versión cabrio podemos tener dos opciones de visibilidad, yendo capotado o descapotado. Descapotado desaparecen todos los problemas de visibilidad como es lógico. Por otra parte capotado tampoco es que sea un vehículo que reste demasiada visibilidad a su conductor, solo en la parte trasera con una luna de pequeño tamaño tendremos limitaciones, claro esta que quien se compra un cabrio sabe a lo que va. Nuestra unidad contaba con una ayuda fundamental para este vehículo, mediante pitidos y en la pantalla del ordenador de abordo podíamos ver como nos acercábamos a obstáculos. Muy bien calibrado y fiel a la realidad. El BMW M3 monta faros bi-xenon autoadaptivos que nos proporcionan una espectacular luz de noche.

Impresiones de Conducción
BMW Motorsport siempre a optado por dotar a sus versiones M mas potentes con motores atmosféricos. El anterior M3 E46 utilizaba un 6 cilindros en línea de 3.2 litros de cilindrada que erogaba 321cv. Con el tiempo se le saco algún caballo mas a este motor, pero ya no era valido para el nuevo M3 ya que dicha mecánica ya había tocado techo y para sacar mas potencia de ella seria ya de manera poco fiable. Por lo tanto BMW M opto por utilizar una nueva mecánica. El motor escogido fue un V8 de 4 litros de cilindrada que eroga 420 caballos a 8.300 vueltas. Este nuevo motor a perdido la esencia en comparación con el 3.2 L6, la entrega de potencia es mas progresiva de lo que cabe esperar de un BMW M3 eso si los 420cv están ahí y se dejan notar. Sabemos que el próximo M3 ya no volverá a utilizar un motor atmosférico, BMW se ha dado cuenta que ademas de un mayor gasto de combustible en el nuevo M3 se ha perdido en parte ese toque deportivo que el anterior M3 si tenia. El motor en uso diario se presenta torpe en la parte baja del cuenta vueltas teniendo que pisar más de lo debido el acelerador con el consabido consumo extra de combustible. En el momento que sobrepasamos las 3000 revoluciones la cosa se empieza a poner interesante, el sonido del motor empieza a indicarnos que vamos por buen camino, poco a poco vamos notando como el V8 propulsando por el eje trasero nos va pegando al asiento, en torno a las 5000 vueltas hasta el corte de inyección, pasadas las 8300 da lo mejor de si, y no solo en cuanto a potencia, en la versión cabrio yendo descapotado el sonido que emana del V8 es celestial.

Frenada
Como es natural el equipo de frenos del BMW M3 es soberbio, esta a la par de las prestaciones del vehículo y es que tiene que ser capaz de detener las embestidas de los 420cv del V8. BMW ha escogido discos sobredimensionados en ambos ejes, ventilados y perforados. En el eje delantero nos encontramos con discos ventilados/perforados de 360mm, detrás discos ventilados/perforados de 350mm. Decir de antemano que no tuvimos ni un solo problema con el sistema de frenos, aguanto el sobre esfuerzo al que fue sometido sin rechistar en ningún momento. Todo esto en uso de calle. ABS de última generación y ayuda a la frenada de emergencia. Es curioso que los frenos del BMW M3 den lo mejor de si cuando ya están en su temperatura de servicio, la mayoría de los discos de frenos a excepción de los cerámicos suelen frenar mejor en condiciones mas frías.

Tracción
Como buen BMW es propulsión. Este nuevo M3 cuenta con una buena cantidad de ayudas electrónicas, sin ellas no hace falta decir que el M3 se vuelve una bestia casi indomable que requiere manos expertas para poder conducirlo. Sin los controles activados y haciendo uso de uno de las maravillas de la tecnología como es el Launch Control proporcionado por el cambio automático M-Logic de doble embrague conseguiremos salidas fulgurantes que con ningún otro vehículo será capaz, eso si, ojo con el pedal del acelerado si no queremos dañar nuestro vehículo o quedarnos sin ruedas en dos salidas. Como bien reza el manual del BMW M3, no debemos abusar de este sistema. A lo largo de toda la prueba solo se desconectaron del todo las ayudas un par de veces, y es cuando nos dimos cuenta de lo que teníamos entre manos, una bestia muy rápida acelerando. Con todos los sistemas conectados las pérdidas de tracción son inexistentes, tanto en arrancadas como en marcha. Parte de culpa de las pocas pérdidas de tracción la tienen los neumáticos traseros de 265/35/19″ Michelín Pilot Sport.

Estabilidad
La estabilidad del BMW M3 Cabrio es simplemente sublime, el tarado de la suspensión, el buen reparto de peso, consigue que el M3 pase plano por cualquier tipo de curva parece ir soldado al asfalto. Tiene un límite de adherencia muy alto y que difícilmente alcanzaremos en carretera convencional respetando los límites. Si nos proponemos buscarle las cosquillas al M3 debemos saber que la perdida de adherencia es brusca y repentina, la corrección es facil y con todos los sistemas conectados el solo se pondrá en su sitio. Con ellos desconectados recomendamos no buscar los límites en carretera abierta, podemos sufrir un accidente. Sobretodo hay que respetar los límites. La versión Cabrio con unos 200kg mas de lastre acusa una mayor sensación de flotación en las curvas, y es que los refuerzos de la carrocería en esta versión se dejan notar a la hora de sacarle jugo al M3, notamos mayor inestabilidad que en la versión Berlina y crujidos de todo tipo.

Reposacabezas
El BMW M3 Cabrio homologa cuatro plazas útiles, las cuales todas ellas cuentan con reposacabezas. Los delanteros son regulables en altura e inclinación. Los traseros son también regulables en altura e inclinación.

Cinturones
Como sucede con los reposacabezas el BMW cuenta con cuatro cinturones de tipo estándar de tres puntos de anclaje. Los delanteros incorporan pretensores pirotécnicos y avisador acustico de cinturon no abrochado.

Bebes y Niños
La versión cabrio no es la mas indicada para el transporte de niños/bebes, ya que el acceso a las plazas traseras es francamente dificultoso y eso que BMW lo tiene muy bien resuelto. El maletero es de pequeño tamaño descapotado, capotado el volumen es mayor, pero dado que alberga todo los útiles para el descapotado sigue siendo de un tamaño justo. En definitiva si buscamos un BMW M3 podemos optar por la versión berlina que no presenta problemas de ningún tipo en este aspecto.

Airbags
En materia de seguridad activa en BMW han hecho un buen trabajo con esta versión M3 Cabrio, viene dotada de 6 Airbags de serie, que son: de conductor, acompañante (desconectable), laterales, Etc..

Euroncap
En las pruebas EuroNCAP el BMW Serie 3 obtiene: 5 estrellas para la protección de ocupantes y 4 estrellas para la protección infantil un total de 35 puntos sobre 39.

Recuperaciones
El BMW M3 es un portento en las recuperaciones, y si ademas le sumamos la caja de cambios DKG M-Logic mejor aun, por que con esta caja es aun más rápido en aceleración y recuperaciones. El 0 a 100 Km. /h lo realiza en 5,1 segundos. El 0 a 1000m en 23,8 segundos. Recuperación 80 a 120 Km. /h en 4ª y 5ª: 5 / 6,3 segundos. Con el M3 podemos adelantar con mucha seguridad en carreteras de un único sentido, la potencia siempre disponible es determinante en un momento así.

Caja de Cambios
El BMW M3 se comercializa con dos tipos de caja de cambios, manual de seis velocidades y automática de 7 velocidades. Que se trata de la nueva caja de cambios automática DKG M-Logic, muy parecida a la DSG de volkswagen, solo que más afinada y capaz de soportar buenas dosis de par y potencia. Dicha caja de cambios cuenta con múltiples reglajes que hacen que el M3 pueda ser un vehículo tranquilo y ahorrador o convertirse en una mala bestia con reacciones muy rápidas. Hablamos de cinco programas que ya vienen preestablecidos y que solo se pueden usar si disponemos del cambio DKG, en el nivel 5 las reacciones del M3 son rápidas, estira las marchas hasta el corte y mantiene la misma marcha si soltamos el acelerador esperando guerra. En el modo mas bajo se busca ahorro y sobretodo mandar la potencia a las ruedas de forma delicada, este modo es el ideal para pavimentos muy deslizantes o con hielo/nieve. Ademas de estos avances el cambio DKG cuenta con modo Sport y modo secuencial con levas en el volante. Al activar cualquiera de los dos el cambio se pone automáticamente en el nivel cinco en conjunto con el botón Sport, eso si los controles siguen activados.

Circulando por Carretera
Sin lugar a dudas es el terreno donde podemos sacarle un poco el jugo al BMW M3, pero solo un poco, por que con semejante caballería bajo el capó con que pisemos un poco demás el acelerador veremos como desaparecen los puntos de nuestro carné a la misma velocidad que sube la aguja del tacómetro. Para exprimir como se debe una maravilla como el BMW M3 debemos hacerlo en un circuito, donde podremos saber de verdad lo que quieren decir las siglas M3. En carretera el M3 ademas de no pasar desapercibido para el público es un vehículo muy cómodo para viajar, la suspensión tiene un buen compromiso entre confort y dureza. El motor siempre tiene potencia da igual la marcha en la que nos encontremos, como nota decir que es capaz de ir a 50/60 Km. /h en séptima marcha sin pestañear. El paso por curva es muy elevado y nos permite conservar una buena velocidad sin vernos obligados a frenar en todas las curvas. El consumo es lo que menos se mira en un vehículo así, pero hay que decir que es bajo muy bajo para sus 420cv. Nuestro consumo medio a lo largo de toda la prueba se situó en 13,5 litros a los 100km. Y fue por todo tipo de carreteras.

Circulando por Autopista
En autopista/autovia el BMW M3 parece estar dormido, yendo a 120 Km. /h, el motor va bajo de vueltas y no se escucha nada. La sensación de velocidad es muy baja y parece que vayamos mas despacio de lo que en realidad vamos, todo pasa despacio y los viajes se hacen agotadores. Menos mal que podemos ser los mas rápidos en alcanzar los 120 Km. /h, sino seria un suplicio tener semejante coche y no poder apretarle de vez en cuando. La suspensión se comporta estupendamente en autopista/autovia, aun habiendo baches en la vía absorben perfectamente todo evitando que llegue dentro del vehículo. Y siempre podemos cambiar el tarado de la suspensión de modo electronico, siendo mas confortable en este tipo de vías y practicamente una tabla si a si lo queremos en carreteras reviradas.

Circulando por Ciudad
En ciudad como sucede en muchos vehículo prestacionales no es su terreno y ademas de gastar mucho combustible la suspensión hace de las suyas resintiendo a los ocupantes cada vez que pasamos un badén, resalto que tan de moda están ahora. El cambio automático nos hace sin duda la vida más facil, cambiando lo antes posible de marcha con el consabido ahorro. Otro factor a tener en cuenta es la poca altura libre con el suelo, por ello hay que prestar especial atención a los bordillos y baches muy elevados. Por lo demás el BMW M3 en general es un vehículo que si nuestro bolsillo nos lo permite puede ser de uso diario perfectamente, el anterior M3 en este aspecto era mas brusco e incomodo.

Calidad de Acabados
Acabados magníficos, ajustes perfectos que no dejan escuchar ni un solo ruidito, todo gracias a un fuerte chasis capaz de aguantar todo. Por que con una suspensión dura en poco tiempo salen los temidos “grillos”.

Calidad de Materiales
Los materiales empleados en el BMW M3 son de muy alta calidad, desde el cuero de los asientos a los plásticos de las partes bajas de las puertas.

Conclusiones
En conclusión, el BMW M3 dispone de tres tipos de carrocería diferente, el mas deportivo sin duda es la versión Coupé. Los demás no se quedan a tras en cuanto prestaciones. El Cabrio que goza del plus de ser un “coupé” descapotable ya que monta capota rígida es una de las mejores opciones si no nos importa el mayor desembolso económico y un mayor peso que resta prestaciones y aumenta el consumo minimamente.

A favor: prestaciones, estabilidad, seguridad.
A mejorar: consumos, acceso plazas traseras.

Redactor y probador: Daniel Galdeano Martínez
Fotos: Daniel Galdeano Martínez
Vídeo: http://www.youtube.com/watch?v=A5zKg0Pe1Tg


     

Comenta o Pregúntanos