Por

Prueba BMW Z4 35i sDrive

BMW Z4 35i sDrive

BMW ha puesto a la venta el nuevo Z4 con cuatro motorizaciones gasolina y sin opción confirmada por BMW de una versión M, una lastima. Las motorizaciones son desde la 2.3i de 204 cv pasando por la 3.0i de 258cv y 3.5i de 306cv. Terminando en el 35is que eroga 340cv. La versión probada es la segunda más potente, 35i de 306cv, que sobran para mover estupendamente al nuevo Z4. El nuevo Z4 sigue la nueva línea de parrilla, faros, que todos los nuevos BMW tienen ahora. Tiene muchas mejoras si lo comparamos con su antecesor. Sobretodo en el interior, ahora más juvenil, que da un aspecto de mayor espacio, algo difícil en un vehículo de este tipo. Los materiales y ajustes son correctos, en eso BMW sigue en la brecha. El puesto de conducción como todo buen deportivo es bajo muy bajo, casi al ras del suelo, como si de un kart se tratara. Rápidamente nos hacemos con los mandos y en pocos minutos podemos disfrutar de todo el potencial que eroga el motor de seis cilindros en línea, que con sus 306cv nos enamora por su aceleración y sonido a altas vueltas. No obstante de los 306cv se espera un empuje mas contundente, la entrega de potencia aun siendo un motor turbo es lineal, algo de agradecer. Ahora bien, si pisamos con fuerza el acelerado en marchas cortas notaremos un gran empuje que aumenta al subir de vueltas sin decaer prácticamente hasta el corte de inyección.

Visibilidad
El actual Z4 ya no se cataloga por versión Coupé o Cabrio como sucedía en el anterior modelo. El actual Z4 es Roadster con capota rígida, lo que nos permite disfrutar de un Coupé en invierno y de un descapotable en verano. Todo un acierto por parte de BMW. La visibilidad del Z4 estando capotado es mas bien escasa, sobretodo la visión hacia atrás, que como es lógico es problemática por una luna de menor tamaño que nos camufla totalmente los obstáculos. Las visibilidad fronto/lateral es correcta no presenta problemas una vez nos hemos acostumbrado a las dimensiones del vehículo. El BMW Z4 incorpora un sistema de ayuda al estacionamiento que nos avisa mediante pitidos y en la pantalla del navegador de la proximidad de objetos. Un sistema de gran ayuda en el Z4, que aun siendo un vehículo pequeño conviene tenerlo.

Impresiones de Conducción
Unos meses atrás probamos para vosotros la versión “sensata” del actual BMW Z4, este montaba el motor seis cilindros de 2.3i y 204cv. Que aun “solo” teniendo 204cv en comparación con las demás versiones del Z4 nos dejo comprobar lo bien que va este BMW y sin duda nos quedamos con ganas de probar la versión mas potente por aquellas fechas, que era el 35i de 306cv. Después de tener el lujo de disponer de una unidad durante 7 días podemos decir sin temor a equivocarnos de que el Z4 35i es mucho Z4. A la hora de exprimir su potencia los 306 cv salen a relucir nada más pisar el acelerador donde notamos una aceleración contundente y a la vez muy lineal que no se acaba hasta el corte de inyección. Aderezada de un sonido capaz de cautivar a los mas inexpertos en el mundo del motor. El bastidor del Z4 se muestra muy capaz de soportar los envites del 6 cilindros en línea, también es cierto que con los actuales controles de tracción, estabilidad y demás electrónico estos vehículos parecen estar dormidos. Ahora bien, en cuanto desconectamos por completo las ayudas a la conducción y accionamos el botón Sport + todo cambia. Aceleraciones fulgurantes, que nos harán ver de lo que es capaz el nuevo Z4. Pero ojo, para llevar un vehículo así deberemos tener muchas manos, ya que a la mínima que le busquemos las cosquillas el “culo” nos mostraba quien manda con un latigazo de los que hacen historia. Con todo activado tenemos una bestia durmiendo a la espera de despertar y comerse a todos los demás vehículos que ronden por las vías españolas.

Frenada
El equipo de frenos se compone de discos ventilados en ambos ejes, los delanteros son de 348mm, los traseros son de 324mm. El sistema de frenado en el BMW 35i no sorprendió gratamente, sin lugar a dudas estuvo a la altura de los esperado, en una conducción normal el sistema de frenos nos otorga una buena capacidad de frenada, muy dosificable y con un estupendo mordiente en el primer tramos de accionamiento. En una conducción mas decidida los frenos se mostraron muy capaces sin síntomas de desfallecer en absoluto. Parece ser que el peso y la potencia del 35i nos son suficientes para poder con ellos. Cuenta con ABS de última generación, que es poco intrusivo y solo hace acto de presencia en el momento justo. También incorpora ayuda a la frenada de emergencia.

Tracción
La tracción como todo BMW esta asociada al eje trasero, siendo tracción trasera o propulsión, ambas palabras vienen a ser lo mismo. Antiguamente sin tantos controles electrónicos de tracción estabilidad, etc… Llevar un BMW potente en un día de lluvia era un poco caótico, ya que si nos excedíamos con el acelerador podíamos “marcarnos” un trompo de cuidado. Esto sucedía si nos pasábamos acelerando. Hoy en día esto es un recuerdo del pasado, ya que es prácticamente imposible, por no decir directamente imposible perder tracción en salidas fuertes en lluvia, y más aun si montamos una caja de cambios automática. El BMW Z4 lleva de serie control de tracción y de estabilidad.

Estabilidad
Si ya el 23i con sus 204cv nos impresiono de lo bien que se sujetaba en este caso con su hermano mayor es aun mejor. Una estabilidad envidiable, un aplomo exquisito con un reparto de pesos del 50% para cada eje. Un centro de gravedad muy bajo. Y unos neumáticos de 235/35/19″ en el eje delantero y 255/30/19″ en el eje trasero. Todo esto junto permite que el Z4 vaya soldado al asfalto. La única pega es la pérdida casi total del confort de marcha, una suspensión dura y enérgica unos neumáticos con un perfil bajísimo, todo es bueno para una conducción decidida. En el día a día tendremos que ir con mucho cuidado entre badenes, baches, resaltos, desperfectos en el asfalto. Ya que a la mínima podemos pinchar o reventar un neumático. La suspensión aun siendo dura es capaz de absorber con eficacia imperfecciones en el asfalto. El ESP de serie en el Z4 pocas veces entra en funcionamiento en una conducción normal tirando a decidida, es difícil descolocar al Z4 de la trayectoria marcada.

Reposacabezas
Al ser un Roadster solo dispone de dos plazas, los asientos tipo baquet no disponen de regulación de ningún tipo en el reposacabezas, este va incluido en el asiento.

Cinturones
El Z4 tiene dos cinturones de tipo estándar de tres puntos de anclaje, equipan pretensores pirotécnicos y avisador acústico la no colocación del mismo.

Bebes y Niños
El BMW Z4 no es un vehículo apto para el transporte de niños, su dura suspensión, el mal acceso a las plazas da demasiados problemas como para plantearselo, y no dispone de ISOFIX.

Airbags
El Z4 trae de seria 4 airbag.

Euroncap
En las pruebas EuroNCAP el BMW Z4 obtiene: No se dispone de datos.

Recuperaciones
El nuevo Z4 no ha engordado con los años como si les pasa a muchos nuevos modelo, estos es un factor clave a la hora de aceleraciones y recuperaciones. La versión 35i presentaba unas recuperaciones de vértigo. El 0 a 100 Km. /h lo realiza en 5,1 segundos. Aceleración de a 1000m en 24,2 segundos.

Caja de Cambios
El nuevo BMW Z4 permite la utilización de cambio manual o automático en todas sus motorizaciones. El automático en las versiones menos potentes es de seis marchas como el manual. En la versión más potente ademas de ser un cambio mas rápido (DKG) es de 7 relaciones. La versión probada venia equipada con un cambio automático DKG de 7 marchas, que siendo francamente rápido de un uso facil nos robaba parte del espíritu deportivo que un manual da. El automático consigue bajar los consumos y realiza recuperaciones más rápidamente, ya que selecciona la mejor marcha para cada momento. Este cambio contaba con levas en el volante, el cambio con las levas no era todo lo rápido que cabria esperar, y sobretodo en reducciones.

Circulando por Carretera
La carretera es donde mas se disfruta de un vehículo de estas características, le podemos sacar el mejor partido y exprimir al máximo su mecánica, dentro de unos limites por supuesto. En este tipo de trazado el BMW nos sorprende con su alta estabilidad, reacciones poco bruscas si vamos con los sistemas electrónicos conectados, notamos que no se necesitan muchas manos para llevar el Z4 rápido con estas ayudas. Sin ellas conectadas es más fácil de domesticar, notaremos que sin el control de tracción y el de estabilidad nos costara hacernos con el vehículo si le exigimos potencia al motor. Aun que no es un vehículo para mirar sus consumos, sólo decir que en una conducción relajada no consume en exceso para el caballaje que hay bajo su capó. Nuestro consumo en este tipo de vías fue de 9,0 litros a los 100, yendo tranquilo. La marca homologa en este tipo de vías un consumo mas bajo, 6.9 litros a los 100.

Circulando por Autopista
No es un vehiculo hecho para autopista/autovías, y menos las de nuestro país. Si el asfalto es malo, esta picado, bacheado, sufriremos lo indecible en nuestro Z4, las suspensión filtra todo lo que sucede bajo las ruedas, cualquier bache, línea, o rotura. Todo se filtra a sus ocupantes. Debemos prestar atención extra a las roturas del asfalto o líneas, por que si las pisamos con las ruedas, estas tienden a ser seguidas con brusquedad.

Circulando por Ciudad
Gracias al cambio automático entrar en la urbe se convierte en un paseo para el Z4, solo prestar especial atención a baches, badenes. La altura libre es pequeña y podemos rozar el coche y sobretodo por la suspensión que es de corto recorrido y muy dura en la primera parte de la compresión. El consumo en ciudad no es especialmente alarmante nos en un vehículo muy gastón. El consumo homologado para la ciudad es de 12,6 litros a los 100km. Nuestro consumo fue muy cercano al homologado e incluso en ocasiones inferior.

Calidad de Acabados
Acabados correctos, abundan los buenos materiales, encajes perfectos, ningún ruido extraño.

Calidad de Materiales
Materiales de alta calida, en los asientos, en el salpicadero, puertas, guarnecidos, etc…

Conclusiones
Sin duda el BMW Z4 35i se queda muy cerca a las sensaciones que el anterior BMW Z4 M daba, lastima que el sonido no sea el mismo. Ahora con la versión 35is de 340cv seguramente este sea más rápido que el anterior Z4M, que ya de por si era muy rápido. Esperamos en un futuro poder probar una unidad y plasmar aquí las sensaciones. El BMW Z4 35i es un capricho de coche, que por suerte es muy valido para un uso diario, no tenemos que limitarnos en usarlo solo los fines de semana. Sus consumos son “bajos” para la potencia que el motor desarrolla.

A favor: Estabilidad, imagen, motor
A mejorar: Dureza suspensión, boca maletero, consumos

Redactor y probador: Daniel Galdeano Martínez
Fotos: René Otero Aguilera
Vídeo: http://www.youtube.com/watch?v=x9OqzXuTMNs


Comenta o Pregúntanos