Por

Prueba Lancia Delta Platino 1.6 JTD

Lancia Delta Platino 1.6 JTD

Desde que Lancia fulminó a sus competidores en los rallies, hace ya unos añitos siempre ha tenido coches con un corte más deportivo. Quien no recuerda el Lancia Delta Intégrale, un coche que te hacia disfrutar por su descomunal potencia y sensaciones a la hora de conducirlo. Poco a poco con el tiempo Lancia ha ido alejándose de las versiones deportivas y dejando ver que lo suyo ahora es la elegancia, la clase, el confort. Las versiones más deportivas son ahora por parte de Alfa Romeo, Abarth. Mucho se hablo cunado se especulaba de como seria el nuevo Lancia Delta, su anterior versión aun guardaba en parte un poco del espíritu del primer delta. La versión HPE HF Turbo de 193cv fue un buen juguete. En la actualidad Lancia ademas de romper con unos diseños innovadores ya no nos deleita con motores tan puntiagudos que a uno le hacen no querer bajarse del coche. Lo mas potente que podemos encontrar en gasolina para el nuevo Delta es el 1.8 Di de 200cv, que para nada es moco de pavo, al igual que pasa en diesel, 190cv. Pero… ya no es lo que era, el afinamiento del chasis, una suspensión más enérgica, las cosas han cambiado para muchos para mejor, otros dejaron a Lancia en el recuerdo. Lo que si sabemos es que Lancia se esta poniendo las pilas, goza de unos acabados a la altura de vehículos de mayor porte y desembolso de dinero, un refinamiento de marcha inigualable y eso que la unidad probada montaba el 1.6 JTD de 120cv, con el que gracias a sus 300nm de par a muy bajas vueltas resulta ser un motor muy interesante. El interior bien acabado y rematado se presenta algo sobrio, la mayoría de la botoneria alojada en la parte central del salpicadero es poco visible por el conductor, sobretodo los botones a la derecha de la radio/navegador. El tacto de los mismos es algo plasticoso, parece duradero y capaz de soportar unos severo. El puesto de conducción no es de los mejores probados, tiene algo especial que te hace sentirte cómodo y a gusto al poco tiempo de emprender la marcha. Al poco de salir del parque de prensa note esta sensación que se hizo patente a lo largo de toda la prueba. Los asientos tienen buena parte de culpa, son cómodos y sujetan a la perfección el cuerpo.

Visibilidad
El nuevo Delta puede enamorar por su diseño tan peculiar o ser odiado y apartado. Por delante con un morro afilado y aerodinámico guarda pequeñas similitudes con el Ypsilon y musa. Por el lateral parece mas un monovolumen que una berlina, los 4,52m se dejan notar en el diseño y espacio interior. Por detrás es donde mas detractores puede tener este nuevo Lancia Delta o te enamoras de el o lo odias, es así de simple. La visibilidad interior del Delta es pocas palabras, perfecta. Las zonas acristaladas son abundantes y se ve de maravillas. Destacar el importante grosor de los pilares A, que en ocasiones nos pueden dificultar la visión. Nuestra unidad no venia equipada con xenon, que es un extra muy aconsejable. Los faros halógenos se comportan verdaderamente bien, buena capacidad de luz y un haz potente. En los faros tanto halógenos como equipados con xenon las luces de día en una tira de leds de alta potencia vienen de serie.

Impresiones de Conducción
Escogimos para la prueba la versión menos potente en motorización diesel, un motor de reciente aparición en el grupo Fiat, hablamos de un 1.6 JTDM de 120cv con un par de 300nm. Es un motor silencioso para ser un diesel, con la ultima tecnología common rail, emisiones de CO2 muy bajas y unos consumo ridículos. No es un portento en prestaciones, pero es capaz de mover los kilos del Delta sin miramientos. Nuestra unidad venia equipada con un cambio automático de 6 velocidades, este cambio naturalmente como opción, baja aun más si cabe los consumos del Delta, en el apartado correspondiente daremos más detalles sobre el cambio automático. La versión probada contaba con el acabado Platino, el más alto ofrecido por el Delta, viene bien surtido en equipamiento, con unos acabados de lujo.

Frenada
El sistema de frenos montado en el Delta se compone de discos de freno en ambos ejes, delante ventilados (284x22mm) y sobredimensionados, capaces de soportar un uso intensivo del freno sin rechistar. Detrás discos macizos de 251×10 mm. El tacto del freno en el Delta es bueno, cuenta con un alto mordiente desde el primer tramo del pedal, si pisamos con fuerza el mordiente va desapareciendo. Si queremos detener al Delta en pocos metros deberemos hacer fuerza en el pedal, la asistencia a la frenada es correcta. Cuenta con ABS de última generación y ayuda a la frenada de emergencia.

Tracción
Como ya hemos comentado a lo largo de la prueba, para ser un motor de baja cilindrada la cantidad de par a bajas vueltas es cercana a motores de más cubicaje y potencia. Los 300nm se dejaran notar y mucho en salidas rápidas tales como rotondas, cruces, etc. Todas ellas desde parado, donde el control de tracción se ha de emplear a fondo. En marcha el motor no es capaz de propiciar perdidas de potencia, la buena pisada del Delta se lo impide. El control de tracción es de serie en el acabado Platino.

Estabilidad
Uno de los aspectos del Delta que mas nos llamo la atención fue su buen paso por curva la considerable distancia entre ejes le hace mas estable y menos subvirador. En zonas reviradas pudimos dar buena cuenta de ello, donde las curvas cerradas no parecían ser un problema para el Delta, si bien la suspensión no acompaña, muy seca en la primera parte del recorrido y mas bien flojita después, en mas de una ocasión se ve incapaz de mantener las oscilaciones de la carrocería. Lógico en parte, hablamos de una berlina más confortable que deportiva. Cuenta con control de estabilidad (ESP) de serie en el acabado platino. El ESP aun siendo poco intrusivo hace aparición si nos confiamos demasiado con el Delta, su acción es rápida y eficaz, más de una vez no nos daremos ni cuenta de que ha actuado.

Reposacabezas
El Delta con buen espacio por dentro homologa cinco plazas útiles, las cuales todas ellas disponen de reposacabezas. Los delanteros regulables en altura e inclinación. Los traseros solo regulables en altura.

Cinturones
Homologando cinco plazas útiles todas ellas disponen de cinturones de seguridad con tres puntos de anclaje. Los delanteros incorporan pretensores pirotécnicos y avisador acústico de cinturón no abrochado.

Bebes y Niños
El Delta por su espacioso interior y maletero es un perfecto vehículo para un uso familiar. El acceso a las plazas traseras es cómodo, rápido y sin problemas. Podemos introducir una sillita de bebe fácilmente. El maletero de buen tamaño dispone de un espacio de 380 litros.

Airbags
El Delta dispone de un buen surtido de airbag de serie, delanteros, laterales, de cortina, traseros.

Euroncap
En las pruebas EuroNCAP el Lancia Delta obtiene: 5 estrellas para la protección de ocupantes y 3 estrellas para la protección infantil un total de 34 puntos sobre 36.

Recuperaciones
El respetable peso del Lancia Delta lo vuelve torpe en aceleraciones puras, los 120 cv se emplean a fondo para conseguir cifras como: 0 a 100 Km. /h en 10,7 segundos. Las recuperaciones no son su fuerte, aun así sorprende con la fuerza que tira desde muy bajas vueltas hasta prácticamente las 4500 revoluciones, donde la perdida de potencia es acusable.

Caja de Cambios
El Lancia Delta se comercializa con cambio manual de 6 relaciones y cambio automático de también 6 marchas. El probado es el automático de seis marchas. Este cambio es facil de usar y sencillo. Simplemente tenemos que llevar la palanca donde pone A/M (automático/manual) Una vez esta activo el modo automático tan solo nos debemos preocupar de acelerar y frenar. El funcionamiento de este cambio es bueno, no es muy rápido entre cambios de marcha, dejando un pequeño vacío que requiere una adaptación previa. A la hora de sacarle el jugo al propulsor el cambio cambia de manera más rápida evitando en parte dicho vacío. Este cambio cuenta con un modo económico llamado “E”. Con el activado los cambios se suceden a muy bajas vueltas primando el consumo ante las prestaciones, pero sin dejar al motor muerto, el buen par a partir de las 1500 revoluciones es capaz de aguantarlo.

Circulando por Carretera
El uso del Delta ha sido principalmente por todo tipo de carreteras, buscando el mayor ahorro, y viendo cuantos kilómetros era capaz de hacer con un solo deposito. Respetando todos los límites de las vias conseguimos bajar la media en 4,5 litros a los 100km durante un buen rato en la prueba. Con dicha media el alcance en kilómetros según el ordenador de abordo del Delta era cercano a los 1200km, que con el paso de los kilómetros bajo considerablemente, 100km de golpe, dejando un alcance máximo de 1100km. Que no esta nada mal para un depósito de 58 litros. El comportamiento del Lancia en carreteras de un único sentido es sosegado, ya que es un vehículo para no correr, es otra filosofía, debemos ver las cosas de otra manera, aun que no será por falta de potencia, por que con los 120cv del 1.6 JTD podemos adelantar sin problemas. El consumo homologado en este tipo de vías es de: 4,2 litros a los 100km.

Circulando por Autopista
En autopista/autovía el Delta acusa movimiento lateral si hace un día de viento, es un movimiento más bien pesado, por que no varía la trayectoria del vehículo pero si nos obliga a estar pendiente del volante por si pudiéramos salirnos del carril. Uno de los puntos a favor del Lancia es su suspensión, que en nuestras carreteras Españolas es de agradecer. Es una delicia tener un vehículo así, ya que cualquier bache lo filtra a la perfección. Los neumáticos de serie en medida 225/45/17″” también ayudan a conseguir mayor confort en todo tipo de vias. En autopista/autovia los consumos suben poco, situándose en 5,5 litros a los 100km. El homologado nos dice que podemos llegar a bajarlo hasta 4,9 litros a los 100km

Circulando por Ciudad
En ciudad el Lancia Delta tiene un comportamiento neutro, bajos consumos, agrado de conducción. Excelente espacio interior, y un maletero amplio para cualquier uso. Los resaltos, badenes no son problema para el Delta, aun que la suspensión se muestre dura en la primera parte del recorrido no es incomoda. El consumo por ciudad puede subir hasta los 7 litros sin problemas y eso siendo cautelosos con el acelerador. El homologado es más optimista, 6,1 litros a los 100km.

Calidad de Acabados
Acabados de buena apariencia y tacto, ajustes correctos.

Calidad de Materiales
Los materiales utilizados son de correcta calidad, abundan los plásticos blandos por el salpicadero.

Conclusiones
En resumen, el Lancia Delta es una berlina muy aprovechable, con excelentes acabados y desconocida para gran parte del público. El gran abanico de motorizaciones nos deja optar por la potencia y combustible que mas nos convenga. Si optamos por la motorización 1.6 JTD de 120cv obtendremos consumos de risa y unas prestaciones mas que aceptables para un uso variado. En definitiva el Delta es un vehículo a tener en cuenta.

A favor: Motor, consumos, espacio interior
A mejorar: altura boca de maletero, suspensión seca.

Probador y redactor: Daniel Galdeano Martínez
Fotos: Daniel Galdeano Martínez
Vídeo: http://www.youtube.com/watch?v=sjkoafPqVvg


  

Comenta o Pregúntanos