Por

Prueba Renault Mégane Sport Tourer 2.0 TCe 180cv

Renault Mégane Sport Tourer 2.0 TCe 180cv

Hace unos meses probamos el nuevo Renault Mégane en su versión Coupé animado por el 1.6 16v de 110cv. Un motor que a nuestro parecer es más que suficiente para mover con soltura al Mégane. No es un motor que despunte por sus prestaciones. Consigue unos consumos ajustados y es muy valido para un uso diario. En esta prueba dispusimos de una unidad del Renault Mégane en su versión familiar Sport Tourer dotado del 2.0 TCe que eroga 180cv. En esta versión el Mégane aumenta su espacio de carga notablemente aumentando unos centímetros en longitud. Dispone de un maletero muy capaz que abatiendo los asientos aumenta notablemente. Exteriormente el Mégane ST es apreciablemente más grande. Con un portón que nos permite introducir objetos voluminosos. Visualmente podemos decir que es de los familiares mas bonitos hoy día, aun que esto va en gustos. Interiormente comparte en su totalidad elementos con el Mégane Coupé y 5 puertas. El puesto de conducción es notablemente cómodo y sin aspiraciones deportivas.

Visibilidad
En la versión Coupé del Mégane la visibilidad trasera es muy precaria siendo insuficiente a la hora de aparcar, teniéndonos que apoyar en los retrovisores exteriores para ver que tenemos detrás de nuestro vehículo. En la versión Sport Tourer curiosamente este problema esta prácticamente resuelto. Desde el puesto de conducción a través del retrovisor central se ve sin problemas. La visibilidad trasera-lateral también es muy buena en este coche. La visibilidad delantera no presenta variaciones de ningún tipo, sigue siendo correcta. Nuestra unidad gozaba del opcional de faros de xenon. Una opción sin duda altamente recomendable en todo tipo de vehículo. Dichos faros ademas de otorgar una excelente cantidad de luz, disponen de un sistema asociado al movimiento del volante que permite iluminar siempre la calzada aun que estemos en un giro.

Impresiones de Conducción
Nuestra unidad con motorización 2.0 TCe de 180cv es la mas potente que se comercializa para la versión Sport Tourer. Exteriormente los cambios con motores más pequeños residen en el tamaño de las llantas y neumáticos. Que para ojos inexpertos es como si no hubiera cambios. Y es que podríamos estar hablando de un lobo con piel de cordero, ya que sus 180cv están ahí y hacen aparición en el momento que pisemos con ímpetu el pedal del acelerador dejando con la boca abierta a mas de un usuario que comparte vía con nosotros. Que en su pensamiento creerán estar al lado de un Mégane con motor diesel de no más de 105 cv. Esta claro que los 180cv en este vehículo se aprovechan de manera diferente que lo harían en la versión Coupé. En el Sport Tourer nos garantizan subir cuestas empinadas sin tener que forzar el motor. Disponer de potencia si vamos cargados en un viaje. En lo demás los 180cv solo se aprovecharan en adelantamientos rápidos y poco más. Ya que esta versión familiar aun llevando el apellido Sport en su nombre no hace mucho honor al mismo. Su esquema de suspensiones esta mas orientado al confort de los pasajeros. En zonas viradas se nota un claro sobreviraje si ponemos en apuros al bastidor del Mégane. Ahora bien, en una conducción lógica y normal el bastidor es capaz de digerir lo que se le eche.

Frenada
El sistema de frenos del Mégane S. Tourer en su versión más potente gasolina cumple sobradamente con lo que se le pida. Monta discos en ambos ejes, delante discos sobredimensionados de 296mm autoventilados. Detrás discos macizos de 260mm. El tacto de los frenos no es de los mejores sin duda, con un recorrido útil bastante poco aprovechable es difícil dosificar la frenada, sobretodo cuando en la primera parte del recorrido el mordiente es mayor e incomodo si transitamos por ciudad. Cuenta con ABS de última generación poco intrusivo y ayuda a la frenada de emergencia, dotando de mayor presión al circuito de frenado, con el fin de acortar la distancia.

Tracción
A diferencia del Mégane probado en pocas de nieve donde los neumáticos de marca Continental nos hicieron sudar mas de una vez. Esta vez el Mégane Sport Tourer con mayor sección de neumático 225/45/17″ no presento problemas de este. Naturalmente no hemos transitado por zonas con nieve por lo cual no podemos juzgar si con estos neumáticos el Mégane iría mejor. Lo que esta claro es que son neumáticos de veranos y lo mejor en estos casos es el uso de las cadenas. Así no hay neumático malo. A lo largo de la prueba no se presentaron perdidas de tracción adherencia. La conducción fue más bien normal. En pocas ocasiones pusimos en aprietos al Mégane Sport Tourer. Es un vehículo que no invita a correr con el. Es mas un vehículo para ir tranquilo y seguro sabiendo que bajo el capó disponemos de casi 200cv esperando entrar en acción. Control de tracción y ESP de serie con el acabado Dynamique.

Estabilidad
Aun no siendo un Mégane RS su comportamiento en curvas es bastante correcto, en seco podemos exprimir sin miedos las cualidades de bastidor y apurar un poco más las frenadas sin miedo. En mojado la cosa cambia, la estabilidad es buena, pero no debemos fiarnos ni confiarnos, a lo largo de la prueba, en condiciones de agua en la calzada o mucha agua la sensación de seguridad disminuía. En todo momento el Mégane no realizo ningún “extraño” en agua, es mas seguía fiel el camino que se la marcaba. El ESP no hizo aparición si no lo provocábamos aposta, y en el momento de actuar era de manera rápida y eficiente.

Reposacabezas
El Renault Mégane en su version S. Tourer homologa cinco plazas útiles, las cuales todas ellas disponen de reposacabezas. Los delanteros regulables en altura e inclinación. Los traseros solo regulables en altura.

Cinturones
El Renault Mégane S. Tourer trae cinco cinturones del tipo estándar, de tres puntos de anclaje. Los delanteros equipan de serie pretensores pirotécnicos y avisador acústico de cinturón no abrochado.

Bebes y Niños
Sin duda la versión Sport Tourer es la más indicada para un uso familiar, el acceso a las plazas traseras es directo y no presenta problemas. Podemos introducir sin problemas una sillita de bebe y fijarla en los anclajes ISOFIX de que dispone el Mégane en las plazas traseras. El maletero dispone de gran capacidad un total de 524 litros sin abatir los asientos. Abatiendo los asientos disponemos de una capacidad de 1.600 litros como máximo.

Airbags
El Renault Mégane trae de serie 8 Airbags, que son: De conductor, acompañante (desconectable) , laterales, de cortina… etc.

Euroncap
En las pruebas EuroNCAP el Renault Mégane obtiene: 5 estrellas para la protección de ocupantes y 4 estrellas para la protección infantil un total de 37 puntos sobre 39.

Recuperaciones
En recuperaciones el Mégane S. Tourer dotado del motor 2.0 TCe de 180cv se muestra enérgico a la hora de recuperar velocidad con rapidez. No teniendo que exigir mucho al motor para llevarlo a la velocidad deseada en un adelantamiento rápido. El peso del Mégane hace mella (1.391kg) en las recuperaciones/aceleraciones, dando unos datos correctos. El 0 a 100km/h según ficha técnica es de 8,0 segundos, una cifra excelente, que en la práctica parece ser más lento por la progresiva entrega de potencia. La velocidad máxima es de 225 Km. /h y el par máximo es de 300 NM a 2.250 rpm.

Caja de Cambios
El cambio manual de seis relaciones se muestra rápido entre cambios de marcha, con un buen guiado y un escalonamiento correcto para sacarle el mayor provecho a los 180cv del motor gasolina. A lo largo de la prueba no se presentaron problemas de ningún tipo.

Circulando por Carretera
En carretera, el Mégane S.Tourer tiene un comportamiento limpio, su estabilidad es correcta, nos permite más de un lujo en carreteras viradas, y disfrutar de su buen chasis. El propulsor acompaña en la tarea, empuja con decisión desde muy bajas vueltas. En conducción relajada los consumos son muy ajustados, tiene muy buena autonomía aun a pesar de ser gasolina.

Circulando por Autopista
En autopista, el Mégane S.Tourer es cómodo, muy económico, sencillo de conducir, rápido si lo deseamos. En sexta marcha es casi inapreciable el sonido del motor dentro del vehículo, esta muy bien insonorizado. Debemos fijarnos en el tacómetro para ver a que revoluciones esta el motor. Los consumos son una de las bazas a favor de este Mégane con motor 2.0 TCe gasolina, podemos obtener consumos por debajo de los 8 litros si circulamos con cautela y velocidades de 100 km/h. Es uno de los 2.0 en gasolina que menos consume.

Circulando por Ciudad
En ciudad el Renault Mégane pasa desapercibido por la gran cantidad de Mégane vendidos tanto en la versión Coupé, como en la 5 puertas. La mayoría dotados de motorización diesel. El 2.0 TCe gasolina en ciudad es cómodo de conducir, a pocas vueltas tiene un tirón bastante correcto. La suspensión de esta versión del Mégane (Dynamique) es más bien conservadora, siendo más confortable que rígida, en zonas especialmente minadas de baches, badenes, resaltos lo agradeceremos.

Calidad de Acabados
Los acabados en esta versión son muy buenos, abundan los plásticos de calidad, y los ajustes correctos.

Calidad de Materiales
Los materiales utilizados son de buena calidad, el forrado de las puertas es muy bueno. Los plásticos son de buen tacto y aparentes.

Conclusiones
En conclusión, el Mégane Sport Tourer se hacia esperar y en nuestra humilde opinión a merecido la pena, ya que es un vehículo muy capaz para todo tipo de uso. Esta muy bien terminado y exteriormente es de los familiares mas bonitos. Esto según el gusto de cada uno. Dispone de una buena gama de motorizaciones. Que se ajustaran sin duda a nuestros requerimientos.

A favor: prestaciones, capacidad interior, acceso maletero.
A mejorar: consumos en ciudad, suspensión aburguesada.

Redactor y probador: Daniel Galdeano Martínez
Fotos: Daniel Galdeano Martínez
Vídeo: http://www.youtube.com/watch?v=MVG2PP-hSRE


       

Comenta o Pregúntanos