Por

Prueba Audi A5 Coupé 1.8 TFSI Multitronic

Audi A5 Coupé 1.8 TFSI Multitronic

En esta ocasión probamos la versión de acceso al Coupé alemán Audi A5. Se trata de un motor turboalimentado de cuatro cilindros en línea y 1,8 litros de cubicaje. Dicho motor tiene una potencia de 160cv. Aparentemente las diferencias de un Audi A5 con motor más pequeño y por ejemplo el 3.0 TDI Quattro son pequeñas. Hablamos naturalmente a nivel estético, está claro que en cuanto a mecánica las diferencias son más que evidentes. A nivel estético gracias a la cantidad de extras que Audi pone a nuestra disposición podemos convertir un Audi A5 Coupé 1.8 TFSI Multitronic en casi un Audi A5 3.0 TDI Quattro. Mismas llantas, mismos acabados. S-Line exterior e interior. Para ojos no expertos será difícil distinguir cual es mas potente si estos no llevan sus chapas que identifiquen la motorización. Para ojos expertos basta con mirar con detenimiento las salidas de escape y el tamaño de los frenos de disco. Con esos dos datos podemos saber con seguridad y sin riesgo de equivocarnos que motor monta esa unidad. Nuestra unidad con motor 1.8 TFSI era prácticamente idéntica a otra unidad de motor 3.0 TDI Quattro que probamos a principios de Julio del año pasado. Ahora bien, no solo es estética, ya que los kit S-Line no solo le otorgan una línea mas deportiva al Coupé alemán. También le transforman para bien en un vehículo más deportivo, suspensiones más enérgicas con menor recorrido y más efectivas en trazados sinuosos. Asientos con mejor presencia y sobretodo mejor sujeción del cuerpo. Amen de una alta comodidad para sus ocupantes. Si nos decantamos por la suspensión regulable electrónicamente podemos tener un excelente conjunto en global. Si bien en conducción decidida podemos notar en ocasiones como los 160 cv extraídos del 1.8 TFSI se quedan cortos. El cambio automático/secuencial que montaba nuestra unidad es un cambio antideportivo por naturaleza. Os preguntareis por que, en la sección de caja de cambios con detalle os explicaremos el funcionamiento de esta caja de cambios. Y como poder sacarle el mayor partido en una conducción tanto relajada y eficiente, como en una conducción más decidida y radical.

Visibilidad
El coupé de Audi no presenta deficiencias en este aspecto. La visión que obtiene el conductor es más que correcta, solo se ve limitada hacia atrás, pero, para ello Audi monta un sistema de ayuda en el momento de aparcar o hacer maniobra. Nos avisa con pitidos y en la pantalla del navegador nos muestra la proximidad del objeto. Ã�ste sistema es bastante preciso. Lastima que haya que pedirlo como opción y en conjunto con el navegador. Sin este sistema tampoco tendremos problemas en visibilidad con el Audi A5. Sólo que tendremos que acostumbrarnos a las medidas del Audi A5.

Impresiones de Conducción
Audi tiene claro que aun tratándose de la motorización de acceso a la gama en gasolina no por ello es un vehículo lento y poco prestacional. En absoluto. El 1.8 TFSI montado en el Audi A5 Coupé puede dar mas de una sorpresa y satisfacción. El motor se presenta muy lleno en bajas vueltas y estira con fuerza hasta cerca del corte de inyección. Su funcionamiento parece casi eléctrico, poco rumoroso y en ocasiones con poca chispa para realizar adelantamientos de manera rápida. En nuestra ruta habitual compuesta de todo tipo de vías, desde autopista, nacionales, carreteras de segundo orden y poblado. Podemos hablar con certeza del comportamiento del Audi. Tratándose de la versión Coupé del A5 y con pretensiones deportivas era de esperar que la mayor parte del kilometraje fuera en carreteras nacionales. En este tipo de vías el A5 Coupé se inscribe de maravilla en las curvas, con un alto aplomo y seguridad proporcionada a su conductor. La dirección es muy directa y poco asistida, transmitiendo mucha información al piloto. La suspensión firme es capaz de minimizar los balanceos de la carrocería en apoyos fuertes. Y, a la vez nos permite un alto confort de marcha absorbiendo todo tipo de rotos o baches en el asfalto. Según ficha técnica el A5 Coupé 1.8 TFSI Multitronic es capaz de realizar el 0 a 100 km/h en 8,6 segundos. Con una velocidad máxima de 216 km/h.

Frenada
A lo largo de los días de prueba con el Audi A5 Coupé haciendo un uso normal nos dejo ver y probar que sus frenos son potentes y capaces. Con un excelente mordiente al principio del recorrido del pedal y que termina con una frenada potente e infatigable. En la prueba de frenos realizada al Audi A5 Coupé salió ganador y con buena nota, es lógico, con el excelente equipo de frenos que monta nada se le resiste. Delante monta discos sobredimensionados ventilados, detrás discos macizos. El ABS de ultima generación poco intrusivo trabajo a la perfección, acortando la distancia de frenado al mínimo.

Tracción
El Audi A5 Coupé 1.8 TFSI Multitronic sólo se comercializa con tracción delantera. Para optar por la reputada tracción total Quattro debemos mirar motores a partir del 2.0 TFSI de 211cv o en su variante de asoleo desde el 2.0 TDI de 170cv. En la práctica la tracción Quattro es muy útil no solo para un uso en carreteras con poca adherencia, nieve, hielo o tierra. También, en una conducción deportiva nos puede ayudar a un mejor paso por curva y al mejor aprovechamiento de las cualidades del bastidor y potencia del motor. Con tracción delantera el Audi A5 Coupé es un vehículo de facil conducción, que nos permite poner al límite su chasis sin miedo a perder la trayectoria o terminar en la primera cuneta. Gran parte de culpa la tienen los controles electrónicos como el de estabilidad (ESP), de tracción y ABS. Que en mas de una ocasión nos salvaran el pellejo y veremos que invertir en ellos es invertir en seguridad.

Estabilidad
La estabilidad en un vehículo de estas características compromete también el confort de marcha y, en gran parte el confort de sus ocupantes. Si queremos buena estabilidad lo suyo es una suspensión firme, seca y que no haga balancear la caja. Pero, sería demasiado incomodo para viajes, e insufrible por ciudad con los dichosos badenes para reducir velocidad. En este aspecto Audi ha dotado al A5 Coupé 1.8 TFSI de una suspensión enérgica que a la vez absorbe imperfecciones y baches sin torturar a sus ocupantes. Siendo tremendamente efectiva en rutas compuestas de carreteras reviradas. El ESP de serie en todos los Audi A5 trabaja a las mil maravillas, aun que, en este modelo trabaja poco, esta tan bien construido que es un vehículo facil de conducir y estable, muy estable.

Reposacabezas
El Audi A5 Coupé homologa solo 4 plazas útiles, todas ellas cuentan con reposacabezas regulables en altura. En inclinación solo los delanteros (salvo excepciones de equipamiento). Ninguno es activo en caso de accidente, aun no es muy común ver reposacabezas activos, solo algún Renault, BMW… Los monta en la actualidad.

Cinturones
Trae cuatro cinturones de tipo estándar con tres puntos de anclaje. Los delanteros están equipados con pretensores pirotécnicos y avisador acústico. Los delanteros disponen de avisador acústico de cinturón no abrochado al emprender la marcha.

Bebes y Niños
El Audi A5 Coupé contempla el uso de sillitas de bebe, por ello tiene como opción el sistema de anclaje de sillitas ISOFIX en las plazas trasera, solo como opción, no viene de serie. El acceso a las plazas traseras es bastante caótico, aun abatiendo del todo el asiento del conductor o el del acompañante el acceso sigue siendo malo. Para introducir la silla del bebe tendremos que hacer malabarismos para que entre, ¿pero quien se compra un coupé como este Audi para llevar a sus hijos?, pues mucha gente. Así que les tocará sufrir para introducir la sillita. Una vez dentro el sistema ISOFIX es muy sencillo de usar, simplemente con introducir los soportes de hierro en las dos entradas del ISOFIX y hacer fuerza hasta que encaje notaremos un clic que nos dirá que ya esta en su sitio.

Airbags
Como buen coupé, en seguridad está al día. Goza de una suculosa cantidad de airbag distribuidos por todo el habitáculo.

Euroncap
La página web euronCAP no dispone aún de información sobre el Audi A5 Coupé / Sportback.

Recuperaciones
Nuestra unidad montaba cambio automático/secuencial. Qué no fue en absoluto impedimento para poner a prueba las recuperaciones del Audi. Haciendo uso de la caja en modo automático los adelantamientos y recuperaciones se hacían de manera rápida, bajaba marcha, forzando el Kick-down conseguimos los resultados más dignos de este coupé, unas aceleraciones correctas. En modo secuencial/manual es parecido a si pisamos a fondo con el modo D en automático. Sólo que en secuencial cambiamos de marcha a nuestro antojo y podemos aguantar el tiempo que veamos conveniente en una misma marcha. Muy útil para bajar un puerto o tener que usar el freno motor.

Caja de Cambios
La caja de cambios automática Multitronic no es una caja de cambios normal. Es automática si, pero, si nos fijamos al andar la aguja del tacómetro no sobrepasa las 2000 revoluciones casi nunca. ¿A que es debido? Pues es sencillo, esta caja de cambios no tiene marchas físicamente hablando, no es como las automáticas clásicas, esta se compone de un variador. Mismo funcionamiento que en los ciclomotores, salvando las distancias. Pues casi igual solo que la caja Multitronic “emula” las marchas electrónicamente, Audi ha puesto hasta 8 marchas pero podrían ser más. Pueden parecer muchas 8 marchas y en la practica en modo automático ni nos enteramos en que marcha va el coche, en secuencial si sufrimos más si vamos en la octava marcha y nos vemos obligados a adelantar tendremos que bajar por lo menos cuatro marchas para que el motor empuje con fuerza, y eso la verdad se hace engorroso. Por lo demás esta caja es ideal, muy suave y sencilla de usar.

Circulando por Carretera
En carretera el Audi A5 Coupé nos permitió disfrutar mucho con el, su alta comodidad, sus bajos consumos, aun siendo un motor de gasolina. Los 160cv disponibles en todo momento gracias al cambio automático Multitronic nos convencerán en el primer acelerón. Pero, no solo el motor es una de las mejores partes de este vehículo, su estabilidad es simplemente envidiable, y si ademas adquirimos como opción la regulación de la dureza de la suspensión tendremos una maquina tremendamente estable, capaz de dar más de un susto a vehículos de mayor potencia. A la espera de realizar una futura prueba del RS5 y habiendo probado el Audi S5, a mi juicio tenemos presente que Audi A5 Coupé 3.0 TDI es el mas equilibrado. Una respuesta mas viva gracias al turbo, no obstante desde hace poco el S5 en su versión Sportback monta un V6 de 3 litros gasolina turbo alimentado que sin pasar aun por la redacción de PacoCostas.com no podemos juzgar.

Circulando por Autopista
En Autopista el comportamiento del Audi A5 Coupé es impecable. El motor es una delicia, empujando desde muy bajas vueltas con un bonito sonido. Una de las pegas es que en nuestra unidad a pesar del buen aislamiento acústico se filtraba el sonido de rodadura de los neumáticos, qué en asfaltos ya estropeados llegaba a molestar. Por lo general el Audi A5 Coupé es un magnifico coche se mire por donde se mire, una dura competencia para el BMW Serie 3 Coupé. Los consumos son muy ajustados, haciendo medias cercanas a los 7 litros a los 100km.

Circulando por Ciudad
En ciudad por su tamaño, no por la longitud si no por la anchura, puede resultarnos pesado el meterlo en ciudades como Madrid, con calles estrechas y coches en ambos lados. Nosotros pasábamos muy justos con el A5 Coupé. En lo demás, su comportamiento es perfecto para ciudad, ahorrador de combustible, buena aceleración en cualquier situación. Fácil de aparcar. etc…

Calidad de Acabados
Como ya nos tiene acostumbrados Audi, los acabados son excepcionales, ajustes perfectos, un salpicadero estupendo.

Calidad de Materiales
Los materiales utilizados en el Audi A5 Coupé son de buena calidad, tanto los plásticos como el cuero de nuestra unidad.

Conclusiones
En resumen, el Audi A5 Coupé y Sportback son sin duda vehículos con mucha presencia y excelente calidad de construcción, difícil es escuchar un simple crujido o ver un mal ajuste dentro de un Audi A5. Y es que en este caso la frase de “la calidad se paga” es totalmente verídica. La unidad probada con motorización gasolina ademas de sus 160cv tiene una buena autonomía para realizar viajes largos, y si buscamos algo más prestacional siempre podemos irnos a los motores gasolina donde el S5 o el RS5 nos harán olvidarnos de todos con su cautivador sonido. O si preferimos diesel, el 3.0 TDI con tracción Quattro nos dejará gratamente impresionados por su potencia y bajos consumos.

A favor: Estabilidad, cambio automático, facilidad de conducción.
A mejorar: Poco espacio para las piernas de los ocupantes traseros, boca de maletero demasiado alta.

Redactor, probador y fotografías: Daniel Galdeano Martínez
Vídeo: http://www.youtube.com/watch?v=-qCDgw2TkYs


        

Comenta o Pregúntanos