Por

Prueba Ford Focus 1.6 TDCi 115cv Titanium

Ford Focus 1.6 TDCi 115cv Titanium

Esta semana os traemos la prueba del nuevo Ford Focus con motor diesel 1.6 TDCi de 115cv. El nuevo Focus presenta muchas y buenas novedades en comparación con su antecesor. Exteriormente puede parecer quizás algo atrevido. Su parte trasera no gusta a todo el mundo, pero decir que en persona gana y mucho. El salto de calidad en todos los aspectos es muy notable, no sólo en acabados y materiales. Si no también en tecnología punta. El Focus viene bien cargado. Ford siempre tiene a bien equipar sus unidades de prensa con prácticamente todos los extras disponibles. Nuestra unidad a falta de alguno era prácticamente Full Equip. Con el acabado más alto, Titanium. Y partes del Kit Individual el nuevo Focus puede rivalizar con los vehículos más Premium del segmento. Su interior completamente renovado y siguiendo la línea del actual Ford Fiesta, C-Max otorga un aspecto juvenil al Focus, con una alta calidad en materiales. Nuestra unidad contaba con todo tipo de gadget, desde un navegador de última generación de fácil manejo a múltiples sistemas que ayudan a la hora de conducir, como por ejemplo evitar que nos salgamos del carril, leer las señales de tráfico, detectores de ángulos muertos en los retrovisores, todo esto y más en el nuevo Focus. Pero no todo son mejoras visuales y tecnológicas. Ford también ha mejorado las mecánicas del nuevo Focus, sigue contando con el 1.6 TDCi que es el motor de acceso a la gama, ahora cuenta con 95 y 115cv. El motor ha sufrido una evolución que le permite disponer de más PAR a bajas vueltas, más cómodo de usar. Mejores consumos y emisiones contaminantes. En gasolina el Focus cuenta con la tecnología EcoBoost montada en un 1.6 Turbo que eroga 150 y 180 cv.

Visibilidad
La visibilidad desde el asiento del conductor es claramente buena, por delante tenemos unos montantes “A” no excesivamente dimensionados, lo que nos da una visión muy buena, apoyada por unos espejos muy bien resueltos. Tenemos una visibilidad trasera también bastante aceptable, lo que nos da mucha confianza al controlar todo lo que pasa alrededor del vehículo de un solo vistazo. En el apartado luces, la versión Titanium monta de serie faros de Xenón, no tendremos problemas de falta de iluminación los faros cumplen con su cometido con sobresaliente.

Impresiones de Conducción
Conducir el nuevo Ford Focus TDCI 1.6 de 115 CV es mucho más agradable y cómodo de lo que suponíamos dada la potencia del propulsor esperábamos una respuesta más lenta en algunas circunstancias. Pero la realidad es muy diferente, su motor responde desde bajas vueltas entregando potencia en poco tiempo. Nos permite realizar adelantamientos/incorporaciones en poco tiempo. El nuevo Focus goza de un buen paso por curva, la suspensión sin llegar a ser dura y seca funciona de maravilla evitando balanceos innecesarios en zonas reviradas. Es un vehículo que dada su alta comodidad en marcha nos permite realizar muchos kilómetros con el sin acusar cansancio.

Frenada
El equipo de frenos del nuevo Focus en esta versión diesel de 115 CV es más que suficiente para una conducción normal, e incluso para algo más. Está dotado de discos delanteros ventilados (278mm) y traseros macizos (271mm), que a lo largo de la prueba dieron una sensación de control total sobre el coche, lo que nos produce esa tan apreciada sensación de seguridad. Está dotado de ABS de última generación control de tracción y de estabilidad.

Tracción
La tracción del Focus TDCi 115cv Titanium es efectiva, sin ningún tipo de sobresalto dada la cantidad de potencia de que disponemos, las arrancadas son limpias incluso sobre terreno deslizante, a todo esto le sumamos la capacidad de solucionarnos el problema del control de tracción, con lo que una cosa más de la que no preocuparnos y conducir con seguridad y relajados. Monta neumáticos con medida 215/50/17″. Mayor anchura que su antecesor. Que beneficia en zonas reviradas y penaliza en consumos.

Estabilidad
La estabilidad del Ford Focus 1.6 TDCi de 115cv es alta, nos permite disfrutar del bastidor al máximo. El conjunto de suspensiones es el encargado de minimizar los balanceos de la carrocería. Su dureza es notable pero en absoluto es una suspensión seca. El Focus Titanium filtra de maravilla las irregularidades del terreno. Nuestra unidad equipaba control de estabilidad ESP, que hace aparición cuando las cosas se ponen difíciles. Al actuar el ESP se nota un brusco movimiento y rápidamente nos cambia la dirección a la que deberíamos ir, evitando males mayores. Pero ojo, no debemos confiar en que el ESP nos salve de todo. Las leyes de la física están ahí y son inalterables. El ESP no lo puede todo.

Reposacabezas
El nuevo Ford Focus homologa cinco plazas disponibles. Todas ellas disponen de reposacabezas. Los delanteros regulables en altura e inclinación. Los traseros por su parte solo regulables en altura.

Cinturones
El Ford Focus cuenta con cinco cinturones de 3 puntos de anclaje, los delanteros vienen dotados con pretensores pirotécnicos y avisador acústico de cinturón no abrochado al emprender la marcha.

Bebes y Niños
El nuevo Ford Focus es un vehículo ideal para un uso familiar, su tamaño interior y acceso a las plazas traseras lo convierten en un buen candidato. Cuenta con anclajes ISOFIX en los asientos traseros. Su maletero es capaz y goza de una buena boca de carga, con suelo plano.

Airbags
En cuestión de airbags, el nuevo Focus viene muy bien equipado, trae 8 airbags de serie. De conductor, acompañante, laterales, de cortina, etc.

Euroncap
En las pruebas EuroNCAP el Ford Focus obtiene: 5 estrellas para la protección de ocupantes, y 5 estrellas para la protección infantil un total de 36 puntos sobre 39.

Recuperaciones
Anteriormente hemos comentado que los 115cv que proporciona el nuevo 1.6 TDCi son más que suficientes para mover los más de 1.300kg que pesa el nuevo Focus. Es capaz de realizar el 0 a 100 km/h en 10,9 segundos. Una cifra muy correcta. Difícilmente podemos pretender que esta versión de Ford Focus puede ser un vehículo rápido y con carácter deportivo. Su motor es para hacer muchos kilómetros con un consumo bajo. Y unas prestaciones corrientes. Podemos sin duda realizar adelantamientos de manera rápida y eficaz.

Caja de Cambios
El cambio es de 6 velocidades, las 3 primeras son más cortas y bien escalonadas, la sexta es muy utilizable en autopista por el alto par del propulsor, que hace que podamos ir a bajas vueltas y aun así tener potencia si se necesita. El tacto de la palanca es muy bueno, muy directa, nada de ruidos extraños ni holguras. La caja es muy rápida en uso deportivo.

Circulando por Carretera
En este medio su comportamiento es muy bueno, el chasis se comporta bien como ya hemos comentado y las suspensiones cómodas pero no blandas nos dan una sensación de aplomo suficiente para notar la carretera, lo frenos cumplen perfectamente y no se quedan cortos en ningún momento. La excelente calidad de materiales permite que en el interior el motor se prácticamente inaudible, al igual que las vibraciones no se notan. El consumo homologado para esta vía es de 3,7 litros a los 100 km realizados. Nuestro consumo (5,1 litros) sin ser malo no estuvo cerca del homologado. Que difícilmente podremos llegar a ver.

Circulando por Autopista
El nuevo Focus se comporta muy bien en autopista, su tarado de suspensiones es suficientemente confortable para hacer un largo viaje y que no sea cansado, eso unido a su bajo nivel de ruido dado el desarrollo de la sexta marcha y su poco consumo le hacen un buen vehículo de viaje a velocidades legales. El puesto de conducción y asientos favorecen a un alto confort de marcha que nos permite viajar sin cansancio. El consumo homologado para esta vía es de 4,2 litros a los 100 km realizados. Nuestro consumo (6,0 litros) sin ser malo no estuvo cerca del homologado.

Circulando por Ciudad
En ciudad el Focus se encuentra muy cómodo, su tamaño de poco más de cuatro metros lo hacen muy apto para una conducción por cuidad con atascos incluidos, la rapidez de respuesta del motor, y una frenada suficiente, le hacen ser un automóvil muy fácil de conducir en tráfico urbano. Cuenta con sistema Start & Stop, que favorece un menor consumo y emisiones si transitamos mucho por ciudad. El consumo homologado en ciudad es de 5,1 litros a los 100 km recorridos. Muy bajo. El consumo obtenido a lo largo de la prueba en ciudad llego a una media de 7 litros a los 100 km.

Calidad de Acabados
Está claro que los años no pasan en balde para los coches, el cambio generacional está ahí. El nuevo Focus da una buena “patada” en calidad y acabados al anterior Ford Focus.

Calidad de Materiales
Los materiales utilizados en el nuevo Ford Focus dejan ver su alta calidad, desde el plástico mas escondido a la piel usada en los asientos.

Conclusiones
En resumen, el nuevo Ford Focus es un duro competidor para vehículos con el Volkswagen Golf, Audi A3, Opel Astra, y un largo etc… Puedo competir directamente con vehículos Premium sin mayores problemas. Y a parte de sus buenos acabados la oferta mecánica es muy extensa, cuenta con 2 mecánicas diesel y dos gasolina que ofrecen potencias correctas. Después de probar con calma el nuevo Focus con motor 1.6 TDCi de 115cv tendría serias dudas si merece la pena el 2.0 TDCi. Este va francamente bien.

A favor: Propulsor diesel, consumo, habitabilidad.
A mejorar: Tracción neumáticos, suspensión algo blanda.

Probadores: Daniel Galdeano Martínez / Eugenio Galdeano Vázquez.
Redactor y probador: Daniel Galdeano Martínez
Vídeo: http://www.youtube.com/watch?v=iOF9TdgAqjM


     

Comenta o Pregúntanos