Por

Prueba Seat León Cupra (2011)

Seat León Cupra (2011)

Nuevamente ponemos a prueba al Seat León Cupra con motor 2.0 TSI de 240cv. Esta vez se trata de la ultima versión con el restyling que el León recibió hace no mucho. Tanto exteriormente como interiormente. A nivel mecánico las diferencias son pequeñas. Pero las hay. Los 240cv siguen estando ahí y la manera de ser entregados es idéntica a la unidad que probamos a finales del 2007. Ahora el Seat León Cupra ya no es la versión más deportiva y potente de la marca española Seat. Por encima encontramos a su hermano R de “racing” Que con el mismo bloque motor que el del Audi S3 eroga una potencia de 265cv. 25cv más que el León Cupra “normal”. La unidad que paso por la redacción allá por el 2007 poco tiene que ver con la que ha pasado hace pocas semanas. Como decía estéticamente ha sufrido cambios a mejor, ahora por fuera el Cupra es mas atractivo, mas Racing. Las diferencias con el Cupra R son mínimas. Sólo en las llantas, color y distintivos “R”. Interiormente los cambios tanto del equipo multimedia como climatizador rejuvenecen un salpicadero soso y en el que predominan los plásticos más duros de lo que nos gustaría. A nivel mecánico una de las cosas que nos sorprendió del León Cupra del 2007 era su fino sonido de motor y escape. Con fino nos referimos a poco sonido para ser una versión que cuenta con casi 250cv. Ahora, el actual Cupra goza del precioso sonido de su hermano mayor Cupra R. Un sonido que según el motor sube de vueltas enamora más y más. El puesto de conducción es naturalmente idéntico al del anterior León Cupra, los asientos de estilo baquet ademas de una alta comodidad son excelentes para tramos virados ya que sujetan muy bien el cuerpo cuando hace falta. Estos son regulables en múltiples posiciones, como lo es también el volante, que nos permite un movimiento en profundidad y altura. Viene forrado en piel y cuenta con un radio pequeño y un grosor ideal para un vehículo de estas condiciones.

Visibilidad
El Seat León solo se comercializa en versión cinco puertas, al igual que su antecesor no se dispone de una versión 3 puertas. Esto no influye directamente en la visibilidad del vehiculo, pero es sabido que los automóviles de tres puertas siempre incorporan lunas traseras de mayor tamaño. En este caso el León Cupra no esta falto en este sentido. Las lunas traseras laterales son generosas. No tanto así la trasera, que disminuida por el tamaño de los reposacabezas nos dificulta considerablemente la visión. Por otra parte, la visibilidad delantera es correcta, los pilares A de un grosor considerable y que intercalan una pequeña luna en el mismo no contemplan dificultad para el conductor, ni una resta potencial de visibilidad. Solo en ocasiones de curvas cerradas a izquierdas o en una simple rotonda notaremos esa pequeña falta de visión por el grosor del Pilar A. Nuestra unidad de pruebas equipaba proyectores dotados de lámparas con gas xenón. Es casi impensable hoy día omitir este extra si hacemos conducción nocturna. El alumbrado es amplio y con gran potencia en la cercanía del automóvil. La seguridad y el confort que presentan es suficiente como plantearse el pequeño desembolso que cuestan de más frente a los halógenos de toda la vida. Además de su capacidad lumínica, estos faros son autoadaptivos, es decir que en cada curva giran según el movimiento del volante, iluminado siempre la calzada, ya sea en recta o en curva. Otro plus de seguridad.

Impresiones de Conducción
Al igual que hicimos con el Seat León Cupra R nos fuimos a nuestra carretera de curvas favorita, donde podemos exprimir con algo mas de calma las cualidades del Seat León Cupra. Esta carretera por suerte esta en desuso y el trafico prácticamente es una anécdota del pasado. El asfalto se conserva medianamente bien y nos permite forzar en alguna que otra curva sin temor a pinchar un neumático. El Cupra como todo vehículo requiere un mínimo de caso antes de disfrutar de él. Esto se resume en, controlar la presión de los neumáticos, la huella de los mismos. Temperatura del motor y aceite si disponemos de el. Todos los líquidos a nivel. Y ahora si, ahora podemos probar con decisión el León Cupra. En los primeros kilómetros realizados con el León Cupra saliendo de la sede de Seat en Madrid las similitudes con su hermano mayor Cupra R eran tantas que me hacia plantearme si merecería la pena la compra del R teniendo este a un precio inferior y que según ficha técnica no se distanciaba demasiado prestacionalmente. Había que comprobarlo en el terreno donde estos coches mejor se defienden. Y donde esos 25cv de más del Cupra R y una puesta a punto del bastidor más notable podían aclarar nuestras dudas. Pues dicho y hecho. En los primeros giros el León Cupra vira plano, sin titubeos. El motor empuja a pleno pulmón desde poco mas de las 2500 revoluciones hasta casi las 7000. Es una franja útil muy grande y que se puede aprovechar muy bien. Tras cada curva empezamos a notar como el Cupra es muy efectivo en este terreno, pero recordamos que su versión R lo era aun más, una suspensión más rígida, con una estabilizadora de mayor grosor le dan mayor aplomo. Amen de disponer de mayor potencia. Su turbo es capaz de soplar a mas presión. Se puede decir que esos “ligeros” cambios si se notan a la hora de exprimir de verdad al Seat León Cupra. El Autoblocante electrónico XDS hace un magnifico trabajo evitando que el León pierda el morro a las salidas de las curvas si entramos muy fuertes. Las suspensión da lo mejor de si en este tipo de vías donde nos olvidamos de la dureza que en ciudad nos hacia estar un poco incómodos, el balanceo es casi nulo.

Frenada
El equipo de frenos idéntico al montado en el Seat Cupra R de 265 cv, Audi S3 y los nuevos Volkswagen Golf y Scirocco R se compone de cuatro discos, ventilados delante de 345mm con pinza mono pistón, y traseros de 310mm en el caso del Audi S3 y Volkswagen. 286mm en el caso de los Seat León Cupra y Cupra R. El sistema de frenos es capaz de aguantar un trato exigente sin perder eficacia en ningún momento, y es natural, los discos de gran tamaño evitan en parte el fenómeno del fadding soportando mejor la temperatura, solo se echo en falta unas pinzas de doble pistón con más mordiente. Contábamos con ABS de última generación poco intrusivo y muy eficaz. Y ayuda a la frenada de emergencia.

Tracción
Como todo compacto de marca “generalista” la tracción es delantera. Es decir, el eje delantero es el encargado de soportar la potencia que el motor le envía, mas concretamente los neumáticos. Que en nuestra unidad eran francamente buenos y estaban a la altura de las prestaciones del León. Dispone de control de tracción y de estabilidad de serie. Ambos desconectables en cualquier momento o circunstancia. El ESP aun estando desconectado del todo, queda latente por si surgiera algún imprevisto poder actuar y que el susto quede en eso, sólo un susto. Antiguamente se decía que en un tracción delantera con mas de 200 / 250cv era una perdida de tiempo, por que toda esa potencia se iba a perder por el camino en una mala adherencia o poca optimización del vehiculo en este aspecto. Es completa ilógico pensar esto en los tiempos en los que estamos, el León no acusa este problema, ya podemos darle un “zapatazo” al acelerador en primera marcha que el control de tracción hará su trabajo y saldremos echando pastilla.

Estabilidad
El acabado Cupra no solo es un bonito nombre. También es un apellido, que denota que el León ha sufrido mejoras para una conducción más radical y deportiva. Una suspensión más enérgica, con muelles más cortos y rebajada. Estabilizadoras más gruesas, motor potente y optimizado, llantas de gran tamaño con perfiles muy muy bajos. Y más elementos que hacen del León Cupra un verdadero misil asequible y potente. Sus 240 CV con 300nm así lo atestiguan. La estabilidad del León es excelente en zonas reviradas, carreteras secundarias o un puerto de montaña, se sujeta a la perfección y no tiende a hacer balanceos de la carrocería en las curvas. Si entramos “a por uvas” en alguna curva podremos sufrir un pequeño sobreviraje que si soltamos el acelerador levemente se corrige el sólo. Por lo general es un coche muy neutro y no presenta problemas en conducción rápida, es más, se podría decir que es fácil de conducir y que no requiere muchas manos para exprimir sus mejores cualidades.

Reposacabezas
El Seat León ya sea con el acabado Cupra, Cupra R o con el acabado mas básico homologa cinco plazas. Dispone de cinco reposacabezas, los delanteros no son regulables (Sólo en Cupra y Cupra R). Los traseros solo son regulables en altura. Algún día las marcas prestaran mas atención a esta medida de seguridad y además de hacerlos inclinables detrás, los harán activos. Esperemos que sea pronto, por que algunas marcas no de las “caras” como Renault ya los montan en algunos modelos.

Cinturones
Como sucede en el caso de los reposacabezas, el León Cupra trae cinco cinturones estándar de 3 puntos de anclaje. Si ya con este tipo de cinturones de 3 puntos de anclaje mucha gente no se los pone, no queremos pensar que pasaría si tuviéramos que utilizar un cinturón tipo arnés como los de competición. Que todo sea dicho, pero este tipo de cinturón es infinitamente mas seguro en caso de accidente, pero resulta incomoda su colocación para el día a día. Desde aquí pedimos reiteradamente el uso del cinturón, es un seguro de vida, y bien ceñido al cuerpo.

Bebes y Niños
En este aspecto el León Cupra es completamente valido para un uso familiar, sus cinco puertas, buen maletero (341L) le hacen ideal para el cometido. Solo tiene algunos contras, una suspensión dura que puede resultar incomoda para los niños. Y unas plazas traseras algo justas de espacio. Pero por lo general es viable para este uso. Dispone de anclajes ISOFIX en los asientos traseros.

Airbags
En cuanto a seguridad el León cuenta con un buen surtido de Airbag, de serie trae 8. Y no dispone de mas, ni como opción.

Euroncap
En las pruebas EuroNCAP el Seat León obtiene: 4 estrellas para la protección de ocupantes y 4 estrellas para la protección infantil un total de 32 puntos sobre 39.

Recuperaciones
Las recuperaciones son pan comido para el León Cupra y su propulsor TSI. Aun sin poder optar a la compra de la caja de cambios DSG las aceleraciones y recuperaciones son excelentes. El 0 a 100 lo realiza en 6,4 segundos. Velocidad máxima según ficha técnica autolimitada a 247km/h.

Caja de Cambios
Es una lastima que el Seat León Cupra solo se pueda adquirir con cambio manual de seis velocidades. Ya que una caja de cambios automática como la DSG lograría mejorar las prestaciones y bajar los consumos, ademas de dotar al León Cupra de mayor comodidad. La caja manual de seis velocidades ha sido reforzada completamente, siendo la misma que la de la versión Cupra R, con refuerzos para aguantar el mayor par y potencia, dichos cambios son en los engranajes y sincronizadores. La palanca de cambios tiene unos recorridos cortos. El funcionamiento de la caja de cambios es rápida y sin lugar a errores, el escalonamiento es correcto dejando al motor en la franja de potencia.

Circulando por Carretera
Las carreteras favoritas para esta versión del Seat León Cupra, al tener un comportamiento tan neutro y poder pasar por las curvas a altas velocidades se hace el rey de este tipo de carreteras. Su propulsor nos ayudara a pasar un buen rato por puertos de montaña notando el rugido y el empuje del mismo. Eso si, no debemos confiarnos en las curvas, el León agarra mucho pero todo tiene un límite y en el León Cupra siendo un vehículo de carácter deportivo podemos llevarnos sorpresas si le damos “zapatilla” sin control. Los sistemas electrónicos velaran por nosotros pero no podrán salvarnos el cuello si vamos muy pasados. El ESP tiene un correcto funcionamiento y hace acto de presencia cuando es necesario. Pero lo dicho, con un vehículo como este, que es potente rápido y facil de conducir en todas sus facetas debemos tener dos dedos de frente. El consumo homologado por la marca en este tipo de vías es de 6,5 litros a los 100 km recorridos. Nuestro consumo estuvo por encima de los 8 litros en todo momento. Conducción normal con adelantamientos esporádicos y respetando los limites de la vía.

Circulando por Autopista
En autopista el León Cupra es un vehículo familiar, tranquilo, agradable de conducir, con respuesta inmediata a la solicitud de potencia. En definitiva un vehículo para cualquier tipo de uso. En autopista a velocidades legales la autonomía aumenta considerablemente, pero en cuanto utilicemos más de una vez la máxima aceleración del propulsor mermara mucho. Y es que los 240cv se han de alimentar de algo. Por suerte el motor 2.0 TSI no es muy tragón en este sentido. Podemos rodar algo alegres por autopista que no se resentirán en demasía lo consumos. Eso si, en el momento que utilicemos la máxima aceleración en todo momento prepara la cartera. Los consumos pueden subir y mucho. El consumo homologado para este tipo de vías es de 8,3 litros a los 100km recorridos. Nuestro consumo fue superior en todo momento. Llegando en ocasiones a rozar los 9,7 litros a los 100km recorridos. Respetando los limites de velocidad y con adelantamientos esporádicos. Cómo curiosidad, el Seat León Cupra R con mayor potencia es mas parco en consumos que la versión Cupra de 240cv. La diferencia es casi imperceptible pero esta ahí.

Circulando por Ciudad
En ciudad no pasa desapercibido para los viandantes, además si el vehículo viene con el famoso color amarillo que tan famoso se hizo en la antigua versión del Seat León FR nos miraran más aun. Este vehículo esta orientado a un grupo de compra joven. En ciudad los consumos se disparan un poco, pero nada que deba alarmarnos en exceso. La suspensión enérgica en ciudad según gustos puede resultar incomoda. La excelente estabilidad en carretera tiene un alto precio en ciudad. Todo es acostumbrarse, ya que no es en exceso incomoda. El consumo homologado para este tipo de vía es de 11,4 litros a los 100km recorridos. Nuestro consumo fue prácticamente calcado al homologado, 11,6 litros, según el recorrido y el tráfico podía bajar notablemente o subir.

Calidad de Acabados
En cuanto a acabados es notable la mejoría que Seat ha ido teniendo en estos últimos años, los acabados están a la altura de sus hermanos los Volkswagen. Solo le falta mejor encaje entre piezas.

Calidad de Materiales
Los materiales empleados en el Seat León Cupra son correctos, tanto los plásticos de tactos gomosos, como las pieles, telas.

Conclusiones
Destacamos el buen hacer de Seat al crear un vehículo muy neutro en uso, es valido para casi todo, su motor es muy suave en respuesta y ayuda mucho en la comodidad que ya de por si es muy alta en este modelo. A mejorar simplemente el tema de la reducida visión de los retrovisores exteriores y la visibilidad trasera, por lo demás un vehículo a un precio muy recomendable, para nada derrochador de combustible y por supuesto lleno de emociones en cuanto giramos la llave.

A favor: Motor, bastidor, estabilidad.
A mejorar: rumorosidad neumáticos, boca de acceso al maletero alta, sonido motor al ralentí.

Redactor y probador: Daniel Galdeano Martínez
Fotos: Daniel Galdeano Martínez
Vídeo: http://www.youtube.com/watch?v=W8auc9saloE


   

Comenta o Pregúntanos