Por

Prueba Volkswagen Polo 1.2 TDI Bluemotion

Volkswagen Polo 1.2 TDI Bluemotion

Volkswagen ha ido poco a poco implantando la versión Bluemotion en todos sus modelos. En el caso del Polo, el aquí probado los cambios con su antecesor Bluemotion son muchos y bien avenidos. Con la potencia de 75cv ya existía en el nuevo Polo una variante del 1.6 TDI. Que pudimos probar para todos vosotros. El 1.6 TDI permitía un buen andar desde muy bajas vueltas. Los 75cv eran suficientes en todo caso para una conducción equilibrada y eficiente. Ahora, es el Polo Bluemotion el que tiene 75cv, sólo que son extraídos de un 1.2 TDI tricilindrico. Sigue la línea del anterior Polo Bluemotion que montaba un 1.4 TDI también tricilindrico de 80cv. No queremos hacer una comparativa entre ambos pero es difícil no compáralos. El motor 1.4 TDI con sus 5cv mas se notabas más contundente en toda la franja útil de revoluciones, si bien era más tosco en el uso diario. Pero parecía tener más alegría si tenías que pisar el acelerador con ganas. El nuevo 1.2 TDI con sus 75cv nos obliga tener que pisar de más el acelerador para ganar con cierta rapidez velocidad. Claro está que no es un vehículo para ir de “tramo”. Su cometido no es otro que consumir lo mínimo posible y emitir el mínimo de contaminantes al aire. Y sin duda en este aspecto gana por goleada. De los más de 300 coches que han pasado por mis manos en estos años de Probador, puedo asegurar que es el que mejores consumos me ha hecho. Sin hacer conducción eficiente no era raro ver el consumo medio del ordenador en 4 litros o incluso menos. Y yendo a una velocidad más que correcta. Nada de ir estorbando en la carretera. Al margen de las buenas aptitudes ahorradoras del nuevo Polo Bluemotion nos topamos con que es un vehículo valido para todo uso, su buen espacio interior así lo atestigua. El puesto de conducción es el típico Volkswagen, todo a mano y sin mayores problemas. El asiento sin connotaciones deportivas sujeta verdaderamente bien. Es regulable en altura y demás reglajes.

Visibilidad
El Volkswagen Polo no ha crecido en tamaño, sigue estando en el filo de los 4 metros. El anterior Polo no presentaba casi problemas de visibilidad para el conductor, solo el de los reposacabezas traseros, que no siendo retractiles limitaban mucho la visión por la luna trasera. En el actual Polo este fenómeno ya no existe, los reposacabezas se pueden bajar del todo y no dificultan en absoluto la visibilidad del conductor. La visibilidad fronto/lateral es correcta, los pilares A siendo forrado en plástico tienen un grosor justo y no restan apenas visión. La visibilidad trasera/lateral, los pilares C de mayor grosor tampoco dificultan la visión. Los retrovisores exteriores son de nueva construcción menos rectangulares y con mayor anchura, se ve muy bien con ellos, aun que para nosotros se veía mejor con los del anterior Polo. El acabado Bluemotion equipa faros halógenos de una sola parábola, es decir, solo una bombilla para la luz de cruce y la de carretera. Esto nos afecta en una menor cantidad lumínica a la hora de pasar de las luces de cruce a carretera, ya que solo podemos optar por una de las dos, a la vez es imposible. En acabados superiores el faro es de doble parábola, una para cruce y otra para carretera. Por ahora el xenón sólo está disponible para la versión GTI. La actual gama del Volkswagen Polo monta luces diurnas de serie.

Impresiones de Conducción
El Polo Bluemotion además de ser ya de por si novedad por su reciente aparición nos trae una nueva mecánica, el 1.2 TDI. También usado en vehículos como el Seat Ibiza Ecomotive. En el papel podemos ver como el Volkswagen Polo Bluemotion no es un vehículo especialmente rápido. Acelera de 0 a 100km/ en 13,9 segundos. Y su punta máxima de velocidad es de 173 km/h. No son cifras sorprendentes ni mucho menos. Debemos tener presente que se trata de una versión para un bajo consumo de carburante y menores emisiones. Siendo estas menores de 90 gramos de Co2 por kilómetro recorrido. Si aun así queremos ver de lo que es capaz el Polo Bluemotion debemos tener en cuenta que tanto su motor como su suspensión no acompañan en una conducción decidida. Su peso en vacío según ficha técnica es de 1150kg, que para 75cv es un peso equilibrado. A la hora de exprimir el 1.2 TDI se nota claramente unos desarrollos larguísimos, sobre todo a partir de la tercera relación donde el motor muere si cambiamos bajos de vueltas. Es conveniente rozar e incluso superar las 3000 vueltas para que el motor conserve el soplido del turbo al entrar la cuarta relación. La suspensión para un uso diario es cómoda y absorbe de maravilla baches, resaltos, badenes. Ahora bien, en carretera y a velocidades legales tiende a rebotar del eje delantero como si lleváramos un V8 en vez de un motor de 3 cilindros en línea. Resulta francamente incomodo a la hora de conducir. Achacamos este fenómeno a que la presión de las ruedas seguramente fuera mayor que la de un Polo normal.

Frenada
Dada la potencia de la unidad probada, 75cv. El equipo de frenado es correcto, discos ventilados en el eje delantero y tambores en el trasero. Aun teniendo menos de 90cv seguir haciendo uso de los tambores para el eje trasero es volver al pasado. La capacidad de frenada de los tambores (200mm) es buena, acusan antes el calor que los discos de freno por su peor refrigeración. Delante los discos ventilados de 256mm aguantan perfectamente frenadas fuertes sin desfallecer pronto. El sistema de frenos funciona correctamente con un uso lógico. Cuenta con ABS de última generación y ayuda a la frenada de emergencia.

Tracción
La tracción está asociada al eje delantero, es tracción delantera. El Volkswagen Polo Bluemotion no presenta pérdidas de tracción a pesar de sus buenos bajos a pocas vueltas. Ya que estos bajos que tiene a la hora de salir con fuerza parece que se agotan rápidamente y nos vemos obligados a cambiar rápidamente de marcha para tener el tirón del turbo. Esto se traduce a que apenas hay pérdidas de tracción, tanto en salidas rápidas como en marcha donde los 75cv no son capaces de mostrar pérdidas de tracción. Contamos con la ayuda del control de tracción ASR que ayuda a reducir las pérdidas.

Estabilidad
Sin duda en pocas palabras podemos decir que el Volkswagen Polo Bluemotion es un vehículo estable. Nos permite un buen paso por curva. Dada sus condición de vehículo eficiente no es el mejor en paso por curva. La suspensión es un poco rebotona en apoyos fuertes incomodando la conducción. Del eje trasero no tenemos queja, inamovible en conducción normal. Los neumáticos de nuestra unidad Bluemotion eran normales, marca Dunlop Sport. Nos permitieron abusar un poco de ellos en zonas reviradas. Donde la adherencia era francamente buena. La medida del neumático es 185/60/15″ con llantas de aleación y parte tapacubos de plástico. Para un menor peso no suspendido y mejor aerodinámica. Con el fin de favorecer consumos/emisiones.

Reposacabezas
El Polo dispone de cinco reposacabezas ya que está configurado como un cinco plazas, los cinco son regulables en altura, y los delanteros también en inclinación, pero no son activos.

Cinturones
Como en el caso de los reposacabezas, el VW dispone de cinco cinturones de tipo estándar con tres puntos de anclaje. Los delanteros incorporan pretensores pirotécnicos. Si emprendemos la marcha sin el cinturón abrochado al superar los 20km/h se nos avisara mediante pitidos y en el cuadro de instrumentos de que debemos ponernos el cinturón.

Bebes y Niños
El actual Volkswagen Polo ya se comercializa en versión de 3 y 5 puertas, la unidad probada era de 3 puertas, teniendo un acceso correcto a las plazas traseras, que siempre facilita la tarea a la hora de introducir una sillita de bebe, o en la simple entrada al vehículo. Los asientos traseros disponen de anclajes ISOFIX, que a la hora de tener un bebe es un plus de seguridad, sabiendo de antemano que la sillita quedara bien anclada. El maletero cuenta con un correcto espacio para su tamaño, 261 litros. El acceso al mismo no contempla problemas, la boca de carga es ancha y queda a buena altura.

Airbags
En esta nueva versión del Volkswagen Polo Bluemotion, en cuanto a seguridad las cosas mejoran. Ahora disponemos de un máximo de 8 airbag. Eso sí bajo petición como opción.

Euroncap
En las pruebas EuroNCAP, realizadas en 2009, el Volkswagen Polo obtuvo 5 estrellas con un 90% para Adultos, 86% para niños, 41% peatones y 71% en caso de accidente. Un excelente incremento en seguridad pasiva en comparación con el anterior Polo.

Recuperaciones
Las recuperaciones con el motor 1.2 TDI de 75cv son discretas, teniendo una aceleración de 0 a 100km/h en 13,9 segundos y realizando el 0 a 1000m en 35 segundos. El alto peso y la poca potencia lo convierten en un coche principalmente para uso en ciudad. A la hora de afrontar incorporaciones fuertes o adelantamientos nos veremos obligados a tener que anticiparnos a los hechos para ir con carrerilla y así estar en el carril contrario el menor tiempo. Intentar realizar un adelantamiento desde velocidades bajas es prácticamente imposible, la respuesta del motor es buena pero la falta de empuje nos limita mucho.

Caja de Cambios
El cambio escogido para esta motorización y potencia es una caja manual de 5 relaciones, que después de probarla con conciencia son extremadamente largas, buscando el ahorro en todo momento, penalizando las prestaciones. De segunda a tercera el salto es notable, obligándonos si queremos un buena respuesta del motor tener que llegar hasta 3000 revoluciones para que al introducir tercera el motor no se quede colgado. En carretera no parece un problema. Pero en ciudad nos terminara pareciendo excesivo tener que subir a esas revoluciones el motor diariamente.

Circulando por Carretera
La mayor parte de la prueba fue realizada por carreteras secundarias, con poco tráfico y limitadas naturalmente a 90 Km. /h. Donde el Polo Bluemotion se desenvuelve correctamente, son sus 75cv no tendremos problemas en mantener ritmos altos de viaje, teniendo que reducir de marcha únicamente si la pendiente es muy acusada. En el ordenador de abordo tenemos a nuestra disposición un marcador de marchas que nos informa de que marcha es la correcta a cada momento. Dicho marcador funciona bien con reservas. Ya que si le hacemos caso fielmente más de una vez llevaremos el motor muy ahogado o muy revolucionado. Sin ir más lejos y como ejemplo, subiendo una pendiente en quinta velocidad a poco más de 2000 revoluciones siempre nos solicita bajar de marcha a cuarta, cuando en quinta marcha el motor responde con fuerza. Los consumos del 1.2 TDI son elogiables, bajos muy bajos, además sin hacer una conducción económica bajan más de lo esperado. Nuestra media por este tipo de vías estuvo cercana a los 3,8 litros. El consumo homologado es de 3L para este tipo de vía. Los 3,8 litros a los 100km se obtuvieron en una conducción normal, no buscando la economía, y tampoco conduciendo de manera descuidada. Conducción normal.

Circulando por Autopista
En autopista/autovía una de las cosas que queríamos comparar con su antecesor es la estabilidad a velocidades legales, es decir a 120km/h y con viento lateral. Dio la casualidad que en los días de la prueba hacia viento, el comportamiento del anterior Polo Bluemotion en días de viento era cuanto menos curioso, acusaba el viento moviéndose pero no perdiendo la trazada. En el actual Polo Bluemotion el fenómeno es parecido por no decir que el mismo, el viento lo balancea pero no lo cambia de trayectoria. Con el acabado Bluemotion el Polo goza de un buen confort de marcha que en este tipo de vías es lo prioritario, no se notan apenas los cambios de rasante, baches, mal estado del pavimento. La rumorosidad del motor en marcha es baja, gracias a que el desarrollo de la quinta marcha es prácticamente el de una sexta. Yendo a muy bajas vueltas a 120km/h. Los consumos por este tipo de vías también son extremadamente bajo. El homologado es de 3,4 litros a los 100km. Nuestro consumo se mantuvo a lo largo de más de 200km en 4,2 litros a los 100km.

Circulando por Ciudad
En ciudad es donde mejor se desenvuelve el Polo Bluemotion con sus 75cv. Donde el motor diesel es el rey, tanto por prestaciones, como por sus austeros consumos. Parte importante para la ciudad es tener una suspensión confortable, y el Bluemotion cumple con este cometido, suspensión de dureza normal que absorbe resaltos, badenes y todo tipo de artefacto reductor de velocidad, ahora que tan de moda están. Aparcar el Volkswagen Polo BM es tarea sencilla, suponiendo de una excelente visibilidad no tendremos mayores problemas, nuestro problema será encontrar sitio. En cuanto a consumos, como ya hemos comentado anteriormente, excelentes y en ciudad no iba a ser menos. El homologado en ciudad es de 4,1 litros a los 100km. Nuestro consumo no fue tan conservador pero si igual de bueno, 6,1 litros a los 100km.

Calidad de Acabados
Los acabados en la versión Bluemotion son correctos, predominan los plásticos duros por el salpicadero, que no acusan crujidos ni malos ajustes.

Calidad de Materiales
Los materiales utilizados en el Volkswagen Polo Bluemotion son de buena calidad, desde la tela de los asientos a los plásticos del salpicadero.

Conclusiones
En resumen, el nuevo Volkswagen Polo Bluemotion es aún más eficiente que su antecesor. Que ya de por si era muy bueno en cuanto a consumos y emisiones. La reducción de cilindrada y potencia no supone un problema en cuanto a prestaciones. Los 75cv del 1.2 TDI son suficientes para todo. No obstante se trata de un vehículo eficiente, no podemos pedir que acelere igual de bien que el GTI gastando lo mínimo. El Bluemotion es un devorador de kilómetros, con poco carburante nos permite una alta autonomía. Nos quedaremos de piedra viendo lo que es capaz de hacer con tan sólo 45 litros de depósito.

A favor: motor, consumos, acabados
A mejorar: prestaciones, plásticos, precio.

Redactor y probador: Daniel Galdeano Martínez
Fotos: Daniel Galdeano Martínez
Vídeo: http://www.youtube.com/watch?v=c8zKmONSUJA


       

Comenta o Pregúntanos