Por

Prueba Volkswagen Polo GTI 1.4 TSI DSG

Volkswagen Polo GTI 1.4 TSI DSG

Todo llega en esta vida. Y la renovación del Volkswagen Polo GTi también. Se ha hecho esperar, pero todos sabíamos mucho antes que saliera al mercado que mecánica, potencia y cambio de marchas iba a llevar. Se trata del 1.4 TSI con una potencia de 180cv. El mismo motor que usa el Skoda Fabia vRS, Seat Ibiza Cupra, Audi A1 y etc… El grupo VAG ha pasado de motores “gordos” a pequeños de baja cilindrada y potencias más que sustanciosas. En el caso del Polo GTI es el que menos gasta de los utilitarios deportivos, el más rápido, pero también el que menos espíritu GTI transmite. Si lo comparamos con sus rivales dentro de su propia familia el “más” deportivo podría ser el Seat Ibiza Cupra, mejor sonido de motor/escape, te envuelve en una atmosfera racing que el nuevo Polo GTI no consigue, no sé si será que Volkswagen ha intentado que el Polo GTI sea válido para un uso más abierto, es decir, que se pueda usar todos los días sin que nos duela el bolsillo a fin de mes. Es este aspecto gana por goleada. El Polo GTI sólo está a la venta con cambio DSG de 7 velocidades. Para muchos es un sacrilegio el suprimir la opción de optar por la caja manual de toda la vida. Pero señores este es el futuro y debemos adaptarnos a él. Y sin duda el Polo GTI con DSG es una maravilla. Exteriormente si comparamos al nuevo Polo GTI con el anterior los cambios son evidentes y no nos referimos al cambio de carrocería. Si no al avance tecnológico, faros de xenón, luces diurnas de leds, llantas de 17″, mayor tamaño de rueda, más potencia, todo más. Excepto los frenos que son los mismos… En estos días que hemos tenido el nuevo Polo GTI lo hemos podido comparar con el anterior Volkswagen Polo GTI dotado del 1.8 T 20 válvulas 150cv. Las diferencias mecánicas son notables desde el momento en que ponemos en marcha ambos motores. El 1.4 TSI de 180cv parece eléctrico, empuja muy bien desde bajas vueltas gracias al compresor accionado por correa dentada. Llegando a las 7000 revoluciones sin desfallecer. El 1.8 T se muestra más vacío a bajas vueltas que en parte queda suplido por su mayor cilindrada útil, empuja con fuerza a partir de las 2500 revoluciones hasta 7000. Siendo este más lento en subir de vueltas y más derrochador de combustible, pero con un sonido de motor/escapé que jamás soñara en tener el nuevo Polo GTI. Sonido GTI sin duda.

Visibilidad
El Volkswagen Polo GTI no ha crecido en tamaño, sigue estando en el filo de los 4 metros. El anterior Polo GTI no presentaba casi problemas de visibilidad para el conductor, solo el de los reposacabezas traseros, que no siendo retractiles limitaban mucho la visión por la luna trasera. En el actual Polo GTI este fenómeno ya no existe, los reposacabezas se pueden bajar del todo y no dificultan en absoluto la visibilidad del conductor. La visibilidad fronto/lateral es correcta, los pilares A siendo forrado en plástico tienen un grosor justo y no restan apenas visión. La visibilidad trasera/lateral, los pilares C de mayor grosor tampoco dificultan la visión. Los retrovisores exteriores son de nueva construcción menos rectangulares y con mayor anchura, se ve muy bien con ellos, aun que para nosotros se veía mejor con los del anterior Polo GTI El acabado GTI equipa faros de xenón con luces de carretera halógenas. Y luces diurnas por leds de alta luminosidad. Los faros de xenón dan una buena cantidad de luz y sobretodo mayor anchura que los halógenos convencionales.

Impresiones de Conducción
Aunque a lo largo de la prueba realizemos una pequeña comparación entre el nuevo Polo GTI y su predecesor en cuestión de prestaciones el nuevo Polo GTI parte en dos al anterior. Si bien es cierto que cuenta con más potencia y el fabuloso cambio DSG que a fin de cuentas facilita los cambios siendo estos más rápidos que en un manual convencional. El nuevo Polo GTI es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en tan sólo 6,9 segundos. Igual que por ejemplo el Golf GTI V, increíble verdad. Su velocidad máxima según ficha técnica es de 229 km/h. En la practica el nuevo GTI padece de unas pérdidas de tracción en arrancadas fuertes muy notables, aun teniendo los controles activados los 180cv ponen en apuros al eje delantero del pequeño deportivo. Una vez en marcha también se muestran leves pérdidas de adherencia en zonas reviradas. El morro tiende a deslizar más de lo deseado. Cierto es que con acostumbrarse a ello no hay mayor problema, dispone de un excelente paso por curva que nos pondrá los pelos de punta más de una vez. Increíble lo que es capaz de agarrar este coche en algunas situaciones.

Frenada
El equipo de frenos utilizado en el actual Polo GTI es el mismo que usaba su predecesor, se compone de discos en ambos ejes. Delante monta discos ventilados de 288mm. Detrás monta discos macizos de 230mm. El sistema de frenado funciona mejor que correctamente, tiene buen mordiente y no adolece de fadding en momentos de mucha carga. Es suficiente para un vehículo de estas características. Ahora bien, nos preguntamos cómo no han utilizado el sistema de frenado ya usado en el Volkswagen Polo GTI CUP Edition. Que montaba 312mm delante en vez de los 288mm. Y más aún cuando el Cup Edition tenía 180cv también.

Tracción
La tracción está asociada al eje delantero, es tracción delantera. El Volkswagen Polo GTI presenta pérdidas de tracción a pesar de hacer uso de controles electrónicos. Sólo es en arrancadas fuertes. En marcha es difícil encontrar perdidas de tracción a no ser que vayamos muy pasados. Contamos con la ayuda del control de tracción ASR que ayuda a reducir las pérdidas.

Estabilidad
Sin duda en pocas palabras podemos decir que el Volkswagen Polo GTI es un vehículo muy estable. Nos permite un buen paso por curva. Dada su condición de vehículo deportivo esta optimizado para favorecer un buen paso por curva. La suspensión es un poco seca y rebotona en apoyos fuertes incomodando la conducción. Del eje trasero no tenemos queja, inamovible en conducción normal. Los neumáticos de nuestra unidad GTI eran de corte deportivo, marca Dunlop Sport Maxx. Nos permitieron abusar un poco de ellos en zonas reviradas. Donde la adherencia era francamente buena. La medida del neumático es 215/45/17″ con llantas de aleación.

Reposacabezas
El Polo GTI dispone de cinco reposacabezas ya que está configurado como un cinco plazas, los cinco son regulables en altura, y los delanteros también en inclinación, pero no son activos.

Cinturones
Como en el caso de los reposacabezas, el VW dispone de cinco cinturones de tipo estándar con tres puntos de anclaje. Los delanteros incorporan pretensores pirotécnicos. Si emprendemos la marcha sin el cinturón abrochado al superar los 20km/h se nos avisara mediante pitidos y en el cuadro de instrumentos de que debemos ponernos el cinturón.

Bebes y Niños
El actual Volkswagen Polo GTI ya se comercializa en versión de 3 y 5 puertas, la unidad probada era de 3 puertas, teniendo un acceso “correcto” a las plazas traseras, que siempre facilita la tarea a la hora de introducir una sillita de bebe, o en la simple entrada al vehículo. Los asientos traseros disponen de anclajes ISOFIX, que a la hora de tener un bebe es un plus de seguridad, sabiendo de antemano que la sillita quedara bien anclada. El maletero cuenta con un correcto espacio para su tamaño, 261 litros. El acceso al mismo no contempla problemas, la boca de carga es ancha y queda a buena altura.

Airbags
En esta nueva versión del Volkswagen Polo GTI, en cuanto a seguridad las cosas mejoran. Ahora disponemos de un máximo de 8 airbag. Eso sí bajo petición como opción.

Euroncap
En las pruebas EuroNCAP, realizadas en 2009, el Volkswagen Polo obtuvo 5 estrellas con un 90% para Adultos, 86% para niños, 41% peatones y 71% en caso de accidente. Un excelente incremento en seguridad pasiva en comparación con el anterior Polo.

Recuperaciones
La introducción del cambio DSG de 7 velocidades en el Polo GTI es sin duda un adelanto no solo en comodidad, si no también en prestaciones y menor consumo. Con este cambio automático las recuperaciones son más rápidas que con una caja manual. Sólo tenemos que pisar el acelerador con fuerza que la caja DSG se ocupara de todo lo demás. Realiza el 0 a 100 km/h en 6,9 segundos.

Caja de Cambios
El Volkswagen Polo GTI se comercializa solo con cambio con cambio automático DSG. Nuestra unidad montaba su variante de 7 velocidades. El DSG le da un plus de confort al Polo GTI sin restarle deportividad. Para un uso en ciudad es una maravilla, nos despreocuparemos por completo del embargue, los atascos se nos harán menos pesados. El uso del cambio automático DSG es muy sencillo, existen varios modos, D y S, N de Neutro (Punto muerto) P de Parking. Y la R de la marcha atrás. Tanto la D como la S son validad para emprender la marcha, la D es el modo más utilizado, los cambios entre marcha son normales y busca el ahorro, la S es todo lo contrario exprime más el motor buscando la máxima aceleración en todo momento. Y por último el modo secuencial, que podemos hacer uso de él desde la palanca con un leve toque subiremos a bajaremos marcha a nuestro antojo, desde el volante con las levas podemos hacerlo mismo.

Circulando por Carretera
Como todo vehículo con características deportivas, donde más se disfruta de él es en las carreteras reviradas, donde a la hora de adelantar podemos exprimir las prestaciones sin temor a que nos quiten puntos o poner en peligro a otra persona. Eso sí, siempre respetando los límites de la vía. El comportamiento del Polo GTI es más tranquilo que el de su antecesor, mas fácil de llevar, tanto rápido como en el día a día, y no solo por su caja de cambios DSG, si no por un motor más voluntarioso, con PAR desde tan solo 1.250 revoluciones. Y con unos consumos apreciablemente bajos en todo tipo de vías. En el caso de la carretera el homologado por la marca es de 5,1 litros. Demasiado bajo, pero no imposible de alcanzar si respetamos los límites de tráfico a raja tabla. Nuestro consumo no fue tan correcto como el homologado, pero si sorpréndete teniendo en cuenta que en carreteras de curvas no vamos todo el rato en la marcha más larga y con el pie derecho tranquilo. 7 litros a los 100km.

Circulando por Autopista
En autopista debemos olvidarnos de todos los aspectos deportivos del Polo GTI, ya que no podremos hacer uso de ellos, solo sufriremos con el tarado de la suspensión deseando dejar esta carretera tan aburrida y llegar al tramo de curva conocido que está cerca de nuestra casa. El 1.4 TSI es inaudible desde dentro del Polo. Se oye tan poco que a la hora de pisarle se nos hace poco sonido y todo, se espera de él un sonido más trabajado, tanto de motor como de escapé que apenas se oye. Desde fuera si podemos escuchar el sonido del escapé y sobre todo si apuramos las marchas los petardos entre marcha y marcha. Un sonido muy bonito. El consumo en este tipo de vías según el homologado por Volkswagen es de 5,9 litros a los 100km. Como pasa en el consumo por carretera nuestro consumo no es tan afinado, se situó en 7,3 litros a los 100km

Circulando por Ciudad
En la urbe, el Polo no pasa desapercibido, su imagen es menos conservadora que la del anterior. Si se mira con detenimiento y sobre todo por el escapé sabemos que estamos ante un Polo diferente. Lo más notable en ciudad al igual que en autopista/autovía es el tarado de la suspensión, es dura, y si el asfalto esta estropeado o nuestro barrio plagado de resaltos/badenes nuestros riñones sufrirán con solo ver un badén. En este caso Volkswagen ha optado por una menor comodidad dando mayor estabilidad donde tiene que ser, porque para eso es un GTI. El consumo en ciudad es gratamente satisfactorio para las prestaciones que tiene, no obstante no nos hagamos muchas ilusiones, a la hora de demandar potencia las medias serán altas como en gasolinas de mayor cubicaje y similar potencia. El consumo homologado es de 7,5 litros. Nuestro consumo estuvo más cerca de los 9 litros que de los 10. Eso sí, con mucha ciudad.

Calidad de Acabados
Los acabados en la versión GTI son correctos, predominan los plásticos blandos por el salpicadero, que no acusan crujidos ni malos ajustes.

Calidad de Materiales
Los materiales utilizados en el Volkswagen Polo GTI son de buena calidad, desde la tela de los asientos a los plásticos del salpicadero.

Conclusiones
En resumen, el nuevo Volkswagen Polo GTI cada vez se parece más y más a su hermano mayor el Golf GTI. Y no solo físicamente. También mecánicamente. Este Polo GTI se podría decir que ha perdido carácter deportivo en relación con el anterior que aun siendo de menor potencia tenía un “no sequé” que lo convertía en más GTI que el nuevo Polo GTI. Naturalmente el nuevo le supera en todo, sobretodo en consumos donde le gana por goleada. En comodidad igual. En potencia lo mismo. Pero le falta algo para llegar a ser un GTI de verdad.

A favor: motor, consumos, acabados
A mejorar: sonido no racing, precio.

Redactor y probador: Daniel Galdeano Martínez
Fotos: Daniel Galdeano Martínez
Vídeo: http://www.youtube.com/watch?v=b4Bf75OsebI


     

Comenta o Pregúntanos