Por

Prueba Audi TT RS

Audi TT RS

Empezamos el año nuevo con la prueba de un pequeño deportivo. Se trata del Audi TT RS Coupé. Ahora, esta más de moda su hermano el Audi RS3 Sportback, por ser de reciente aparición. El TT RS ya lleva a la venta más de dos años. Ambos modelos montan el motor de cinco cilindros en línea con una cilindrada de 2500 cc. Este propulsor eroga una potencia de 340cv. Naturalmente el 2.5 es TFSi. Audi siempre ha utilizado motores de cinco cilindros en línea turbo alimentados. Ahora, de nuevo vuelve a sus orígenes. Y es que el 2.5 TFSi es un motor excelente para todo uso, muy prestacional si así se le solicita y también apto para un uso diario. Sus consumos dada su potencia disponible son bajos. Hablaremos más adelante de las bondades de este motor. Exteriormente el Audi TT RS Coupé se diferencia de sus hermanos de gama TT y TTS por un aspecto más radical y deportivo. El TTS ya de por sí goza de una imagen deportiva. Con cuatro salidas de escape y unas llantas y frenos sobre dimensionados. El TT RS riza el rizo y consigue que aun tenga un aspecto más radical y racing. Como buen RS cuenta con dos salidas de escapé ovaladas. Con un sonido que además de enamorar es adictivo. Nuestra unidad montaba la opción de escapé deportivo con un sonido más denso. Llantas específicas RS y discos delanteros ventilados y perforados mordidos por pinzas de cuatro pistones con la firma RS. El morro nos muestra unas amplias aberturas para favorecer a la ventilación del motor y de los frenos. Estos últimos cuentan con bujes específicos, que permiten una mayor refrigeración del sistema de frenado delantero. Interiormente, el Audi TT RS claramente es diferente a sus hermanos, asientos tipo backet, que recogen de maravilla el cuerpo. Y, con un alto confort. Son regulables en múltiples posiciones manualmente. EL volante de pequeño diámetro y correcto grosor viene achatado por la parte baja dotándolo de mayor presencia deportiva. Pero que a la hora de conducir no resulta muy cómodo y práctico. El cuadro de instrumentos es 100% RS. En el momento de dar el contacto las agujas realizan un chequeo subiendo al máximo. Nuestra unidad montaba cambio S-Tronic de 7 velocidades que en conjunto con el 2.5 TFSi nos permite una conducción muy deportiva. Al lado de la palanca de cambios nos encontramos con botones como el que acciona manualmente el alerón. Esté sube de manera automática a partir de los 120km/h. Botón de warning y para desactivar el control de estabilidad ESP. Y por último el botón Sport. El más interesante en un vehículo de estas características. Activado el botón Sport el sonido cambia a más grave, la dirección se vuelve más enérgica e inmediata. La suspensión cobra mayor dureza para un mejor paso por curva. La respuesta del motor es casi inmediata con un sonido que es capaz de erizarnos el pelo en cada aceleración.

Visibilidad
Anteriormente tuvimos la oportunidad de probar el TT en versión Roadster y capotado presentaba deficiencias de visión, sobre todo hacia atrás a través del retrovisor interior. En la versión Coupé nada de lo anteriormente mencionado se cumple, la luna trasera es de dimensiones generosas y al no contar con reposa cabezas traseros, más que nada porque no caben no nos restan visibilidad. Pero por ejemplo algo que si notamos nada más sentarnos en el TT RS es que lo retrovisores exteriores de un tamaño también generoso nos restan visión en la carretera hasta el punto de no ver un coche, niño etc… Esto va asociado según tengamos regulado la altura del asiento. Nuestra unidad incorporaba faros bi-xenon un extra esencial en todos los coches, todo lo que sea invertir en seguridad a la larga lo agradeceremos. Los faros del Audi TT RS hacen de la noche de día.

Impresiones de Conducción
Hemos podido probar el Audi TT RS en todo tipo de situaciones desde asfalto seco, húmedo, lloviendo a mares hasta una nevada intensa que nos cogió por sorpresa en carretera de montaña. En todas las situaciones mencionadas el TT RS se comportó de manera ejemplar. Incluso con nieve muy abundante, tanto que era recomendable llevar cadenas el TT RS siguió rodando gracias a su tracción permanente Quattro. Su motor de 5 cilindros en línea y 20 válvulas proporciona una potencia de 340cv a 6700 revoluciones. Teniendo el corte de inyección por encima de las 7000 vueltas. Dispone de 450 Nm de PAR desde las 1600 hasta las 5300 rpms. Realiza el 0 a 100 km/h en tan sólo 4,3 segundos. Con una velocidad máxima limitada a 250 km/h. En la práctica el Audi TT RS se muestra como un vehículo fácil de llevar rápido. No requiere tener muchas manos para sacarle todo el partido. Es sí, no es un vehículo apto para noveles. Por muchas ayudas electrónicas que tenga y tracción Quattro los 340cv están ahí y pueden hacernos sudar si no podemos controlar el coche. Después de transitar por nuestra zona de curvas comprobamos la alta estabilidad el conjunto en global. Las suspensiones específicas RS no permiten balanceos de la carrocería y no fallan en apoyos fuertes. Donde gracias a la tracción Quattro podemos utilizar los 340cv sin miedo. El ESP en este RS es muy permisivo. Teniendo dos niveles de actuación. El primero es el modo normal, poco intrusivo pera está ahí. El segundo con el desconectado por completo.
En una conducción decidida el Audi TT RS nos muestra de que esta hecho. Un vehículo que por carretera abierta se queda con ganas de más. Busca rodar en circuito donde podemos exprimir sus cualidades sin temor. El 2.5 TFSI es un motor muy agradecido en todos los sentidos empuja con mucha fuerza desde bajas vueltas hasta el corte de inyección. El sonido que emana de él es altamente adictivo, siempre querremos volver a escucharlo. Y más aun si esta el modo Sport activado. El Cambio S-Tronic nos permite una conducción muy rápida y unas recuperaciones fuera de lo común. Entre marcha y marcha el petardeo característico de este tipo de cajas automáticas hacen que en el TT RS suene fuerte, muy fuerte. Enamora sólo de oírlo.

Frenada
A la hora de jugar con el TT RS también hemos de saber si su sistema de frenado cumplirá a la hora de solicitarle trabajar. Y el equipo de frenado del TT RS funciono correctamente a lo largo de toda la prueba. El vehículo ya tenía suficientes kilómetros como para tener asentadas las pastillas y los discos, pudimos comprobar que otros medios del motor no habían sido tan finos a la hora de probar los frenos, estos habían sufrido calentamientos altos y a la hora de sacarles el jugo tendían a calentarse antes de tiempo, eso sí, sin sufrir fadding en ningún momento. Los discos delanteros ventilados son de 370mm, los traseros macizos son de 310mm autoventilados. ABS de última generación y ayuda a la frenada de emergencia.

Tracción
El Audi TT RS solo se comercializa con tracción total Quattro. Disponer de tracción Quattro mediante HALDEX en el Audi TT RS tiene sus pros y sus contras. Los contras son un mayor consumo de combustible, mayor peso que repercute en las prestaciones del vehículo. Los pros son notables, mayor capacidad de tracción en momentos delicados, mayor seguridad a la hora de conducir decididamente. Tener tracción total es hoy día un plus de seguridad y confianza para el conductor.

Estabilidad
El Audi TT RS dispone como opción de la suspensión regulable electrónicamente, esta suspensión cuenta con varios reglajes. Nuestra unidad no llevaba este extra pero la verdad es que no se echó en falta, gracias a la suspensión de serie RS. En lo demás la suspensión de serie del Audi TT RS es hasta confortable al paso de baches y resaltos. En curvas el comportamiento del TT RS es soberbio, entra con decisión en la curva y el trazado marcado lo respeta hasta la salida de la curva. El control de estabilidad es raro que haga aparición si respetamos los límites de la vía y conducimos con cabeza. Que con un vehículo así debemos tenerla.

Reposacabezas
El TT RS Coupé homologa cuatro plazas útiles, 2+2. Las traseras por diseño del vehículo no pueden utilizar reposa cabezas. Los reposa cabezas delanteros son regulables en altura e inclinación.

Cinturones
Como sucede en el caso de los reposa cabezas, el Audi TT RS Coupé dispone de cuatro plazas útiles, todas ellas con cinturones de tipo estándar de tres puntos de anclaje. Los delanteros dotados de pretensores pirotécnicos y avisador acústico de cinturón no abrochado al emprender la marcha.

Bebes y Niños
La verdad es que el Audi TT RS Coupé no es el más indicado para el transporte de niños, las plazas traseras son justas y de una altura mínima, además el acceso a dichas plazas es muy precario por el poco espacio. El maletero (290L) si cuenta con un buen espacio pero justo para el transporte de los complementos del niño.

Airbags
La versión RS Coupé puede albergar mayor cantidad de Airbag que la Roadster. Nuestra unidad llevaba el tope de Airbag disponible.

Euroncap
En las pruebas EuroNCAP el Audi TT RS Coupé no dispone de datos.

Recuperaciones
Los motores Turbo gasolina de cierta potencia siempre han tenido una buena respuesta y una recuperaciones muy superiores a sus hermanos gasolina atmosférico. El Audi TT RS nos impresiono gratamente con la facilidad que tenía para recuperar velocidad incluso en marchas largas. El 0 a 100 Km. /h es un buen determinante de las prestaciones de un vehículo y en el caso del TT RS es realizado en 4,3 segundos. La velocidad máxima según ficha es de 250km/h.

Caja de Cambios
La unidad probada venia equipada con una caja de cambios automática/secuencial S-Tronic que es idéntica a la llamada DSG por Volkswagen, Seat, Skoda. Se compone de dos embragues en seco o en baño de aceite, que puede disponer de 6 o 7 marchas. La probada en esta unidad es la de 7 marchas. Que además de un mayor agrado en conducción sobre todo por ciudad logra unos consumos muy contenidos y unas mayores prestaciones, siendo naturalmente más rápida cambiando que una persona no experimentada. La caja de cambios dispone de tres modos de uso, el más normal es el D, que simplemente busca una conducción tranquila con bajos consumos y subiendo marchas muy pronto. El S, que como todos sabemos es el modo Sport, estira las marchas hasta el corte de inyección si así lo requiere el momento, manteniendo la misma marcha más tiempo engranada. Y por último, el modo secuencial que nos permite cambiar de marcha a las revoluciones que nosotros veamos convenientes, no obstante existen unos sistemas de seguridad a modo de protección que imposibilitan hacer reducciones fulgurantes o intentar pasar de régimen al motor.

Circulando por Carretera
Cualquier carretera es buena para el Audi TT RS. También decir que lógicamente se disfruta mucho más de él en vías de único sentido, donde podemos explorar los límites de su chasis, frenos y potencia del motor. Ante todo notamos que el motor turbo gasolina es capaz de emprender adelantamientos de manera rápida, segura y muy efectiva. Y con unos consumos por debajo de los 10 litros si mimamos el pedal del acelerador. La buena estabilidad en conjunto del TT RS nos permite pasar por curvas en las que con otros vehículos hemos de levantar el pie o frenar sin apenas pestañear. El consumo homologado en este tipo de vías es de 6,3 litros a los 100km recorridos. Nuestro consumo con una conducción normal y primando el ahorro fue de 9 litros a los 100km recorridos. Si hacemos uso de la aceleración del propulsor no será fácil sobrepasar los 12/13 litros a los 100km.

Circulando por Autopista
En autopista gozamos de un alto confort de marcha, el nivel sonoro procedente del motor es moderado. Lo más destacable por autopista/autovía es el buen rodar que presenta el Audi TT RS aunque no sea el más indicado para ello. Su suspensión muy bien trabajada nos muestra un confort digno de una berlina y la sujeción al asfalto de un pequeño deportivo. Los consumos son excelentes tratándose de la potencia que tiene el TT RS. El consumo homologado en este tipo de vías es de 8,5 litros a los 100 km recorridos. Nuestro consumo estuvo lindando entre los 9,9 litros y los 10 litros a los 100 km recorridos.

Circulando por Ciudad
En ciudad debemos prestar atención a bordillos, baches pronunciados, la altura libre con el suelo del TT RS es muy reducida. El motor Turbo gasolina en ciudad gracias a su buen par nos permite rodar en marchas muy superiores sin tener la necesidad de bajar marcha para ganar velocidad rápidamente. Nuestra unidad montaba el cambio S-Tronic, mayor confort en ciudad. También prestar atención a los baches ya que con el perfil 35 de los neumáticos podemos pinchar fácilmente. Los consumos en ciudad del TT RS son correctos. El homologado es de 12,3 litros a los 100km recorridos. Nuestra media se situó por encima de este consumo. Casi 14 litros en ciudad.

Calidad de Acabados
Acabados correctos con buena calidad en plásticos, telas, piel. La unidad probada tenia acabados de Audi Exclusive.

Calidad de Materiales
Los materiales utilizados en la fabricación del Audi TT RS son de buena calidad, dejando notar el buen hacer de Audi.

Conclusiones
En resumen, el Audi TT RS es todo un deportivo, que sin duda puede rivalizar con vehículos como los Porsche Cayman S/R. Su enemigo natural es el BMW Serie 1 M. Este último con misma potencia es más lento en aceleración por sólo disponer de tracción trasera. El Audi RS3 de reciente aparición monta el mismo motor que el Audi TT RS, si en el TT va de fábula es de esperar que en el RS3 su funcionamiento sea como poco idéntico. A lo largo de la prueba realizada al TT RS aparte de enamorarnos de su sonido comprobamos lo fácil que resulta conducirlo y la seguridad que proporciona en todo momento. Nos llevamos una grata sorpresa con los consumos obtenidos. Más bajos de lo esperado. El 2.5 TFSI funciona con gasolina de 98 octanos. Sin duda un vehículo que será difícil de olvidar.

A favor: Motor, estabilidad, tracción.
A mejorar: Rumorosidad en frió, acceso plazas traseras.

Redactor y probador: Daniel Galdeano Martínez
Fotos: Javier Mijares Martínez
Vídeo: http://www.youtube.com/watch?v=2uuhcdRM7xI


   

Comenta o Pregúntanos