Por

Prueba BMW Serie 3 320d 184cv Sport

BMW Serie 3 320d 184cv Sport

El día de la presentación de la Serie 3 de BMW pude disponer de una unidad 335i durante casi un par de horas. Hace unos meses, probamos aquí, para vosotros el 320d en su versión más eficiente. Efficient Dynamics. Con el 2.0 Diesel y 163cv muy resultones. En esta ocasión le toca el turno a la versión 320d “normal” de 184cv. Poco a poco intentaremos ir completando toda la gama del nuevo Serie 3. Si hacemos una breve comparación entre el 320d ED y el 320d 184cv las diferencias residen además de en un extra de potencia, en el consumo y en el dinamismo del propio vehículo. El 320d que hemos probado durante esta semana con acabado Sport iba realmente mejor en zonas reviradas que la versión más eficiente del Serie 3. La suspensión más enérgica en el acabado Sport ayuda y mucho. Y, teniendo en cuenta que aun tratándose de una versión Sport, la suspensión nos ha parecido demasiado aburguesada y con mucho recorrido. Aun utilizando la opción Sport las oscilaciones de la carrocería eran notables. Eso sí, sin pérdida de trayectoria en ningún momento y muy neutro en el paso por curva. El anterior Serie 3 disponía de una suspensión más enérgica en casi toda su gama. Hemos de suponer que el actual Serie 3 con el kit M mejorara mucho en este aspecto. Sin duda lo probaremos para poder comparar de primera mano. La unidad probada tenía como opción el cambio automático de 8 velocidades. Que, en conjunto con el motor diésel de 2 litros que produce una potencia de 184cv es casi imbatible. Cambios de marcha tremendamente rápidos, alta comodidad de uso. Mencionar, que en ciudad sobretodo en primera marcha se muestra un poco rudo el motor. Para aparcar puede resultarnos las primeras veces incomodo el cambio automático, ya que al soltar el freno y gracias al alto PAR del motor diésel el BMW se lanza. Teniendo que soltar el freno con suavidad. Externamente el nuevo BMW Serie 3 nos muestra una imagen renovada, mayor tamaño y mejoras en cuanto a la seguridad tanto de sus ocupantes como para peatones en caso de atropello/colisión. Así lo demuestra su morro más bajo y su capó con una forma peculiar.

Visibilidad
La visibilidad es excelente, sólo tiene algunos pequeños peros. Todo ellos de la parte trasera. La visibilidad delantera es correcta, no tendremos problemas con los pilares A o B. La visibilidad trasera se ve mermada por un montante alto en la bandeja del maletero. Tendremos que hacer uso de los retrovisores exteriores ya que no tenemos visión directa con los objetos que pueden estar detrás de nuestro 320d. Nuestra unidad contaba con una ayuda fundamental para este vehículo, mediante pitidos y en la pantalla del ordenador de abordo podíamos ver cómo nos acercábamos a obstáculos. Muy bien calibrado y fiel a la realidad. El BMW 320d monta faros bi-xenon que nos proporcionan una espectacular luz de noche.

Impresiones de Conducción
Es increíble como poco a poco la versión 320d de BMW ha ido escalando en potencia. Desde el 320d de 136cv, pasando por 150cv, 163cv, 177cv y ahora 184cv. Que hace no muchos años 184cv los daba el primer 330d. Renovarse o morir. El 320d con esta potencia cercana a la barrera de los 200cv tiene un magnifico andar. Realizando el 0 a 100 km/h en tan sólo 7,6 segundos. El 0 a 1000m lo completa en 27,7 segundos. Viendo lo bien que anda el 320d y sus bajos consumos tenemos ganas de probar versiones como la 325d, 330d o 335d cuando estén disponibles. Serán verdaderos misiles con un consumo muy ajustado.

Frenada
El BMW 320d equipa un sistema de frenos muy capaz y que literalmente clava el coche en el suelo cuando lo necesitamos, se compone de discos ventilados delante y ventilados también en el eje trasero. A la hora de probar la capacidad de frenada es muy difícil por no decir casi imposible hacer perder capacidad de efectividad a los frenos, si uno se lo propone notara que lo frenos no desfallecen nunca, solo van perdiendo poco a poco efectividad, en ningún momento nos quedaremos sin poder frenar. Con dejar descansar los frenos unos minutos recuperaremos al 100% la capacidad de frenada. Dispone de ABS de última generación y ayuda a la frenada de emergencia.

Tracción
Como buen BMW es propulsión. Este 320d cuenta con una buena cantidad de ayudas electrónicas, sin ellas no hace falta decir que el 320d se vuelve casi indomable. Requiere manos expertas para poder conducirlo. A lo largo de toda la prueba solo se desconectaron del todo las ayudas un par de veces, y es cuando nos dimos cuenta de lo que teníamos entre manos. Con todos los sistemas conectados las pérdidas de tracción son inexistentes, tanto en arrancadas como en marcha. Recomendamos tener siempre activadas las ayudas electrónicas.

Estabilidad
Con la suspensión de serie del modelo 320d Sport, la estabilidad está muy trabajada, disponemos de un confort de marcha impensable y de una estabilidad en curvas lentas digna de mención, solo superable si incorporamos a nuestro BMW el KIT M, que incorpora una suspensión más enérgica, el vehículo queda 15mm más cerca del suelo, y dota de un aspecto más deportivo al coche, pecando de una perdida de confort considerable si la comparamos con la suspensión de serie, que ya de por si es francamente buena. Por lo tanto, si no transitamos demasiado por ciudad o zonas con el asfalto muy estropeado, lo ideal es el KIT M, mayor estabilidad. Pero si transitamos demasiado por ciudad, sin duda la suspensión de serie. Más permisiva en cuanto a obstáculos en la calzada.

Reposacabezas
El BMW 320d Berlina homologa cinco plazas útiles, las cuales todas ellas cuentan con reposacabezas. Los delanteros son regulables en altura e inclinación. Los traseros son también regulables en altura e inclinación.

Cinturones
Como sucede con los reposacabezas el BMW cuenta con cinco cinturones de tipo estándar de tres puntos de anclaje. Los delanteros incorporan pretensores pirotécnicos.

Bebes y Niños
Gracias a que BMW comercializa el 320d en versión berlina y familiar el transporte de nuestros hijos no es problema. El acceso a las plazas traseras es bueno como en cualquier berlina. El maletero tiene buen espacio, 480 litros plenamente utilizables donde podemos transportar cualquier objeto de nuestros hijos. Además las plazas traseras incorporan anclajes ISOFIX para una mayor seguridad a la hora de anclar la sillita del bebe.

Airbags
En materia de seguridad activa en BMW han hecho un buen trabajo con esta versión 320d, viene dotada de 8 Airbags de serie, que son: de conductor, acompañante (desconectable), laterales, de cortina. Etc..

Euroncap
En las pruebas EuroNCAP el BMW Serie 3 obtiene: 5 estrellas para la protección de ocupantes y 5 estrellas para la protección infantil un total de 35 puntos sobre 39.

Recuperaciones
Con el BMW 320d no tendremos problemas a la hora de realizar un adelantamiento o incorporación rápida. Con solo requerir la aceleración máxima lo tendremos hecho. Realiza el 0 a 100km/h en 7,6 segundos justos. Y el 0 a 1000m en 27,7 metros. Son cifras que nos alertan que estamos ante un buen coche con motor diésel, lo que quiere decir que además de correr mucho, los consumos son muy ajustados también. Eso sí, si pisamos más de la cuenta da igual el motor que sea, todos consumen.

Caja de Cambios
BMW ha escogido un cambio automático de 8 para la versión que más se va a vender de la Serie 3, naturalmente en manual de 6 relaciones también está disponible. Este cambio además de soportar una gran cantidad de par, es muy rápido, cómodo y fácil de usar. Dispone de varios modos de uso. Modo normal “D” este modo es el más usado, cambia de marchas con suavidad sin presentar apenas tirones. Apura las marchas lo que nosotros le solicitemos. Modo “S” el modo deportivo es otro cantar si estamos en marcha y pasamos a este modo lo primero que hará será reducirnos una marcha dotando al motor de mayor empuje. Con este modo las marchas se apuran hasta cerca del corte de inyección, aunque siempre podemos usar el modo secuencial y cambiar de marcha cuando veamos conveniente, dentro de unos límites, ya que la caja automática protege los sobre regímenes y no nos dejara subir una marcha si el motor va bajo de vueltas o reducir marcha si vamos altos de vueltas.

Circulando por Carretera
En carretera su comportamiento es envidiable, y si encima el firme está en buen estado disfrutaremos aún más. Con firmes en mal estado o picado, el ruido de rodadura es molesto, aun con lo bien aislado que esta de los ruidos en el habitáculo se oirá la rumorosidad de las ruedas, principalmente las trasera. El sonido del motor no se aprecia en absoluto en el interior. Solo en aceleraciones fuertes podemos intuir el sonido del motor, lo que si se filtra al interior son vibraciones en el pedal del acelerador y en el volante.

Circulando por Autopista
En autopista además de ahorrador de combustible es muy cómodo de conducir, el sonido del viento rozando el vehículo dentro apenas se aprecia. Los consumos del BMW 320d (5,1l/100 de media conseguidos por nuestra redacción) son extremadamente bajos para la potencia que tiene y lo que pesa, y si además el vehículo cuenta con pocos kilómetros en cuanto supere el rodaje se reducirán aún más los consumos. El consumo oficial para este tipo de vía es de 3,9 litros.

Circulando por Ciudad
En ciudad también disfrutaremos de manera especial del BMW S3 320d, ya sea por las miradas que levanta entre los transeúntes o en la comodidad que proporciona el propulsor Diésel, con todo esto queremos decir que es un vehículo que no pasara desapercibido por donde vaya. Hay que tener especial cuidado en las ciudades con los baches profundos o cortes en la calzada. La suspensión filtra con normalidad cualquier obstáculo, el vehículo tránsito por pavimento empedrado y no se mostró en absoluto incómodo para los pasajeros. El consumo en ciudad según ficha técnica es de 5,4 litros a los 100km. Verdaderamente optimista. Si no hacemos uso del sistema Start & Stop lo tendremos difícil para conseguir esta cifra. Lo normal es que ronde como poco un litro más. Utilizando el sistema “Eco pro” si es posible bajar algo más los consumos.

Calidad de Acabados
Los acabados de esta Serie 3 de BMW son excelentes, se nota el buen hacer de BMW en este caso, los plásticos son de muy buena calidad y tacto, el cuero utilizado en los asientos denota calidad.

Calidad de Materiales
Buenos materiales en la confección de este BMW Serie 3 avalan que en unos años su interior siga como el primer día.

Conclusiones
En resumidas cuentas, el nuevo BMW Serie 3 en su versión 320d a parte de un vehículo poco derrochador de combustible es potente. En la práctica se muestra contundente en aceleraciones y ganando con suma rapidez velocidades que se podrían catalogar de ilegales. Ideal para viajar, sus suspensión nos mimara en todo el trayecto. Podemos optar por tres modos de uso para la respuesta del motor, dirección acelerador y suspensión. En Sport el motor dispensa la máxima potencia con tan solo acariciar el acelerador. La suspensión se torna más enérgica al igual que la dirección. En modo confort (el más usado) podemos viajar con alta comodidad, con una excelente respuesta del motor. Y, por último el modo Eco Pro. Si queremos rizar el rizo en cuanto a consumos, con este modo activado veremos como aumenta la autonomía de manera real. Sin perder prestaciones.

A favor: motor, consumos, imagen exterior
A mejorar: rumorosidad en frío, altura maletero.

Redactor y probador: Daniel Galdeano Martínez
Fotos: Daniel Galdeano Martínez
Vídeo:


       

Comenta o Pregúntanos