Por

Prueba Citroën DS3 1.6 HDI 110cv

Citroën DS3 1.6 HDI 110cv

Esta semana ha pasado por PacoCostas.com el Citroën DS3 con motor diésel 1.6 HDI de 110cv. Anteriormente ya habían pasado por la redacción el Citroën DS3 con motor 1.6 THP de 155 y el DS3R con mismo motor pero 200cv. Faltaba poner a prueba una versión en diesel de este pequeño Premium. La unidad probada aparte de disponer de prácticamente todos los extras disponibles, también llevaba parte de la decoración que lleva el Citroën DS3R. Podéis verlo en las fotos de la galería. El DS3 con mecánica diésel goza de un excelente comportamiento con unos más que ajustados consumos. Los 110 cv producidos por el 1.6 HDI son suficientes para una conducción desahogada en todo momentos. Es más, a lo largo de la semana de prueba el vehículo ha ido cargado y su motor no se ha mostrado en ningún momento falto de potencia. Exteriormente el DS3 llama la atención, sobre todo si escogemos colores como el de la unidad probada. Sin duda sabrán donde hemos aparcado el coche. Interiormente la calidad de los materiales y ajustes se percibe nada más abrir la puerta. Tacto gomoso y ausencia de ruidos por plásticos sueltos. El puesto de conducción es tremendamente cómodo y con un toque racing. Pero requiere un pequeño tiempo para acostumbrarse a él. Los asientos son de corte deportivo forrados en piel, calefactables. Sujetan de maravilla el cuerpo en los momentos más importantes. El navegador/sistemas multimedia quedan a una buena altura para mirar sin perder ni un segundo de vista la carretera. Podemos interactuar con el mediante los mandos detrás del volante o directamente con la botonería del sistema multimedia. Al principio puede resultar un poco lioso por la gran cantidad de botones. En cuanto se acostumbra uno es rápido, fácil e intuitivo. Recientemente Citroën ha sacado a la venta el Citroën CS5, que naturalmente sigue la línea de este DS. Excelentes acabados y una imagen deportiva.

Visibilidad
Con poco menos de 4 metros el DS3 en general no presenta problemas para su conductor en cuanto a visibilidad se refiere. Nuestra unidad traía como extra las lunas traseras tintadas, con un tintado demasiado oscuro. Que por la noche si nos puede resultar molesto si queremos estacionar o maniobrar en zonas con poca o ninguna luz ambiental. En cuanto a lo demás, ningún problema con los pilares A, B o C, quizás estos últimos cuenten con un grosor notable que por suerte no molesta en absoluto. Nuestra unidad traía faros halógenos que no siendo excesivamente bueno cumplían perfectamente lo que se espera de ellos.

Impresiones de Conducción
Con casi total seguridad en nuestro país la versión más vendida del DS3 venga dotada con el motor 1.6 HDI de 110cv. Y, la verdad es que es un excelente acierto. Dispone de suficiente potencia para todo uso, con unos increíbles consumos. A la hora de sacarle jugo a la mecánica y el bastidor del DS3 pudimos comprobar de primera manos que se trata de un vehículo divertido. Que nos puede arrancar más de una sonrisa de la cara en zonas reviradas. Su comportamiento es neutro, nos permite ir muy rápido con alta seguridad en todo momento. Su estabilidad es alta permitiendo un buen paso por curva donde deja notar que se trata de un vehículo muy aplomado. El motor 1.6 HDI entrega potencia desde poco antes de las 2000 revoluciones desfalleciendo pasadas las 4000 revoluciones. En una conducción sin duda no es el motor más óptimo, pero francamente no lo hace nada mal. Realiza el 0 a 100km/h en tan sólo 9,8 segundos. Con una velocidad máxima de 190 km/h.

Frenada
El sistema de frenos utilizado en el Citroën DS3 1.6 HDI de 110cv se compone de discos en ambos ejes. Delante discos ventilados de 283mm. Detrás disco macizos de 249mm. ABS de última generación de serie. El comportamiento de los frenos es francamente bueno, aun siendo una unidad poco rodada y de reciente matriculación los frenos dieron lo mejor de sí en todo momento. En un uso diario y normal el mordiente es bueno y dosificable. Una vez vamos pisando el pedal del freno este desaparece teniendo que efectuar más fuerza sobre el pedal.

Tracción
El DS3 HDI como todo utilitario normal es tracción delantera. Cuenta control de tracción y de estabilidad que son de serie. El control de tracción ha trabajado estos días en zonas con nieve y barro. Nos ha demostrado su alta eficacia en terrenos deslizantes mitigando al mínimo las pérdidas de tracción permitiéndonos andar. En marcha el control de tracción rara vez salta, el buen bastidor del DS3 y un calzado de buenas dimensiones con ruedas Bridegstone Potenza RE050A en 205/45/17″ consigue que el coche vaya anclado al asfalto. Las pérdidas de adherencia son mínimas.

Estabilidad
Hemos ido anticipando a lo largo de toda la prueba las bondades del nuevo Citroën DS3 1.6 HDI 110cv. Su bastidor esta afinado al milímetro. Permitiéndonos disfrutar de todo el potencial de la mecánica sin vernos sobrepasados. Es un coche muy fácil de conducir. Y también fácil de exprimir e ir rápido con él. Permite también muchos errores al conductor. El control de estabilidad (ESP) solo actúa en el momento justo modificando radicalmente la trayectoria del vehículo a la correcta. Parte fundamental de una buena estabilidad es la suspensión. En la versión más potente del DS3 en diésel podemos apreciar como la suspensión tiene un buen compromiso entre comodidad y eficacia. Resulta una suspensión que permite absorber sin problemas los resaltos y etc… Y que da la talla en zonas reviradas.

Reposacabezas
El Citroën DS3 1.6 HDI 110cv a pesar de su tamaño homologa cinco plazas útiles. Todas ellas disponen de reposa cabezas. Los delanteros son regulables en altura e inclinación. Los traseros a su vez son solo regulables en altura. En su posición más baja no molestan en una visión directa del conductor hacia atrás.

Cinturones
Como sucede en el caso de los reposa cabezas el DS3 dispone de cinco plazas útiles. Todas ellas disponen de cinturones de tres puntos de anclaje. Los delanteros incorporan pretensores pirotécnicos y avisador acústico de cinturón no abrochado al emprender la marcha.

Bebes y Niños
Por la filosofía del DS3, su espacio inferior, acceso a las plazas traseras y tamaño del maletero no es difícil aventurar que es un coche pequeño y poco valido para un uso exclusivamente familiar. Sin duda para este uso es mejor optar por un vehículo como el nuevo Citroën DS5, DS4 o C4. Donde dispondremos de un mayor espacio interior y de maletero. La versión cinco puertas nos hará la vida más fácil.

Airbags
El DS3 cuenta con Airbag de conductor, acompañante (desconectable), laterales y de cortina.

Euroncap
En el test de seguridad euroNCAP el Citroën DS3 obtiene cinco estrellas para pasajeros, cuatro para bebes y cuatro para peatones.

Recuperaciones
El motor 1.6 HDI de creación PSA-BMW da unos excelentes resultados en la plataforma en la que este montado. Consumos bajos, buena potencia y alto agrado de uso. Y en el DS3 no iba a ser menos. Es un motor muy capaz que lo da todo desde bajas vueltas subiendo sin rechistar hasta más de 4500 revoluciones. La máxima potencia la entrega a las 4000 revoluciones. En recuperaciones y con la marcha adecuada podemos decir y asegurar que es un vehículo que gana velocidad con suma rapidez. Los adelantamientos serán rápidos y seguros. Según ficha técnica, el 0 a 100km/h lo realiza en tan solo 9,8 segundos. Su velocidad máxima es de 190 Km /h. Son cifras más que interesantes para un vehículo de este tipo.

Caja de Cambios
Citroën ha optado por dotar a la versión diésel de 110cv del DS3 con un cambio manual de seis relaciones. El escalonado entre marchas consigue favorecer las prestaciones del conjunto y a su vez también permite tener unos consumos muy ajustados. El tacto de la caja de cambios es mejor que bueno, las marchas entran con mucha facilidad sin dar lugar a errores. El tacto es más mecánico que pastoso, es de agradecer. Así sabemos siempre que marcha introducimos. La sexta marcha aun siendo muy larga es muy utilizable en el DS3 1.6 HDI.

Circulando por Carretera
Aun tratándose de un vehículo puramente urbano, dadas sus medidas. Donde más disfrutaremos con él es en carretera abierta y cuantas más curvas tenga mejor. Podremos exprimir los más de 100cv en marchas cortas sin temor. Desearemos tener que adelantar algún vehículo que vaya más despacio que nosotros, para poder experimentar otra vez lo bien que va esta mecánica. Y lo poco que gasta en niveles generales. Su consumo en este tipo de vías se sitúa en tan solo 3,5 litros a los 100km recorridos. Nuestro consumo estuvo más cerca de los 5 litros.

Circulando por Autopista
Comodidad y más comodidad. Citroën siempre ha fabricado coches sumamente cómodos en los que los kilómetros pasaban y apenas nos enterábamos. Curiosamente el DS3 1.6 HDI también es un vehículo cómodo y la vez muy divertido en carreteras ratoneras. El excelente tarado de la suspensión nos permite meternos una panzada de kilómetros por autovía y no salir maldiciendo del coche. El motor gracias a la sexta marcha rueda muy bajo de vueltas apenas es inaudible desde el interior. Los asientos además de sujetar muy bien son cómodos. Los consumos en este tipo de vías son muy ajustados. El homologado es de 4,2 litros a los 100km recorridos. Nuestro consumo en el recorrido habitual de autovía comprendió entre los 5,4 litros y los 5,9 a 120km/h.

Circulando por Ciudad
Y es en ciudad donde el DS3 1.6 HDI debería encontrarse más a gusto. Y así es. Bueno, el DS3 se encuentra a gusto en cualquier tipo de vía. Naturalmente la de tierra no. En ciudad el uso del DS3 es excelente, el motor es una maravilla, aguanta a bajas vueltas lo que se le eche. Una maravilla. Se aparca en cualquier sitio. Pero, no todo iba a ser bueno. El consumo en ciudad es como en todo coche con más de 100cv. Y eso que en el DS3 es de los más bajos. Tan sólo 5,4 litros a los 100km recorridos. A la hora de la verdad este consumo es anecdótico ya que en ciudad el DS3 supera sobradamente los 6 litros situándose en nuestro cálculo en los 6,6 litros a los 100km. Un consumo bueno.

Calidad de Acabados
Sin duda un gran salto para Citroën, esperemos que siga así mucho tiempo. Los DS no tienen nada que envidiar a marcas con más renombre.

Calidad de Materiales
Los materiales utilizados en el Citroën DS3 se caracterizan por ser de buena calidad, plásticos mullidos y buenos acabados.

Conclusiones
En resumen, el Citroën DS3 ya sea con mecánica diésel o con mecánica gasolina a entrado con buen pie en el escalón de los pequeños vehículos Premium. Donde actualmente el rey era el Mini, ahora se le complican las cosas con la reciente aparición del DS3 y el Audi A1. Optar por un DS3 diésel es una excelente idea si hacemos un gran volumen de kilómetros mensualmente o nos movemos mucho en ciclo urbano. Si no, nos estaría de más mirar el DS3 con el 1.6 THP de 156cv, prestacional y con unos consumos muy ajustados. A fin de cuentas todo queda en casa.

A favor: Motor, diseño, calidades.
A mejorar: Sonido de rodadura, acceso plazas traseras.

Redactor y probador: Daniel Galdeano Martínez
Fotos: Daniel Galdeano Martínez
Vídeo:


        

Comenta o Pregúntanos