Por

Prueba Ford Focus ST 2.0T EcoBoost 250cv

Ford Focus ST 2.0T EcoBoost 250cv

Al término del periodo vacacional, os traemos la prueba del nuevo Ford Focus ST. Vehículo que ya no es novedad en el mercado. Lleva más de un año a la venta. A falta de una versión RS, el ST es el acabado y mecánica más potente del actual Ford Focus. Por debajo de este podemos encontrar el Focus con el 1.6T EcoBoost de 180cv. El mismo motor que utiliza el Ford Fiesta ST. Un motor parco en consumos y con un muy buen caminar. Este nuevo Ford Focus ST, a parte del cambio estético, ha dejado de lado el bloque de 5 cilindros en línea y 2,5 litros de cilindrada origen Volvo. Un motor muy prestacional, con un sonido que enamoraba. Pero, en temas de consumos y contaminación estaba muy obsoleto. Por ello, Ford ha contado con el bloque de 2 litros turbo con tecnología EcoBoost para este nuevo ST. Este mismo motor es el que se monta también el Ford Mondeo. Lo pudimos probar el año pasado, dejándonos un muy bien sabor a nivel prestacional y de consumos. En el caso del Ford Focus ST, el motor produce mayor potencia y, esta hace acto de presencia antes. Con mucha rabia desde las 2000 revoluciones. Pegándonos al asiento violentamente si pisamos el acelerador con decisión. Exteriormente el Focus ST se diferencia bastante de sus hermanos de gama. No solo por la pintura, que en el caso de la unidad de prensa era muy evidente. Los paragolpes específicos, taloneras, llantas y la descomunal salida de escapé nos hace saber que estamos ante un Ford Focus ST. Interiormente, los asientos firmados por Recaro son de lo mejorcito del sector. Cómodos y con una sujeción del cuerpo inmejorable. Como buen ST contamos con reloj de presión del turbo, temperatura del aceite y presión del aceite. Ideales para un vehículo de esta filosofía.

Visibilidad
La visibilidad desde el asiento del conductor es claramente buena, por delante tenemos unos montantes “A” no excesivamente dimensionados, lo que nos da una visión muy buena, apoyada por unos espejos muy bien resueltos. Tenemos una visibilidad trasera también bastante aceptable, lo que nos da mucha confianza al controlar todo lo que pasa alrededor del vehículo de un solo vistazo. En el apartado luces, la versión ST monta de serie faros de Xenón, no tendremos problemas de falta de iluminación los faros cumplen con su cometido con sobresaliente.

Impresiones de Conducción
Conducir el nuevo Ford Focus ST Ecoboost 2.0 de 250 CV es mucho más agradable y cómodo de lo que suponíamos dada la buena potencia del propulsor. Su motor responde desde bajas vueltas entregando potencia en poco tiempo. Nos permite realizar adelantamientos/incorporaciones en reducido espacio. El nuevo Focus goza de un buen paso por curva, la suspensión sin llegar a ser muy dura y seca funciona de maravilla evitando balanceos innecesarios en zonas reviradas. Es un vehículo que dada su alta comodidad en marcha nos permite realizar muchos kilómetros con él sin acusar cansancio. En zonas reviradas es donde se nota una gran diferencia entre la suspensión del acabado ST y Sport. En el acabado ST esta es más enérgica sin ser incomoda o seca. Se deja notar su buen hacer en curvas enlazadas y curvas rápidas y lentas.

Frenada
El equipo de frenos del Focus ST Ecoboost de 250cv es más que suficiente para una conducción normal, e incluso para algo más. Está dotado de discos delanteros ventilados (320mm) y traseros macizos (271mm), que a lo largo de la prueba dieron una sensación de control total sobre el coche, lo que nos produce esa tan apreciada sensación de seguridad. Está dotado de ABS de última generación control de tracción y de estabilidad.

Tracción
La tracción del Focus ST Ecoboost es efectiva, sin ningún tipo de sobresalto dada la alta cantidad de potencia de que disponemos, las arrancadas son limpias incluso sobre terreno deslizante, a todo esto le sumamos la capacidad de solucionarnos el problema del control de tracción, con lo que una cosa más de la que no preocuparnos y conducir con seguridad y relajados. Monta neumáticos con medida 235/40/18″. Mayor anchura que su antecesor. Que beneficia en zonas reviradas y penaliza en consumos.

Estabilidad
La estabilidad que ofrece el nuevo Ford Focus ST Ecoboost es alta, nos permite disfrutar del bastidor al máximo. El conjunto de suspensiones es el encargado de minimizar los balanceos de la carrocería. Su dureza es notable pero en absoluto es una suspensión seca. El Focus ST filtra de maravilla las irregularidades del terreno. Nuestra unidad equipaba control de estabilidad ESP, que hace aparición cuando las cosas se ponen difíciles. Al actuar el ESP se nota un brusco movimiento y rápidamente nos cambia la dirección a la que deberíamos ir, evitando males mayores. Pero ojo, no debemos confiar en que el ESP nos salve de todo. Las leyes de la física están ahí y son inalterables. El ESP no lo puede todo.

Reposacabezas
El nuevo Ford Focus ST homologa cinco plazas disponibles. Todas ellas disponen de reposacabezas. Los delanteros regulables en altura e inclinación. Los traseros por su parte solo regulables en altura.

Cinturones
El Ford Focus cuenta con cinco cinturones de 3 puntos de anclaje, los delanteros vienen dotados con pretensores pirotécnicos y avisador acústico de cinturón no abrochado al emprender la marcha.

Bebes y Niños
El nuevo Ford Focus es un vehículo ideal para un uso familiar, su tamaño interior y acceso a las plazas traseras lo convierten en un buen candidato. Cuenta con anclajes ISOFIX en los asientos traseros. Su maletero es capaz y goza de una buena boca de carga, con suelo plano.

Airbags
En cuestión de airbags, el nuevo Focus viene muy bien equipado, trae 8 airbags de serie. De conductor, acompañante, laterales, de cortina, etc.

Euroncap
En las pruebas EuroNCAP el Ford Focus obtiene: 5 estrellas para la protección de ocupantes, y 5 estrellas para la protección infantil un total de 36 puntos sobre 39.

Recuperaciones
Anteriormente hemos comentado que los 250cv que proporciona el 2.0 Ecoboost son más que suficientes para mover los más de 1.300kg que pesa el Focus. Es capaz de realizar el 0 a 100 km/h en 6,5 segundos. Una cifra muy buena. Esta versión del Ford Focus puede ser un vehículo rápido y con carácter deportivo. Su motor permite hacer muchos kilómetros con un consumo bajo. Algo impensable en el anterior ST. Podemos sin duda realizar adelantamientos de manera rápida y eficaz.

Caja de Cambios
El cambio es de 6 velocidades, las 3 primeras son más cortas y bien escalonadas, la sexta es muy utilizable en autopista por el alto par del propulsor, que hace que podamos ir a bajas vueltas y aun así tener potencia si se necesita. El tacto de la palanca es muy bueno, muy directa, nada de ruidos extraños ni holguras. La caja es muy rápida en uso deportivo.

Circulando por Carretera
En este medio su comportamiento es muy bueno, el chasis se comporta bien como ya hemos comentado y las suspensiones cómodas pero enérgicas nos dan una sensación de aplomo ideal para notar la carretera, lo frenos cumplen perfectamente y no se quedan cortos en ningún momento. La excelente calidad de materiales permite que en el interior el motor sea prácticamente inaudible, al igual que las vibraciones no se notan. El consumo homologado para esta vía es de 5,6 litros a los 100 km realizados. Nuestro consumo (7,7 litros) sin ser malo no estuvo cerca del homologado. Que difícilmente podremos llegar a ver.

Circulando por Autopista
El Focus ST se comporta muy bien en autopista, su tarado de suspensiones es suficientemente confortable para hacer un largo viaje y que no sea cansado, eso unido a su bajo nivel de ruido dado el desarrollo de la sexta marcha y su poco consumo le hacen un buen vehículo de viaje a velocidades legales. El puesto de conducción y asientos favorecen a un alto confort de marcha que nos permite viajar sin cansancio. El consumo homologado para esta vía es de 7,2 litros a los 100 km realizados. Nuestro consumo (8,1 litros) no estuvo cerca del homologado.

Circulando por Ciudad
En ciudad el Focus ST se encuentra muy cómodo, su tamaño de poco más de cuatro metros lo hacen muy apto para una conducción por cuidad con atascos incluidos, la rapidez de respuesta del motor, y una frenada suficiente, le hacen ser un automóvil muy fácil de conducir en tráfico urbano. El consumo homologado en ciudad es de 9,9 litros a los 100 km recorridos. El consumo obtenido a lo largo de la prueba en ciudad llego a una media de 11 litros a los 100 km. La unidad probada contaba con menos de 1500 kilómetros en su haber.

Calidad de Acabados
Está claro que los años no pasan en balde para los coches, el cambio generacional está ahí. El nuevo Focus da una buena “patada” en calidad y acabados al anterior Ford Focus.

Calidad de Materiales
Los materiales utilizados en el nuevo Ford Focus dejan ver su alta calidad, desde el plástico mas escondido a la piel usada en los asientos.

Conclusiones
En resumen, si comparamos el actual Focus ST con su antecesor, se ve y se nota como ha perdido algo de deportividad. El nuevo 2.0 T EcoBoost es un excelente motor, con mucha rabia y un bajo consumo. Pero acostumbrados al 5 cilindros anterior, difícilmente volverá a ser igual en este aspecto. El sonido del motor de origen Volvo era capaz de hacernos sonreír en cada acelerón. Que gastaba más, normal. Pero, quien se compra un ST sabe de su mayor consumo. Lamentablemente ahora está de “moda” los motores pequeños potentes. Que si bien es un todo un acierto para un bajo gasto de carburante y menor emisiones nocivas. Esperemos que la versión RS nos sorprenda con un buen motor. Los rumores indican que se tratara de un 2.3 de 4 cilindros con tecnología EcoBoost. Esperemos este a la altura de lo que se espera de él.

A favor: Propulsor, consumo, habitabilidad.
A mejorar: Tracción neumáticos, suspensión algo blanda en apoyo.

Probadores: Daniel Galdeano Martínez / Eugenio Galdeano Vázquez.
Redactor y probador: Daniel Galdeano Martínez


          

Comenta o Pregúntanos