Por

Prueba Peugeot 508 RXH Hybrid4

Peugeot 508 RXH Hybrid4

Hace ya más de un año probamos el primer híbrido diésel del mercado. Hablamos del Peugeot 3008 HYbrid4. Esta semana probamos el Peugeot 508 RXH, que, utiliza el mismo sistema híbrido que el 3008. Un motor diésel 2.0 HDI de 163cv y dos motores eléctricos. Uno como propulsor y otro para recargar las baterías. En conjunto suman 200cv de potencia. Permitiendo que el 508 RXH disponga de unas buenas prestaciones con unos bajísimos consumos. Si comparamos este híbrido diésel con otros con motor térmico de gasolina. Sale ganador el diésel. No solo por su menor consumo, si no, también, por un mayor agrado de uso. El mayor PAR disponible desde bajas vueltas es determinante en estos vehículos con un mayor peso por el sistema híbrido. Y es que este Peugeot pesa en vacío 1845kg. Y es capaz de realizar el 0 a 100 km/h en tan sólo 8,8 segundos. No está nada mal. Con una velocidad máxima de 213 km/h. Tuvimos la oportunidad de hacer buen uso de los diferentes modos que dispone este RXH. El más usado es el “Auto”, valido para todo y todos los días. El modo “Sport” consigue una respuesta más rápida y contundente al acelerador. También el cambio automático cambia con mayor brevedad de relación. Intentando en todo lo posible sacarle el máximo jugo a los 200cv disponibles. En este modo la autonomía de las baterías se resiente muy rápidamente. El modo “ZEV” nos permite movernos en modo eléctrico, con una autonomía por encima de dos kilómetros. Y por último el “4WD”. Del cual hicimos buen uso con nieve y hielo. Comprobamos como el eje trasero del RXH es capaz de disponer de tracción. Lástima que los neumáticos de nuestra unidad fueran de verano.

Visibilidad
En materia de visibilidad el 508 RXH HYbrid4 no presenta problemas a tener en cuenta. La visibilidad fronto/lateral es correcta, no hay molestias por los pilares A. La visibilidad lateral/trasera ídem que la delantera, no presenta problemas que nos hagan perder visión a la hora de conducir. Nuestra unidad venia equipada con faros bi xenon, con una iluminación más que correcta por la noche. Los faros incluyen diodos luminosos para los intermitentes. Y luces diurnas mediante leds en el paragolpes.

Impresiones de Conducción
Según ficha técnica el Peugeot 508 RXH HYbrid4 es capaz de realizar el 0 a 100 km/h en tan solo 8,8 segundos. Y dispone de una velocidad máxima de 213 Km/h. En la practica el RXH HYbrid4 se muestra contundente en aceleraciones y recuperaciones gracias al 2.0 HDI de 163cv. Si hacemos uso del selector alojado al lado de la palanca de cambios y que nos permite cambia a diferentes modos de uso podemos sacarle más jugo al motor térmico y al eléctrico. Este selector dispone de cuatro modos de uso, por defecto al poner en marcha el vehículo esta seleccionado el “Auto”. Que naturalmente, como su nombre nos da a entender, es capaz de manera automática de ajustar la programación a la más deseada. Podemos optar por otros modos como “Sport”, “ZEV” y “4WD”. En Sport los 200cv salen a relucir en aceleraciones, recuperaciones. De verdad, se nota un empuje contundente. En ese momento el motor térmico y eléctrico se asocian a la máxima potencia. En ZEV sólo funciona el motor eléctrico durante unos pocos kilómetros, consumo cero y cero emisiones. Y por último, el modo 4WD, que como su nombre indica nos permite disponer de fuerza en ambos ejes. Convirtiendo al Peugeot RXH HYbrid4 en un vehículo con tracción total completamente útil y usable en zonas de tierra y baja adherencia como hielo/nieve. A la hora de realizar nuestra ruta en carreteras nacionales y secundarias con muchas curvas, el RHX HYbrid4 a pesar de su mayor peso, 1845kg en vacío. No presenta problemas de balanceos, si bien es cierto que el mayor peso se deja notar en curvas lentas, pero su buena distribución de peso entre los ejes lo convierte en un coche muy neutro y manejable. Dispone de ESP y control de tracción de última generación.

Frenada
El equipo de frenos montado en el Peugeot 508 RXH HYbrid4 se mostró capaz a lo largo de toda la prueba, se compone de discos en ambos ejes. En el delantero discos ventilados de 340mm. Detrás discos macizos de 290mm. Las pinzas son mono pistón. A la hora de tener que detener el vehículo por una frenada de emergencia, el ABS de última generación instalado en el 508 hace aparición evitando el bloqueo de las ruedas, el ABS es poco intrusivo y solo hace acto de presencia cuando es necesario. Disponemos de ayuda a la frenada de emergencia. También dispone de regeneración de energía en la frenada, cargando así las baterías.

Tracción
Aunque con una mayor altura y elementos de SUV el 508 no dispone de tracción a las 4 ruedas. Eso era antes, en esta versión HYbrid4 si podemos disponer de tracción 4WD que, además de muy efectiva es muy útil. Dispone y dependiendo también de un sistema electrónico que controla la tracción del vehículo para pavimentos deslizantes, nieve, barro. Ofreciendo una mejor motricidad en este tipo de situaciones. Por lo tanto todos los 508 hasta la fecha son tracción delantera, exceptuando el aquí probado, él HYbrid4. Nuestra unidad calzaba unas ruedas a nuestro juicio poco correctas para el peso y la potencia del vehículo. Hablamos de unos neumáticos de 245/45/18″. Evidentemente esta anchura nos ayuda en una conducción rápida donde mayor sección de neumático es una ayuda considerable. En un uso diario es indiferente llevar 245 o 225, eso sí en prestaciones y consumo sí que se notaría una diferencia notable.

Estabilidad
La unidad probada contaba con el acabado más alto que se comercializa actualmente, se trata del HYbrid4. Este acabado solo cambia algunos detalles, neumáticos de mayor tamaño al igual que la llanta, pero no cambia la suspensión por una más enérgica y efectiva en zonas reviradas, sólo la refuerza. Y no es que la de serie sea mala, en absoluto, sólo notaremos balanceos de la carrocería en este tipo de vías, y eso que el Peugeot RXH HYbrid4 pisa con firmeza y no presenta ningún sobreviraje o subviraje en una conducción decidida. A más velocidad ya no podemos opinar, ya que no hemos ido a “cuchillo” con este vehículo, su conducción es tranquila y fue fabricado para otro tipo de usos. Para un uso rápido hay otros modelos de Peugeot que seguro se ajustan más a nuestras demandas.

Reposacabezas
El Peugeot 508 RXH HYbrid4 homologa 5 plazas útiles, todas ellas con reposacabezas, los delanteros regulables en altura e inclinación. Los traseros son regulables sólo en altura.

Cinturones
Como en el caso de los cinturones, el Peugeot RXH HYbrid4 dispone de 5 plazas útiles. Todas las plazas disponen de cinturón de tres puntos de anclaje, sólo los delanteros, conductor y acompañante disponen de pretensores pirotécnicos. Avisador acústico de cinturón no abrochado al emprender la marcha.

Bebes y Niños
Es sin duda un vehículo muy apropiado para un uso familiar, su espacio interior y una excelente capacidad de maletero le convierte en idóneo para este cometido. El maletero cuenta con 400l de capacidad. El acceso a las plazas trasera es mas que correcto. No tendremos problemas al introducir la sillita del bebe.

Airbags
El Peugeot 508 RXH HYbrid4 viene bien surtido de Airbag por todo el habitáculo con un total de 9, que son de conductor y pasajero, laterales, de cortina, etc..

Euroncap
En el test de seguridad euroNCAP del Peugeot 508 RXH HYbrid4 obtiene cinco estrellas para pasajeros, cinco para bebés y cuatro para peatones, es evidente el buen trabajo realizado.

Recuperaciones
El 2.0 HDI de 163cv es sin lugar a dudas una parte fundamental en este vehículo. Que en conjunto con el motor eléctrico nos permiten unas prestaciones fuera de toda duda. Y desconocidas en vehículos híbridos hasta hoy. El RXH HYbrid4 es capaz de hacer el 0 a 100 Km. /h en tan solo 8,8 segundos. Y su velocidad máxima es de 213 Km. /h. Más que suficiente para cualquier mortal. En modo Sport las recuperaciones son más rápidas que en modo automático. Los cambios de marchas se suceden a mayor velocidad aprovechando la potencia de ambos motores.

Caja de Cambios
En la versión HYbrid4 del Peugeot 508 el cambio es automático, más concretamente se trata de una caja de cambio CMP. Una caja manual pilotada de 6 marchas. Esta caja CMP no es novedad, ya lleva montándose en varios modelos del grupo PSA. En otros vehículos no ha dado buenos resultados por lo lenta que es entre marcha y marcha, dejando al motor un poco muerto. En el RXH HYbrid4 este “fallo” está más pulido y molesta mucho menos. Los cambios se realizan a la misma velocidad que en otros modelos de PSA, pero en el RXH disponemos de la ayuda del motor eléctrico entre marcha y marcha. En ese lapsus de tiempo el motor eléctrico inyecta fuerza y permite que la ausencia del motor diésel en ese instante sea más llevadera. En modo Sport sucede igual, solo que las marchas cambian a mayor velocidad.

Circulando por Carretera
En carretera nacionales el 508 RXH HYbrid4 se desenvuelve con normalidad, la suspensión absorbe todas las imperfecciones del asfalto sin titubear, el paso por curva es más que correcto, no se le puede pedir más aun vehículo con connotaciones familiares. Los motores son una delicia en este tipo de vías donde podemos exprimirlos sin miedo en adelantamientos, notando como gana velocidad con rapidez, realizando así adelantamientos en poco tiempo y de forma segura. Otro plus a favor de este buen sistema híbrido son sus parcos consumos, el consumo homologado para este tipo de vía es de tan solo 4 litros. Nuestro consumo se situó un litro y medio por encima del homologado por la marca.

Circulando por Autopista
Justo la semana de la prueba nos tocó unos días con bastante viento donde pudimos comprobar cómo al 508 RXH HYbrid4 no le afecta en absoluto. Viendo su mayor altura es fácil pensar que tendrá problemas con rachas fuertes de viento, pero no más de los problemas que puede tener cualquier berlina hoy día. En autopista al igual que en carretera es un vehículo muy silencioso en marcha, sobre todo en modo eléctrico. En autopista los consumos son también uno de los puntos a favor del Peugeot RXH HYbrid4, el homologado es de 4,1 litros a los 100 Km. /h. Si nos lo proponemos podemos llegar al consumo homologado por la marca, eso sí a una velocidad reducida y mimando el pedal del acelerador en todo momento. Como curiosidad, en el Peugeot RXH HYbrid4 apenas hace falta hacer uso de los frenos. Os preguntareis por qué. Pues el sistema que tiene de regeneración de electricidad para las baterías deja que el vehículo ande en retención frena mucho, como si estuviéramos frenando. Retiene mucho y de manera muy rápida cargando las baterías. En cuanto estas están cargadas la retención pasa a ser la de un vehículo normal con motor diésel.

Circulando por Ciudad
En la gran urbe es sin duda donde mejor encaja este tipo de vehículo, es de fácil conducción. El sistema híbrido ayuda con una buena cifra de PAR a bajas vueltas, siendo posible para el cambio CMP cambiar de marcha antes de tiempo sin que el motor se venga abajo. La suspensión es idónea para la ciudad, para nada seca y capaz de tragarse los badenes sin salir mal parados. El consumo por ciudad lógicamente sube, el homologado por la marca es de 4,2 litros a los 100km, muy bajo, si realizamos mucha ciudad subirá un par de litros más como poco. Para un uso en ciudad continuado sin duda este vehículo es ideal.

Calidad de Acabados
Los acabados son correctos, los plásticos a primera vista encajan perfectamente entre sí, sin crujidos o ruidos anómalos.

Calidad de Materiales
Los materiales empleados en el Peugeot 508 RXH HYbrid4 son de buena calidad.

Conclusiones
En resumen, el Peugeot 508 RXH es un excelente vehículo si hacemos una gran cantidad de kilómetros anuales. Con su alta autonomía por depósito y bajos consumos es ideal para este cometido. Naturalmente es válido para cualquier otro uso. Para un uso familiar también es excelente, dispone de un buen espacio interior y de un gran maletero con la boca de carga baja y suelo plano. Sin duda, este Peugeot RXH si lo pruebas no te dejara indiferente.

A favor: motores, acceso maletero, espacio interior
A mejorar: suspensión demasiado confortable, cambio CMP lento.

Redactor y probador: Daniel Galdeano Martínez
Fotos: Daniel Galdeano Martínez
Vídeo:


      

Comenta o Pregúntanos