Por

Prueba Porsche 911 Carrera 4S PDK

Porsche 911 Carrera 4S PDK

Esta semana celebramos el aniversario de los 50 años del Porsche 911 probando el nuevo 911 (991) en su versión Carrera 4S. Un deportivo con motor bóxer trasero de 3,8 litros que produce una potencia de 400cv. El nuevo Porsche 911 es, sin duda, el mejor de todos los 911 hechos hasta ahora. Es fiel a las líneas tradicionales y a los motores bóxer por detrás del eje trasero. Algo que Porsche no ha cambiado ni tiene pensamiento. Y aun siendo ya un sistema más que superado tecnológicamente, no concebimos un Porsche 911 sin otro sistema. Cuenta con un excelente reparto de pesos aun teniendo el bloque detrás. Exteriormente los cambios entre el 911 (997) y el 911 (991) son apreciables miremos dónde miremos. Una línea externa más refinada que no pierde la deportividad que caracteriza a estos vehículos. Interiormente Porsche sigue haciendo uso de materiales de primerísimas calidades, desde los plásticos más escondidos a las pieles utilizadas ya sea en el volante, palanca de cambios, freno de mano o salpicadero/puertas. Todo muy agradable al tacto y vista. El salpicadero sigue siendo muy sobrio y a la vez funcional, con toda la botonería útil reunida cerca de la palanca de cambios. Dónde podemos encontrar los botones Sport, Sport Plus, desactivar el Stop & Start, subir intencionadamente el alerón trasero, que sube de forma automática a partir de los 120 km/h. También podemos desactivar el control de tracción y ESP. Modificar la dureza de la suspensión activando el chasis Sport. Muy recomendable para tramos revirados con buen asfalto. Y por último, hacer uso de escapé deportivo. Nuestra unidad lo llevaba al ser un 4S. Una de las opciones más interesantes si queremos notar y sobre todo oír bien el 3.8 Bóxer. Y bueno, no solo nosotros lo oiremos, también los transeúntes. Se giraran segundos antes de que pasemos por ellos para ver qué es eso que suena tan fuerte y bien. El mayor sonido permite disfrutar aún más si cabe de la conducción deportiva de este nuevo 911. Nos hace entrar dentro de una atmósfera que se produce con sólo pisar el pedal del acelerador a fondo. Atmósfera que por cierto no querremos abandonar nunca. Pero inevitablemente en unos cientos de kilómetros nos veremos obligados a parar en la gasolinera más cercana. Los 400cv necesitan comer más a menudo si solicitamos todo su potencial más asiduamente.

Visibilidad
El último Porsche que ha pasado por nuestras manos fue el actual Boxster en su versión de acceso a la gama. Dotado de un 2.7 Bóxer de 265cv. Un vehículo muy interesante por potencia y sobre todo por consumos. Más bajos de lo esperado. Este Boxster como es natural, estando descapotado no presentaba ningún tipo de problema de visibilidad para el conductor. Una vez capotado la cosa cambiaba. Ahora bien, el 911 como buen coupé no da una alta prioridad a la visibilidad trasera o lateral trasera. Y se puede comprobar al ver un 911 por la calle. Se puede pensar que debe ser muy incómodo para aparcar marcha atrás o realizar cualquier tipo de maniobra. Pues bien, ni sí ni no, ¿porque?, muy sencillo, es cierto que tiene una visibilidad justa hacia atrás o los laterales traseros. Pero os podemos asegurar que se puede aparcar de maravilla con este 911. Lo que si se nota es la brutal anchura del eje trasero. Nos parecerá que tiene el “culo gordo”. Hacia delante no presenta problemas de visibilidad de ningún tipo. El Porsche 911 en cualquiera de sus versiones viene dotado de faros bi-xenon. Dichos faros son auto adaptivos y funcionan muy bien, dando buena cantidad de luz. Dispone también de luces diurnas en el propio para golpes delantero.

Impresiones de Conducción
Un pequeño extracto de la prueba realizada a su hermano pequeño el Porsche Cayman S: “Llave en el contacto, giramos a la primera posición se oye la bomba de gasolina precargándose, pisamos el freno (es PDK) y arrancamos el puro músculo de 3.4 litros de cilindrada y 320cv. Es una mañana fría el motor suena mucho al ralentí, esta frió. Esperamos un par de minutos a que el ralentí se estabilice. El sonido del motor disminuye poco a poco. Ya no nos escucha todo el vecindario. Y es que el escapé del Cayman S es un poco escandaloso. Y eso que no es el deportivo. Emprendemos la marcha con suavidad, el frió parece que le afecta al Cayman, todo va más duro. Desde la caja de cambios que tarda más en cambiar a la propia suspensión que se nota más enérgica. Después de unos 30 km el vehículo está listo y preparado para ver que es capaz de hacer. Nos dirigimos a nuestra carretera conocida, donde nos conocemos cada piedrecilla del asfalto. Donde podemos disfrutar del Porsche Cayman S con total seguridad. Iniciamos la ruta con todos los controles activados, el asfalto esta frío y no vamos a jugarnos el tipo. Seleccionamos el cambio en modo secuencial y el botón Sport normal activado. El Sport+ desactiva el control de tracción. Empezamos a pisar con decisión el acelerador, el motor sube de vueltas sin miedo, el sonido de su motor bóxer nos transporta a otra galaxia. La estabilidad es muy alta nos permite pasar por curvas a velocidades altas sin menearse nada. Los frenos son inagotables, soportan frenadas fuertes y consecutivas. Después de una mañana de diversión paramos por que el Cayman S en este estilo de conducción gasta como es lógico y nos pide que pasemos por la gasolinera más cercana. Mereció la pena.” – Casi de idéntico modo nos pusimos a los mandos del Porsche 911, un buen día con temperaturas amigables lo sacamos de la sede de Porsche Madrid Norte. Giramos la llave y el motor bóxer brama con fuerza, el sonido de escape nos hace sacar una sonrisa en nuestra cara. El personal de seguridad al despedirnos nos dicen “disfrutarlo”, así lo haremos. Iniciamos la marcha, el motor está frio, y le cuesta meter marchas al cambio PDK. Una vez se va calentando, mete marchas con mayor rapidez, intentando en la medida de lo posible ahorrar combustible. Al poco de salir a autovía la temperatura del refrigerante ya tiene su temperatura de servicio. El aceite por su mayor densidad tarda más en llegar a dicho punto. Aun así queremos probar el sonido del escapé deportivo, del que también nos han hablado compañeros de profesión. Botón presionado, se nota una mayor sonoridad, más grave, más fuerte, si pisamos con decisión el acelerador es atronador, las vibraciones producidas por el sonido se filtran en los pedales y volante. Simplemente brutal. En pocos kilómetros llegamos a nuestro destino, aún no sabemos de lo que es capaz el 3.8 bóxer de 400cv. Para ello debemos ir a nuestra carretera de confianza de curvas, muchas curvas. Dónde este 911 se siente como pez en el agua. (Sigue en carretera)

Frenada
Como es natural el equipo de frenos que equipa el Porsche 911 Carrera 4S es digno de comentar aparte. Monta disco ventilados y taladrados en ambos ejes. Delante con pinzas flotantes de 4 bombines. Detrás pinzas flotantes de también 4 pistones. El equipo de frenos está preparado para soportar frenadas muy intensas y repetitivas. Los discos cogen temperatura rápidamente pero es difícil que en carretera abierta pierdan eficacia. En circuito ya es otro tema. El tacto del freno es exquisito, poco recorrido de pedal, buen mordiente en el primer tramo pisado y contundente frenada si así lo necesitamos. Como opción el Porsche 911 Carrera 4S puede montar los frenos PCCB, frenos de compuesto cerámico, que nos aseguran frenadas más intensas e infatigables. Por desgracia nuestra unidad no montaba esta opción. Nos hubiera gustado probar este equipo de frenos. El de serie funciona de maravilla.

Tracción
El Porsche Carrera se puede solicitar en su versión “S” con 400cv y tracción trasera o el 4S con tracción total y también 400. Por debajo está el Carrera normal y el Carrera 4. De igual modo que los S pero con 350cv. Y por encima las nuevas versiones Turbo y Turbo S. Con 530cv y 560cv respectivamente. Nuestra unidad al tratarse del 4S dispone de tracción total conectable, es decir, la mayor parte del tiempo va en modo tracción trasera. Suficiente para una conducción diaria y permite unos consumos más bajos. Pero, en cuanto le “achuchamos” un poco en zonas reviradas se activa la tracción total de forma automática. Si queremos ver su funcionamiento, en el display derecho del cuadro de instrumentos tenemos la información de uso que hace cada rueda de esta tracción total. A parte de otros sistemas de información muy útiles, como las G-Force, temperaturas varias y voltajes, el navegador, radio, bluetooth y un largo etc.

Estabilidad
De por si el Porsche 911 es un vehículo tremendamente estable, con una alto paso por curva. Pero, si aún queremos que lo sea más y sentir más la carretera tan sencillo como ajustar la dureza de la suspensión mediante un botón alojado cerca de la palanca de cambios del PDK. Solo con apretar este botón notaremos al instante un endurecimiento notable del sistema de suspensión. Se notan todas las irregularidades, todas las grietas. Seriamos capaz de notar hasta si hay un folio en la carretera. Y lo mejor de todo, es que la suspensión no se vuelve molesta he incomoda. Ahora bien, para transitar por ciudad mejor desactivar el endurecimiento de la suspensión. Este “chasis sport” es ideal para zonas reviradas, donde el 911 tiende a morrear un poco si entramos a altas velocidades en curvas lentas. Con esta suspensión deportiva activada el 911 se vuelve como una tabla.

Reposacabezas
El Porsche 911 homologa dos + dos plazas útiles, las cuales disponen de asientos deportivos delante y asientos normales detrás. Delante los reposcabezas están integrados en el propio asiento por lo que no cuenta con ningún tipo de regulación. Detrás por la forma externa del vehículo no permite llevar reposacabezas traseros.

Cinturones
Como sucede en el caso de los reposacabezas el Porsche 911 Carrera 4S solo dispone de dos + dos, algo lógico. Estas cuatro plazas disponen de cinturón de tres puntos de anclaje y pretensores pirotécnicos. También dispone de avisador acústico de cinturón no abrochado al emprender la marcha.

Bebes y Niños
Definitivamente el Porsche 911 Carrera 4S no es un vehículo valido para un uso familiar. No se construyó con ese pensamiento. Pero aun así en las plazas traseras dispone de anclajes y espacio suficiente para anclar una sillita de bebe. El problema lo tendremos en el tamaño del maletero, justo para dos personas.

Airbags
En el Porsche 911 disponemos de un máximo de 8 Airbag. De conductor, acompañante, laterales y de cortina.

Euroncap
EuronCAP no dispone de datos acerca del Porsche 911 Carrera 4S.

Recuperaciones
Claramente el 911 Carrera 4S es un vehículo rápido en todo lo que hace, ya sea en aceleración pura o realizando adelantamientos. También lo es recuperando velocidad de forma efectiva. Y es que el cambio automático PDK se encarga de seleccionar de manera rápida la marcha idónea para cada momento, de este modo los 400 cv del motor Porsche salen a relucir en cuestión de segundos. El 0 a 100 Km. / h lo realiza en tan solo 4,3 segundos. Una cifra a tener en cuenta. La velocidad máxima según ficha técnica es de 297 Km. /h. Sin limitación electrónica. Realiza el 0 a 160 km/h en 9,6 segundos. Y recupera de 80 a 120 km/h en 2,5 segundos.

Caja de Cambios
A lo largo de la prueba hemos hablado poco del cambio automático de Porsche. Más concretamente del nuevo cambio automático de Porsche. Cómo hacía falta que Porsche sacara a la venta un cambio automático secuencial como el PDK. A grandes rasgos el PDK es un DSG del grupo VAG, utilizan el mismo sistema para funcionar. Dos embragues en baño de aceite. De ahí su rapidez, exactitud y comodidad. Los cambios se suceden de forma rápida e imperceptible. Con el modo Sport activado la caja de cambios estira más las marchas. Y con el Sport + activo la caja de cambios está programada para llegar hasta el corte de inyección. En modo secuencial podemos apurar una marcha hasta el corte y el sistema no subir marcha hasta que nosotros no queramos. Sin los sistemas Sport y Sport+ activos si llegamos al régimen máximo del motor la caja PDK subirá de marcha automáticamente. El 911 lleva la última versión de este cambio, capaz de cambiar aún más rápidamente en modo automático. Y en modo secuencial es ya increíble la rapidez que tiene en hacer reducciones o subir marcha. De lo mejorcito actualmente en el mercado. Nada que ver con el anterior cambio automático de Porche.

Circulando por Carretera
En carretera es dónde más podemos disfrutar de un vehículo de este tipo si no tenemos acceso a un circuito. Que naturalmente es la mejor opción. Seguridad ante todo. Hablamos de vehículos con potencias altas. Cuando llegamos a nuestra zona conocida y de pruebas, que se trata de una carretera prácticamente abandonada por la construcción de una autovía cerca. Podemos sacarle el juego al Porsche sin riesgos. Dado que no hay apenas tráfico. Puede pasar un coche a la hora. Lógicamente respetando los límites de dicha vía, que por suerte aún conserva en buen estado el asfalto. Ideal para los descomunales neumáticos de la unidad probada. Que delante llevaba 245/35/20″ y detrás 305/30/20″. Con un perfil tan bajo cualquier agujero pronunciado puede romper un neumático o dejarlo tocado. Una vez metidos en harina decidimos sólo apretar el botón Sport, el Sport Plus desactiva los controles electrónicos. No era el momento, aun. Curva tras curva se dejaba el fuerte empuje de los 400cv que empiezan a hacerse patente a partir de las 4000 revoluciones, apretando con decisión entre las 5500 revoluciones y las 7500. Es un vehículo que en conducción decidida es muy fácil de llevar rápido. Permite mucho al conductor, esto es por su tracción total. En la versión de sólo tracción al eje trasero su conducción es más delicada, y también, en ocasiones más divertida. El 4S no se mueve del sitio ni provocandole. Hicimos varias lanzadas haciendo uso del control de lanzamiento (Launch Control), la primera vez como todo en esta vida nos impresiono la buena capacidad de tracción y la manera tan efectiva de aprovechar los 400cv. Si en el 4S va tan bien como ira en un Turbo S… Esperamos poderos os lo contar en un tiempo.

Circulando por Autopista
El 911 Carrera 4S es un vehículo perfectamente válido para viajar con él a 120km/h, el sonido del motor no es para nada molesto. El consumo es francamente bueno. La suspensión no se convierte en una molestia. Naturalmente dependiendo de por qué tipo de carretera/asfalto transitemos. Por nuestra parte realizamos un pequeño viaje por autovía y el Porsche 911 Carrera 4S es un vehículo deportivo muy válido para viajar. No saldremos muertos del Porsche al terminar nuestro viaje. Nuestro consumo se situó en 9 litros a los 100km en todo el viaje. Casi todo el viaje fuimos entre 100 Km. /h y 120 Km. /h.

Circulando por Ciudad
En ciudad todo es diferente, la suspensión se muestra más incómoda por todos los tipos de badenes, resaltos y etc… El consumo aumenta notablemente. Aparcar en ocasiones puede ser misión imposible en calles estrechas y es que el radio de giro del 911 aun siendo generoso es muy pequeño, teniendo que realizar varias maniobras. El motor cuenta con suficiente par a bajas vueltas como para permitirle al cambio automático PDK ir en marchas altas con el consabido ahorro de combustible y la reducción de sonido proveniente del motor / escapé. Como hemos comentado al principio de la prueba, el 911 4S no pasa desapercibido entre los viandantes. Su sonido típico Porsche y su imagen agresiva hace que la gente se gire al pasar. El consumo por ciudad se situó en cerca de los 14 litros a los 100km recorridos. El homologado es de 12,7 litros a los 100km. Decir que nos topamos con varios tipos de retención. Más semáforos, Stops y cedas.

Calidad de Acabados
Porsche puede presumir de disponer de unos más que correctos acabados. Los interiores son sobrios, serios. Pero quien busca en un Porsche un acabado más juvenil con cosas sin sentido. Mejor que siga la línea de toda la vida y que a todos nos gusta.

Calidad de Materiales
Los materiales empelados son de alta calidad, desde la piel de los asientos a los plásticos empleados en las puertas, que son blandos al tacto.

Conclusiones
En resumen, siempre que sale un nuevo Porsche 911 pensamos que es ya difícil de superar. Pero, con este nuevo han sido capaces de rizar el rizo. Más potencia, menor consumo, más tecnología y un largo etc. En el caso de este Porsche 911 se cumple todo con creces. El Porsche 911 Carrera 4S digamos que está en un nivel medio, por debajo esta las versiones Carrera y Carrera 4. Por encima las versiones más deportivas como los Turbo y el GT3. El 4S junto con el S podría ser el más equilibrado de la gama. Cuenta con unos buenos 400cv y unos consumos ajustados. Si queremos más, no lo dudes, el Turbo es tu opción.

A favor: Prestaciones, motor, sonido.
A mejorar: Acceso plazas traseras, sonido rodadura neumáticos.

Redactor y probador: Daniel Galdeano Martínez
Fotos: Daniel Galdeano Martínez / Pablo L. Nez

Veh걭culo cedido por Porsche Ibérica.


       

Comenta o Pregúntanos