Por

Prueba Volkswagen Passat 2.0 TDI R-Line

Volkswagen Passat 2.0 TDI R-Line

La anterior semana probamos el Volkswagen Tiguan con acabado R-Line. Dicho acabado se ha ido extendiendo por los modelos de la marca alemana. En esta semana es el turno del Volkswagen Passat con motor 2.0 TDI de 177cv. Que vienen a sustituir al anterior 2.0 TDI de 170cv. El actual se muestra más contundente en la entrega de potencia, sube mejor de vueltas, dispone de más PAR disponible, menor consumo y más silencioso. Todo son ventajas en este nuevo 2.0 TDI. Ya pudimos probarlo la anterior semana en el Tiguan. Y, anteriormente en el Audi A6. En ambos casos nos sorprendió muy gratamente la buena entrega de potencia y lo silencioso que es tratándose de un motor diésel. Exteriormente el Passat con el acabado R-Line no pierde la línea de berlina distinguida. Es más, ahora con tintes deportivos gracias al pack R-Line es aún más bonita. Interiormente el pack R-Line también modifica los asientos, volante, cuero perforado, etc… En los reposacabezas delanteros podemos ver la “R”, que sutilmente nos indica que estamos en un vehículo con dicho kit estético. Que dicho sea de paso no solo es estético. También modifica la dureza de la suspensión. Muelles rebajados y más enérgicos. Que para un vehículo de estas prestaciones siempre viene bien. Y en el caso del Passat la suspensión no era excesivamente dura. EL acabado R-Line se puede solicitar también con el 2.0 TDI de 140cv y con mecánicas de gasolina.

Visibilidad
En referencia a la visibilidad los cambios con o sin kit R-Line son nulos. Ya que se trata del mismo vehículo. Por ello las medidas son las mismas. Y los problemas si los hubiera seguirían siendo los mismos. El actual Passat no presenta problemas de visibilidad que puedan afectar directamente al conductor. Nos referimos a casos como ángulos muertos u objetos que entorpezcan directamente la visión del conductor. Nuestra unidad venia equipada con faros bi-xenon autoadaptivos. Su funcionamiento fue correcto y la cantidad de luz proporcionada más que correcta.

Impresiones de Conducción
Nuestra unidad montaba el motor diésel más potente de la gama. Se trata del 2.0 TDI de 177cv con tecnología Bluemotion. Este motor es ya conocido por todos. Sus 177cv son más que suficientes para mover con buena soltura al Volkswagen Passat. Que ahora cuenta con la tecnología Bluemotion, aunque no es nada nuevo. El anterior Passat ya disponía de una versión Bluemotion con este mismo motor, capaz de reducir notablemente los consumos sin perjudicar en demasía a las prestaciones. En el actual Passat sucede igual, las marchas son más largas, el motor tiene ajustes para gastar menos como un ralentí más bajo o el novedoso Start & Stop, que nos hará ahorrar unos buenos y valiosos litros en ciudad. El funcionamiento del Start & Stop es francamente bueno, una vez detenido el motor por este sistema se arranca automáticamente al pisar el embrague para engranar una marcha. El arranque es rápido y con pequeñas vibraciones. En caso de vehículo dotado de cambio automático DSG con solo soltar el freno arrancara de nuevo el motor. El motor 2.0 TDI cuenta con potencia de sobra y goza de unos bajos consumos. Sus 177cv nos pueden dar más de una alegría en zonas reviradas, que en conjunto con el kit R-Line podremos aprovechar de mejor manera.

Frenada
El Volkswagen Passat con acabado R-Line y tecnología Bluemotion delante monta discos ventilados de 312mm y detrás discos macizos de 286mm. La potencia de frenado es correcta, le falta un poco de mordiente en el primer recorrido del pedal. Y debemos hacer un poco de fuerza extra en la última parte del mismo. El sistema de frenado va asociado al ABS que en este caso es de última generación, también cuenta con ayuda a la frenada de emergencia. El sistema de frenado dispone de recuperación de energía. Muy útil a la hora de quitarle trabajo al motor para recargar la batería.

Tracción
La unidad probada traía unas ruedas de 235/45/18″ de compuesto normal. Ideales para el peso del Passat (1559Kg aprox.) y la potencia de su motor diésel. En la prueba realizada al Passat en carreteras viradas con asfalto bueno y malo no presento perdidas de tracción, ni en salidas fuertes, cambios de rasante, apoyos en curva o curvas enlazadas. El ESP es de serie en esta versión y sinceramente en pocas ocasiones lo veremos trabajar. El excelente bastidor del Passat es capaz de proporcionar una alta seguridad en todo tipo de vías.

Estabilidad
La suspensión además de confortable sujeta al Passat a la carretera como un imán. El ESP (de serie) a lo largo de toda la prueba no tuvo que hacer acto de presencia, tampoco pusimos en graves apuros al chasis del Passat. Solo realizamos una prueba de conducción normal y de conducción decidía respetando en todo momento los límites de la vía. Podríamos decir que las diferencias en este aspecto con el anterior Passat R-Line aquí probado son notables. El actual Passat pisa con fuerza y no presenta problemas de estabilidad. Se trata de un vehículo con una alta estabilidad en carreteras de curvas. A destacar que la suspensión del Kit R-Line es capaz de sujetar muy bien los movimientos del Passat. Ideal para zonas reviradas.

Reposacabezas
El Passat R-Line dispone de cinco reposacabezas, los delanteros son regulables tanto en altura como en inclinación. Los traseros son también regulables en altura pero no en inclinación. Ninguno de los reposacabezas dispone de sistema activo en caso de accidente.

Cinturones
El Volkswagen Passat R-Line equipa cinco cinturones del tipo estándar que se componen de tres puntos de anclaje, los delanteros traen pretensores pirotécnicos y avisador acústico de cinturón no abrochado al emprender la marcha.

Bebes y Niños
En este apartado el Passat cuenta con ayuda de serie, con esto nos referimos a que es un vehículo ideal para este cometido. Además de que si la versión berlina se nos queda pequeña podemos optar por el Passat Variant que dispone aún de mayor capacidad sin renunciar a la alta comodidad que otorga el Passat. La versión aquí probada es la berlina. Que cuenta con un maletero francamente amplio con una boca de carga grande pero alta para introducir objetos pesados. La versión Variant cuenta con 603 litros de capacidad. Abatiendo los asientos podemos disponer de hasta 1731 litros de capacidad, que no está nada mal. Ambas versiones cuentan con anclajes ISOFIX en las plazas traseras.

Airbags
El equipamiento de seguridad pasiva del Passat es correcto, trae 8 Airbags de serie en cualquier acabado de la gama.

Euroncap
En las pruebas EuroNCAP el Volkswagen Passat obtiene: 5 estrellas para la protección de ocupantes y 4 estrellas para la protección infantil un total de 35 puntos sobre 39.

Recuperaciones
El Passat R-Line tiene un peso moderado dado su tamaño, que asociado al motor diésel TDI de 177CV y una caja de seis relaciones DSG da unas recuperaciones muy correctas. Acelera de 0 a 100km/h en 8,4 segundos. Son buenas cifras que en la práctica pudimos comprobar lo bien que va el Passat con el 2.0 TDI de 177cv. La tecnología Bluemotion no le resta prestaciones.

Caja de Cambios
Qué decir del DSG que no se haya dicho ya, cambio de seis marchas, con dos programas de conducción, el D más tranquilo y conservador, cambia a pocas vueltas y economiza combustible, y el S, versión deportiva y más radical de este cambio, mantiene el motor en la zona optima de potencia, las aceleraciones son fulgurantes. Y, por último, tenemos el modo secuencial que podemos utilizar accionando las levas del volante o la propia palanca del selector de marchas. El único pero que se le puede poner a este rapidísimo cambio son las bajadas de marchas que son un tanto lentas y dan una sensación de vacío unos instantes que se hacen eternos, por lo demás es excelente. Con cada actualización mejora.

Circulando por Carretera
El comportamiento demostrado por el Volkswagen Passat R-Line en carretera es muy bueno, su larga batalla, un buen esquema de suspensiones nos da un buen paso por curva con gran comodidad. Los consumos obtenidos por carretera fueron relativamente bajos, no paso en ningún momento de 6,0 litros/100Km. Respetamos en todo momento los límites de la vía. El consumo homologado por la marca (4,6l/100Km) para carretera está un poco lejos del que nosotros obtuvimos.

Circulando por Autopista
En un vehículo como este, lo que principalmente busca su comprador es la calidad y el confort de marcha. En este caso el Passat cumple con creces con esa expectativa. Su alto nivel de insonorización en el interior del habitáculo hace inaudible el “traqueteo” del propulsor diésel, ni siquiera se notan las vibraciones en los pedales. El Passat una vez ya lanzado en autopista y con la sexta engranada consigue un consumo muy bajo dándonos una alta autonomía en viajes largos. Superior en todo caso a los mil kilómetros, que siendo cautelosos con el acelerador podemos ver autonomías de hasta 1200km. El consumo medio en este tipo de vía es de 5,2 litros a los 100km. Nuestro consumo medio no fue tan bajo pero anduvo muy cerca. 5,9 litros a los 100 km.

Circulando por Ciudad
En las urbes más concurridas su tamaño cercano a los cinco metros puede resultarnos un poco engorroso, ya que no es lo mismo encontrar sitio para un pequeño compacto o para el Passat, pero, son males menores. El Passat por ciudad se desenvuelve a las mil maravillas, los consumos son bajos, nosotros obtuvimos a lo largo de la prueba un consumo medio de 7,9l/100Km y el homologado por la marca es de 6,2l/100km, por lo tanto no nos quedamos muy lejos. El sistema de detención Start & Stop es ideal para la ciudad, bajando el consumo notablemente y no solo el consumo, también las emisiones emitidas.

Calidad de Acabados
Como es costumbre en Volkswagen, el Passat goza de unos buenos acabados con unos ajustes óptimos.

Calidad de Materiales
Los materiales utilizados en el Volkswagen Passat son de buena calidad, no presentan problemas. Los plásticos al tacto son blandos.

Conclusiones
Resumiendo: el Volkswagen Passat con Kit R-Line conserva el buen hacer del Passat, su alto confort de marcha. Y, le otorga un aspecto deportivo que no desentona con su línea seria. A nivel dinámico el acabado R-Line le permite una conducción más decidida, suspensión rebajada y más enérgica. Que en este caso nos permite sacarle jugo a los 177cv del propulsor diésel. Un conjunto ideal para soltar adrenalina en carreteras reviradas o realizarse un viaje largo sin problemas. Valido para todo.

A favor: Bajo gasto de Gasoil, buena insonorización interna, acabados
A mejorar: Boca del maletero algo alta.

Redactor y probador: Daniel Galdeano Martínez
Fotos: Daniel Galdeano Martínez


         

Comenta o Pregúntanos