Por

Prueba Audi A3 Sedán 2.0 TDI

Audi A3 Sedan 2.0 TDI 150cv (9)

Probamos el nuevo Audi A3 en su versión sedán. Con anterioridad han pasado por nuestra redacción la versión compacta y la más familiar, Sportback. Siendo ahora el turno de la Sedán. A falta por probar la versión Cabrio y cerrar el círculo. La unidad probada venia dotada del motor diésel turbo alimentado de 2 litros y 150cv, en conjunto con un cambio manual de 6 relaciones. El 2.0 TDI de 150cv es, sin duda, el motor que mejor encaja en la versión Sedán de la última edición del Audi A3. Es un motor que se muestra muy lleno desde las 1750 revoluciones, dando lo mejor de sí en medios. Y estirando con fuerza pasadas las 4000 revoluciones. Todo esto con unos consumos muy ajustados que permiten poder realizar largos viajes gracias a su alta autonomía. El Audi A3 Sedán se comercializa con otras mecánicas, tanto en diésel como en gasolina. En diésel el 1.6 TDI de 105cv es el acceso a la gama. En el caso de los gasolina es el 1.4 TFSI de 125cv el que abre la gama, seguido por el 1.4 TFSI de 150cv COD y para completar la gama a falta de motores más prestacionales y sin contar el S3 él 1.8 TFSI con 180cv. Todos ellos pueden ir en conjunto al cambio automático S-Tronic. Externamente el Audi A3 Sedán es fácilmente reconocible, más grande y forma de berlina. Mayor maletero disponible. Una línea muy trabajada y depurada. Ideal para quien quiera una berlina pequeña. Internamente si comparamos esta versión Sedán con la normal compacta o con la versión Sportback que son las que hemos probado no se aprecian diferencias al margen de la estructural por ser una versión sedán.

Visibilidad
El actual Audi A3 Sedán no modifica mucho sus formas internas como para tener problemas de visibilidad para su conductor. La verdad es que en este aspecto el Audi aprueba con buena nota. La unidad probada disponía de faros bi-xenon y leds para las luces diurnas. También para las luces traseras. La capacidad lumínica de los faros de xenón del nuevo A3 Sedán es francamente buena. Mayor anchura y distancia iluminada que con unos faros convencionales halógenos.

Impresiones de Conducción
Habiendo probado en el Audi A3 los motores 1.6 TDI de 105cv, 1.8 TFSI de 180cv, 2.0 TDI de 184cv y el 2.0 TDI de 150cv del Sedán aquí probado, es sin duda este último el que mejor funcionamiento prestaciones/consumo obtiene. Es capaz de realizar el 0 a 100km/h en 8,7 segundos. Y dispone de una velocidad máxima de 220km/h. A lo largo de la prueba pudimos comprobar como el Audi A3 Sedán es un vehículo perfecto para todo tipo de uso. Desde un uso mayoritario por la urbe a poder realizar grandes viajes con él. También permite disfrutar de él en carreteras reviradas, donde el bastidor bien afinado nos hará pasar un buen rato. El 2.0 TDI de 150cv cumple muy bien en este tipo de conducción.

Frenada
Los discos montados en el Audi A3 Sedán con motor 2.0 TDi de 150cv son de unas dimensiones más que correctas, los delanteros son de 312 mm., ventilados. Los traseros son macizos. Cuenta con ABS de última generación y ayuda a la frenada de emergencia. El equipo de frenos se mostró a lo largo de toda la prueba capaz y sin motivos para desfallecer, no se hizo un uso reiterado de los frenos, en una conducción normal con dicho equipamiento tenemos una buena capacidad de frenada.

Tracción
Nuestra unidad era tracción delantera, pero podemos compra el nuevo A3 Sedán con tracción total (Quattro). Con tracción delantera y el buen par motor del propulsor diésel podemos tener pérdidas de tracción en salidas fuertes. Una vez en marcha es difícil apreciar esta falta de adherencia, el buen tarado de la suspensión las minimiza y, además, contamos con el control de tracción que asociado al ESP las mitiga del todo. A la hora de realizar la prueba dinámica en zonas reviradas no apreciamos pérdidas ni deslizamientos acusados en el Audi A3 Sedán, es más, decir que el límite de pérdida de adherencia de este vehículo con un buen calzado es alto.

Audi A3 Sedan 2.0 TDI 150cv (13)

Estabilidad
Gracias al buen recorrido de la suspensión y la dureza de la misma, el aplomo de este vehículo en curvas es soberbio, no se aprecian movimientos excesivos del vehículo en curvas enlazadas. El Audi A3 Sedán cuenta con ESP de serie, además de la regulación de la dureza de la suspensión electrónicamente (Opcional), que a la hora de buscarle las cosquillas al coche es un plus de seguridad en zonas reviradas.

Reposacabezas
Los reposacabezas delanteros son regulables en altura e inclinación, no son activos. Los traseros solo son regulables en altura. Tampoco son activos.

Cinturones
El Audi A3, cuenta con cinco cinturones del tipo estándar, 3 puntos de anclaje, van dotados con pretensores pirotécnicos y avisador acústico de cinturón no abrochado al emprender la marcha.

Bebes y Niños
La versión sedán del Audi A3 está pensada para un uso menos familiar que la Sportback que cuenta con un mayor espacio de carga en el maletero. El Sportback se hace ideal para el transporte de nuestro hijos o bebe, podemos llevar todo los bártulos necesarios que el maletero cuenta espacio suficiente. Los asientos traseros vienen provistos de anclajes ISOFIX que nos facilitan a la hora de anclar la silla de nuestro bebe.

Audi A3 Sedan 2.0 TDI 150cv (21)

Airbags
En seguridad activa el nuevo Audi A3 está muy completo, cuenta con 9 Airbags de serie, de conductor, acompañante (desconectable), de cortina delanteros y traseros, laterales también delanteros y traseros. Todo lo que sea por la seguridad de los ocupantes será bien recibido.

Euroncap
En las pruebas EuroNCAP el Audi A3 obtiene: 5 estrellas para la protección de ocupantes y 4 estrellas para la protección infantil un total de 35 puntos sobre 39.

Recuperaciones
Las recuperaciones del Audi A3 sedán 2.0 TDI están dentro de lo que cabe esperar de un vehículo así. El buen empuje del turbo desde pasadas las 1750 vueltas nos hará poder plantearnos maniobras y adelantamientos que de otro modo sería imposible. En recuperaciones en 3ª marcha son contundentes, en cuarta marcha si el motor decae de las 2000 vueltas tendremos unos segundos en los que el motor será muestra perezoso en entregar toda su potencia, por eso lo recomendable es engranar una marcha inferior para disponer de toda la potencia en el menor tiempo. Es un motor que dentro de su régimen útil de uso se muestra contundente a la hora de entregar la potencia. Permitiendo apurar las marchas sin pérdida de potencia.

Caja de Cambios
La unidad probada venia dotada de cambio manual de 6 relaciones. En funcionamiento la caja de cambios no presenta problemas, en frío es algo lenta y rasposa, en cuanto adquiere su temperatura de uso se vuelve más suave y fácil en el guiado. El escalonamiento entre marchas es perfecto para sacar el máximo provecho a la potencia del motor, la sexta marcha ha sido concebida para un desahogo del motor, bajando la rumorosidad y el consumo.

Audi A3 Sedan 2.0 TDI 150cv (26)

Circulando por Carretera
En carretera el Audi A3 sedán nos sorprenderá por su alta capacidad de motricidad y agarre, es un vehículo que se puede conducir de forma muy rápida y que también es válido para el día a día por su propulsor. Tiene unos consumos muy contenidos en carretera y autopista. En carreteras con el firme en mal estado, o con desniveles mal asfaltados, la suspensión de serie es capaz de filtrar perfectamente estas molestias. Si lo que nos gusta es que el vehículo se muestre más enérgico de suspensión la opción del pack S-Line es sin duda ideal para dicho cometido. En conducción decidida es un vehículo que se muestra muy neutro a la entrada de las curvas, no tiende a morrear ni hacer extraños. Muy fácil de llevar rápido y con un alto nivel de seguridad.

Circulando por Autopista
En autopista, el Audi A3 sedán con la relación más larga engranada es un vehículo muy confortable, el motor es practicamente inaudible desde el habitáculo, el sonido del viento a velocidades legales de autopista es muy bajo, un trabajo excelente de insonorización del vehículo. Los consumos son otro de los puntos fuertes de esta versión dotada de motor diésel. Con una conducción normal es fácil tener consumos cercanos a los 5 litros a los 100. Nuestro consumo se situó cercano a los largo de toda la prueba en unos 5,8 litros a los 100km. En ocasiones no superó los 6 litros a los 100km recorridos. La unidad probada venía bien equipado en cuanto a “gadgets” se refiere. Desde sistemas electrónicos que de modo continúo está analizando el tráfico por nosotros, para en todo momento sernos de ayuda. Como por ejemplo el avisador de cambio involuntario de carril, también el avisador luminoso en los retrovisores que nos avisara de que en el ángulo muerto del retrovisor hay un vehículo si queremos adelantar o cambiarnos de carril. Dispone también de un avisador de distancia con el vehículo que llevamos delante, nos avisa si vamos demasiado cerca de este. Y si existe peligro de colisión, frenara por nosotros.

Circulando por Ciudad
En ciudad el Audi A3 sedán gracias al 2.0 TDI de 150cv se muestra muy cómodo en su uso, dispone de mucha fuerza de bajas vueltas. Indispensable para un uso en ciudad. Permitiendo hacer uso de marchas largas. El Audi A3 sedán contaba con un sistema de asistencia en pendientes, deja frenado el vehículo uno segundos para ayudarnos a arrancar sin tener que hacer malabarismo para no dejar caer demasiado el coche, todo un acierto. El consumo en ciudad no es para nada alto, 7 litros a los 100km recorridos. Con mucha ciudad y uso del climatizador.

Calidad de Acabados
Lo acabados de este Audi A3 Sedán son buenos, abundan los materiales de buena calidad y presencia. Todos los plásticos encajan de manera correcta, no apreciamos ningún crujido en los mismos.

Audi A3 Sedan 2.0 TDI 150cv (29)

Calidad de Materiales
Lo materiales son de una alta calidad, desde el cuero del volante hasta los plásticos de las partes bajas de las puertas. En este caso felicitar el buen hacer de Audi.

Conclusiones

En conclusión: sin duda es por parte de Audi todo un acierto la salida al mercado de su versión sedán del Audi A3, es un nicho de mercado donde otras marcas como su hermana Volkswagen tienen un coche que da buenos resultados. El Audi A3 Sedán está en un término medio entre el A3 compacto y su versión familiar Sportback. El Sedán es un vehículo muy aparente y de buen tamaño que perfectamente puede ser la berlina de la casa si no queremos un vehículo tan grande como un Audi A4.

A favor: potencia, consumos, estabilidad
A mejorar: rumorosidad motor en frio, sonido rodadura neumáticos, boca de carga alta

Redactor y probador: Daniel Galdeano Martínez
Fotos: Daniel Galdeano

 

Comenta o Pregúntanos