Por

Prueba Peugeot 208 GTi 1.6 THP 200

Peugeot 208 GTi 1.6 THP 200

Durante una semana hemos tenido a nuestra disposición el pequeño utilitario deportivo de la marca francesa Peugeot. Se trata del Peugeot 208 en su versión más racing GTi, dotado de un propulsor turbo alimentado que genera 200cv de potencia. Extraídos del ya conocido 1.6 THP. Esta misma mecánica era la encargada de dar vida al anterior Peugeot 207 RC, con una potencia disponible de 175cv. Exteriormente el 208 GTi presenta suficientes cambios como para poder diferenciarlo de sus hermanos de gama. Sobre todo sabremos que estamos ante la versión GTi por las llantas específicas, la salida de escape doble y por las siglas GTi en el portón del maletero y en el marco de las ventanas traseras. Los paragolpes presentas también diferencias, pero en este caso muy sutiles para una versión GTi. En el interior, si nos quedaba alguna duda, con ver los asientos quedarán despejadas. Sujetan de maravilla el cuerpo, y cuentan con múltiples reglajes por una mayor comodidad. El motor probado en este 208 GTi es fruto de la ya extinta alianza del grupo PSA y BMW. Este 1.6 THP está siendo usado actualmente en varios modelos del grupo PSA. BMW poco a poco lo ha ido retirando de sus vehículos. Su sonido una vez arrancado es bonito, no excesivo. El volante, como ya hemos comentado en anteriores pruebas del 208, es de menor tamaño, ideal para un uso en ciudad. La dirección está demasiado asistida, en carretera se va endureciendo progresivamente con el aumento de la velocidad. El cuadro de instrumentos queda más alto, que para un servidor con una talla de más de 1,80m es ideal.

Visibilidad
Buena visibilidad, así podríamos definir a este Peugeot. El conductor no percibe grandes ausencias en la visión desde el puesto de conducción. La única pequeña pega es el Pilar A, demasiado grueso. En ocasiones puede dificultarnos la visión. Los retrovisores exteriores cuentan con un buen tamaño y son capaces de enseñarnos que sucede detrás del 208 sin problemas. El Peugeot 208 dispone de faros halógenos y luces diurnas mediante diodos luminosos. Los faros halógenos funcionan correctamente, sin destacar en nada. Son correctos para un uso normal. Sin conducimos mucho por la noche sin alumbrado artificial es posible que echemos de menos unos faros de xenón/LED. No disponibles como opción.

Impresiones de Conducción
Actualmente el Peugeot 208 se comercializa con sólo 6 mecánicas, dos diésel y cuatro gasolina. La de nuestra unidad es la más potente en gasolina, un 1.6 THP de 200cv. En gasolina podemos optar por un 1.6 VTI de 120cv o en diésel por el 1.6 e-HDI de 115cv. El 1.6 THP se muestra como un motor muy voluntarioso que cuenta con una buena patada pasadas las 2500 revoluciones, que aumenta pasadas las 4500, donde sube con fuerza hasta las 7000rpm. Es evidente que un motor gasolina es el más ideal para un vehículo que pretende ser de carácter deportivo. Su sonido es bonito, es muy aprovechable en conducción rápida, donde podemos sacar lo mejor de él. El margen útil de revoluciones es bastante amplio. Está claro que para una conducción decidida es mejor una mecánica gasolina y para eso tenemos este 1.6 THP. Pero si queremos disfrutar de las bondades del Peugeot 208 y hacemos muchos kilómetros al mes, el 1.6 e-HDI es la solución. Prestacional y ahorrador. Eso sí, dejará de ser un Peugeot 208 GTi.

Frenada
El equipo de frenos que monta el Peugeot 208 200 THP se compone de discos en ambos ejes. Delante discos ventilados de 302mm y detrás discos macizos de 249mm. ABS de última generación de serie. A lo largo de la prueba los frenos fueron utilizados de diversas formas: frenadas repetidas, frenadas prolongadas, bajar un puerto abusando de los frenos. Naturalmente todo dentro de unos límites de seguridad. En todas las pruebas los frenos cumplieron sin perder eficacia de frenado, sólo en una conducción muy decidida notamos una leve merma en la eficacia del conjunto que, para nada afecto a la hora de tener que detener el vehículo si se diera el caso.

Tracción
Mínimas pérdidas de tracción en el Peugeot 208 GTi 1.6 THP 200, el control de tracción se encarga de mitigarlas, en el acabado GTi es de serie. El Peugeot 208 GTi está más destinado a un uso deportivo. La suspensión es más enérgica que en otros 208 y permite uno menor balanceo de la carrocería. En curvas lentas acusa un pequeño deslizamiento del tren trasero si forzamos la trayectoria. En una conducción normal, el Peugeot 208 GTi es un vehículo muy cómodo teniendo en cuenta que es un GTi, con una buena calidad de rodadura, no presenta perdidas de tracción en curvas enlazadas.

Estabilidad
Habiendo probado el Peugeot RCZ con motor 200 THP. Hermano mayor del Peugeot 208 GTi, ambos comparten mecánica. Decidimos someter al 208 GTi a una pequeña prueba de conducción decidida. Y por ello nos fuimos a la carretera más ratonera que pudimos encontrar. Donde de primera manos pudimos ver y notar como el buen bastidor y suspensiones permiten que el 208 GTi vaya soldado al suelo y tenga un alto paso por curva. Es un vehículo muy fácil de llevar rápido, perdona mucho. No hace nunca ningún amago de sobreviraje o subviraje (conducción decidida respetando los límites de la vía), todo controlado. Es sonido del motor enamora cuanto más alto de vueltas va. Es un sonido bien trabajado ya que no sólo suena de escape. También procede de la admisión del motor. Un sonido ronco que según el motor sube de vueltas se va agudizando. Bonito, muy bonito. Esperemos que en el futuro exista un Peugeot 208 RC y suene como poco igual de bien que este.

Reposacabezas
El Peugeot 208 GTi homologa cinco plazas. Viene equipado con cinco reposacabezas. Los delanteros son regulables en altura e inclinación. Los traseros solo son regulables en altura. Ninguno de ellos es activo en caso de accidente.

Cinturones
Al igual que sucede en el caso de los cinturones, el Peugeot 208 GTi monta cinco. Los cuales son del tipo estándar, los delanteros además incorporan pretensores pirotécnicos y avisador acústico de cinturón no abrochado al emprender la marcha.

Bebes y Niños
La unidad probada del Peugeot 208 GTi tenía tres puertas, que complica un poco el acceso a las plazas traseras. En las plazas traseras el Peugeot puede llevar como opción el sistema de anclaje de sillitas ISOFIX. El maletero, de buen tamaño, dispone de 285 litros de capacidad.

Airbags
En materia de seguridad el 208 viene bien surtido. Tiene 8 Airbag de serie. No podemos solicitar más ni como opción, pero la verdad, tampoco le hacen falta más.

Euroncap
En las pruebas EuroNCAP el Peugeot 208 obtiene: 5 estrellas para la protección de ocupantes y 5 estrellas para la protección infantil un total de 35 puntos sobre 39.

Recuperaciones
Antes de saber en cuanto realiza el 0 a 100 Km. /h el 208 GTi o su velocidad máxima. Sólo por sus sensaciones se puede comparar prestacionalmente a un Renault Clio RS. Y eso que el Clio dispone de cambio automático. Que siempre otorga un mejor tiempo de aceleración. El 208 GTi con el 1.6 THP de 200cv realiza el 0 a 100 Km. /h en 6,8 segundos. La velocidad máxima según ficha técnica es de 230 Km. /h. En la práctica, y sin las cifras en la mano, el Peugeot 208 GTi es un vehículo rápido en recuperaciones, sus 200cv son capaces de permitirnos efectuar adelantamientos en un corto espacio de tiempo.

Caja de Cambios
El 208 GTi se comercializa sólo con caja de cambios manual. Una caja de seis relaciones. Que es la misma que usa el RCZ THP 200. Es más directa en cambios. Su uso en conducción decidida es bueno, no da fallos y nos permite cambiar muy rápido de marchas. El tacto es más mecánico, al contrario que la otra caja manual montada en los Peugeot 208 HDI y VTi.

Circulando por Carretera
Es evidente que el 208 GTi es un vehículo que necesita de vez en cuando ver carretera abierta y sobre todo zonas reviradas. Que es donde mejor se comporta y donde mejor lo pasa su conductor. El conjunto de suspensión del 208 GTi es muy enérgico, pero para nada duro o molesto a los baches, es eficaz en zonas de curvas lentas y en ciudad relativamente cómodo. No es como la suspensión de un Audi con kit S-Line que si es más seca y transmite más sensación de lo que hay debajo de las ruedas a sus ocupantes. La suspensión del 208 GTi filtra mejor en este sentido. En este tipo de vía el consumo medio que obtuvimos a los 100 Kms recorridos fue muy bajo, situándose en 7,2 litros a los 100km. El homologado por la marca es de 4,7 litros a los 100 km.

Circulando por Autopista
En autopista, aun se hicieron más evidentes los buenos puntos ya destacados en carreteras nacionales. La comodidad que nos dio el 208 GTi por autopista es digna de una buena berlina. En ningún otro utilitario habíamos tenido esta buena sensación. El consumo medio que nos llegó a marcar el ordenador de abordo fue de 7,5 litros a los 100km, verdaderamente increíble. Estos consumos los obtuvimos a una velocidad de 120 km/h. Lo que también destaca del 208 GTi en autopista es una dirección demasiado asistida, aunque según aumentamos la velocidad se endurece. Pero aun así sigue siendo demasiado asistida para este tipo de vehículo. También es una dirección muy directa, con girar poco el volante ya tenemos mucha capacidad de giro. Ideal para ciudad.

Circulando por Ciudad
En ciudad se encuentra como pez en el agua, se podría decir que es su mejor terreno por tamaño, pero es que lo son todos para él. En ciudad su consumo es muy bueno, gasta poco en comparación con otros propulsores gasolina de caballaje parecido. La suspensión absorbe a la perfección cualquier irregularidad del pavimento. Dado su tamaño se aparca con facilidad en cualquier sitio, en este caso si ayuda tener una dirección muy asistida que se puede mover casi con un dedo.

Calidad de Acabados
En esta versión del 208 GTi, los acabados interiores son muy correctos. Abundan los buenos materiales a la vista. Los plásticos duros quedar relegados a zonas no visibles o directamente no existen.

Calidad de Materiales
Los materiales empleados en la gama 208 GTi de Peugeot son buenos, desde los plásticos visibles a la piel de los asientos, volante, freno de mano, etc…

Conclusiones
En resumen, el Peugeot 208 GTi es rival directo de vehículos como el Ford Fiesta ST o Volkswagen Polo GTI, el Volkswagen Polo R WRC juega en otra liga. Es un vehículo prestacional con bajos consumos. Que permite poder hacer uso de él diario. Ya sea por sus parcos consumos como por el tarado de su suspensión, siendo este firme en carreteras reviradas pero a la vez lo suficientemente confortable para ciudad.

A favor: consumo del propulsor, comodidad de marcha, habitabilidad interior.
A mejorar: Sonoridad del motor en autopista autovía, visibilidad lateral, acceso plazas traseras.

Redactor y probador: Daniel Galdeano Martínez
Fotos: Daniel Galdeano y Pablo Nez


       

Comenta o Pregúntanos